No quiero hacer trampa – Vol 1 – Capítulo 4 (1)

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami

Corregido por YukiroSaori


[POV Mira]

—¡Oh, Mira está regresando a casa! [1] —anuncia uno de los aldeanos del pueblo.

¿A quién llamas mujer divorciada? [2] No recuerdo haber dejado la casa como una novia, ¿sabes? ¡Sólo soy una niña de 5 años!

Llegue al pueblo, cuando el sol empezaba a caer. Los aldeanos regresaban de cazar, y al verme comenzaron a burlarse amistosamente.

—Señores… Los caballeros están heridos. Quiero pedir ayuda y un carruaje al jefe de la aldea. ¿Está en casa?

—¡¿Qué?! Iré y reuniré algo de ayuda. ¡Conseguiré al menos 10 personas que actúen como guardias! —dice el señor Bean.

—Ah, espera un seg…

Antes de que pudiera terminar, el señor Bean se escapó. No tuve tiempo de detenerlo. Me quedé con dos de los cazadores.

—Qué idiota. Incluso si reúne a todos y se va ahora, solo podrán llegar por la noche —comenta uno de los aldeanos.

—Es cierto. Sin embargo, Mira, que se fue esta mañana, logró regresar esta noche. Eso significa que no están tan lejos, ¿verdad?

—Umn. Debido a que enfermé mientras viajaba en el carruaje, nuestro paso fue lento. Cuando estábamos almorzando, fuimos atacados por una bestia mágica. Para llegar más rápido, decidí usar un caballo.

No hay reloj y como estaba durmiendo durante el viaje, no sé la hora exacta pero, creo que hicimos un recorrido de unas 4 horas. El viaje de regreso tomó, aproximadamente, 3 horas. Aunque el caballo solo lleva el peso de un niño y cuatro espíritus, no sé si tienen peso o no, el descanso del caballo también se incluyó en ese tiempo. Si salimos ahora mismo, deberíamos llegar al campamento  por la noche pero, estaríamos de vuelta a medianoche.

Los aldeanos me aconsejan y me dan ánimos.

—Después de avisar al jefe de la aldea, deberías regresar a casa y descansar, ya que has estado viajando todo el día, debes estar cansada.

—Es verdad. Si quieres irte a primera hora de la mañana, el jefe de la aldea estará de acuerdo. No hay necesidad de perseguir a ese tonto de Bean.

Ellos intercambiaron miradas y asintieron entre sí.

El señor Bean es una buena persona, pero es descuidado: tiene una tendencia a hacer las cosas sin escuchar toda la historia.

—Entonces, haré lo que dicen.

Le doy una mirada al Espíritu de Tierra y éste le pide al caballo que vaya hacia adelante, lentamente.

—¡Qué tengas un buen descanso! —dicen al unísono.

—¡Gracias!

Nos alejamos mientras agitaba mi mano para despedirme de ellos.

♦ ♦ ♦

[Punto de Vista Omnisciente] 

Zil miraba con los ojos entornados a la pequeña niña de cabello tortuga mientras se alejaba, de pronto murmura algo.

—¿Hm?

—¿Qué pasa, Zil? —Quien nota la extraña mirada de su amigo fue Pom.

—¿Esa no es Mira? Su pierna no puede alcanzar el estribo, pero está montando el caballo muy bien.

Pom se sobresalta por lo que estaba viendo. Esas pequeñas, delgadas y frágiles piernas están sobre la silla de montar pero, el estribo estaba muy por debajo de ella,  por supuesto, tiene 5 años, por lo que sus pies no podrían alcanzarlo…

—Dios mío, tienes razón. ¿No es eso peligroso?

—Aunque es peligroso, regresó a salvo sola.

—¿Podría ser que el Mago le otorgó su protección?

—Tal vez.

—Eso es increíble.

El mago que había venido a la Aldea Ilga aún es joven, pues parecía estar en sus 20 años. Sin embargo, al parecer es una persona influyente. Es maravilloso que Mira y Gai hayan conocido a una persona tan buena que puede guiarlos, tanto Zil como Pom dieron su aprobación.

Mira estornuda y tiembla, mientras se hace más pequeña en la distancia [3].

♦ ♦ ♦

[Punto de Vista Narrador]

—¡Por favor, enséñame magia! —Inclinándose profundamente, Gai habla con entusiasmo.

Habían pasado varios minutos desde que Mira fue a pedir ayuda. Swyn esta sorprendido por la reverencia inesperada de Gai.

Su amiga de la infancia, sorprendentemente, fue capaz de copiar y amplificar la magia de tierra, que Swyn les había mostrado antes. No sería extraño que su espíritu competitivo fuera agitado, después de todo es un niño.

Aunque, querer competir con el poder mágico de esa chica…. ¿Será por que es joven o por su inocencia? 

Es lo que piensa Swyn, quien también es joven aun.

—Soy un poco mayor que Mira, así que pensé que yo tendría que protegerla. Sin embargo, Mira es muy fuerte, pudo derrotar a una bestia mágica por sí misma.

—Si lo dices de esa forma, ¿no somos nosotros, adultos lamentables por haber recibido ayuda de una niña? ¿Es eso lo que quieres decir? —responde Swyn a Gai.

Espontáneamente, los ojos de los demás apuntan hacia Gai.

—No. Pero, no importa lo fuerte que sea, no creo que Mira pueda hacer todo por sí misma. Quiero hacerme más fuerte… quiero ser un chico que pueda ayudar a Mira.

—¡Bien dicho! —gritan los caballeros—. Como todo un hombre, ¿verdad?

Los caballeros lo elogiaron, por lo que el niño avergonzado se rasca la cabeza. Al ver esa agradable escena, Swyn sonríe.

—Y además, no puedo perder contra ese espíritu de tierra —refunfuña Gai.

—¿Qué? —corean los caballeros al mismo tiempo.

—¿Espíritu?

Confundido, Swyn trata de confirmar.

—Sí. El espíritu de tierra se convirtió en un adulto después de recibir el poder mágico de Mira. En el momento en que Mira montó el caballo, él comenzó a caminar, de alguna manera, me sentí irritado con él.

¿Cómo es posible eso?, se preguntaban los adultos mientras miraban a Gai..

Guze y Blum están en el centro, ya que no pueden moverse debido a sus costillas rotas, reunidos, los adultos sostienen una discusión.

—Oye, no puedo ver ni a los espíritus pequeños… —dice el capitán Kenan.

—Eso es obvio, tampoco puedo ver a los espíritus pequeños —confirma Panama.

De pronto todos los caballeros se preguntan lo mismo.

—¿Qué está ocurriendo entonces? ¿Mago Coolyard?

—Eso no significa que él pueda verlos —los interrumpe Swyn.

—¿Sientes la presencia de los espíritus? —preguntan entre todos.

Swyn se convierte de pronto en el centro de atención. Él no tiene ojos que puedan ver el poder mágico o a los espíritus, como la mayoría de los magos. Sin embargo, si hubiera una gran cantidad de poder mágico concentrado en un solo lugar, incluso si no pudiesen verlo, podrían sentirlo. Esa capacidad se llama percepción, mientras que la capacidad de verlos se llama visión del espíritu.

Por ejemplo cuando Mira llamó a los espíritus, la mirada de Swyn se desvió hacia ellos.

—Cuando Mira flotó para montar a caballo, creo que el espíritu de la tierra la sostuvo.

Los caballeros asintieron. Aunque estaban sorprendidos en ese momento, era bien sabido que los espíritus pueden mover cosas. Las bromas de los espíritus, principalmente, son como mover una taza que alguien quería tomar, o comer la última pieza de un aperitivo.

—Cuando el caballo galopaba, sentí una presencia que rodeaba a Mira por detrás.

—Eso me recuerda que, aunque al principio se balanceaba algo inestable, de repente, permaneció estable —reflexiona Panama.

Panama pone su dedo en su barbilla y estuvo de acuerdo con Swyn. Cuando montaba con una mujer o un niño, los rodeaba con la mano para que no se cayeran del caballo.

—En otras palabras, deben ser celos —decreta Panama.

—Incluso si no puede verlo, puede sentirlo, eso es increíble —comenta Guze.

—¿Celos? —El capitán Kenan está sorprendido.

—Qué increíble. Debido a sus celos, su habilidad de percepción aumentó, ¿eh? —Blum finaliza la conversación.

Gai, quien nota que los adultos lo observan con una mirada de ternura, no tenía idea de lo que estaban hablando, mira directamente a Swyn.

—¿Podrías enseñarme magia?

Swyn hace una sonrisa irónica y asinte. Incluso si dijera que no lo haría, Gai no se rendirá. Pero si no lo vigilaba con cuidado, correría el riesgo de que Gai actuará precipitadamente, al usar su poder mágico de atributo fuego, por lo que era mejor así.

Anteriormente, con la magia del viento, Swyn envió un ave de transmisión para enviar un informe a la capital. Informó que, por el bien de los caballeros heridos, tendrían que regresar a la aldea de Ilga y recuperarse allí. Y, debido a que el carruaje había sido destruido por la bestia mágica, pidió que lo recogieran.

Solo podía transmitir el mensaje a las personas que conoce y pueden usar magia del viento, por lo que no podía ponerse en contacto con la aldea. A pesar de que cada aldea tiene una rama de la Sociedad del Espíritu, la rama de la Aldea Ilga no tiene ningún mago. El Rey del Espíritu del Viento podía actuar como una terminal, pero no está conectado a una red, por lo que no había nadie que pudiera contactar con los caballeros que patrullaban.

Había cazadores entre los aldeanos, pero incluso después de haberse familiarizado con ellos durante su estancia, no había nadie con un atributo de viento entre ellos, por lo que no se podía evitar.

Dado que los magos activos con atributos de viento, que pueden usar un Ave de Transmisión tienen una gran demanda, tienden a concentrarse en áreas urbanas. Swyn siempre pensó que si el mensaje no era realmente importante, al menos sería posible enviarlo a través del transceptor de piedra mágica.

Tomará tiempo para que la respuesta de la capital llegue. Aunque el viaje de la capital a la aldea Ilga no tendrá ningún problema en especial, se encuentra bastante lejos. Además, tomará tiempo que el gremio confirme lo sucedido con el estado de la bestia mágica derrotada y basado en sus conductas pasadas, tomará tiempo para que el gremio lo confirme. Por lo que es posible que se necesiten dos semanas para ser recogidos. Era tiempo más que suficiente.

—Entonces, te enseñaremos combate real.

Kenan da unas palmaditas en la cabeza a Gai, y este lo mira con ojos brillantes.

—¿De verdad?

—Por supuesto. Ya que también soy un atributo de fuego.

—Aunque usaremos el método de enseñanza de un caballero —dice Blum.

—Aunque no podemos ganar contra un Devorador de mana.

Al escuchar lo que dice Guze, Kenan deja de acariciar la cabeza de Gai, mira a su  subordinado y con una sonrisa diabólica dice:

—Ustedes tres bastardos. Después de que se recuperen, esperen correr 10 kilómetros cada uno.

—¿Qué…? ¡Demonio! —Blum no puede creerlo.

—Eso es cruel, capitán. —Se queja Guze.

—¿Por qué también fui arrastrado a esto? —dice un resignado Panama.

—Responsabilidad conjunta —responde el capitán.

Los brillantes ojos del niño, admiraban a los adultos frente a él. Apretó el puño y lo levantó.

—¡Voy a derrotar a un Devorador de mana!

—Imposible.

—No va a suceder.

—No hay posibilidad.

—Eso no es posible.

Al escuchar las respuestas de los caballeros el puño levantado perdió su fuerza.

—¿Por qué no puedo hacerlo?

—Incluso si te molesta, lo imposible sigue siendo imposible. La magia de fuego es diferente de la magia de la tierra, no tiene peso. Incluso si lo golpeas con magia de fuego, no habrá daño y solo será absorbido —explica Kenan.

—En el caso de Mira, quizas si usa un golpe de fuego puro, podría derrotarlo  —comenta Panama.

Eso es posible.

Todos, en ese momento, instantáneamente, estuvieron de acuerdo dentro de su corazón.

—Incluso la Magia de Tierra como la que usó Mira, si la pared hubiera estado incompleta, o si solo hubiese habido un agujero, sería suficiente para que el Devorador de mana lo destruyera o evadiera —continua el capitán Kenan.

—Si hubiese sido así, ese sería el resultado —dice Blum con una sonrisa irónica. Swyn también esta de acuerdo con ellos y añade:

—Crear una pared que no se agriete incluso después de ser embestida por una bestia mágica que fortaleció su cuerpo con poder mágico, y un agujero que lo hizo caer bajo tierra, donde el fortalecimiento de su cuerpo resultara inútil. Puede sonar  como una estrategia simple, pero fue realmente efectiva contra esa bestia mágica.

—Lo más importante —dice Blum—. Se necesita una cantidad absurda de poder mágico.

—Por los cielos. ¿Cuántos magos se necesitan para crear esa magia?

Kenan hace una broma, pero nadie responde. Gai podría no conocer los estándares, pero los demás entendieron que no era algo para reírse y sellaron sus labios. Tal vez, era igual a unas 30 personas con poder mágico promedio. Por supuesto, un niño de 5 años no tendría la cantidad de poder mágico que tendría un mago típico.

—Gai. Aprende lo básico. También quiero que Mira entienda lo básico.

Swyn vuelve al tema, un poco por la fuerza. En primer lugar, Gai dijo que quería aprender sobre magia, así que lo haría. Los caballeros tampoco continuaron más con este tema.

—Al igual que lo que he dicho en el carro, la magia es imaginar un fenómeno, usar el poder mágico como su combustible y pedirle a los espíritus que lo cumplan. El atributo de magia de fuego se llama Magia de Fuego. ¿Recuerdas esto?

—Sí, Señor Swyn.

Al escuchar la respuesta enérgica, Swyn asiente con satisfacción.

En la academia, primero les enseñarán es como usar la magia estandarizada. Cuando el poder mágico de una persona es insuficiente, para efectuar una magia, varios magos pueden recitar un mismo canto para lograrlo, aunque para ello necesitan tener la misma imagen. De lo contrario, los espíritus podrían confundirse y terminar en un intento fallido o “fuego perdido”.

Además, es más fácil enseñar a los estudiantes magia estandarizada. Esa, es una de las razones principales, sin embargo, la desventaja de esta es que en una situación de combate, los cantos, pueden predecirse fácilmente.

Un canto es indispensable, en especial, en situaciones de combate donde transmitir una imagen detallada es complicado. Pero, para que los espíritus cumplan con la solicitud, el lanzador no pude murmurar, debe por lo menos susurrar el canto a los espíritus de viento, de lo contrario no será escuchado. Esto ha motivado investigaciones para lograr obtener cantos originales, más cortos y más efectivos.

—FacemTorch [6], que funciona como el sustituto de una lámpara, fue la base de la Magia de Fuego al crear y manipular el fuego. La magia de ataque comienza con Globus Ignis [5]. Haz tu mejor esfuerzo para aprenderlos.

—¡Sí! No, quiero decir, ¡sí señor Swyn!

El chico está desbordando motivación.

Eso es bueno. Al compararse con su amiga de la infancia, no se lamentó por las cosas que no podía hacer, sino que decidió mejorar en lo que si podía hacer. De esa manera, se volverá más maduro.

Swyn también pensó en que debería trabajar un poco más duro. Si entrena su cuerpo, puede aumentar su cantidad de poder mágico. Pues su único medio es consumir es consumir gran cantidad de poder mágico y luego dejar que se recuperara. Al darse cuenta de que su poder mágico no podía crecer más, se dedicó a estudiar magia, pero ahora decidió reiniciar el entrenamiento.

Siempre hay un cielo sobre el cielo. Lo entiende, pero… los adultos nunca pensaron que habría una existencia que desafiara tanto el sentido común.

Y así, al mediodía del día siguiente, cuando regresó la chica que desafía todo lo conocido. El chico de sencilla personalidad hizo, rápidamente, una demostración de la magia que, de alguna manera, logró aprender. Aunque sigue siendo crudo. Entonces, la niña al verlo, realizó una modificación impensable. Dejando a los adultos sin medios para entender lo que ella había hecho.

♦ ♦ ♦

[POV Mira]

—¡Recibe mi maná y quema la nada! ¡Globus Ignis!

Gai lanza su magia. Con un sonido ruidoso, un fuego del tamaño de la palma de un adulto explota, dejando una marca de quemadura en la superficie de la roca donde golpeó.

—Woooo.

Voces de admiración y aplausos resonaron bajo el cielo azul. Gai con orgullo me mira. Emocionado sin poder controlar su gran sonrisa.

—¿No fue increíble, Mira?

—Sí. Increíble. Puedes usar dos tipos de Magia de Fuego con solo estudiar de la noche a la mañana.

Decidí ir en el carruaje de rescate junto a mi papá Egil, el hermano mayor de Gai, Zack, y Kuga quien es un herrero y ex-cazador. Terminamos de almorzar y estamos tomando un descanso, ahora, Gai nos muestra su recién aprendida magia de fuego FacemTorch y Globus Ignis.

Comenzó con Globus Ignis.

El espíritu de fuego, que está ayudando a Gai en su magia, me saluda desde su hombro.

Que lindo.

Sin embargo, me doy cuenta de un problema. Hay otro espíritu de fuego jugando sobre la rodilla del espíritu de la tierra, que está sentado a mi lado. Ambos espíritus de fuego son casi idénticos. Pero el tinte del rojo, la vaina de la daga y los patrones en su cintura difieren ligeramente.

Es como el juego de encuentra las diferencias. Desde ahora en adelante, los espíritus y yo actuaremos juntos, es necesario para mí detectarlas rápidamente.

También debo darles un nombre. Es inapropiado llamarlos segun el elemento. Además, aunque solo hay dos espíritus de fuego sin nombre en este momento, cuando llegue a la Academia, creo que habrán más espíritus. Si digo “espíritu de fuego”, tal vez todos los espíritus de fuego volteen sus cabezas hacia mí. No será algo gracioso.

Es como cuando gritas “Tanaka” [6] en el centro de la ciudad y luego todos los Tanaka que no conoces miran hacia ti.

Como envidio a la gente que no puede verlos. ¿De dónde vienen los espíritus o a dónde van? ¿Por qué solo se aparecen cuando hay poder mágico? Podría, simplemente, dejar estas preguntas sin respuesta.

Pero, como puedo verlos, no puedo evitar pensar en, ¿dónde han estado estos niños? ¿Por qué solo vienen cuando se usa la magia? Y otras preguntas más.

Si la existencia de espíritus es correcta, entonces es correcta. Si se van, entonces es difícil obtener poder mágico. 

Hay tantas cosas que quiero profundizar  sobre esto.


[1] La frase utilizada en esta expresiòn es cuando la mujer que regresa a casa de sus padres despuès de divorciada.

[2] Juego de palabras japonés, se perdió en la traducción inglesa.

[3] Haciendo referencia a que alguien hablaba de ella.

[4] Antorcha de Fuego en Latín.

[5] Bola de Fuego en Latín.

[6] Un nombre muy común en Japón, 8 de cada 10 llevan ese nombre.

Ayanami
Y aunque nos tardamos estamos de vuelta!!! Gracias infinitas a BeeMiracle por tomarse el tiempo de traducir esta hermosa novela!!! Ahora sí, esperen actualizaciones con más frecuencia, sólo que como los capítulos son largos lo divideremos, pero esto es para tratar de que salgan lo antes posible, gracias por seguir con nosotras.

| Índice |

3 thoughts on “No quiero hacer trampa – Vol 1 – Capítulo 4 (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *