No quiero hacer trampa – Vol 2 – Capitulo 1

Traducido por Lugiia

Editado por Yusuke


[POV Mira]

Gai y yo nos dirigimos al campo de entrenamiento de la orden de los caballeros. Aunque normalmente estudiamos o almorzamos con la princesa en los días libres, hoy estaremos con Blum y almorzaremos en la cafetería de la orden.

Será la segunda vez que practique magia de vuelo. Al principio, ya que tengo dos puntos problemáticos: miedo a las alturas y a las altas velocidades, pensé que no se podría evitar si me rendía con la magia de vuelo, pero… en la fiesta de té que se realizó siete días después del campamento, decidí practicarla.

Ese día, la princesa, mientras miraba la ciudad desde la ventana del castillo, dijo inadvertidamente:

—Me pregunto si la capital se ve diferente desde el cielo que desde mi ventana.

Se sorprendió con sus palabras y se cubrió la boca.

—S-Sólo pienso que también quiero intentar volar. Entiendo que en este momento, es un problema serio para ti, Mira. Solo me arrepiento que no logres recordar el paisaje aquella vez y…

—Yo entiendo, princesa.

Le sonreí y la calmé. No pude responderle lo demás. Esa vez, la situación era muy grave, así que no tuve tiempo de disfrutar el paisaje. Pero…

—Algún día, seguramente, te llevaré a los cielos, princesa. ¿Puedes esperarme hasta entonces? —le dije con una gran sonrisa, mientras pensaba que es muy linda cuando está nerviosa. Estuvo sorprendida por un tiempo, pero después sonrió.

—Sí.

♦ ♦ ♦

Debido a esa promesa, al día siguiente con la ayuda de Gai, fui a consultar al mago maestro Gringam.

—Hmm. No tienes más opción que entrenar pacientemente y familiarizarte con la altura y la velocidad, ¿verdad? Hay dos métodos de práctica que se me ocurren. El primero es, mientras estás en estado de unificación con un espíritu de viento, saltar desde una escalera e ir incrementando los escalones con el tiempo. El segundo es flotar lentamente y poco a poco aumentar la altitud. Más o menos así —dice Gringam.

El mago maestro acaricia su esponjosa barba mientras luce pensativo.

—Pero sabes —continúa—, con este método, hay un punto que me preocupa.

—¿Cuál? —pregunto.

Como no sé qué le preocupa, ladeo mi cabeza confundida.

—Durante la unificación con un espíritu, puedes influir magia directamente por tu cuenta, ¿verdad? Ciertamente en el informe, cuando comprimiste el aire, solo diste instrucciones verbales. Entonces, cuando comenzaste a volar, no hiciste ningún detalle en particular. Así que no le diste ninguna instrucción precisa al espíritu, ¿verdad?

—Ah, ahora que lo mencionas…

Tiene razón. Cuando estaba cayendo, solo di instrucciones verbales para crear la pared de aire comprimido, pero cuando estaba volando no dije nada. En ese momento, solo pensé que el vuelo reflejaba lo que imaginaba inconscientemente.

—Gringam, ¿puedo probar usar magia sin cantos?

—¡Oh, por supuesto! O mejor dicho, quiero verlo.

El mago maestro inclina su cuerpo hacia delante de la emoción.

Dejo mi asiento y me dirijo hacia la puerta. Junto a la oficina donde los libros y documentos están apilados en todos lados, en línea recta desde la puerta de la habitación está un balcón, el único espacio abierto en este lugar. Por cierto, la oficina está en un sitio bastante alto. El paisaje que puedo ver desde la ventana me asusta un poco, pero como hay una distancia más que suficiente entre la ventana y yo, puedo soportarlo.

—Rufi, quiero probar algo, así que préstame tu ayuda.

Para responder a mi llamado, una luz verde aparece en la habitación, y justo después una chica hermosa sale de ella.

Con un cabello verde corto desde atrás, que se hace más largo al frente, un traje de caballero acentuado con verde, y una gran ala en su espalda: ella es Rufi, el espíritu de viento contratado por mí.

—Rufi, quiero intentar usar magia en el estado de unificación.

—Sí, maestra.

Sin preguntar por qué, la chica sonríe, desaparece en el viento y entra en mi cuerpo. Entro en un estado de unificación con Rufi y unas alas aparecen en mi espalda. Extiendo mi mano hacia delante y lo imagino.

¡Comprime el aire y haz una pared fina y firme!

Normalmente, usar magia sin cantos es imposible. Sin embargo, justo como lo imaginaba, en frente de mi mano, aparece un círculo mágico. La luz verde-dorada brilla mientras se dibuja un símbolo creciente de viento.

—Increíble, un círculo mágico realmente aparece sin cantos —dice Gai.

—Déjame verlo. Intentemos pegarle con algo —sugiere Gringam.

Gai abre su boca mientras mira el círculo mágico. El mago maestro Gringam arruga un papel, que tiene varios errores de escritura, en forma de bola y lo lanza hacia el círculo mágico. La bola de papel golpea una pared de aire invisible y cae al suelo.

—Hm, como habíamos dicho, es posible hacer magia sin cantos. Por lo tanto, durante la práctica, como precaución para que tu magia no se descontrole por tu miedo, es mejor si hay un caballero mágico con atributo de viento presente. ¿Pero quién será adecuado para esto?

Ya veo, así que su preocupación es que mi magia se descontrole.

Después de entender su razonamiento, intento preguntarle a Gringam.

—¿Estas ocupado?

—Si me preguntas directamente eso, diré que sí. Sin embargo, el mayor problema es que soy un mago de tierra. No tengo confianza en que pueda evitar que tu magia se descontrole solo con piedras mágicas. Además, los jóvenes tienen más poder físico.

—¿Entonces Swyn está fuera de discusión?

—Ese chico también tiene el mismo atributo que yo. Sin embargo, si bien tu criada Emel Sheeda es una maga de viento, no está calificada. La cantidad de maná que tiene no será suficiente para detener magia fuera de control.

—¿Qué hay de Blum? Su atributo es viento, ¿verdad? —sugiere Gai.

Aplaudo a esa propuesta.

—Blum, ¿verdad? No será un problema… pero estas proponiendo a alguien que conociste no hace mucho.

—Cuando estas casteando magia, es mejor si no estás muy nervioso, ¿verdad? Aprendí eso en clases —digo.

—Ah, ¿así que una niña que usa su primer encantamiento contra un Devorador de Maná puede sentirse nerviosa también…? —dice Gringam seriamente mientras aparta la mirada. Por favor, no menciones eso. Solo pude hacerlo porque estaba molesta…

—Conocer a un caballero mágico es más estresante que un Devorador de Maná, ¿verdad? —digo.

El mago maestro se ríe de corazón.

—Hay personas que poseen mayor poder mágico que Blum, si intentas conocerlos, puede que te agraden más de lo que crees. Si no tienes prisa, puedo hacerte una lista de candidatos de los caballeros mágicos con atributo de viento para que elijas —continúa.

Acepto su propuesta con gratitud… así que le dejo el asunto de los candidatos a él, pero no sé por qué, hay una gran cantidad de personas.

Varios días después, cuando visito con Gai la oficina del mago maestro Gringam, solo puedo reírme al ver la larga lista de nombres de los candidatos. Que personas tan ambiciosas. Entonces, reconozco el nombre al inicio de la lista.

—Blum también está en la lista. Además, es con la recomendación de Gringam.

—Ya que es tu primera opción.

—Entonces, como era de esperarse, por favor deja que él lo haga.

La persona que esté presente en mi práctica estará directamente en contacto con una nueva forma de magia. La magia de vuelo tiene un punto problemático ya que usa bastante maná, por lo que es difícil que la dominen, pero lo que los candidatos quieren saber es sobre el método para lograr la unificación con un espíritu.

No conozco la condición para permitir la unificación, pero en este estado, es posible usar magia sin cantos que se considera imposible. Creo que para los candidatos, será un resultado muy satisfactorio si pueden aprender sobre esto aunque sea un poco.

Ciertamente, aparte de no poder volar, podría mostrarles mi unificación con Rufi. Sin embargo, en este momento me encuentro en el primer paso para volar. No significa que deba ser alguien que conozca, pero como su papel será vigilarme repetidamente al saltar de las escaleras, me sentiré incómoda si se lo pido a alguien que no conozco.

♦ ♦ ♦

Por eso, le pedí ayuda a Blum para la práctica. Terminé costándole la mitad de su día libre.

—Aún si la persona dio su permiso, ya pasa la mayor parte de su tiempo trabajando y entrenando, así que pensamos, ¿no le molestará darnos parte de su tiempo libre? Sería malo si ocurriera —digo.

—Por lo tanto, nos lo encontramos en su día libre. Pero entonces, Blum es ese tipo de persona, ¿verdad? Adicto al trabajo —dice Gai.

—En ese entonces, dijo que el lugar de encuentro sería en el campo de entrenamiento de la casa de la orden de los caballeros. Cuando llegamos, no almorzó después de su entrenamiento —digo.

—Aunque le dijimos que esperaríamos a que terminara de comer, dijo que ya era el tiempo que había prometido para participar en el entrenamiento de Mira así que no comería —concuerda Gai cruzando sus brazos y asiente.

Sí. Sin haber comido, Blum me observó continuamente mientras saltaba de las escaleras.

Por cierto, comencé a saltar desde el escalón más bajo. Como pensé, no sentí miedo a esa altura, pero me sentí nerviosa con Blum de pie vigilándome.

Si bien se llama práctica de magia de vuelo, solo saltaba para familiarizarme con las alturas.

—Es tu tiempo libre, ¿verdad? Creo que mi magia no se descontrolará en esta etapa, así que no hay problema si comes —le sugiero.

—Es mi deber proteger a Mira de que la magia de viento se descontrole en el momento crítico. En mis otras obligaciones tampoco puedo comer cuando quiera, así que no te preocupes por ello —responde Blum.

Si esto cuenta como un trabajo, entonces no me rechazará, siendo yo la persona que está cuidando.

—Asegurémonos que Blum coma hoy —digo decidida.

Si le digo para almorzar juntos, entonces no lo rechazará, ¿verdad? Por esa razón, tampoco hemos comido nada aún.

—Me pregunto qué clase de comida hay en la cafetería de la orden de los caballeros. ¿Tendrá bastante carne como se espera de ellos? —dice Gai, con sus ojos brillando intensamente.

—Ya que ser un caballero es un trabajo físicamente exigente, debe haber mucha gente que coma carne —digo.

—¿Cómo una gran rebanada de carne de res?

Si bien hay un dicho que dice: Un niño que come bien, duerme bien, y a pesar de haber estado dormido hasta hace un momento, Gai sigue esperando más comida. Seguramente no tendrá problemas de crecimiento. Está bendecido con un buen físico entre los niños de su edad, así que si se convierte en adulto, seguramente será bastante alto.

Después de graduarse de la academia, se convertirá en un caballero mágico o en un cazador, ¿verdad?

—Incluso Gai inesperadamente tiene una trampa… —digo.

—¿Una trampa? —pregunta Gai.

—Ah… lo que quiero decir es que eres increíble. —Inconscientemente digo lo que pienso, así que lo arreglo.

—También puede decirse que eres asombrosa, Mira.

Lo soy.

—Pero sabes, entre los estudiantes que tienen atributo de fuego, tu poder mágico es el mejor, ¿verdad?

—Sí, pero sigo perdiendo contra Ballanc.

—Es el joven amo de la casa Ducal. Desde pequeño, ha recibido entrenamiento como heredero.

—Entonces las cosas son así…

Aunque pienso que mis palabras lo harán sentir orgulloso, se siente abatido por lo que dice, y luego se anima con mis afirmaciones. Es un niño muy ansioso.

En primer lugar, el objeto de su rivalidad es muy extremo. Si bien Gai le ha ganado al joven amo corriendo, no lo ha hecho en un combate de artes marciales. Aun así, es sorprendente que siga esforzándose en eso, a diferencia de mí, que no tengo ningún poder en especial. Además, no es presumido y no sólo eso, sino que también muestra grandes esfuerzos para desarrollar sus talentos.

¿Qué eres Gai? ¿Cómo puedes ser excelente como persona?

Si podemos ignorar su estatus social, quiero recomendarlo como candidato para casarse con la princesa. Mientras estoy pensando en esto, puedo ver la puerta al campo de entrenamiento. A pesar de que le dicen puerta, no es más que un hueco en el muro de piedras.

—Disculpe. Tengo un compromiso con el caballero mágico Blum. ¿Se encuentra aquí?

—¿Hm? Ah, ustedes son los niños que visitaron la semana pasada, ¿verdad? Por favor, esperen aquí, lo llamaré.

Saludo al caballero que está cerca de la puerta. Después de responder, entra. Más allá, podemos oír a las personas que están entrenando. Gai y yo nos asomamos por la puerta y echamos un vistazo al interior.

El sonido de espadas de madera llena el lugar. Contraataques son evadidos con hábiles movimientos defensivos, y una vez más se enfrentan las espadas de madera. El agitado y largo intercambio de ejercicios de ataque y defensa nos deja sin aliento. Mientras extendemos nuestro cuello en la puerta, se oyen pasos detrás de nosotros. Giro mi cuerpo y veo a una chica entre 17 y 18 años que tiene grandes canastas en cada mano.

—Buenos días —nos saluda.

—Buenos días —respondemos Gai y yo.

—¿Qué están haciendo aquí? ¿Están perdidos?

—No, no lo estamos —respondo.

—Estamos esperando a Blum —dice Gai.

La chica inclina la cabeza después de escuchar nuestra respuesta.

—¿Están esperando a mi hermano?

—¿Tu hermano? —pregunto.

—Siento haberles hecho esperar, Mira, Gai… Oh, ¿Iena? ¿Qué estás haciendo en este apestoso lugar de hombres?

Miramos hacia donde proviene la voz y vemos a Blum con una armadura ligera corriendo hacia nosotros.

—Un lugar que apesta a hombres… También hay caballeros femeninos, ¿verdad? —La chica, que Blum llamó Iena, se opone frunciendo el ceño.

Tanto su cabello como sus ojos son marrón claro. Blum tiene el cabello corto y rizado, mientras que Iena tiene lo tiene en un moño en su espalda, pero los cabellos que caen a los lados son ligeramente rizados. Ahora que lo veo, tienen los mismos rasgos en sus rostros.

—Entonces, Blum tiene una hermana —dice Gai.

—Eso parece —le respondo.

Tengo una conversación en voz baja con Gai mientras observamos la conversación entre ellos.

—Pero, es la verdad. La mayoría son hombres —dice Blum.

—Debiste haber dicho: Solo estás visitando a tu amante, ¿verdad? Tienes una personalidad muy mala, hermano —dice el caballero que había ido a llamar a Blum. Tiene ojos marrón oscuro y cabello corto. Aunque es un caballero, es más bajo que Blum, pero tiene un cuerpo firme. En este momento, lo está abrazando.

—No quiero ser llamado hermano por alguien que tiene la misma edad que yo, Kevin. Además, suéltame, que hace calor —dice Blum. Parece odiar realmente que Kevin lo abrace por el cuello. Pero sí, hace calor. Además, con sus músculos tocándose, será más caluroso. Gracias por la comida.

—No lo digas así, sabes que el viento te envuelve con su magia, ¿verdad? Ugh, ¡de verdad envidio ese atributo! ¡Compárteme un poco de tu viento! —Mientras Kevin dice esto, se inclina sobre Blum… Tal vez esto era lo que llamaban en mi mundo “La escena que deleita a las fujoshis [1]”. Esa terminología aparece en mi mente, pero no puedo juzgar si al yo en mi vida pasaba le gustaban las relaciones entre hombres. Quizás no tenía ningún interés en ese tipo de cosas. Mientras inclino mi cabeza confundida, sigo observando. Esta vez, la que hace un movimiento es Iena.

—Kevin, si es viento entonces yo también puedo hacerlo. Aunque, será un poco débil.

—¡Iena…!

La chica toca el brazo firme de Kevin y le habla, luego la llama por su nombre como si estuviera abrumado por la emoción, y libera a Blum antes de abrazar ligeramente a Iena.

Y entonces, comienzan a flirtear.

—Iena, mi amor. Está bien, no te esfuerces.

—Kevin… Sin embargo, déjame en paz y no me abraces.

Ahora, ¿cómo debo reaccionar?

No tengo ningún sentimiento para gritar: ¡Por favor, actúen normal! No siento nada, ¿pero cómo debería reaccionar un niño de seis años a esto?

Está bien, vamos a imitar a Gai por ahora.

Cuando miro a mi lado, Gai está mirando fijamente a la estúpida pareja. Siento un impulso inconsciente de cerrarle los ojos y decir: ¡No mires!

Pero esto; esto no es bueno para el desarrollo de su sensibilidad, ¿verdad? No, espera, la edad para casarse en este mundo es baja, ¿entonces está bien dejarle ver esto?

Mientras estoy perdida entre cerrarle o no los ojos, me muevo de forma nerviosa.

De repente, alguien tose. Dirijo mi atención al sonido y me encuentro con los ojos de Blum, que está algo incómodo. Me hace una seña con su cabeza y dirige su mirada a los enamorados.

—Por favor, están en frente de unos niños. Muestren algo de moderación.

—Ah… —dicen Kevin y Iena.

Al ser reprendidos, los enamorados finalmente recuerdan que están en público. ¿Pero por qué solo me están mirando a mí?

Me avergüenzo cuando todos me miran, así que sé que mis mejillas están rojas. No se me ocurre nada para decir. Por ahora, inclino mi cabeza y digo lo primero que se me viene a la mente.

—Hm, ya nos vamos, así que no se preocupen.

Hay un momento de silencio. Blum suspira fuertemente y golpea la cabeza de Kevin.

—Mira lo que haces que digan los niños…

—No, espera. ¡No pude predecir esta situación!

—¡Qué linda! —exclama Iena. Mientras los hombres están discutiendo, ella se inclina sobre mí y me abraza de repente.

Ah, huele rico.

¿Eh? ¡No es el momento para eso! No debo dejarme llevar por su abrazo, ¿verdad?

—Hermano, cariño. ¿Puedo llevarme a esta chica a casa? ¡¿Puedo?!

—¡Por supuesto que no! —exclama Blum.

—Cariño, esa chica es candidata para ser adoptada por nobles importantes. Así que será difícil para un simple caballero como yo.

—Eh…

Iena muestra su descontento al oír las respuestas de Blum y Kevin.

O más bien, ¿realmente los nobles intentan adoptarme como su hija?

Vaya, no puedo restarle importancia al poder de Rufi para reunir información.

Padre, madre, dudo que pueda seguir siendo su hija por como van las cosas.

No es algo malo, pero es una situación algo complicada. La historia de que un campesino se vuelve noble no es algo que sucede a menudo. Pero me negaré completamente a esto. Para no formar un camino a convertirme en la novia del príncipe, necesito evitar ese tipo de situaciones.

—Ah… Para ser tan popular, ¿Qué tipo de persona es esta niña?

Iena deja de abrazarme mientras me sigue dando palmaditas en la cabeza. Me mira mientras inclina su cabeza así que también inclino la mía en respuesta.

¿Hmm? ¿Qué tipo de persona soy?

—¡Qué linda…!

Con una rapidez cegadora, me abraza nuevamente. Esta vez con más fuerza. Además, no puedo respirar.

Si me preguntan qué tipo de persona soy, solo puedo responder: Mira de la aldea Ilga.

Hasta que recordé mi vida pasada, mi posición en el mundo era similar a la de una chica de aldea. Entonces, cuando el grupo del héroe se detuvo en la aldea, provocó la bandera del evento de “cálida bienvenida” de los aldeanos, incluyéndome. Tal era mi posición en la vida. Sin embargo, qué tipo de karma tenía que me hizo tener este irrazonable poder mágico. Además, al día siguiente de mi primer vuelo de magia, mi mana aumentó.

La tarjeta de estatus es un artículo mágico que fue dado por el rey de los espíritus de tierra, pero me pregunto si tengo un error como una computadora. Después de todo, ¿MP: 60.000 [2]? ¿De repente se duplicó? Es difícil para mí decir esto, pero… rey del atributo de tierra, ¿te has vuelto loco?

—Iena, también trabajas en la cafetería del castillo, ¿verdad? Así que, ¿has oído hablar de una niña que tiene afinidad con todos los atributos, un alto poder mágico y que recibió el patrocinio de la familia real?

—Sí, hermano. Entonces, ¿es esta niña? Es muy linda.

—M-Muchas gracias —respondo.

Ha pasado un tiempo desde que alguien aparte de mi familia me llamó linda, así que me siento avergonzada.

—Entonces, por favor entiende un poco, Iena. No molestes a Mira. Ya déjala ir.

—Está bien~

Iena finalmente me libera y luego se inclina mientras acaricia el dobladillo de su falda. Después, Blum le pregunta con qué propósito vino a este lugar.

—Hoy es mi día libre. Por eso planeo tener una cita para almorzar con Kevin. Incluso traje una parte para mi hermano celoso que fue a entrenar en su día libre —dice mientras apunta a las dos canastas. Antes de darme cuenta, ya ha entrelazado sus brazos con Kevin.

—¿Por qué tengo que asistir a la cita de mi hermana?

No se puede evitar ya que tiene dos canastas. Como también incluye la parte de Iena, contienen el almuerzo para tres personas.

—Ya que me sentiría mal si solo traigo almuerzo para Kevin sin darte algo y hay dos canastas, dividí la comida para tres personas en ellas.

Más o menos, está siendo considerada con su hermano.

—Ya veo. Pero lo siento, mi parte se la puedes dar a Kevin.

—Eh… Una comida con la porción para dos hombres es mucho para mí. Todavía tengo que entrenar después de esto.

Es comprensible que Kevin se oponga. Si asiste al entrenamiento de los caballeros con el estómago lleno… podría terminar en un desastre. Antes de hacer un ejercicio físico, hay que moderarse al comer, ¿verdad?

—Sin embargo, tengo un compromiso con Mira. Vinieron a buscarme, así que no tengo tiempo para…

—Ah, no hemos comido aún.

Levanto mi mano y hablo para interrumpir a Blum de intentar saltarse el almuerzo nuevamente. Gai también continúa después de mí.

—Mira y yo habíamos pensando en almorzar con Blum en la cafetería de la orden de los caballeros.

—¿Te refieres a la cafetería de aquí? —responde Blum como si no recomendara hacerlo en lugar de rechazar nuestra oferta. Así que trato de que lo confirme.

—¿La cafetería no puede ser usada por personas fuera de la orden?

—No hay problema con eso —responde Iena—. Aunque se llama cafetería de la orden de los caballeros, simplemente es un establecimiento cerca del campo de entrenamiento. Ya que los consumidores son generalmente caballeros, la comida está fuertemente inclinada a platos con carne. Pero los magos también visitan nuestro lugar.

Iena me guiña el ojo.

—Hermana mayor, ¿trabajas en esa cafetería? —pregunta Gai.

—Sí. Soy la hermana de Blum. Encantada de conocerte.

—Encantada también. Soy Mira de la aldea Ilga. Él es mi amigo de la infancia, Gai.

—Encantado de conocerte, hermana Iena —dice Gai.

—Hm, Mira y Gai, ¿verdad? Espero que nos llevemos bien.

—Entonces, también necesito presentarme.

Kevin se pone de cuclillas a la altura de nuestros ojos y luego sonríe.

—Soy el caballero mágico con atributo de fuego, Kevin. El compañero de Blum y prometido de Iena. Planeo casarme con ella en dos meses.

—Felicitaciones —le digo.

Ya veo. Ahora entiendo cómo pueden flirtear independientemente del entorno. Parece que no necesitamos preocuparnos de los momentos depresivos antes del matrimonio.

—Dentro de dos meses… ¿Durante el solsticio de verano? —pregunta Gai.

—Jaja, como pensé, será imposible ese día. Ya que es el día del solsticio, todos los caballeros que residan en la capital serán movilizados para hacer guardia —responde Kevin, riéndose.

El día del solsticio se celebra el séptimo día del séptimo mes, y dará inicio a las festividades. La fiesta comenzará con la luna nueva en la víspera del solsticio. A medida que el calor aumente cada día, rezarán por el campo y la seguridad de las personas al espíritu del agua, y así la fiesta continuará hasta el amanecer.

Al igual que Año Nuevo, la capital estará llena de personas. Debido a esto, la seguridad debe aumentar. Después de todo, cuando hay mucha gente reunida, es fácil que surjan problemas.

—La cafetería también se convertirá en un campo de batalla ese día. Si bien es un evento dichoso, notarás la disminución del personal ese día —dice Iena.

—Además, la familia de Kevin no reside en la capital, así que como vendrán sus padres, nos reuniremos con ellos durante el festival. La ceremonia de bodas se llevará a cabo tres días después —dice Blum.

—¿Tres días después del festival? —pregunto.

—Así es —responde Iena suavemente.

Pero qué planificación tan despiadada.

Después de comer, beber y bailar durante toda la noche de la víspera del solsticio de verano, todavía hay eventos al amanecer. Además, en el día que llaman como el verdadero festival, a excepción de las personas que se retiraron después de la noche, los que se quedan festejarán de la misma manera que lo hicieron durante la víspera. Como pensé, no hay muchas personas que puedan valientemente despiertas festejando durante dos noches sin parar. Entonces al día siguiente, tendrán que limpiar todo después del festival.

La ceremonia de bodas de Iena y Kevin será dos días después de esto. Sólo tienen un día para descansar entre la limpieza del festival y la preparación de la ceremonia. Es una planificación inesperadamente infernal.

—Debes recordar que hay una semana libre para descansar después del solsticio de verano concedida a la orden de los caballeros.

—Por supuesto. Si bien es patrullar, trabajaré toda la noche desde la víspera del solsticio hasta el día siguiente. Así que estoy agradecido de que me dieran un día de descanso donde espero descansar.

Le recuerda Blum a Kevin, quien responde de buen humor. Por lo tanto, él tendrá dos días de descanso después de la ceremonia de bodas. Pero como es de esperarse, no es muy diferente a un horario estricto…

—Es bueno que lo sepas. Entonces volvamos al otro tema —dice Blum.

Ya que Kevin asiente en respuesta a lo que dijo, Blum dirige su atención a nosotros. Como la conversación cambió de repente, Gai y yo nos miramos e inclinamos la cabeza.

¿Volver? ¿A dónde? O mejor dicho, ¿de que estábamos hablando?

—¿Sobre qué? —pregunta Gai.

—Hmm. Ah, sí, es verdad. Sobre comer en la cafetería —digo, repentinamente recordando y juntando mis manos. Así que les pregunto a los demás.

—Tal vez, ¿está prohibido llevar comida que no es de allí a la cafetería?

Como Iena se tomó la molestia de traer el almuerzo con ella, Blum podría comer su parte, pero en el caso de Gai y yo, necesitamos comprar nuestro almuerzo allí. La cafetería de la orden de los caballeros está cerca de aquí, pero quizás porque no quiere que los niños se dirijan solos a ese lugar, Blum está en contra.

—No existen tales reglas. Pero ya que estará llena a la hora del almuerzo, si traes comida del exterior y usas una mesa, será un inconveniente para los demás. Lo que me molesta es la cantidad de comida. No es una cantidad que un niño pueda comer.

Oh, como se espera de una cafetería para caballeros.

—Pero también hay caballeros femeninos, ¿verdad? —pregunto.

¿No comen menos que los hombres?

—Ellas ordenan una porción mediana, pero en una cafetería normal, esa cantidad se considera como una gran porción. Por cierto, lo que comemos son porciones grandes o extra grandes —dice Blum.

—Más o menos, también se puede ordenar una porción pequeña. Esto es necesario para magos o caballeros que necesiten restringir su comida. Pero creo que no hay necesidad de ir a la cafetería. Ya que hice mucha comida, creo que hay suficiente para Mira y Gai —dice Iena y les hace una señal con los ojos a los hombres. Supuse que tal vez es una señal para pedirles que coman un poco menos.

—Ahora que la charla ha terminado, movámonos a otro lugar. Molestaremos a otras personas si seguimos de pie frente a la puerta —continúa y siendo liderados por ella, comenzamos a caminar a lo largo de la pared de piedra del campo de entrenamiento. Un momento después, Blum comienza a hablar.

—¿Dónde comeremos, Iena?

—Detrás del edificio administrativo hay un jardín, ¿verdad? Comeremos allí.

Si giramos en la esquina del edificio administrativo, veremos las escaleras donde salté repetidamente para superar mi miedo. A su derecha, oculto detrás del bosque por el que tenemos que pasar, hay un jardín con un césped abierto, arbustos y varias flores. Este jardín no es para el uso de la familia  real, sino que es un lugar construido para que la gente del castillo se relaje.

Nos sentamos en el cenador donde florecen unas flores parecidas a las glicinas.

—Llegamos~

Con una voz entusiasta, Iena abre la canasta y nos muestra su contenido a Gai y a mí.

Las canastas están llenas de varios tipos de sándwiches. Huevos revueltos y jamones. Carne picada y queso. Pollo salteado.

Como se espera de un almuerzo que hizo para su hermano y su prometido que son caballeros. Hay mucha carne. ¿Los únicos sándwiches de verduras podrían ser los de Iena?

—¡Oh, se ve delicioso! —exclama Gai.

—¡Espera un momento! —grito.

Agarro la mano del entusiasta Gai que está siendo extendida hacia la canasta.

—¿Qué pasa, Mira?

—No te has lavado las manos todavía —digo.

—Aún si dices eso, ¿dónde podría hacerlo?

Ahora que lo menciona, me recuerdo de algo. Un parque en Japón suele tener una fuente de agua potable, pero este mundo no tiene servicio de agua. En la cafetería, hay un recipiente para los dedos preparado para limpiarse las manos, mientras que en el exterior usan magia de agua. Sólo tengo estas dos opciones.

—Tengo una piedra mágica de agua —dice Blum mientras muestra las piedras incrustadas en el gran brazalete en su muñeca. Si tiene esto, entonces incluso Blum que tiene atributo de viento, puede usar magia de agua. Suelto la mano de Gai y junto mis manos.

—¡Dine, ven! —Cuando digo eso, aparecen cuatro puntos de luz en el aire. Antes de que tenga tiempo de pensar, aparecen dos espíritus de clase superior y dos espíritus pequeños.

—De casualidad… ¿todos han estado esperando? —pregunto.

—Sí, ya que habías dicho que nos llamarías al mediodía, maestra. ¿Te molesta? —pregunta Dine inclinando su cabeza y me mira, así que le respondo que no hay problemas. De una forma u otra, siento como si les hubiera ordenado esperar a dos perros grandes y a dos pequeños mientras esperan impacientemente la orden de su dueño. ¿Es ridículo o es encantador…?

—Mira, ¿quizás querías probar eso? ¿Aqua Munda? —Blum me pregunta si quiero practicar magia de limpieza. Pero mi respuesta es negativa.

—No, ya que todavía no puedo usar Aqua Munda.

Será difícil limpiar algo sin agua física, ¿verdad? Aunque podría producir el agua.

—¿Entonces Scatebra Aqua? Sin embargo, no tenemos nada para el contenedor de agua. Aunque, si dejas caer el agua, sólo estará regando los árboles —dice Blum.

—Tampoco es Scatebra Aqua. Si uso eso, entonces consumirá demasiado maná obtener la cantidad de agua necesaria para lavar las manos de todos.

La cantidad de agua que es producida a partir de Scatebra Aqua es igual a la cantidad de maná utilizada para ello. Aunque tengo una cantidad ridículamente alta, tengo el principio de no desperdiciar algo si no se necesita.

—Si bien el agua terminará en los arbustos, lo que planeo usar es Globus Aqua —digo.

—¡¿No es eso magia de ataque?!

Cuando respondo a la pregunta de Blum, Gai se asusta. Viéndolo comportarse así, Iena le llama.

—Gai, ¿has hecho algo que haga enojar a Mira? Ella no usaría magia de ataque sólo porque no te lavaste las manos, ¿verdad?

De ninguna manera, ¿qué clase de chica irrazonable creen que soy? No haré ese tipo de cosas. No importa cuán enojada esté, no golpearé a nadie con magia de ataque. Si la otra persona es Gai, entonces pellizcar su mejilla es más que suficiente. O si no, golpearlo con una almohada. Aunque para alguien con buenos reflejos como él, es probable que al final lo evada.

—Ya que es posible suspender Globus Ignis sin dispararlo, creo que también es posible hacerlo para Globus Aqua.

Cuando digo eso mientras hago un gesto como un maestro levantando el dedo índice, Kevin me mira confundido.

—Cuando alguien está cantando magia de ataque, normalmente no será una situación en la que no necesiten disparar la magia.

—Kevin. Esta chica, para transformar el Globus Ignis, a pesar de que era su primer uso de magia de fuego, logró suspenderlo —dice Blum.

—¿Qué? Entonces me estás diciendo que la que inventó esa magia de convergencia, ¿es esta chica?

—¡¿No lo sabías?!

—No suelo mirar los nombres del inventor y ese tipo de cosas.

Dejando a un lado a Blum y a Kevin que están haciendo su rutina de idiotas, decido hacer Globus Aqua fuera del cenador.

—Dine, crea un Globus Aqua y suspéndelo.

Lo hago usando un mínimo de maná. Como no es para atacar, estará bien que la cantidad de agua sea la necesaria para que un adulto se lave las dos manos.

En el aire sobre mis palmas abiertas, hay un círculo mágico de color azul-dorado con una cresta en forma de una gota en el medio. Entonces en medio de eso, un Globus Aqua sale flotando.

—Gai, ven aquí —lo llamo, así que viene corriendo hacia mí como le instruí.

—Pon tus manos en el Globus Aqua y lávalas.

—No rotará de repente, ¿verdad?

—No lo hará, tranquilo.

O más bien, ¿no es similar a una lavadora? ¿Debería intentar lavar mi pañuelo la próxima vez?

En este mundo, para lavar la ropa hay que restregarla sobre una tabla de lavar o pisarla dentro de una bañera. Necesitaré un poco de poder mágico, pero si la magia del lavado puede hacer más eficiente la tarea de la casa, seguramente será popular entre las criadas. El problema es cómo debo poner la bañera para la magia, vertical como una carga superior, u horizontal como una carga frontal. Si recuerdo bien, la que podía lavar fácilmente la suciedad con poco jabón era la horizontal en forma de caja, ¿verdad? Pero para un modelo horizontal, se necesita una cubierta. Entonces, ¿tal vez debería optar por una vertical…?

Mientras mi mente está ocupada con tales pensamientos, Gai pincha tímidamente el Globus Aqua. Empuja su dedo índice derecho y lo agita para remover el agua. Después de confirmar que no pasará nada, pone toda su mano derecha en él. Luego pone la izquierda y comienza a frotar sus manos.

Después de lavarlas, saca sus manos y las agita para quitar el agua.

—Entonces, ¿qué haremos ahora con este Globus Aqua?

—Vamos a alejarnos un poco.

Agarro la mano de Gai y me alejo del Globus Aqua.

—Esto es lo que pasará. Dine, libéralo de la suspensión.

En un instante, el maná rodeando el Globus Aqua desaparece y cae al suelo como simple agua. El agua salpica y las salpicaduras alcanzan el pavimento de piedra donde estábamos parados antes. Sin embargo, ya que nos alejamos, estamos a salvo.

—¿No harás algo con las salpicaduras?

—Bueno, no hay necesidad de eso, ¿verdad? Estará bien si nos alejamos a una distancia donde no lleguen.

Aunque lo que Gai dice es verdad, no hay problema. Me siento mal por el pavimento de piedra que terminó cubierto de barro por las salpicaduras de agua. Lo lavaré después.

—Pero como se esperaba, quiero mantenerlo limpio hasta el final. Tal vez necesite soltarlo después de haber acercado la bola al suelo. Más o menos, la cantidad de maná necesaria para la magia aumentará, pero aún así,  está dentro de lo tolerable. Tal vez, al usar el maná para descenderlo y luego cancelarlo naturalmente, esto no será inútil…

—Mira, Mira. Ahora es el momento de comer, no de magia…

Cuando comienzo a hundirme en mis propios pensamientos y a hablar conmigo misma, vuelvo a mis sentidos cuando Gai me llama. Parpadeo sorprendida y miro a Gai. Los adultos están riendo irónicamente.

—Así que, a Mira le gusta pensar mucho en la magia.

—Además, es miembro de la facción fastidiosa.

—Aún si esa disposición es excelente para un investigador, no te absorbas demasiado y olvides comer y dormir, ¿de acuerdo?

Iena habla sonriendo, Kevin se burla de mí y Blum me amonesta.

—Tendré cuidado.

Asiento admirablemente, pero luego Gai lo estropea.

—No se preocupen, si eso pasa, la llamaré de nuevo.

No, no, no, tendré cuidado para que eso no suceda. No me convertiré en una persona inadaptada socialmente. Así que no necesito que me cuides, amigo de la infancia.

—Entonces, ¿comemos? —pregunta Iena.

—Damos nuestra gratitud por la bendición de la tierra.

Todos se lavan la mano en el Globus Aqua, y una vez más se sientan en el banco bajo el cenador. Luego, liderados por Kevin, elevamos nuestras palabras de gratitud, y extendemos la mano a los sándwiches.

—Ah, ¿Dine y otros demás también quieren comer? —llamo casualmente a los espíritus con un sándwich de huevo y jamón en mi mano. Estoy sentada al lado de Gai, que está devorando el inocente sándwich salteado.

Los espíritus pueden comer comida humana. Parece que les gustan mucho los dulces, así que cuando aparecen a la hora del té, se comen felizmente las galletas.

La imagen de los espíritus sosteniendo una galleta tan grande como ellos y comiéndosela poco a poco es una vista que te deleita. Una escena que sólo puede ser vista por alguien que posee Visión Espiritual. Jojo. Qué beneficio tan bueno. Por cierto, los que se han convertido en espíritus de clase superior, Guno y Rufi, también pueden comer, pero parece que están insatisfechos por alguna razón.

—Solo el pensar en comer una ya es suficiente para llenarme el estómago…

—No se puede evitar si es así. Pero necesitamos crecer un poco más, ¿verdad?

—Es verdad. ¡Debemos crecer!

Esto fue lo que dijeron en ese entonces. ¿Qué pasa si vuelven a crecer? Si se convierten en espíritus de una clase más alta, entonces… así como un sabio ermitaño puede subsistir de niebla, ¿sólo necesitarán comer maná? En cualquier caso, aún si son pequeños o de clase superior, las cosas dulces son algo así como una indulgencia de placer en lugar de comerlos para tener energía.

Ah, eso me recuerda, creo que había un manga donde el personaje podía mantener su forma de niño y adulta consumiendo sus dulces favoritos. ¿Pero eran espíritus? ¿O eran magos sellados? Siento que los he confundido.

Pero es verdad, si eligen la forma adulta que desean, entonces está bien. Después de todo, no tienen ningún deseo de volver a su forma pequeña, ¿verdad? Si ese día llega, entonces lo disfrutaré un poco.

Mientras le ofrezco un pequeño trozo de sándwich, Dine sacude la cabeza.

—Para un almuerzo, el maná de la maestra es mejor.

Hmm. Entiendo lo que quiere decir, así que me llevo ese pedazo de sándwich a mi boca y lo mastico.

Ah, delicioso. El pan que ha sido untado con mucha mantequilla es delicioso. El jamón salado, el huevo dulce. ¡Y luego la lechuga crujiente que los envuelve!

¿Eh? No debería sumergirme así. Es verdad, el maná. Reúno un poco en la palma de mi mano derecha.

—Entonces toma… ¿Qué?

Aprendí el arte de hacer una bola de maná, así que logro reunirlo en la palma de mi mano, pero por alguna razón, es mucho más grande de lo que tenía en mente. Tenía la intención de hacer una bola del tamaño de la palma de mi mano. Pero aún así, terminó siendo tan grande como la cabeza de un niño.

¿Envié demasiado maná?

Es cierto que debo pensar claramente en el tamaño, etc., o de lo contrario podría fallar en controlar la bola de agua… Pero, para la bola de maná delante de mí que tiene un tamaño diferente de lo que había pensado antes, significa que he fallado en el movimiento, algo que debería haber sido una cosa fácil de hacer.

—Gracias, maestra.

Entrego la bola mágica de color miel mientras estoy sumergida en mis propios pensamientos, Guno la recibe y me da las gracias, antes de salir del cenador. Luego se reúne con Rufi y los demás. Dine y Sala están sobre el hombro de Rufi.

Guno divide la bola de maná en dos y le entrega la mitad a Rufi. Sala salta al hombro de Guno, dividen la mitad del maná en dos mitades más, y luego cada uno se come su parte.

Miro repetidamente el maná que se ha convertido en la comida de los espíritus y mi mano derecha, entonces alguien aplaude y una mano me saluda. Giro la cabeza.

—Mira, puedes pensar después, ahora come —dice Gai.

—Está bien…

Bueno, como sea. Puede que sea sólo mi imaginación.

Soy una persona que prefiere encontrar la mayoría de las cosas problemáticas. Por eso, inconscientemente, pude haber pensado que hacer cuatro pequeñas bolas de maná tomaría mucho tiempo y por eso las hice todas a la vez.

Dejo de pensar y comienzo a morder el sándwich.


[1] Fujoshi: es un término japonés que se aplica a las mujeres aficionadas al yaoi o BL (Boys Love).

[2] MagicPoints: Puntos de Magia.

 

| Índice |

One thought on “No quiero hacer trampa – Vol 2 – Capitulo 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *