¿Qué hace una villana? – Capítulo 22: El color de sus ojos

Traducido por Elisa

Editado por Nemoné


En este momento, me siento como una fugitiva.

¿Está bien si lo mato?

Lo siento. Aunque lo entiendo.

Es solo un pensamiento perdido.

— ¡Cardinal-sama!

¡Parece que me han encontrado!

Debería escapar rápidamente con la técnica de sigilo.

—Señorita Cardinal. No, aún puedo sentir su suave olor de rosas.

¡¡Das miedo!! ¿Acaso eres un perro?

Alguien ayúdeme.

No me había dado cuenta de que la existencia de Build me daba miedo.

— ¡Build, deseo que dejes de perseguir a nuestro ángel!

—Vertemic-sama… ¡Quiero ser fuerte, por lo que no me voy a rendir!

Mientras mi hermano actuaba como señuelo, rápidamente escapé por la ventana.

Parece que he podido ganar algunas veces debido a la interferencia de mi hermano.

♦ ♦ ♦

— ¡Por favor, ayúdame!

Visité a Broudo para pedir ayuda.

— ¿Qué te ha pasado?

Broudo parecía nervioso al verme, y una vez que vi su expresión preocupada, sin querer, comencé a sollozar.

—B-Build…

Sin poder reprimir mis lágrimas, empezaron a desbordarse.

Cuando Broudo me miró a los ojos, que estaban llenos de lágrimas, su rostro empezó a palidecer.

— ¿Qué te ha hecho…? Dependiendo de la situación, asumiré mi propia responsabilidad en aniquilarlo, así que por favor dímelo.

La gentil voz de Broudo-sama involuntariamente se contaminó con sed de sangre. Entretanto utilizaba su pañuelo para secar mis lágrimas.

Mientras sollozaba, le conté la historia.

—Entiendo.

De repente me di cuenta del estado de mi cara, que se había manchado debido a las lágrimas.

Uwa~ En este momento, mi maquillaje debe haberse convertido en un desastre.

¡No quiero que me vean así!

La persona que está frente a mis ojos es alguien a quien respeto.

Rápidamente me cubrí con el pañuelo para ocultar mi rostro.

—Naru, ¿estás bien?

—Por favor, no me mires…  En este momento mi cara es un desastre.

Broudo alejó el pañuelo de mi rostro mientras decía: —No es un desastre como piensas.

— ¡Hyaa! ¡No me mires~!

—Todavía sigues siendo preciosa.

— ¡Broudo-sama, eres muy malo!

— ¿Lo soy?

—Malvado.

Broudo me respondió con una sonrisa amarga.

—No tenía la intención de ser malo, ya sabes. Lamento si te di esa impresión.

—A decir verdad, en realidad no estás siendo malo conmigo.

—Te lo agradezco.

Saqué un espejo compacto de mi bolsillo y lo usé para revisar mi cara.

Mis ojos se parecían al de un panda.

Quiero llorar. 

No, no, esto se volvió así porque había llorado.

—Me gustaría arreglar mi maquillaje.

—Tomaré prestado el kit de maquillaje de mi madre

—Muchas gracias…

Después de que Broudo me trajera el kit, rápidamente fui a arreglar mi maquillaje.

Cuando regresé, Broudo acarició mi cabeza suavemente.

—Aunque Naru use maquillaje, ¿no parece muy diferente de su aspecto natural?

— ¿C-Cuánto tiempo llevas mirándome?

— ¿No puedo…?

Mi cara estaba enrojecida.

Si hay algún agujero, realmente me gustaría entrar en él en este momento.

Mis sentimientos eran un caos mientras miraba a Broudo.

En ese momento, noté algo.

—Broudo-sama…

Estaba mirando los ojos de Broudo mientras mi mano acunaba su rostro.

— ¿Eh?

—Los ojos de Broudo-sama… no son negros.

— ¿Qué?

—Azul índigo. Es azul oscuro. Es como si el color de ojos de Vanessa-sama se hubiera mezclado con el de Gard-sama. Es hermoso.

Broudo estaba congelado, aunque realmente no me importaba mientras pueda seguir mirándolo a los ojos.

— ¡Oh, eh, eh, sí! ¿Está todo bien ahora?

—Oh, lo siento. He sido grosera.

—No, está bien.

—Los ojos de Broudo-sama son tan hermosos que hacen que quieras mirarlos para siempre.

— ¿Crees que podrías perder con tus hermosos ojos verdes oscuros?

Le sonreí.

—Debido a que este es el color de los ojos de mi madre, me alegra escucharlo.

Mientras me reía, Broudo me dijo suavemente: — ¿Debería hacer una piedra mágica con el color de tus ojos la próxima vez?

—Me gustaría tener una piedra mágica con el color de tus ojos, Broudo-sama. Me haría sentir tranquila.

— ¿E-Es así?

— ¡Sí!

Las mejillas de Broudo estaban teñidas de un color rojizo mientras reía torpemente.

Me pregunto si él se siente avergonzado.

Mirar la cara avergonzada de un chico guapo realmente hace que mi corazón se vuelva loco.

Como he visto algo bueno, no puedo evitar sentirme feliz por ello.


Elisa
Necesito una dosis de algo que me baje la azúcar o su traductora no va a sobrevivir. Que pasa con este nivel de coqueteo tan puro. Como siempre de todo corazón agradezco su paciencia conmigo y deseo que disfruten de su lectura. Espero como siempre sus lindos comentarios que siempre me impulsan a seguir.

Nemoné
Sinceramente, me da igual los momentos de Broudo con Cardy (después de todo soy #TeamCardinalestábiensola, y ya he entrado al #Team¿?). Sin embargo, ya se me hace muy obvio que Cardinal se quedará con Broudo…

Capítulo 23 ya disponible en la edición 39 de Kovel Times~

| Índice |

One thought on “¿Qué hace una villana? – Capítulo 22: El color de sus ojos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *