¿Qué hace una villana? – Capítulo 30: Estudiando para el examen

Traducido por Herijo

Editado por Nemoné


Después del baile, viene el examen.

Labra estaba estudiando para la prueba mientras era supervisada por el príncipe y por mí. Realmente es una persona trabajadora.

— ¡Ya fue suficiente! ¿No sería mejor si todos los exámenes del mundo desaparecieran?

—Claro que sí… Por cierto, cometiste un error aquí. Hazlo de nuevo.

— ¡Eso es acoso! Jayce, ¡Naru me está molestando!

—Cardinal, ¡mira lo lamentable que se ve Labra…! Esto está mal también.

Labra comenzó a estirarse en la mesa, y porque se veía demasiado linda, el príncipe y yo comenzamos a intercambiar miradas mientras palmeábamos su cabeza.

Recientemente el príncipe ha empezado a prestarle mucha atención. Tal vez Labra también se ha enamorado del príncipe.

A pesar de que solo es una suposición, era algo desconocido para ella que cada vez que el príncipe se acercaba a donde estábamos, su cara inmediatamente se volvía más encantadora que nunca.

—Habrá unas vacaciones largas después de la prueba, así que haz tu mejor esfuerzo.

— ¡Sí, tienes razón! ¡Lo haré!

Escribí una pequeña pista en la libreta de Labra.

—Durante estas vacaciones, iré de vuelta la villa vacacional de mi familia a recolectar algunas plantas. ¿Te gustaría acompañarme Labra? El océano se encuentra cerca.

— ¿No hay problema?

—Estaría feliz de que me acompañaras.

Reí ante la brillante mirada de Labra,

— ¡Quiero ir! Pero si repruebo el examen no me será posible… ¡Así que trabajaré duro! ¡Naru, esto es tan fácil de entender gracias a ti! ¡Te amo!

Me sentía satisfecha viendo a la encantadora sonrisa de Labra, pero en ese momento el príncipe empezó a balbucear malhumorado a mi lado.

— ¡Yo también voy!

— ¡Eso sería estupendo!

— ¿Qué?

El príncipe parecía sorprendido ante mi respuesta.

— ¿Realmente está bien que las acompañe?

—Mientras salgo a recolectar las plantas que necesito, puede que Labra se encuentre solitaria. Por lo que estaría agradecida si el príncipe pasa su tiempo con ella… Por cierto, mi hermano menor, Yard, así como la princesa Kokoru también irán al viaje.

— ¿Incluso Kokoru? ¿Por qué no me había dicho nada?

— ¿Alguna vez tiene una conversación con la princesa Kokoru?

—Nunca…

Aunque no lo aparentaba, la relación entre la princesa Kokoru y el príncipe estaba en un nivel bastante precario.

—Esta será la primera vez que estaré conociendo a la princesa, así como a tu hermano menor, Naru

El príncipe y yo nos quedamos sin habla.

— ¿Qué ocurre?

—Bueno Yard es un poco… Me disculpo de antemano si es demasiado para ti

— ¿Qué?

—Kokoru parece interesarse sólo en Yard, así que podemos dejar a esos dos por su cuenta

—Entonces… ¿Seré odiada si me acerco a tu hermano menor?

El príncipe y yo solo desviamos la mirada.

¿Abrirá Yard su corazón a Labra?

No lo creo.

—Mientras pases tu tiempo con el príncipe todo estará bien

Después de permanecer en silencio por un rato, fue el príncipe quien habló primero.

—No irás a recoger las plantas tu sola ¿verdad?

— ¡Claro que no! Normalmente la unidad de inteligencia, el cuerpo de guardaespaldas o Broudo me acompañan.

El príncipe se quedó callado una vez más ante mi respuesta.

—Entonces… ¿invitarás a mi tío también?

— ¿Eh?

—Si mi tío va contigo, entonces podemos estar seguros de que no correrás ningún peligro, y podrás jugar todo lo que desees.

Lo que el príncipe quería decir es que, puesto que se preocupa por mi seguridad, no sería capaz de relajarse. Así que debía pedirle a Broudo que me acompañara.

¿No estaría molestándolo con una petición como esa?

—No quisiera causarle inconvenientes a Broudo.

—También te gustaría que fuera él quien te acompañara ¿cierto?

—Este…

— ¡Yo le pregunto por ti!

El príncipe me respondió con un ligero tono de satisfacción en su voz.

| Índice |

3 thoughts on “¿Qué hace una villana? – Capítulo 30: Estudiando para el examen

  1. Missuny says:

    Mmmme huele a qué habrá demasiada azúcar estos capítulos… ¿Quién me vende la insulina? ¡Más vale prevenir que morir de diabetes! Aunque… No estaría mal morir de diabetes si es por esta historia

    ¡Gracias por sus esfuerzos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *