Solo soy la hija “normal” de un duque – Capítulo 33: Por favor, deme a su hijo

Traducido por Lugiia

Editado por Yonile


La mansión Burton tenía un ambiente sereno, con un aura de elegancia haciendo que no pudiera decirse que era sencilla.

Podría ser muy grosero de mi parte presentarme en mi forma actual, así que disipo la magia y me dirijo a su interior con mi apariencia original de cuatro años.

La madre de Dirk era un hombre bestia y su padre es mitad humano, mitad bestia. Es increíble que aun así pueda transformarse, muchas personas que solo comparten la mitad de su sangre con los hombres bestia les cuesta transformarse.

Escuché que su madre ya había fallecido. Era una dama de Wolfanea que tenía muchas historias que contar; no pude evitar sentirme desilusionada por ese hecho.

Mientras pienso en eso, un mayordomo viene a saludarnos.

—Estábamos esperando su regreso, joven amo.

—Estoy en casa.

—Encantada de conocerlo. Me llamo Rosarin Rosenberg.

—Ohh, qué señorita tan refinada. El señor le está esperando. Por favor, sígame al salón —comenta el mayordomo, guiándome hasta el salón, donde, en efecto, ya está esperando el marqués.

—Muchas gracias por darme algo de su tiempo en su apretada agenda. Es un placer conocerlo, marqués Burton. Me llamo Rosarin Rosenberg.

—Ah, no soy muy bueno con las formalidades. Adelante, siéntense.

Dirk suspira y, obedientemente, se sienta. ¿Eh? ¿Está de mal humor? ¿Es probable que no se lleven bien?

El marqués Burton tiene cabello rubio y los ojos verdes, por lo que no se parece mucho a Dirk, pero era una persona muy hermosa y amigable.

—Padre, iré directo al grano. Quiero comprometerme con la señorita Rosarin aquí presente. Por favor, apruébalo.

—Hmm, después de que ella responda a mis preguntas, ¿de acuerdo?

—Por supuesto.

—¿Qué te gusta de mi hijo?

—Primero que nada, me gusta su apariencia. Su sedoso cabello negro, la suavidad de sus orejas y su cola… son una obra de arte. Puede que tenga una expresión suave en su rostro, pero cuando se vuelve tímido, su poder destructivo es inmensurable. Oh, ¿cuántas veces he agonizado por su belleza? Además, recientemente me ha mostrado expresiones varoniles que me hace preguntarme si mi corazón va a explotar tarde o temprano…

—¡Alto! ¡Qué vergüenza! ¡Estoy muy avergonzado, Rosarin! —exclama Dirk con ojos llorosos, suplicándome que me detenga. Qué lindo. Ahora mismo, es realmente adorable.

—Pero no estaba mintiendo, ¿sabes?

—¡La que es linda eres tú, Rosarin, no yo!

Inclino la cabeza ante su comentario.

—A mis ojos, tú eres el único hermoso. Te cuidaré por el resto de mi vida. Eres el más adorable del mundo, Dirk.

Lugiia
No sé por qué me imaginé a Rosarin con una expresión yandere diciéndole que lo cuidará toda su vida y que lo encerrará en algún lugar para que otros no vean su belleza haahhahaha En fin, continuemos xd

—Ah… —Dirk intenta decir algo pero su rostro está completamente rojo, así que se cubre las orejas, en la parte superior de su cabeza, con sus manos. No puede ser, qué criatura tan adorable.

—Entonces, ¿qué más te gusta aparte de su apariencia…? —Para mi sorpresa, el marqués Burton es una persona que va a su propio ritmo. Hmm, creo que no tengo derecho a decir eso al haber coqueteado tan abiertamente frente al padre de mi amado.

—Veamos… es diligente, sincero, gentil y divertido de intimidar. Hmm, su pureza también es…

—¡Detente! La segunda mitad comenzó a ser bastante extraña —exclama Dirk.

Al escuchar mis palabras, el marqués comienza a reír.

—Qué señorita tan divertida. Como se espera de la chica que mi hijo eligió. Además, no sabía que Dirk pudiera ser tan honesto con sus emociones.

—¿Perdón? —pregunto, inclinando la cabeza—. Dirk ha sido así desde que lo conocí, ¿sabe? ¿O acaso es diferente en casa?

¿Eh? ¿Dije algo extraño? Incluso el mayordomo se quedó atónito.

—En realidad, desde joven, Dirk ha sido un niño bastante inexpresivo. Se volvió mucho más sombrío cuando mi esposa falleció. Estaba tan aturdido y melancólico que pensé que en cualquier momento saldrían hongos de su cuerpo o algo parecido. —Bueno, tiene razón. Al principio, tenía siempre una mirada de molestia en su rostro. Era como un aura que decía: “No me hables”. ¿No estaba acostumbrado a ser tratado amablemente?—. Además, después de que se transformó en su forma bestia en la escuela elemental, se volvió mucho más sombrío…

—¡¡Padre!!

—Su primer amor…

—¡¡Cállate, viejo estúpido!!

El marqués Burton fue detenido abruptamente por el puño de Dirk. Oh… eso parece doler. Hmm, ¿su primer amor se asustó por su forma bestia? Si pregunto, podría hacer que reviviera esas viejas heridas, así que me quedo en silencio.

—Haré que me cuente sobre eso más tarde, marqués Burton. Me gustaría escuchar varias historias y “cosas” sobre Dirk.

—¡¿Por qué le preguntas a mi padre?! Además, ¡¿a qué te refieres con muchas “cosas”?! ¡¿Qué tanto quieres saber sobre mí?!

—Parecían historias interesantes.

—¡No respondas eso con una mirada tan seria!

—En especial, aquella sobre tu primer amor.

—¡No desentierres mi oscuro pasado!

—Entonces, por favor, dime cuál prefieres. ¿Los senos grandes o los pequeños?

—¿Por qué hemos llegado de nuevo a esta conversación? Te digo que estoy bien con cualquiera mientras sean tuyos, Rosarin… —Cuando se da cuenta finalmente de lo que está diciendo, Dirk se cubre la boca con su mano.

—Entonces, ¿no te importa su tamaño siempre y cuando sean míos?

—E-Exacto…

—¿Estás interesado en mi pecho?

No, ahora mismo, solo soy una niña, así que no hay nada interesante para ver, ¿verdad? A menos que tenga un gusto peculiar…

—¡Es normal que esté interesado solo en el pecho de la chica que me gusta y no el de otra persona!

—No se puede evitar ya que eres joven —comenta el marqués Burton riendo, al no poder soportarlo más.

Ah, Dirk se ha acurrucado. Parece estar enfurruñado. ¿Me he burlado demasiado de él? Cuando le doy una palmadita en la espalda, me mira con ojos llorosos. No me da miedo, ¿sabes? Eres bastante lindo en estos momentos.

—Rosarin, eres muy cruel.

—Cuanto más te gusta una persona, más quieres intimidarla.

—Bueno, realmente se llevan bien. De acuerdo, aprobaré el compromiso. Encantado de conocerla, señorita Rosarin.

Con lágrimas en sus ojos debido a la risa, el marqués Burton nos da su aprobación.

—Es un placer estar a su cuidado. Asumiré la responsabilidad de hacer feliz a su hijo por el resto de mi vida.

—¿Serás feliz con eso?

—Seré feliz mientras tenga la sonrisa de Dirk a mi lado, así que no hay problema —declaro con una sonrisa.

—Mi hijo en verdad encontró una buena novia… Dirk, ten cuidado de que no te la arrebaten.

—No tienes que decirme eso —responde Dirk como si dijera: “Naturalmente, no dejaré que suceda”. Levantándome en sus brazos, me envuelve en un abrazo—. Nunca te dejaré ir.

El tono bajo de su voz, hace que mi corazón se apriete.

Dirk es tan genial que estoy en problemas.

—Muy bien. Espero que encuentres la felicidad —comenta el marqués sonriendo, con unos ojos muy cálidos y paternales. Al recibir su firma en el formulario de compromiso, que hemos preparado de antemano, dejamos la mansión Burton.

| Índice |

One thought on “Solo soy la hija “normal” de un duque – Capítulo 33: Por favor, deme a su hijo

  1. Alina Lugo says:

    Que bonita historia, jajajaja, pobre Dirk. Y si concuerdo con la traductora, también me recordó a la Princesa Dorada Renner de Overlord. Jajajaja, pero ella si cumplio su cometido al encerrar a su amado en un calabozo de amor. Jajajaja, espero que Rosarin sea feliz con Dirk. Y pueda derribar todas las banderas de fatalidad. Esta novela ligera es muy hermosa. Espero que continúen traduciendo los siguientes capítulos.
    ¡Muchas gracias por su trabajo a todos los de Reino Kovel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *