Viviré con humildad y confianza – Capítulo 77

Traducido por Shaey

Editado por Sakuya


Hoy, por invitación de Kasumi-sama, estaba almorzando en los asientos de Pivoine. Siento que últimamente sólo he comido alimentos dulces, así que hoy he ido con una saludable pasta de verduras y tocino.

—Escuché que planeaste un evento de almuerzo para tu clase —dijo con una expresión burlona.

Apuesto a que esto se trata de cómo usé su nombre con Tomoe-senpai.

—Sí, tanto el presidente del Consejo Estudiantil como el personal de la cafetería estuvieron de acuerdo, felizmente. Gracias a eso, todos pudieron tener un agradable almuerzo juntos.

— ¡Vaya! Huhu —se rio.

De repente, algunos otros se unieron a nuestra conversación.

— ¿Había alguna necesidad de hacer un esfuerzo para preguntarle al Concejo Estudiantil? Parece que el consejo está por encima de nosotros.

—Sí. Cuando todo está dicho y hecho, somos nosotros, los Pivoine, los más altos en Zui’ran.

Oh, querido. Las cosas se han vuelto molestas.

Los supremacistas de Pivoine realmente odian el consejo estudiantil después de todo.

Kasumi-sama estaba colgando su cabeza torpemente. Considerando sus reacciones, sería imposible decir la verdad sobre su novio.

A diferencia de la escuela media, las tensiones entre Pivoine y el Consejo Estudiantil son bastante pronunciadas aquí.

Probablemente se debe a que el poder del consejo estudiantil es mucho mayor en la sección de secundaria. Bueno, considerando quién es el actual presidente de StuCo, dudo que se convierta en una confrontación total, pero, aun así…

—Debido a que todavía soy una estudiante nueva, sentí que, tal vez, sería más seguro notificar al Consejo Estudiantil también. Sin embargo, si mi conducta ha causado molestias a alguien, lo siento mucho…

—Ah, no, no es tu culpa, Reika-san. Lo siento. Sólo no te preocupes por eso.

Una vez que empecé a actuar débilmente y con lástima, ellos retrocedieron sorprendentemente rápido.

Uhehe.

Ese fue el final de eso, y el almuerzo progresó pacíficamente de nuevo. Ambos, Kaburagi y Enjou se unieron ocasionalmente a la conversación también. Aparentemente no iban a unirse a un club. Aunque, parecía que muchos clubs deportivos los habían invitado.

— ¿A qué club querías unirte, Reika-sama? Escuché que fuiste a verlos.

—Sí, aunque todavía tengo problemas para decidir…

Aunque la verdad es que hay algunos clubs culturales a los que quiero entrar. Pero todos están llenos de niños tranquilos, así que sería como un repentino lobo en un corral de conejitos. Definitivamente no me darían la bienvenida.

— ¿Qué tal el Club de la Ceremonia del Té o el Club de Arreglos Florales?

—Tengo profesores con los que he estado aprendiendo desde joven, así que no hay razón para unirse a esos clubes.

—Ya veo. ¿Hay algo más que quieras?

—Al principio, me interesaban los clubs deportivos, pero…

De repente, Kaburagi y Enjou me echaron un vistazo. Qué diablos. ¿Y qué si quisiera unirme a un club deportivo?

Es cierto que no tengo un buen historial en el alpinismo, pero mis resultados en educación física son al menos promedio, ¡bien! ¿Y no lo hice bastante bien durante el Carnaval de Atletismo?

No es que sea mala en los deportes. Sólo me falta la fuerza de voluntad, vale.

—He oído que los clubes deportivos de Zui’ran se inclinan hacia el lado intenso. ¿No sería un poco duro para ti, Reika-sama?

—Sí. Me di cuenta de que era imposible para mí después de echar un vistazo.

Escuché a Kaburagi y a Enjou sofocar silenciosamente su risa. Molesto.

— ¿Huuuh? Estos asientos están libres, chicos.

En ese momento, Wakaba-chan vino de repente por aquí con un bentou.

¡No puede ser! ¿Por qué?

Me descuidé por lo lejos que estábamos del descanso para almorzar. ¿¡Se retrasó su clase o algo así!?

¡El plato! ¿¡Dónde está el plato que dice que sólo son Pivoine!? ¡Se ha ido! ¿¡Quién fue!? ¿Quién fue el que lo quitó?

Mientras Wakaba-chan se acercaba con una sonrisa inocente, el ambiente alrededor de la senpais de Pivoine se volvió severo. Esto es malo… Parecía que los supremacistas de Pivoine iban a explotar en cualquier momento.

— ¡U-Umm! Estos asientos están reservados sólo para nuestro uso, así que los estudiantes normales no pueden sentarse aquí, ¿sabes?

Antes de darme cuenta, me levanté y le advertí a Wakaba-chan.

Por un momento ella miró fijamente en blanco mientras nuestros ojos se encontraban. Luego se dio la vuelta y encontró a sus pálidos amigos y, finalmente, se dio cuenta de que estaba en problemas.

— ¡Lo siento! No me di cuenta. Me disculpo sinceramente —exclamó mientras se inclinaba, antes de volver corriendo a sus amigos.

¡Seguro!

— ¿Qué se suponía que era eso? ¿Un nuevo externo? Encontremos su nombre más tarde y hagamos una advertencia formal. Está dando un mal ejemplo para el resto.

—Esa chica no parecía como si perteneciera a este lugar. ¿Podría ser que fuera una estudiante becada?

—Eso empeoraría las cosas.

¡Gegeh-!

— ¡Umm! Realmente no hay necesidad de ir tan lejos. Estoy segura de que simplemente sigue adaptándose. Podría, tal vez, ¿mirar hacia otro lado sólo esta vez?

—Sin embargo…

—Por supuesto que no sería suficiente dejar las cosas así, por lo tanto, hablaré personalmente con su representante de clase para darle una advertencia, así como enseñarle apropiadamente sobre el Pivoine. ¿Por favor?

—…Entonces, sólo esta vez, en respeto a ti, Reika-san.

—…Sí. Si Reika-san está dispuesta a llegar tan lejos, entonces…

— ¡Muchas gracias!

El Pivoine da mucho miedo…

No hay necesidad de enfadarse tanto sólo porque alguien quiera sentarse en una silla, ¿vale?

Y Wakaba-chan, eres demasiado descuidada. Los amigos que están contigo se han dado cuenta, ¿no? Y los amigos de Wakaba-chan, se supone que deben decírselo. No se pongan pálidos y se queden ahí parados.

Además, durante todo este pequeño drama, Kaburagi y Enjou continuaron comiendo como si nada…

Pero ‘wow’, lo que acaba de pasar fue esa escena en la que Kisshouin Reika se enfadó y gritó “¡Conoce tu lugar!” en Wakaba-chan, ¿verdad?

En el manga, toda la cafetería se quedó en silencio, e hizo a Wakaba-chan bastante infame justo al comienzo de la escuela. Esto marcó el comienzo de muchos problemas.

Aun así, me las arreglé para evitarlo, ¿verdad? Aunque me levanté y le advertí sin pensarlo mucho. Quiero decir, las cosas se habrían puesto extremadamente problemáticas si me hubiera quedado quieta.

Aahh, pero lo que pasó fue casi como en el manga… Uu, me duele el estómago otra vez.

Pero me aseguraré de terminar esta pasta. Las verduras son buenas para mí, después de todo.

♦ ♦ ♦

Hablé con el representante de su clase sobre lo que pasó en el almuerzo, y les pedí que enseñaran discretamente a los nuevos alumnos a tener cuidado.

Sería bueno que hubiera un manual de Pivoine o algo así, sin embargo. Tal vez tenga unas palabras con Tomoe-senpai sobre eso…

| Índice |

7 thoughts on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 77

  1. Alex says:

    Me acabo de poner al día con la novela, antes de empezar a leerla no esperaba mucho pero a medida que leía los capítulos me enganché a la novela y la estoy disfrutando mucho. Ahora que estoy al día toca armarme de paciencia y esperar los próximos capítulos. Muchísimas gracias a las que hacen la labor de traducirla y que hacen posible que disfrutemos de la peripecias de Reika.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *