Viviré con humildad y confianza – Capítulo 89

Traducido por Shaey

Editado por Sakuya


Desde ese primer día, el chico de Piercings continuó sentándose a mi lado. Aparentemente su verdadero nombre era Umewaka. El chico de Piercings, le queda mejor a personas como él.

—¡Hey, hey, Kisshouin-san! Ustedes en Zui’ran inician con, buenos días*, ¿verdad? ¡Dímelo a mí también! Buenos días*.

Molesto.

A partir del día siguiente me aseguré de traer preguntas y libros de texto para leer durante los descansos. Con suerte, si me veía lo suficientemente ocupada, no me dirigiría la palabra.

Claro, mi objetivo secundario al venir aquí era hacer algunos amigos, pero definitivamente no iban a ser esos tipos.

Seguí concentrándome en mis preguntas.

—Woooow. Eres tan seria en tus estudios, Kisshouin-san. Oh, te equivocaste en esa.

¡Tsk!

Pronto fue el almuerzo. La escuela de estudios tenía uno después de cada lección matinal. Casi todos los estudiantes salían a comprar algo de comer. Al parecer, el chico de los Piercings y sus amigos también salían a la calle.

Yo tenía mi propio almuerzo preparado por un chef contratado por mi familia.

—¡Whooooaaa! Kisshouin-san, ¿tu bentou vino de un ryoutei o algo así?

Debí haber esperado a que se fueran antes de abrir esto. El almuerzo de hoy fue un bentou cuadrado bien equilibrado.

—¡Parece delicioso! ¿Me dejas tomar uno?

Oye, cretino, ¿realmente crees que lo haría? Déjame decirte que soy tacaña cuando se trata de comida. Especialmente hoy. En realidad, quería un poco más que esto, pero debido a la dieta, traté de reducirla. ¿De verdad crees que hay suficiente para ti también?

—Umewaka. ¡Es hora de que nos vayamos! —presionó la chica del pelo corto.

¿Escuchaste eso? Es hora de que te vayas.

—¡Ohh! ¡Adiós entonces, Kisshouin-san!

Sí, sí, ve, ve. Y no vuelvas tampoco.

Inmediatamente empecé a disfrutar de mi pequeño, pero delicioso almuerzo. El pescado hervido estaba delicioso.

Combinaba perfectamente con mi té gyokuro frío.

De todas formas, una vez que el descanso terminó, volví a concentrarme en mis estudios.

Mis días en los cursos de verano fueron más o menos una repetición de eso. Hasta que un día, ocurrió un desastre.

¡Ese chico de Piercings robó uno de mis chakinzushi!

—¡Vaya! ¡Esto es suuuuper bueno! ¿¡Kisshouin-san, no me digas que tu familia es dueña de un ryoutei!?

Chakinzushi… Ingredientes frescos mezclados con arroz vinagreta, envuelto en una delicada capa de huevo… y algo que sólo tenía dos de… Mi chakinzushi…

—¿Mm? ¿Cómo es que te has quedado quieta, Kisshouin-san? ¿Eso te ha dado un shock? No te preocupes, te invitaré a comer como una disculpa, así que ven a comer con nosotros.

[Shaey: TT^TT con la comida no se juega… yo aparte de quedar en shock me abalanzaría hacia él, o por lo menos le diría algunas cuantas palabras. Primero se pregunta si uno puede experimentar antes que nada… idiota)

Silenciosamente empaqué mis cosas, dejé mi silla, y luego salí del salón para hacer una llamada. Mi persona favorita estaba ocupada ahora mismo, así que llamé a mi respaldo del felpudo.

—¡Llévame a una buena comida ahora mismo!

Me subí a un taxi y corrí a mi destino. Esperándome emocionado en la sede de la compañía, estaba mi felpudo mapache.

—Me hace muy feliz que hayas venido a visitarme. ¡Entra, siéntate!

—Padre, sólo tengo una hora y media. ¡Démonos prisa y vayamos a alguna parte! —Le respondí antes de arrastrarlo por el brazo.

—¡Ooh! ¡Lo tengo!

Después de recibir algunas indicaciones rápidas de la secretaría, salimos al pasillo cuando me encontré con mi persona favorita.

—Oh, Reika. ¿Por qué estás aquí? —preguntó mi hermano.

—Parece que Reika quería comer conmigo. Vino hasta aquí —respondió mi padre con suficiencia.

Noto que él enfatizó particularmente “conmigo”.

Desafortunadamente para ti, mi querido padre, eres sólo un hombre de conveniencia. Una llamada tonta, si quieres.

A pesar de todo, mi hermano nos vio salir con una sonrisa. Pero todo el tiempo ese felpudo mapache no paraba de enfatizar a todos los empleados que pasábamos que era un gran padre y decía, Mi hija no paraba de pedirme que saliera con ella a algún sitio así que volveré después de comer.

Se sintió un poco como una ejecución pública. Maldito mapache.

De todos modos, mi padre me llevó a un restaurante chino de clase alta cerca de aquí. Era de varios pisos, tenía una buena vista, y tenía habitaciones privadas también, así que podías comer en paz. Gracias a eso, era popular.

Estoy sorprendida de que incluso nos las arregláramos para conseguir una reserva con tan poco tiempo de antelación. Estoy impresionada por la secretaria de mi padre, quiero decir.

—No me esperes, Reika. Come todo lo que quieras.

Así que primero empecé con mis favoritos.

Gambas fritas con chili, sopa de aleta de tiburón y arroz frito con mariscos.

Mi padre tenía aleta de tiburón entera y arroz frito de cangrejo de Shanghai Mitten.

Bastante extravagante para un almuerzo, padre.

Al final, ordenamos algunos acompañamientos como el dim sum también, y todo se volvió un poco demasiado en términos de volumen.

Sin embargo, el día de hoy fue especial. Después de todo, mañana estaría haciendo ayuno con mi madre. Me sentí como si estuviera teniendo mi última comida.

—¿Cómo va los cursos de verano, Reika?

—Estoy dando todo de mí.

Y será mejor que me apure y termine todo esto antes de que mis lecciones comiencen de nuevo.

Hablando de eso, me pregunto si el que mi padre se fuera tan repentinamente fuera un problema. Era preocupante pensar en ello. Por otra parte, todos los que pasamos parecían profesionales de súper-élite, así que…

—¿Estás haciendo tu trabajo correctamente, padre?

—¿Qué estás diciendo, Reika? Por supuesto que lo hago. ¿Verdad, Sasajima?

Por cierto, su secretaria, la señora Sasajima, estaba sentada en la mesa con nosotros. Al principio intentó negarse porque sólo era un almuerzo entre padre e hija, pero pedimos mucho y yo también tuve que irme pronto, así que le pedí que me ayudara a comer como un favor.

—Sí. El presidente está muy ocupado cada día.

Por supuesto que dirías eso, eres su secretaria. Y también observo que “extremadamente ocupado” no significa necesariamente “hacer el trabajo”.

—He oído que has estado entrenando a mi hermano desde sus días en la escuela.

—Sí. Takateru es realmente excepcional. Actualmente está trabajando con el departamento de ventas.

Ya veo. Mi hermano parecía ocupado. Me pregunto si se está asegurando de tomar descansos para el almuerzo.

Continuamos hablando de mi hermano por un tiempo, así que mi padre comenzó a enfurruñar un poco. Wow, tu inmadurez se está mostrando, padre.

Ahora, llena de comida, le agradecí a la señora Sasajima por guardar el tiempo para nosotros y luego dejé mi asiento. Mi padre quería que me quedara un poco más, pero iba a llegar tarde a clases a este ritmo.

Hablando de eso, ¿no debería volver a la compañía?

¡Adiós, padre! ¡Incluso si tratas de atraerme con postre no funcionará!

Apenas llegué a tiempo a clases, así que todos los asientos estaban casi ocupados. Terminé en una de las últimas sillas de la esquina. Que resultó estar muy lejos del chico de Piercing y compañía, así que no me sentí infeliz por ello. Aunque mi estómago estaba descontento. Tuve que usar mi bolso y bufanda para ocultar mi estómago de la vista.

[Sakuya: No me gusta como trata a su padre :/]

♦ ♦ ♦

Al día siguiente estaba ayunando con mi madre.

Imaginé que estaríamos entrenando en algún dojo en lo profundo de las montañas o algo así, pero ella me llevó a un hotel de primera clase.

Aparentemente íbamos a pasar los dos días siguientes metiéndonos en jacuzzis, yendo a salones de belleza y dando paseos por el famoso jardín del hotel. “Ayunar con estilo” en otras palabras.

Los otros eran casi todos conocidos de mi madre; mujeres casadas de la clase alta. Según ella, no podía rechazar la invitación, así que me arrastró con ella. Bueno, sí, quiero decir, mi madre era completamente delgada, así que no creo que necesitara ayunar.

Pensar que mantener una vida social te obligaría incluso a ayunar. Es terrible.

Después de un chequeo médico privado, el personal del hotel nos explicó nuestro itinerario. Aparentemente, el hotel proveería agua, té y arroz congee, pero éramos libres de comer fuera, y tenían una piscina y un gimnasio también.

Todas las mujeres eligieron inmediatamente ir al salón de belleza. Terminé yendo con ellas como extra de mi madre. Una mujer mayor trajo a una señorita algo redondita. Se llamaba Narutomi Akimi, y tenía 20 años. Éramos las únicas dos jóvenes participantes. La señora Narutomi dijo que esperaba que nos lleváramos bien. Akimi se escondió detrás de su madre con la cabeza baja.

Wow, un poco tímida para alguien mayor que yo. Vamos, no te morderé…

En ese momento, la señora Kaburagi entró galantemente. Fue como si toda la habitación empezara a brillar con su entrada.

Así es. Aparentemente este hotel era propiedad del grupo Kaburagi. Al parecer, ella oyó que estábamos participando y vino a saludarnos.

De todas las cosas, un hotel Kaburagi… Ese fue mi primer pensamiento.

Pero entonces me di cuenta de que sólo por estar aquí era como transmitir que necesitaba una dieta…

Kaburagi no podía saberlo. Y tampoco quería que ese elegante papá de Kaburagi lo supiera.

Supongo que esto es lo que se llama el corazón de una doncella.

Después de que la Sra. Kaburagi terminara sus saludos me vio esconderme, así que se acercó con una sonrisa.

—¡Señorita Reika, me alegro de que hayas venido! Van a ser dos días difíciles, ¡pero aguanta! Te estoy animando.

—Sí, muchas gracias…

Es vergonzoso. Muy embarazoso. Fue como admitir que estaba gorda. Todavía estoy en la zona flaca para las mediciones del IMC, ¡vale!

Cuando ella mencionó que me animaría, todas las otras madam empezaron a prestarme más atención. Aguanté con una sonrisa forzada.

Después de eso, la Sra. Kaburagi les mostró a todas una última sonrisa antes de irse como el viento.

♦ ♦ ♦

Supongo que es hora de revisar nuestros alojamientos.


Shaey: Bueno… aquí algunos puntos que aclarar 😊

1º ‘Buenos Días*, sería en verdad “Gokigen’yoh’”, que es la forma formal en japonés en decir Buenos días, en vez de un ¡Ohayo! Común.

2º El Gyokuro (japonés: 玉露, “rocío de jade”) es un tipo de té verde de Japón. Se diferencia del sencha estándar (un clásico té verde sin sombra) en que se cultiva bajo la sombra en lugar de a pleno sol.  El Gyokuro es uno de los tipos de sencha más caros disponibles en Japón

3º Ebi Chili (えびちり ebi chiri) es un plato japonés derivado de la cocina szechuan de estilo Shanghai. Consiste en camarones salteados en salsa de chile. Tiene una historia en Japón.

4º La sopa de aleta de tiburón es una sopa tradicional o un artículo guisado de la cocina china y vietnamita que se sirve en ocasiones especiales como bodas y banquetes, o como un artículo de lujo en la cultura china.

5º La guoba es un ingrediente de la comida china que consiste en arroz quemado. La guoba también se sirve en sopas y guisos y ocupa un lugar destacado en la cocina szechuan. Se conoce como okoge en Japón.

| Índice |

4 thoughts on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 89

  1. CecilianoBueno says:

    El contexto lo es todo, parece que mi pobre Reika necesita algo más para “madurar”, será que sea el Chico de los Piercing quien se lo de porque parece gustarle nuestra señorita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *