El fundador del Diabolismo – Capítulo 16: Refinamiento (7)

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Algunos discípulos remaron y usaron redes para perseguir la sombra submarina.

—¡También hay algunos aquí! —gritó alguien desde el otro lado.

Por otro lado, una masa de sombras negras pasó volando. Varios barcos estrechos arrastraron las redes y pasaron, pero no atraparon nada.

—Eso es extraño —habló Wei WuXian—. La forma de esta sombra no parece humana. También es a veces larga y otras corta, a veces grande, a veces pequeña… ¡Lan Zhan, al lado de tu bote!

Al instante, Bichen, la espalda de Lan WangJi se desenvainó y se clavó en el agua. Después de un momento, salió volando del río con una fuerte resonancia, llevándose una media luna de agua. Sin embargo, no atravesó nada.

Sostuvo la espada en su mano con una expresión severa. Cuando estaba a punto de hablar, un discípulo del otro lado también sacó su espada, empujándola hacia una sombra oscura que nadaba rápidamente en el agua.

Sin embargo, después de que su espada se sumergió, nunca volvió a salir. Cantó el encantamiento de la espada unas cuantas veces más, pero no se recuperó nada. Era como si su espada hubiera sido devorada por el lago, desapareciendo sin dejar rastro. El discípulo parecía un joven de edad similar a Wei WuXian y los demás. Sin su espada, su rostro se volvió más y más pálido. Un discípulo mayor a su lado habló:

—Su Ella, en este momento todavía no hemos determinado qué es lo que hay dentro del agua. ¿Por qué actuaste por tu cuenta y hundiste tu espada bajo el agua?

Parecía estar algo nervioso, pero su expresión era relativamente tranquila.

—Vi que el Segundo Joven Maestro también…

Se dio cuenta, incluso antes de terminar de hablar, de lo inadecuada que era esta oración. No importa qué, la espada Bichen o Lan WangJi no eran comparables con otros. Lan WangJi podría introducir su espada en el agua cuando el oponente era desconocido y estar bien, pero podría no ser el caso para otros. Un vergonzoso tono rojo se filtró a través de su tez pálida, como si hubiera sido deshonrado. Vislumbró a Lan WangJi, pero él no lo miró y, en cambio, observó atentamente el agua. En un instante, Bichen volvió a desenvainarse.

Esta vez, la hoja de la espada no se insertó en el agua, sino que la punta de la espada se sacudió y sacó un trozo de sombra del agua. Un montón de suciedad húmeda y negra cayó al suelo del bote con un golpe. Wei WuXian se puso de puntillas para echar un vistazo. Para su sorpresa, era una prenda de vestir.

Se rio tan fuerte que casi se cae al río.

—Lan Zhan, ¡eres tan impresionante! Esta es la primera vez que veo a alguien quitarle la ropa de un ghoul de agua estando de cacería.

Lan WangJi simplemente examinó la muestra de Bichen para ver si había algo extraño. Parecía haber decidido no conversar con él.

—Deberías callarte —dijo Jiang Cheng—.  Lo que nada bajo el agua no es un ghoul de agua. ¡Solo había una pieza de ropa!

Por supuesto, Wei WuXian también lo vio con claridad, pero no se sentía satisfecho sin molestar a Lan WangJi varias veces.

—Entonces, ¿lo que se escabullía era solo esta pieza de ropa? Es por eso que las redes no pudieron atraparlo y las espadas no pudieron perforarlo. Su forma siempre era diferente. Sin embargo, una pieza de ropa no podría haberse tragado una espada entera. Debe haber algo más dentro del agua.

Por el momento, los botes ya flotaban hacia el centro del lago Biling. El color del agua era un tono verde extremadamente oscuro. De repente, Lan WangJi levantó ligeramente la cabeza.

—Volvamos de inmediato.

—¿Por qué? —preguntó Lan XiChen.

—Los seres submarinos llevaron los barcos al centro del lago Biling a propósito.

Justo cuando terminaba sus palabras, todos sintieron que sus barcos se hundían.

El agua inmediatamente comenzó a extenderse a los botes. Wei WuXian notó de repente que el color ya no era verde oscuro, sino casi negro. Rodeando el área cerca del centro, se había formado un gran remolino sin que nadie se diera cuenta. Los diez o más botes dieron vueltas, siguiendo las corrientes del remolino, y se hundieron mientras giraban, como si fueran succionados dentro de una boca gigantesca y negra.

El sonido metálico de las espadas desenvainándose resonó en el aire. Uno tras otro, todos montaron sus espadas y volaron hacia arriba, donde Wei WuXian ya flotaba. Miró hacia abajo, solo para ver que el discípulo que condujo su espada bajo el agua, Su She, ya estaba hasta las rodillas dentro del agua, la tabla de su bote envuelta en el lago Biling. Aunque su rostro estaba lleno de pánico, no pidió ayuda, posiblemente asustado. Sin dudarlo, Wei WuXian se inclinó y estiró el brazo, agarrando su muñeca y levantándolo.

Habiendo agregado a otra persona, la espada bajo sus pies se hundió abruptamente, pero continuó ascendiendo. Sin embargo, no mucho después, una fuerza salió de repente de Su She, casi tirando a Wei WuXian de su espada.

La parte inferior del cuerpo de Su She ya estaba sumergida dentro del remolino negro en el lago. El remolino giró más y más rápido, y su cuerpo también se hundió más y más. Parecía haber algo escondido bajo el agua, agarrándole las piernas y tirándolas hacia abajo. Jiang Cheng que estaba de pie en su Sandu y ascendió con calma a unos setenta metros sobre la superficie del lago.

—¿Qué estás haciendo ahora? —les gritó al verlos con una expresión molesta.

La fuerza de succión del lago se hizo más y más fuerte. La espada de Wei WuXian era superior en términos de agilidad, pero inferior en términos de fuerza. Casi le pesaba hasta el punto de flotar justo sobre la superficie del lago. Se estabilizó mientras usaba ambas manos para arrastrar a Su She, y gritó:

—¿Alguien puede venir a ayudar ?! ¡Si aún no puedo levantarlo, lo dejaré ir!

De repente, Wei WuXian sintió que se le apretaba el cuello de la ropa y lo alzaron en el aire. Se dio la vuelta para ver a Lan WangJi sosteniendo la parte posterior de su cuello con una mano. Aunque miró en otra dirección con una mirada indiferente, él y su espada soportaban el peso de tres personas, y lucharon con la misteriosa fuerza del lago al mismo tiempo. Además, su posición seguía aumentando a un ritmo constante. Jiang Cheng estaba bastante sorprendido. Si bajara a tirar a Wei WuXian antes que él, usando Sandu, probablemente no podría haber ascendido tan rápido y de manera constante.

Lan WangJi solo tiene alrededor de mi edad…

En este punto, Wei WuXian habló:

—Lan Zhan, tu espada es bastante fuerte, ¿no? Gracias. ¿Pero por qué me sacaste del cuello? ¿No puedes aferrarte a mí? No me siento cómodo si haces esto. ¿Por qué no extiendo mi mano hacia ti y puedes agarrarla?

—No tengo contacto físico con otros —le respondió con voz fría.

—Ya estamos tan familiarizados el uno con el otro, entonces, ¿por qué me tratas como a los demás?

—No lo estamos.

Wei WuXian fingió estar herido.

—No puedes hacer esto…

Jiang Cheng realmente no pudo soportarlo más.

—¡No puedes hacer esto! ¡¿No puedes pronunciar unas pocas oraciones menos mientras estás atrapado en el aire por el cuello?! —le regañó.

El grupo viajó sobre sus espadas y evacuó el lago Biling tan rápido como pudieron. Cuando aterrizaron, Lan WangJi soltó el cuello de Wei WuXian y se volvió tranquilamente hacia Lan XiChen.

—Es un abismo en el agua.

Lan XiChen negó con la cabeza.

—Entonces, esto va a ser difícil.

Cuando escucharon el nombre “abismo en el agua”, Wei WuXian y Jiang Cheng lo entendieron de inmediato. La parte más aterradora del lago Biling no eran los ghouls de agua, sino el agua que fluía en él.

Debido a razones como el terreno o las corrientes, algunos ríos o lagos a menudo encontraron barcos hundiéndose y personas ahogadas. A medida que pasaba el tiempo, el área del agua desarrollaría una personalidad. Era como una joven amante malcriada que no podía tolerar la escasez del lujoso estilo de vida. Si no se hundieran en el agua botes de bienes o seres humanos vivos como sacrificio, provocaría problemas y los conseguiría por sí misma.

La gente del área de la ciudad de Caiyi estaba familiarizada con el agua, por lo que rara vez ocurrían barcos hundidos y muertes por ahogamiento. Era imposible que un abismo acuático creciera aquí. Ahora que había aparecido, solo había una posibilidad: había sido perseguido aquí desde otro lugar.

Una vez que surgía un abismo en el agua, todo el cuerpo de agua se convertía en un monstruo. Era extremadamente difícil deshacerse de él, imposible de eliminar a menos que se retirara cada gota de agua, se pescaran todas las personas y los bienes que se hundieron y el lecho del río estuviera expuesto a la luz solar intensa durante unos años. Sin embargo, había un método que podía resolver el problema inmediato a costa de los demás: perseguirlo a otro río o estanque y dejarlo naufragar en otro lugar.

—¿Ha habido algún lugar que haya sufrido un abismo en el agua recientemente? —preguntó Lan WangJi.

Lan XiChen señaló al cielo.

No señalaba nada más que el sol. Wei WuXian y Jiang Cheng se miraron, entendiendo a la perfección: era la secta Qishan Wen.

Entre el mundo de la cultivación, había una innumerable cantidad de sectas y clanes, superando incluso la cantidad de estrellas en el cielo. Y, entre estos, había un titán que estaba por encima de los demás sin lugar a dudas: la secta Qishan Wen.

El clan Wen usaba el sol como el logo de su clan, siendo su lema “competir con el sol por el resplandor, igualar el sol en la longevidad”. La residencia de la secta era bastante grande, casi comparable a una ciudad. Fue nombrada el Cielo Nocturno, también llamado la Ciudad Celestial Nocturna, porque se decía que no había anochecer. Podría describirse como un titán por el hecho de que no importaba en términos de número de discípulos, poder, tierra o herramientas mágicas, no había otras familias que pudieran compararse con él. Muchos cultivadores consideraban un discípulo extranjero de la secta Qishan Wen como un honor supremo. Basado en su estilo de hacer cosas, era muy posible que el abismo en el agua en la ciudad de Caiyi fuera perseguido aquí por ellos.

Aunque sabían de dónde venía el abismo acuático, todos guardaron silencio.

Si fue hecho por personas de la secta Qishan Wen, entonces no habría resultado, no importaba cuán duro lo acusaran o criticaran. Primero que nada, la secta no lo admitiría, y segundo, tampoco habría ninguna compensación.

Un discípulo se quejó.

—La ciudad de Caiyi se verá seriamente perjudicada por esa secta. Si el abismo de agua se hace más grande y se expande en los senderos del río en la ciudad, la vida de todas esas personas dependería del monstruo. Es tan…

Si se hiciera responsable del problema que le pasó a otra persona, la secta Gusu Lan definitivamente enfrentaría innumerables problemas. Lan XiChen suspiró.

—Déjalo caer. Volvamos al pueblo —dijo con decepción.

Abordaron botes nuevos en el punto de cruce y remaron hacia un área de la ciudad donde se reunía mucha gente.

Después de pasar el puente de arco y entrar en los senderos del río, Wei WuXian comenzó a hacerlo de nuevo.

Abandonando su remo, puso un pie al costado de su bote y miró su reflejo en el agua, examinando si su cabello estaba desordenado. Como si no hubiera atrapado toneladas de ghouls de agua y escapado de la boca del abismo, Wei WuXian lanzó una serie de encantadores guiños a ambos lados del camino con seguridad:

—Hermanas, ¿cuánto cuesta medio kilogramo de níspero?

Su edad era joven y su aspecto era guapo. Con tanto ánimo, realmente era una escena de frívolas flores de melocotón [1] que perseguían la corriente. Una mujer levantó su sombrero de bambú, sonriendo con la cabeza en alto.

—Joven, no tienes que pagar. ¿Qué tal si puedo darte uno gratis?

El dialecto Wu [2] era suave, sonaba refrescante y dulce. Los labios del hablante se movían melodiosamente, y las orejas del oyente estarían envueltas en fragancia. Wei WuXian juntó las manos.

—¡Si la hermana me lo da, entonces definitivamente lo quiero!

La mujer metió la mano en la canasta y le arrojó un níspero redondo y dorado.

—No tienes que ser tan educado. ¡Es por lo guapo que te ves!

Los botes se movieron a gran velocidad. Cuando los dos barcos se encontraron, se cruzaron de inmediato. Wei WuXian se dio la vuelta, lo captó a la perfección y sonrió.

—¡La hermana se ve aún más bonita!

Mientras presumía y coqueteaba a un lado, Lan WangJi miraba al frente, pareciendo bastante virtuoso. Wei WuXian arrojó con aire de suficiencia el toquat en su mano y de repente lo señaló:

—Hermanas, ¿creen que se ve guapo?

Lan WangJi no esperaba que hablara de repente sobre él. Justo cuando no estaba seguro de cómo responder, las mujeres en el río hablaron en armonía:

—¡Aún más guapo! —En medio de esto, se escuchaba la risa de unos pocos hombres.

—Entonces, ¿alguien quiere darle uno? ¡Si solo me das a mí, me temo que podría estar celoso cuando regresemos! —exclamó Wei WuXian.

Una risa chirriante resonó por todo el río. Otra mujer vino delante de ellos, parada en su bote.

—Está bien, está bien, tienes dos. ¡Atención, joven galán, atrapa!

Después de que el segundo también aterrizó en su mano, Wei WuXian gritó:

—Hermana, no solo eres bonita, sino que también eres agradable. ¡La próxima vez que venga, voy a comprar una canasta entera!

La voz de la mujer era vibrante, y más atrevida que la otra. Señaló a Lan WangJi:

—Haz que venga también. ¡Todos podéis venir aquí y conseguirlos!

Wei WuXian sostuvo el níspero frente a los ojos de Lan WangJi, quien no movió su mirada.

—Muévete.

Y, entonces, Wei WuXian lo retiró.

—Sabía que no lo aceptarías, así que nunca tuve la intención de dártelo. Jiang Cheng, ¡atrapa!

Justo entonces, el bote en el que estaba Jiang Cheng zumbó pasado. Atrapó el níspero con una mano, una leve sonrisa en su rostro, pero resopló de inmediato.

—¿Estás coqueteando de nuevo?

Wei WuXian sonrió, orgulloso de su éxito.

—¡Piérdete! —Luego, se dio la vuelta y preguntó—: Lan Zhan, eres de Gusu, así que sabes cómo hablar en este dialecto, ¿verdad? Enséñame. ¿Cómo juras en el dialecto de Gusu?

Lan WangJi le lanzó un “patético” y se subió a otro bote. Wei WuXian no esperaba que respondiera en verdad. Solo quería burlarse de él, después de escuchar el dialecto de Gusu que era tan suave y pensar que Lan WangJi sin duda también lo hablaba cuando era joven. Después de levantar la cabeza para tomarotro trago de vino de arroz, llevó la jarra regordeta de color negro azabache en una mano, recogió la pala y cargó para golpear a Jiang Cheng.

Por otro lado, Lan WangJi estaba parado al lado de Lan XiChen. Esta vez, incluso sus expresiones eran similares. Ambos parecían preocupados por los problemas mientras pensaban en cómo lidiar con el abismo acuático y qué decirle al alcalde de la ciudad de Caiyi.

Delante de ellos apareció un bote extremadamente pesado, lleno de cubos de grandes nísperos dorados. Lan WangJi lo miró y continuó mirando al frente.

—Si quieres comer nísperos, ¿deberíamos comprar una canasta? —le preguntó Lan Xi Chen.

—¡No quiero!

Lan WangJi se fue con un movimiento de sus mangas a pararse en otro bote.


[1] Frívolas flores de melocotón persiguen la corriente: Una vez más, esta frase proviene de un poema del famoso poeta Du Fu. Esta escena de flores y la corriente implica que Wei WuXian es la “flor de melocotón frívola” en este caso, y liga con las mujeres en el río sin preocuparse por su conducta.

[2] Dialecto de Wu: este es uno de los muchos dialectos del chino.

Maru
A mí no me engañas, quieres todo lo que te ofrezca Wei WuXian, jeje. Hacía tiempo que no me encontraba con otro tsundere como Yu ZhiJue.

| Índice |

One thought on “El fundador del Diabolismo – Capítulo 16: Refinamiento (7)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *