Prevenir un Harem – Capítulo 46: Mi novio es un zombie

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Desde que el zombi de alto nivel fue derrotado, los de bajo nivel rompieron su formación circular y deambularon sin rumbo fijo. Las fuerzas que los presionaron se rompieron repentinamente y Yan Zheng y Liang Ping cargaron de inmediato hacia donde estaba Ye Zhizhou.

En un abrir y cerrar de ojos, Liang Ping alcanzó a Ye Zhizhou; una mano lo agarró por detrás mientras que otra sacó su bisturí para lanzar un ataque al hombre alto y delgado. Yan Zheng llegó un segundo después, su espada se hundió y su llama surgió con su calor abrasador.

—Bastante interesante. —El hombre alto tarareó. Su mano se agitó ligeramente y una fuerte ráfaga de viento se desgarró. Hubo un sonido de metal chocando contra metal, y cuando Ye Zhizhou giró la cabeza, vio el bisturí de Liang Ping justo cuando estaba bloqueado por los palillos que el hombre alto sacó; el bisturí de Liang Ping también estaba atascado dentro del patrón de línea en espiral de los palillos, parecía bastante cómico. En el otro lado, el fuego fue torcido por el viento, pero la espada de Yan Zheng atravesó infaliblemente el gran abrigo de ese hombre delgado. Justo cuando Ye Zhizhou pensó que el ataque de Yan Zheng fue exitoso, el abrigo se rasgó y el dobladillo inferior fue volado por el viento, lo que obligó a Yan Zheng a regresar a la puerta del almacén.

¡Qué amenaza!

El corazón de Ye Zhizhou se hundió. Rápidamente extendió la fuerza espiritual que reunió y la convirtió en una capa de seda, las condensó en formas parecidas a agujas y apuñaló ferozmente hacia el cerebro del hombre delgado. Durante todo eso, sus manos nunca se detuvieron, una de sus manos trató de cegar al hombre y otra mano empujó su pecho. ¡Mientras Liang Ping lo agarraba y jalaba, Ye Zhizhou levantó la pierna y pateó las joyas familiares del hombre!

El hombre delgado se puso rígido por la repentina ofensiva de Ye Zhizhou. Su cabeza se levantó y su cuerpo se inclinó para evitar su patada. Ye Zhizhou consiguió que soltara su agarre, ¡pero la mano del hombre rápidamente lo agarró del brazo y tiró de Ye Zhizhou de regreso a su abrazo! Ese hombre pareció sentir las agujas espirituales afiladas acercándose ya que sus pupilas amarillentas se encogieron, una fuerza espiritual algo débil se extendió rápidamente, formando una fina película de protección. ¡Bloqueó las agujas de Ye Zhizhou de su cerebro!

Dos fuerzas espirituales chocaron y ambas gimieron de dolor al mismo tiempo. El fuerte viento alrededor del hombre delgado disminuyó cuando el agarre de Ye Zhizhou se aflojó. ¡Liang Ping se retiró rápidamente con Ye Zhizhou en la mano mientras Yan Zheng aprovechó la oportunidad para atacar de nuevo y apuntó su espada al hombre delgado!

—¡Para, para! —Ye Zhizhou soportó su dolor de cabeza y gritó en pánico. Su cuerpo se movió más rápido que sus pensamientos, se arrojó frente a Yan Zheng. —¡Está de nuestro lado! ¡No ataques!

Yan Zheng detuvo su ofensiva y el otro hombre usó esta apertura para retirarse.

Liang Ping corrió hacia Ye Zhizhou y lo llevó a su lado.

Fue un extraño enfrentamiento.

Las fuerzas espirituales se fusionaron y se entrelazaron después de chocar entre sí, emitiendo una alegría extática en su mente. La fuerza del otro hombre se dividió en varios hilos, extendiéndose como si volviera a casa y acariciando su rostro.

Como esperaba… Atrapado entre la risa y las lágrimas, se secó la cara y dio unas palmaditas a los dos hombres a su lado para aplacarlos. Ye Zhizhou le dio al hombre delgado un vistazo una vez más de arriba a abajo. No pudo reprimir su sonrisa, —Deja de luchar por ahora. Estos dos son mis compañeros y uh, ¿cómo te llamas?

El otro hombre lo miró desconcertado, dio un paso adelante inconscientemente y se cubrió la frente.

—Cuál es mi nombre… —Murmuró para sí mismo. Tuvo un momento de frustración antes de volver a su calma anterior, sus pupilas amarillentas solo se hundieron profundamente por un momento antes de volver a un color más claro, pero su mano continuó apretando su frente y la fuerza que ejerció hizo que la piel ahí se enrojeciera. Los zombis que lo rodeaban parecían verse afectados por sus emociones y emitían gruñidos bajos con ansiedad.

—¡No! No te lastimes. —Ye Zhizhou tembló espantosamente al ver esto. Recordar lo que había descubierto antes, rápidamente dispersó la alegría de encontrar a su amante nuevamente.

—¿Fuiste mordido por un zombi? Ven aquí, te daré la medicina. —Aunque no tenía la vacuna zombi, la píldora limpiadora de médula debería poder eliminar el virus en el cuerpo del otro. En cualquier caso, ¡no podía permitir que su amante continuara deteriorándose!

—¿Medicamento? —El hombre delgado detuvo todos los movimientos ante las palabras de Ye Zhizhou. Su expresión se mantuvo tranquila. Sin prisa, sacó una jeringa cargada de líquido, la preparó hábilmente y se la inyectó en el brazo. Suspiró satisfecho—. Así es, vine aquí por la máquina para hacer medicamentos.

Yan Zheng y Liang Ping agarraron su arma con más fuerza cuando vieron su extraño comportamiento.

La sustancia azul claro entró lentamente a través de su brazo y sus venas abultadas se volvieron planas, su rostro pálido recuperó su color, sus pupilas amarillentas se oscurecieron en el marrón de una persona normal, sus labios morados también se volvieron más rosados. Las comisuras de sus labios se levantaron ligeramente, haciéndolo lucir extremadamente complacido.

Ye Zhizhou se quedó boquiabierto ante sus cambios. Hizo a un lado a los dos hombres que estaban frente a él y soltó: —¿Con qué te inyectaste? ¡¿La vacuna zombi?!

¡Esto no puede ser! ¡Eso no es lo que decían los datos de la trama!

—No. —El hombre delgado tiró su jeringa. Su tono frío y áspero de antes se volvió cálido y gentil, y la mirada en sus ojos estaba completamente empapada de inofensividad—. Es sólo una cosa a medio terminar. Muy bien, ven aquí. Me gusta el olor de tu cuerpo. —Mientras hablaba, extendió su dedo hacia los hilos espirituales que se frotaban contra él, su expresión parecía intoxicada—. Tu habilidad es adorable. Realmente quiero hacer palanca para abrir tu cerebro y ver cómo se ve tu piedra central.

La fuerza espiritual de Ye Zhizhou regresó rápidamente a su persona. Su garganta se sentía seca y tuvo que tragar un par de veces, su amante parecía un poco pervertido… ¿Qué hacer? Quiere decir que no lo conocía. Yan Zheng se apresuró a tirar de Ye Zhizhou detrás de su cuerpo mientras Liang Ping era más directo, el bisturí en su mano ya estaba arrojado hacia el hombre delgado.

El hombre agarró con precisión el bisturí entrante con las manos. Lo palpó con interés. —Mejorado. No está mal, me gusta. —Luego lo devolvió con una velocidad aún más rápida.

Le dijo a Ye Zhizhou: —Mi nombre es Zhong Qiu, ¿y tú? ¿Cuál es tu nombre?

Zhong Qiu… Ye Zhizhou sintió que su visión se oscurecía. ¿Cómo es que su amante es carne de cañón en esta vida también? ¡Además, es el genio de la carne de cañón que debe estar bien protegido! Ye Zhizhou contuvo a sus dos compañeros que estaban a punto de atacar y suspiró.

Estiró la cabeza y luego dijo con impotencia: —Soy Liu Chen. No ataques a mis amigos. Este no es un lugar para hablar, ¿podemos hablar adentro?

Aquí los zombis los rodearon. Aunque por alguna razón desconocida no habían atacado a este grupo de humanos ruidosos, solo la vista de estos cadáveres lo asustó mucho.

La mirada de Zhong Qiu recorrió sus manos que sostenían los hombros de Liang Ping y Yan Zheng hacia atrás. Un tono amarillento emergió en la profundidad de sus ojos, pero fue rápidamente reprimido. Él sonrió, —Está bien, entremos.

Todo tipo de equipos se amontonaban dentro del pequeño almacén. Ye Zhizhou puso sus ojos en el enorme equipo en la esquina tan pronto como entró y se acercó a el, sin pensar.

Una ráfaga de viento sopló y su cintura fue agarrada con fuerza, devolviéndolo al abrazo de Zhong Qiu. Esta vez, el agarre de Zhong Qiu fue mucho más suave, pero incluso entonces las palabras que salieron de su boca no fueron nada bonitas. —Ya eres mío ahora. No puedes tocar cosas que no deberías tocar, ¿de acuerdo?

Ye Zhizhou detuvo a Yan Zheng y Liang Ping con una mirada. Levantó la mano para acariciar la mano de Zhong Qiu en su cintura, manteniendo una expresión gentil mientras decía: —Debes haber venido por esta máquina, ¿verdad? Yo también. Escuché que pronto alguien terminaría una vacuna en la ciudad B y realmente necesitaba esto. Sabía que había uno aquí, así que quería llevarlo a la ciudad B… La persona que necesita esta máquina debes ser tú.

El agarre en su cintura se apretó. El cálido aliento del hombre se movió desde la parte posterior de su cabeza hasta sus oídos. —¿Querías darme un regalo?

Ye Zhizhou corrigió: —Quería darte ‘esta máquina… 

—Qué dulce de tu parte. —Los delgados dedos se movieron alrededor de su cuello y lo acariciaron de una manera ambigua, luego sus dedos pellizcaron su lóbulo de la oreja, se posaron en su sien y señalaron ahí—. Pero quiero esta parte de ti aún más… 

El aliento que soplaba en su rostro pasó de cálido a helado, los dedos de su sien también se volvieron más fríos rápidamente. El corazón de Ye Zhizhou se apretó. Rápidamente tomó su mano y volvió a preguntar: —¿Te mordieron? Suéltame, te traeré un medicamento.

—No mordido. —Su voz cálida y gentil comenzó a volverse fría y áspera de nuevo, aunque trató de bajar el tono, la cuerda de voz plana, gradualmente hizo que su voz estuviera desprovista de emociones humanas. —Solo experimenté un poco conmigo mismo, eso es todo. Para deshacerme del virus, tengo que conocerlo un poco más, ¿no crees?

¡Creo que traes mala suerte! ¿Así que no fue mordido por un zombi, fue él mismo quien cortejó la muerte usando su propio cuerpo para absorber el virus? Ye Zhizhou no sabía qué decir, su mano apretó la de Zhong Qiu con fuerza como si estuviera estrangulando al otro hombre y su voz se elevó con ira. —¡Déjalo ir! ¡Puedo traer tu máquina con mi espacio! 

Regresaremos y te darás prisa para hacer esa maldita vacuna. ¡No me gusta para nada esta horrible mirada! 

—¿Te gusta?

—¡No me gusta! ¡Déjame ir!

Zhong Qiu frunció el ceño y lo soltó lentamente. Miró sus propias manos, —¿Me odias así?

Ye Zhizhou empacó la máquina con dificultad y luego lo miró. Se acercó a Liang Ping y Yan Zheng. —No digas nada de que está infectado afuera, lo arreglaré. Deberías salir y matar a algunos zombis, tomar sus núcleos. No te olvides de tomar tus pastillas para esconder tu aroma y no vayas demasiado lejos, yo… 

Su cintura fue agarrada con fuerza de nuevo, un fuerte viento sopló a los lados de su cuerpo y su visión se distorsionó por un momento. Cuando el viento se apagó, la puerta del almacén se había cerrado y no había rastros de Yan Zheng y Liang Ping.

—¡¿Dónde están?!

Un aliento helado barrió su cuello, moviéndose peligrosamente, —Afuera.

El cuello de Ye Zhizhou fue lamido ligeramente, hizo que su cuero cabelludo hormigueara un poco y su cuerpo se tensó inconscientemente. —Zhong Qiu, cálmate un poco.

¡Definitivamente no quería desafiar su tolerancia hacia los zombis intimando con uno! ¡Es muy difícil de hacer!

—Me gusta tu sabor. —apretó su agarre y el aliento helado se movió hacia el oído de Ye Zhizhou—. Así que también te agradaré.

¿¡Qué tipo de lógica es esta!?

Su cuerpo se volteó repentinamente: Zhong Qiu obligó a Ye Zhizhou a levantar la cabeza, cerrando sus ojos con sus pupilas amarillentas nuevamente. La esquina de su ropa estaba levantada. Esos dedos helados exploraron debajo y acariciaron la piel de Ye Zhizhou de manera ambigua.

—Hace calor, se siente tan bien. —Se inclinó como si fuera a dar un beso… 

¡Incluso si esa cara es hermosa! ¡Este toque y aliento helados no le sentían bien!

La mente de Ye Zhizhou se inundó de maldiciones. Levantó la mano cuando el agarre de Zhong Qiu se aflojó y obligó al hombre a apartarse de sí mismo. Se esforzó por ignorar la sensación de frío en su espalda y dijo una palabra a la vez: —¿Estás seguro de que puedes levantarlo?

Hasta donde él sabía, la temperatura corporal del humano infectado siempre bajará a cero. Calculó que esa cosa de ahí abajo debería ser incapaz de funcionar.

El movimiento de Zhong Qiu se detuvo. Mientras retiraba lentamente su mano de la espalda de Ye Zhizhou, el color de sus ojos se hundió y su voz se volvió más fría. Entrecerró los ojos y dijo amenazadoramente: —¿Sospechas que no puedo?

Ye Zhizhou bajó la cabeza, miró al miembro inferior que no respondía de Zhong Qiu y se encogió de hombros. Antes solo expresaba sus dudas, pero ahora estaba seguro de que los zombis no pueden levantarlo.

—Liu Chen. —Buscó de nuevo en su bolsillo. Sacó una fórmula azul claro y la inyectó hábilmente en su propio brazo. —Estás jodido.

Vientos fuertes soplaron de nuevo alrededor de los cuerpos de los dos hombres. Hubo un fuerte sonido de ropa rasgándose y Ye Zhizhou sintió una ligera brisa sobre él antes de ver tiras familiares de tela. Cuando miró hacia abajo, su cuerpo ya no tenía nada que lo protegiera de entrar en contacto con el aire.

—¡Zhong! ¡Qiu!

La puerta del almacén se abrió de repente y un grupo de personas entró de golpe. Un joven de aspecto amable con gafas fue el primero en entrar y quedar atónito por la situación en el interior. El tipo no pudo evitar frotarse los ojos, preguntó con ansiedad: —Líder… ¿Q-qué estás haciendo?

| Índice |

3 thoughts on “Prevenir un Harem – Capítulo 46: Mi novio es un zombie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *