Prevenir un Harem – Capítulo 47: Mi novio es un zombie

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Zhong Qiu rodeo a Ye Zhizhou en un abrazo, cubriéndolo de las miradas del público. Miró con indiferencia a las personas amontonadas frente a la puerta. Sus ojos, que estaban volviendo a adquirir una tonalidad normal, seguían poseyendo una inusual frialdad.

—¡Todos cierren los ojos!

Una rápida mancha blanca rodeó el lugar, aquella figura era Liang Ping quien se posó detrás de Zhong Qiu y lo sostuvo de su hombro, una espeluznante luz reflejó su bisturí en aquel oscuro almacén.

—¡Dejen ir a nuestro jefe!

Ye Zhizhou estaba a punto de estallar. Aprovechó la cobertura de Zhong Qiu para sacar una bata de su espacio y ponérsela.

—­Liang Ping, ¡golpealo! Zhong Qiu, si te atreves a pelear, te castraré. —gruño molesto.

El joven con gafas tragó saliva con fuerza, pensando que probablemente había llegado en un muy mal momento, se dio la vuelta con lentitud…

—¿Vas a algún lado? —sin embargo, frente a él apareció Yan Zheng, bloqueandole el paso. Mientras lo cuestionaba, agitó su mano detrás de él, levantando una pared de fuego fuera del almacén, sin una abertura que le permitiera escapar.

—Habla de una vez, ¿quién eres?

Zhong Qiu evitó ágilmente todos los ataques de Liang Ping usando su habilidad con el viento, acercándose con rapidez a Ye Zhizhou. Cuando estuvo frente a él lo sostuvo cual saco de papas y saltó varias veces hasta que aterrizó delante del joven con gafas y le entregó a Ye Zhizhou.  

—Lao Bo, este es mi trofeo de batalla, llévatelo. —Dijo, mientras caminaba hacia Yan Zheng.

¿Trofeo? La furia reprimida de Ye Zhizhou por fin estalló, el gran estallido de fuerza espiritual, que envolvía al grupo de Lao Bo, fue tan feroz como una tormenta eléctrica en pleno auge. Aquel golpe cortó parte de la fuerza espiritual de Zhong Qiu, aprovechando entonces a tomar el cinturón de su propia túnica.

—¡Zhong Qiu! ¡Continúen peleando y me desnudaré, aquí y ahora!

La ofensiva de Zhong Qiu se detuvo. La bola de fuego preparada en la mano de Yan Zheng chisporroteó. El bisturí de Liang Ping cayó de su mano y golpeó el suelo con un fuerte estruendo. Lao Bo, que estaba listo para saltar y luchar, se sentó en el suelo avergonzado y estupefacto por las palabras de Ye Zhizhou.

Grandes cantidades de fuerza espiritual unidas a la indignación e irritación de Ye Zhizhou circulaban dentro del almacén sin parar. Zhong Qiu sintió las emociones transmitidas en su fuerza espiritual y el viento que se levantaba alrededor de su persona se ralentizó. Dio la vuelta y se dirigió a Ye Zhizhou, para empezar a consolarlo dándole palmaditas en la espalda, persuadiéndolo con un tono más suave.

—Sólo muéstrame tu cuerpo. No te enfades.

Ye Zhizhou le lanzó un gancho de izquierda a su cabeza.

—¿Yo, un trofeo? —Zhong Qiu evadió su mirada, pero sus manos aún sostenían firmemente la cintura de Ye Zhizhou. 

—No, yo soy tu trofeo. —El puño de Ye Zhizhou se retiró y su rodilla se levantó. Zhong Qiu se arrodilló y se frotó ahí de manera íntima, agachó el rostro para alcanzar el oído de Ye Zhizhou susurrarle. —Sólo quiero pelear contigo en la cama.

Ye Zhizhou se rió, era obvio que Zhong Qiu no había aprendido la lección. Empujó al otro hombre a un lado y tiró de su brazo, presionando con fuerza el agujero de la aguja.

—Sí supongo que como dices, el medicamento que tomaste sólo podría suprimir el virus dentro de tu cuerpo temporalmente. Una vez que tu estado de ánimo fluctúe o se quede sin la inyección durante mucho tiempo, el virus estallará. ¿Todavía quieres pelear en la cama sabiendo eso? ¡En tus sueños! ¡Quédate así, incapaz de levantarlo por la eternidad!

Lao Bo, que acababa de levantarse, cayó de nuevo avergonzado. Parecía haber oído hablar de algo increíble hace un momento.

Las comisuras de la boca de Yan Zheng se crisparon. Retiró sus poderes. Resultó ser una pelea de amantes… Realmente los habían engañado.

Liang Ping miró de un lado a otro entre Ye Zhizhou y Zhong Qiu, desconcertado, luego también guardó su bisturí. Sacó un longan del bolsillo y empezó a mordisquearlo.

Toda la gente ruidosa se detuvo a excepción de Zhong Qiu. Examinó su brazo pinchado por un momento y luego miró el pequeño destello de piel cerca del cuello de Ye Zhizhou con expresión sombría.

—¿Qué ropa estás usando? ¡Odio ese olor! —preguntó de repente.

Ye Zhizhou agachó la cabeza para comprobar y descubrió que se había puesto la túnica negra de Yan Mingyong a toda prisa. Levantó el rostro con picardía y habló entre risas —Oh, ¿esto? Esto fue usado por alguien que realmente me gusta. ¡El material es realmente bueno! ¡Y huele muy bien! ¡La sensación en el cuerpo es muy suave! ¿Qué pasa? ¿No te gusta? Entonces me lo quitaré. —Dijo y tiró directamente de su cuello como si se fuera a desnudar en cualquier momento.

Zhong Qiu se apresuró a agarrar su mano, vislumbrando el abrigo andrajoso que llevaba puesto, un destello de amarillo apareció en sus pupilas. —No te lo quites, póntelo bien.

Ye Zhizhou golpeó sus mejillas sin dudarlo —¡Tú, cálmate! ¡¿Te atreves a volver a ser zombi?!

Las pupilas ligeramente amarillas volvieron gradualmente a su color normal.

Lao Bo parecía estupefacto, sintió que el líder de su familia se había convertido en una persona completamente diferente, ¡era tan obediente! No quería molestar a su muy extraño líder en este momento, pero su sentido del deber no le dejó otra opción, así que habló por más que no quisiera —Esto, eh, líder, rocié la droga que engaña el sentido del olfato del zombi cuando entré, pero no durará mucho. El viejo maestro está preocupado por ti, ¿por qué no… volvemos primero?

Zhong Qiu bajó el rostro para mirarlo, su habitual comportamiento frío también había regresado frente a su subordinado. —Ustedes adelántese. Yo voy con Xiao Chen.

—Pero, gran maestro…

—La máquina está con Xiao Chen. —Zhong Qiu explicó con ímpetu—. Llevaré la máquina a la capital con Xiao Chen. No hay suficiente espacio en el avión, ustedes salgan primero.

Lao Bo estaba asustado por la frialdad de su mirada, incapaz de contradecirlo cambió su mirada a Ye Zhizhou —Entonces, Sr. Liu, por favor cuide de…

—Yan Zheng, Liang Ping. —Sin mirar a Lao Bo o Zhong Qiu, Ye Zhizhou llamó a sus dos subordinados hacia él—. Misión cumplida, ¡andando!

Parecía haber una mutación en el gen de su amante en esta vida. Necesitaba algo de tiempo para adaptarse, y hasta que pueda hacerlo… ¡La distancia era la mejor opción!

Los tres hombres salieron rápidamente del almacén. Zhong Qiu miró a su propio subordinado estupefacto, antes de mirar hacia otro lado con desdén, luego se fue volando usando la velocidad de su habilidad de viento. Después de ser interrumpido, las palabras de Lao Bo murieron en su boca. Sus diversos órganos internos se sentían como si los estuvieran apretando y doliendo, Lao Bo no pudo evitar pisotear su pie —¿Acaso son humanos? ¡Hay infinidad de zombies allá afuera! ¡Solo dijeron “andando” y salieron así sin más! ¿No es esto buscar morir?

Uno de los subordinados que venía con él le dio un golpe en el hombro y susurró —Pero antes de que llegáramos, ese grupo ya había cruzado todo el hospital y llegó al almacén… También tuvieron tiempo para pelear, aun estando rodeados de zombies…

Se quedaron mirando, acompañados de un sepulcral silencio. ¡De alguna forma eso solo lo enfureció más!

Cuando el grupo de Ye Zhizhou llegó a la ubicación de su flota de autos, el cielo era de un color azul grisáceo, hace poco que había amanecido. Li Hao, que siempre había sido un madrugador, los vio regresar desde afuera y no pudo evitar preguntar desconcertado —¿A dónde fuiste tan temprano en la mañana? Además, Xiao Chen, ¿qué es eso que llevas puesto? Parece extraño, eh.

—Vi una planta de batata no contaminada por ahí, así que llevé a Yan Zheng y Liang Ping para desenterrarla y ponerla en mi espacio. —Ye Zhizhou mintió tan bien que parecía creíble, su rostro no dejaba lugar a dudas. Se puso la ropa y continuó —Puedo ensuciar esta ropa negra, así que me la puse.

El extremadamente crédulo Li Hao asintió, desviando su atención con facilidad —Ah, ¿encontraste batatas? Eso es genial. Las batatas son muy abundantes, ¡son buenas para comer! Será perfecto para comer cuando haga más frío.

Yan Zheng sacó su espada larga y la limpió. Sintió que el futuro de trabajar como guardaespaldas era sombrío. Liang Ping lo miró pensativo, sacó una pequeña mandarina de su bolsillo y se la pasó a Yan Zheng.

—Cómetelo.

Sopló una suave brisa y Zhong Qiu apareció de repente junto a Ye Zhizhou con una pequeña bolsa en la mano. Le dio la bolsa a Ye Zhizhou y le sonrió, —Xiao Chen, también encontré algunas papas, te ayudé a sacarlas. —dijo mientras miraba a Li Hao, luego extendió su mano al hombre mayor—. Hola. Soy Zhong Qiu, el novio de Xiao Chen. Gracias por haberlo cuidado durante todo este tiempo.

Li Hao quedó encantado con su amable y hermosa sonrisa, y tomó la mano de Zhong Qiu tontamente. Nuevamente, tardó en notar la profundidad de sus palabras —Ooh, entonces es el novio de Xiao Chen. Encantado de conocerte. Solo llámame tío Li como Xiao Chen… ¡¿Espera, novio?!

Cuando por fin reaccionó, abrió los ojos como platos. Giró el rostro en dirección a la flota de coches y gritó —¡Ey Liu! ¡Ven aquí, Xiao Chen tiene novio!

El pacífico campamento de automóviles cobró vida de inmediato con el ruido de cosas que caían en cada esquina. Liu Tao asomó su despeinada cabeza fuera de uno de los autos, su rostro mostraba una mueca mientras miraba con intención asesina hacia ellos.

—¿Qué dijiste? ¡¿Novio?!

Ye Zhizhou estaba estupefacto por este inesperado evento de la trama y no pudo evitar patear a su hombre grande y alto.

—¡Zhong Qiu! ¿Por qué estás aquí? ¿No perdieron a este tipo cuando salieron del hospital?

Zhong Qiu mantuvo una suave sonrisa cordial en su rostro. Se volvió hacia Ye Zhizhou para rellenar su mano con la bolsa de patatas. —Aquí, traje unos regalos.

¡Al diablo con tu regalo! 

Después del desayuno, su flota partió de nuevo.

Liu Tao salió del camión vacío con furia. Tenía un rostro severo mientras miraba al tranquilo y guapo Zhong Qiu. —¿Dime tu edad? ¿Trabajo? ¿Cuántos son en tu familia? ¿Estás casado? ¿Cuántas hermanas y hermanos tienes? ¿Cuánto tiempo hace que conoces a Xiao Chen? —preguntó abruptamente.

Ye Zhizhou solo podía cubrir su frente. La cabeza de Zhong Qiu se inclinó para mirarlo. Naturalmente, tomó la mano de Ye Zhizhou mientras miraba a Liu Tao con seriedad, —26. Investigador. Siete personas. Nunca me he casado, pero uno de mis hermanos mayores sí. En cuanto a cuánto tiempo lo conozco… sé que Xiao Chen tiene un lunar en la parte inferior del abdomen.

Para conocer siquiera el lunar en la parte inferior de su abdomen… La expresión de Liu Tao se arrugó en un instante, pero mientras recorría con la mirada sus manos entrelazadas, respiró hondo para calmarse. Continuó preguntando —¿Saben tus padres sobre ti y Xiao Chen?

—Lo saben, les gusta mucho Xiao Chen. —Zhong Qiu mintió entre dientes, —Además, mi abuelo sabía que dejé la ciudad B para buscar a Xiao Chen y apoyó mi decisión.

La expresión de Liu Tao finalmente se relajó. Suspiró mirando a Ye Zhizhou, solo extendiendo una mano para acariciar su cabeza —Dado que es alguien que te gusta, papá no te detendrá. No es tan fácil encontrar pareja con cómo están las cosas ahora. Puedo ver que la persona de Xiao Zhong es muy estable y confiable. Si puedes vivir bien con él a partir de ahora, cuando llegue el día en que tenga que dejarte, todavía tendrás a alguien que te apoye.

Toda la tristeza y el silencio de Ye Zhizhou fueron rotos por estas palabras. Se separó del agarre de Zhong Qiu y miró con severidad al hombre con una sonrisa inofensiva. Dio un paso adelante para abrazar a Liu Tao. —Papá, el apocalipsis terminará pronto. Vivirás mucho, mucho tiempo.

—Sí, el apocalipsis terminará pronto —Zhong Qiu agregó de manera oportuna, obsesionado con dar una buena impresión—. Estoy a punto de terminar de desarrollar una vacuna para el virus zombie, habrá resultados muy pronto.

¡Y más vale que sea pronto, quiere llegar a la noche de bodas!

Liu Tao no pudo evitar que sus ojos se mojaran mientras los escuchaba. Abrazó a su hijo y le palmeó la espalda, con un poco más de fuerza debido a su estado de ánimo emocionado.

—Bien, bien… Este tipo de mundo finalmente se va a salvar.

Después de un día y medio, su flota de autos llegó a la ciudad B. Se dirigieron directamente a la base.

Ye Zhizhou miró cuidadosamente a través de los datos proporcionados por el sistema, se sintió un poco preocupado; según la línea de tiempo, la base de Annan debería haberse dividido hace más de una semana. No sabía cómo estaban el protagonista y Qiu Xiangyu ahora o si estaban separados como en la trama original 

Solo una de las cuatro banderas ha caído lo suficientemente bajo como para estar a salvo… las otras dos banderas eran 50% y 60% respectivamente. y el restante se mantuvo firmemente al 100%…

En este momento, el único consuelo era que la trama de la historia de Zhong Qiu arrebatando al protagonista no debería suceder. Si un loco como Zhong Qiu (que para desarrollar vacunas experimentaría consigo mismo) supiera de la primavera del protagonista… ¡Se acabó!

Rápidamente ojeó los datos y verificó el punto de la trama cuando Zhong Qiu arrebatará al protagonista. Pensó en las varias píldoras limpiadoras de médula ósea de bajo grado que le había proporcionado Tongtian. Tocó al Zhong Qiu pegado a su costado y estaba descansando con los ojos cerrados. —Esto es para ti, será útil para tu investigación.

La razón por la que esa primavera llamó la atención de Zhong Qiu, fue por su poderosa función antinatural de fortalecer el cuerpo al mismo tiempo que elimina las impurezas de este. Si lo miras de esta manera, la función de venta ambulante de drogas del sistema fue sencillamente, ¡extremadamente amable! ¿Limpiar impurezas? ¿Fortalecer el cuerpo? ¡Todo está cubierto por la píldora limpiadora de médula ósea de bajo grado! Además, todavía existen los grados medio y alto. ¡Seguramente serán más efectivos que la primavera del protagonista!

Zhong Qiu abrió los ojos para mirar la píldora en la palma de Ye Zhizhou. El color de sus ojos cambió, y habló mientras tomaba la pastilla y la metía directamente en su boca —¿En serio? Entonces lo intentaré.

Ye Zhizhou miró su palma vacía y luego el rostro inexpresivo del hombre. Su mano rápidamente pellizco el cuello de Zhong Qiu —¿Cómo desarrollaste un hábito tan malo? ¡Poner en tu boca cualquier cosa remotamente relacionada con la investigación! ¡¿Y si eso fuera veneno?! ¡No actúas como un genio en absoluto!

—Soy un genio. —A Zhong Qiu no le importó la mano que pellizcaba su cuello. Miró directamente a los ojos de Ye Zhizhou y dijo palabras obscenas con una cara seria —Aunque nunca lo he hecho, puedo garantizar que te sentirás realmente bien haciéndolo conmigo.

—¡Te mataré…!

| Índice |

One thought on “Prevenir un Harem – Capítulo 47: Mi novio es un zombie

  1. Sarah Crossz says:

    Los amo los amo los amo, esta vez Yun Ke es un pervertido y muy divertido 🤣🤣🤣😂😂😂 además ya tiene el apoyo del suegro en serio amo esta historia. Muchas gracias por la traducción 😘😘😘😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *