Sobre la ruptura del compromiso, definitivamente lo recordaré

Traducido por Nina

Editado por Narumi

Corregido por Sharon

Autor: FUNA

Sinopsis:

Un Príncipe Heredero estúpido que quiere romper su compromiso.

¿Las cosas resultarán como quiere, o la chica superará todo con sus habilidades?


—Adrianne, ¡por la presente anularé mi compromiso contigo!

El Segundo Príncipe de este país Albarni, Su Alteza Gilbert, me encaró a mí, la tercera hija del Condado Tarudia, Adrianne von Tarudia, y declaró ruidosamente. Con un visible rostro triunfante, la hija mayor del Barón Missiori, Ravina von Missiori, estaba parada a su lado esperándolo.

La localización era el comedor del Palacio Real, donde una fiesta estaba teniendo lugar por el cumpleaños de la propia Alteza Gilbert. La mayoría de los presentes eran nobles de este país, y también había un gran número de nobles extranjeros.

Ocurrió en el medio de nuestra reunión.

Los nobles de este país mostraban expresiones de confusión, mientras que los visitantes de varias naciones parecían curiosos ante la oportunidad de presenciar algo interesante.

El Rey sujetó su cabeza con el sentimiento, ‘Este idiota lo ha hecho ahora’, y la Reina se mantenía inexpresiva… Era aterrador, ese rostro como una máscara Noh. [1]

El Rey no estaba haciendo ningún movimiento seguramente porque pensaba que ya era demasiado tarde, y que si hablaba ahora la situación se saldría de las manos, así que dejaría que terminara.

—¡No escucharé tus excusas! Incluso si te aferras a mí ahora, es demasiado tarde, tú ya…

—He recibido tus intenciones. Entonces, de ahora en adelante, nuestro compromiso queda anulado.

—¿Eh?

Quizás pensó que suplicaría y me aferraría a él. Su Alteza Gilbert me observó con asombro cuando le comuniqué mi consentimiento.

—Eh, no, pero, tú…

—No tengo ningún interés en un hombre que teniendo una prometida, y sin siquiera cortar con tu prometida, tiene a otra chica esperando por él.

Más aún, este tipo de charla debería darse solo frente a la familia de uno. Expresamente haciendo una declaración arbitraria en un lugar como este con el fin de provocar que la otra persona adquiera el rol de villana, solo puedo sentir que está usted actuando con malas intenciones.

—Quizás, pensó que acorralándome en el papel de la vergonzosa villana, usted podría ocultar su propia infidelidad.

—¿Q-Qué…?

Siendo yo, quien siempre lucía adormilada con los ojos entrecerrados y una apariencia despreocupada, él debió de pensar que tal contraataque nunca vendría.

No, incluso antes que eso, no debió considerar nunca que aceptaría romper nuestro compromiso fácilmente. Su Alteza parece nervioso ahora que sus planes se fueron al traste.

Porque si esto continúa así, ellos serán los villanos.

No, bueno, eso era la verdad.

—Entonces, en una fecha posterior enviaré una petición oficial por la compensación por el tiempo dedicado al entrenamiento de Reina, que ahora se volvió inútil, las limitaciones impuestas en la interacción con otros caballeros, la indemnnización por la vergüenza que estoy recibiendo, y que influenciará en mis propuestas de compromiso futuras. Además de la compensación por manchar el nombre sobre mi familia…

Sí, a pesar de que Gilbert era el Segundo Príncipe, era el Príncipe Heredero. Debido a que era su prometida, recibí un duro entrenamiento de Reina y me restringieron la interacción con otros caballeros.

—¡E-Espera! ¡¡Espera un momento!!

Cielos, parece estar bastante impaciente.

—E-Es evidente que tú has acusado falsamente y has acosado a Ravina…

—No conozco tal cosa. Y suponiendo que hice algo así, ¿qué derecho tiene la gata ladrona que robó mi prometido de quejarse? ¿Quién es el que hizo algo vergonzoso?

Interceptando sus palabras con las mías, Su Alteza Gilbert está siendo presionado.

—S-Sin embargo, ¡el problema es que has tratado de herir a Ravina!

—¿Herir? ¿De qué estás hablando exactamente?

—¡No te hagas la tonta! ¡Trataste de empujar a Ravina por las escaleras en la Academia! ¡¿No es eso cierto, Ravina?!

—S-Sí…

En un instante, la expresión triunfante de la Señorita Ravina palideció por algún motivo. Como si no hubiera planeado que este asunto se hiciera público

—¿Tienes alguna evidencia?

—¡Las palabras de la hija de un Barón deberían ser evidencia suficiente!

—¿Oh? Bien entonces, si la hija de un Conde testifica que ‘Eso no sucedió’, ¿entonces será evidencia suficiente también?

—Guh…

Ante la yo que siempre se mostraba despreocupada, él nunca pensó que perdería en un intercambio de palabras. Su Alteza Gilbert se ve visiblemente agitado.

Pero, quizás percatándose de un contraataque, mostró una expresión triunfante.

—¡Testigos! ¡Hay testigos de la escena! ¡La hija del Vizconde, Katia von Barbiér, la hija del Duque Agathe con Verré, y la hija del Barón, Lumia von Soliér, venid!

Ellas eran jóvenes damas nobles, y compañeras de clase nuestra. Es natural que estén en esta fiesta.

—S-Sí…

Nerviosas se acercaron al frente. Por alguna razón, las jóvenes damas lucen nerviosas.

Es entendible, no deben haber considerado que serían llamadas en este lugar para testificar.

—¡Entonces ahora, testificad por favor! Primero de todo, hija del Vizconde Katia von Barbiér, ¡cuéntanos lo que viste!

—S-Sí… Fue hace cinco días en la tarde, cuando las clases finalizaron, en la biblioteca…

—¿Un momento, por favor?

—S-Sí…

Ante mi interrupción, Katia detuvo sus palabras.

—Hace cinco días en la tarde, después de clases, la biblioteca. El tema de la última clase de ese día fue Propiedad en el Palacio Real, la clase de Baleine-sensei, ¿no es así?

—S-Sí…

—Entiendo. Entonces, por favor continúa tu discurso.

—S-Sí, ese día, cuando iba a la biblioteca, en lo alto de las escaleras estaba Ravina-sama y-

—¡Sí, por favor detente en este momento!

—¡No saber cuando rendirte es desagradable, Adrianne!

Ignorando las alegaciones de Gilbert continué hablando.

—Katia-san. Si no me equivoco, los Miércoles, tú…

Repentinamente abrí mis ojos, dejando fluir mis memorias.

—Tú recibes lecciones de danza, ¿verdad? Bailleul-sensei es un profesor muy estricto, si alguien es impuntual, habrían extremas consecuencias y eso… Ese día también, cuando las clases finalizaron te apresuraste inmediatamente a casa, ¿no es cierto?

—¿Eh…?

—Por mi parte, cuando las clases finalizaron hablé unos momentos con Aria-sama y Rosine-sama, tras eso me dirigí a casa con Sandra-sama y sus acompañantes, y después estudié en mi mansión con Percy-sensei, quien fue contratado por el Palacio Real, por el momento.

Dejé de lado las personas que estaban asombradas y continué con mis palabras.

—Entiendes, para alguien de un Vizcondado tratar de acusar a alguien de un Condado con falsos prejuicios, ¿qué consecuencias recaerían sobre ti… ? Por favor no pienses que esto acabaría solo contigo. Ya que esto sería un ataque malicioso por parte del Vizconadado Barbiér hacia nuestro Condado Tarudia, se convertirá en una guerra completa, ¿sabes? Por supuesto, el Rey también proporcionará un castigo correspondiente a los instigadores. En el mejor de los casos, tu linaje bajará de rango hasta la Baronía, en el peor te arrebatarán todo y caerás en la ruina, o quizás te ejecutarán… ¿Eres consciente? El Vizconde, el marido de tu segunda hermana mayor, obtiene la principal fuente de su fortuna de los negocios comerciales con la casa de la prometida de mi hermano mayor…

La Señorita Katia palideció y parecía lista para desmayarse en cualquier momento.

—Ahora, continúa.

Apresurándola con mis palabras, la Señorita Katia continuó con voz temblorosa.

—… El momento en que vi a Ravina-sama en lo alto de las escaleras, recordé mis lecciones de danza, y regresé rápidamente a casa…

Terminando de hablar, la Señorita Katia desapareció a paso veloz entre la multitud de invitados.

—Bien ahora, hija del Duque Agathe von Verré, hija del Barón Lumia von Soliér, ¿qué y cuándo es que presenció el evento? Agathe-san cuyo hermano mayor acaba de entrar a la Tercera División de la Orden de Caballería, Lumia-san  de la Casa del Barón Soliér cuyo principal inversor ha caído en la bancarrota provocando que sus asuntos financieros se vean afectados, consideren sus vidas y piensen cuidadosamente vuestra respuesta.

—¡N-No sé nada! ¡Solo he venido porque Su Alteza Gilbert me llamó!

—¡L-Lo mismo va para mí! ¡Si no tiene negocios conmigo, entonces me retiraré agradecidamente!

Gritando, las dos desaparecieron rápidamente entre la masa de espectadores.

Y Su Alteza Gilbert quedó completamente asombrado.

—A-Adrianne, esa actitud…

Oh, así que estás preguntando sobre eso, ya veo.

—¡¿P-Por qué recuerdas con tanto detalle eventos de hace cinco días?!  ¡Más aún, ¿incluso sobre la hermana mayor de esa chica?! ¡Has planeado todo esto desde el principio, ¿no es así?! ¡Esto era una trampa, ¿verdad?!

—¿Por qué razón iría hasta tales extremos para hacer que cayera usted en una trampa? Hacer algo tan sinsentido como eso sería una pérdida de tiempo, ¿no es así?

—P-Pérdida de tiempo… —dijo la sorprendida Señorita Ravina.

Y Gilbert siguió gritando.

—¡Entonces, ¿por qué recuerdas los eventos de hace cinco días con tal precisión?! ¡Y, ¿por qué tus ojos están abiertos apropiadamente?! ¡¿Qué sucede con ese rostro agudo y seguro?!

Eh… ¿No puede ser que Su Alteza no sepa sobre ello? No hay manera, ¿cierto?

—No es como si fuera alrededor haciendo contacto con otros, así que es normal para los nobles de rango más bajo y los plebeyos no saberlo, pero que Su Alteza no tenga conocimiento sobre ello… Um, usted es consciente de que mi abuela es una consejera en el Palacio Real, ¿verdad?

—Ah, he escuchado que ella siempre atiende a todas las reuniones, y se le preguntará por opinión de vez en cuando… Es exactamente porque tu abuela existe que el compromiso entre tú y yo se estableció.

—Sí. Y mi abuela era la Condesa… No, en verdad antes de que se casara en la Casa Tarudia, pertenecía a una casa con linaje de Caballeros. La razón por la que a pesar de ser una mujer de baja posición fue capaz de conseguir tal puesto es porque posee la ‘Memoria Absoluta’.

—¿Memoria Absoluta?

Ante la pregunta de Su Alteza, continué explicando.

—Sí, ‘Memoria Absoluta’. Una habilidad que permite a una persona no olvidar nunca nada de lo que haya visto u oído. Por eso mi abuela tiene la historia de la nación en su cabeza, la lista completa de los miembros de la aristocracia, los contenidos de reuniones anteriores, y qué tipo de declaraciones se realizaron allí. Incluso todas las leyes y regulaciones de este Reino, todo está en su memoria.

—T-tú no estás diciendo…..

Sonreí dulcemente.

—Sí, también he heredado la habilidad.

El Rey quería acogerme en la Familia Real. Sus verdaderas intenciones y esperanzas eran que pudiera entregar este poder a sus descendientes, por eso pensó en el matrimonio entre el Príncipe y yo.

Sin embargo, el Primer Príncipe encontró a una mujer con quien quería pasar el resto de su vida. Habría problemas si me convertía en una concubina, ya que mi hijo no tendría el derecho a suceder el trono, así que sin otra opción nombraron al Segundo Príncipe el Heredero. Todo para que yo me convirtiera en la Reina oficial.

—Aunque, ahora que nuestro compromiso se ha cancelado, las circunstancias han cambiado, así que me atrevo a decir que la posición de Príncipe Heredero regresará al Primer Príncipe…

—¿Qué…?

Su Alteza Gilbert quedó anonadado ante mis palabras.

Estaba segura de que ya conocía sobre este asunto…

—E-Entonces, ese rostro es…

—Ah, no tiene un gran significado. La habilidad de recordar cualquier cosa que haya visto u oído puede ser bastante problemática. Así que para no tener que recordar nada innecesario, siempre entrecerraba mis ojos, ignoraba muchas cosas, y me mantenía despreocupada…

—¡¿Q-Qué…?! ¡Cancelo la cancelación de este compromiso! ¡Solo fui engañado por esta mujer, no tengo ninguna intención de romper este compromiso!

—No, siempre y cuando usted haya declarado personalmente la revocación, y como yo acepté ese resultado, el compromiso se ha anulado. Lo que queda es avanzar con las formalidades. Si se hubiera dado el caso donde lo declaró frente a los miembros del a familia, podríamos haberlo conversado, pero puesto que lo proclamó frente a un gran grupo de invitados, no puede actuar como si esta situación no hubiera ocurrido…

—¡Entonces, volvamos a comprometernos! ¡De esa forma no habrá problemas, ¿verdad?!

—No, no lo puedo hacer.

—¡¿Por qué?!

—Porque definitivamente no quiero.

Si el Príncipe Heredero lo deseaba, no había mujer que pudiera rechazarlo.

Creyendo eso, Su Alteza Gilbert mostró una expresión de incredulidad.

Bueno, Príncipe Heredero, eso sucedía sólo porque estaba comprometido conmigo. A partir de ahora sólo será el ‘Segundo Príncipe’, y después de eso, el ‘Príncipe Real’.

—Una persona que traiciona una vez volverá a hacerlo. Si tuviera que contraer matrimonio con tal persona, entonces preferiría casarme con quien, en el mediodía del doceavo día del segundo mes cuando tenía tres años, lamió mi herida para confortarme cuando me caí y lloré porque me había raspado el codo. O con quien cuando tenía cinco años, en la tarde del vigésimo primer día del quinto mes me besó en la frente.

Mientras recordaba a esas personas mis mejillas se sonrojaron, y continué hablando.

—Además, ¿no se va a casar Su Alteza con la Señorita Ravina? Han pasado dos meses desde que el último día en que atendió a las clases de Artes Marciales, y ha estado descansando desde entonces…

—¿Q-Qué? Fue hace tres días cuando yo… (Gilbert)

—¿Eh? Ah, es así, olvida lo que acabas de escuchar… (Ravina)

—¡¡Como si pudiera hacerlo~~!! (Adrianne)

El rostro de la Señorita Ravena se volvió pálido y se hundió en el silencio.

He dicho algo malo…

Y hacia Su Alteza Gilbert, que todavía estaba en shock, dirigí unas últimas palabras.

—No ser capaz de olvidar, esto sea dicho, no solo buenas memorias, pero también sentimientos de enfado e infelicidad, y el sentimiento de ser traicionada. Nunca, desde el fondo de mi corazón, absolutamente, por toda la eternidad, me dejaré llevar por Su Alteza. Eso es porque poseo ‘Memoria Absoluta’.


[1] Se trata de un drama lírico japonés que tuvo su apogeo en el siglo XVII. El Nō procede de las danzas rituales de los templos, de las danzas populares, de los escritos budistas y de la poesía, mitología y leyendas populares japonesas y chinas. En oposición al teatro Kabuki, es un drama aristocrático que sigue teniendo su público en la actualidad y se representa en un cuadrilátero elevado y rodeado por dos lados de público.

Narumi
Esto es serio es un one-shot? O_O

Nemoné
¡Estuvo genial! XD

★Volver a One-shots★

12 thoughts on “Sobre la ruptura del compromiso, definitivamente lo recordaré

  1. Skarlyz~Onyx~ says:

    No.. Esto es una mala broma verdad😢 porqué..!?!? Es como dar un trocito de algo delicioso dejarte con las ganas y saber que nunca volveras a probarlo es un cruel😳😵😫

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *