Villana sanadora – Capítulo 25

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


Una vida a los diez años de edad no es realmente interesante. Ya he terminado el curso de alquimia, lo cual provocó un shock a muchos profesores ya que lo terminé antes que muchos adultos de aquí. No es tan diferente de la ciencia así que tuve un buen comienzo.

Luler me dijo que también quería estudiar alquimia conmigo, pero le sugerí tomar un curso de gobernación. Lo va a necesitar en el futuro por lo que él obedientemente hizo lo que le sugerí. Nosotros solemos salir juntos luego de que termina la escuela.

He visto a Akane y Teo caminando al lado del otro más seguido. Lucen más cercanos que antes. Todo el tiempo comemos juntos así que puedo verlos charlando un montón. Algunas veces, eran propensos a desaparecer juntos (me refiero a que podía ver a Teo arrastrando a Akane).

Desearía que esta pacífica vida durara para siempre. No puedo pensar en una situación donde Teo rompiera cruelmente su compromiso al igual que en el juego. En cuanto a Luler… ¿Realmente podrá asesinarme?

Tendré que esperar y ver. De todos modos no me dejaré matar tan fácil.

El tiempo pasa muy rápido, me gradué de la sección elemental y estoy lista para matricularme en la sección de escuela media.

Mi uniforme también cambió del de primaria. Luce más maduro con una camisa de mangas largas, falda a la altura de las rodillas, y una cinta negra en el cuello. El uniforme de preparatoria luce como el de mi mundo anterior.

Luego de graduarme de la escuela elemental, regresé para quedarme en casa durante estas largas vacaciones antes de comenzar la escuela media.

Por otro lado, mi hermano ya tiene once años. Él entró en la escuela elemental el año pasado, suelo verlo algunas veces en la escuela. Siempre viene a verme cuando no entiende su tarea. Tiene muchos amigos y también es el líder de su clase.

Le he advertido varias veces antes de que entrara en la escuela que el deber conlleva a la responsabilidad. Y que de ser posible, no debería tomar esa posición.

Shio solo me dijo que no pudo negarse.

*Suspiro*

Siento lástima por él.

También le pedí a mi padre un taller privado. Mi padre accedió fácilmente a mi pedido ya que habían varias habitaciones disponibles en la casa.

Este taller es para mis trabajos de alquimia. Es una lástima que no pueda estudiar un doctorado de nivel intermedio debido a mi edad. Tengo que tener quince años de acuerdo a la ley. Por lo que podré llamarme orgullosamente una doctora cuando haya terminado de estudiar el doctorado de nivel intermedio.

Si puedo estudiar para un doctorado de alto nivel entonces ser un doctor del palacio no estará para nada fuera de mi alcance.

¡¡¡Pero antes de eso, tengo que hacer cosméticos!!! Acondicionador, espuma desmaquillante y para el cuidado de la piel. Los champú de aquí no son tan malos, pero no ayuda para nada a que mi cabello sea más suave. Este mundo solo tiene algunos cosméticos.

¿¡Cómo puede vivir una mujer sin cosméticos!? ¡Una espuma limpiadora también es muy importante! ¿¡Y dónde están el bloqueador solar, crema para el día, y la crema para la noche!? ¿¡Saben que la edad y el medio ambiente son nuestros enemigos mortales!?

¡No puedo usar solo jabón y champú! Soy una chica con una edad cercana a los quince años.

Tendré que empezar haciendo champú y espuma limpiadora. Es algo bueno que haya terminado mis clases de alquimia. Podemos crear casi cualquier cosa si tenemos una sustancia inicial.

Utilizaré mis conocimientos de mi mundo anterior para crear cualquier cosa que quiera y entonces seré rica vendiendo esos productos.

Ya puedo ver un montón de dinero~ ¡Hahaha!

¡A-hem! No tengo ningún problema con el dinero. ¡Solo quiero compartir esto con todas las chicas de este mundo!

Primero, comenzaré con el acondicionador ya que es lo más fácil de hacer.

Umm… Debería hacer un champú para completar el juego.

—Ufufu~

— ¡Shiwa!

— ¡Kya! Luler, ¿¡cuándo llegaste!?

Si alguien apareciera de repente detrás de ti cuando te estás riendo sola en un cuarto, tu reacción no sería diferente de la mía.

Luler abre vacilantemente la puerta de mi taller. Debe ser debido a la extraña aura que emanaba de mí hace sólo un momento. Bien, es incredulidad en el mejor caso.

—Parecías ocupada así que no quise molestarte.

—La próxima vez puedes pasar. No te diré que te vayas.

—Shiwa, ¿qué estás haciendo?

—Umm… Champú.

— ¿Champú?

—Sí, debería ser mejor que el actual. ¿Quieres probarlo?

Si mi primer cliente es el príncipe entonces debería contarse como el amuleto de la suerte de mi negocio.

El cabello plateado de Luler ya es hermoso, pero sería un gran extra si también fuera suave y brillante.

—Quiero probarlo…

—Entonces siéntate allí, comenzaré a hacerlo.

Él se sienta en el sofá y me observa mientras intento hacer un champú durante media hora.

Seco mi sudor luego de verter estas cremas en botellas de cristal. Separo estas botellas en dos tipos: una es para el champú y otras son para el acondicionador. Luego de terminar de verterlas, tengo siete botellas de ambos, champú y acondicionador.

¿Debería hacer más? Creo que enviaré algunas a Akane, quien actualmente está en el Reino de los Zorros, para que lo pruebe.

— ¿Esto es un champú?

Luler toma la botella con interés.

—Sí, y estos se llaman acondicionador. Son usados luego de que terminas de lavarte el cabello.

— ¿Normalmente no sólo se utiliza champú?

— ¡No-No! Entonces no sería llamada una nueva fórmula.

Es considerado algo nuevo en este mundo. ¿También debería hacer un tratamiento o un aceite? ¡Creo que debería hacerlo!

—Ahora haré una espuma limpiador de baño para la piel. Deberías sentarte en el sofá por el momento.

—Umm… —Luler regresa a sentarse en el sofá.

En esta ocasión, comienzo a entender el concepto de la alquimia mucho mejor que la última vez así que cree exitosamente un limpiador de espuma y vertí el contenido en botellas más pequeñas.

No había podido hacer cosas como esta por mucho tiempo así que es bastante divertido hacerlo de nuevo.

—Luler, terminé.

—…

— ¿Luler?

¿Por qué no tengo una respuesta?

Debería estar sentado en el sofá, así que caminé hacia él.

— ¿Estás bien, Luler?

Toqué ligeramente su hombro. Él mira hacia arriba y es entonces cuando observo bien su rostro. Su cara ha perdido casi todo su color, está peor que cuando vino.

— ¿¡L-Luler!?

— ¡Ack!

Rápidamente busqué su pulso. Sus latidos son tan lentos que casi los pierdo.

¡Su enfermedad está actuando de nuevo!

—Luler, ¿¡trajiste tu medicina!?

—No…

— ¿En dónde está tu guardia?

—Quería… venir aquí solo…

— ¿¡Por qué eres tan terco!? ¡Te dije muchas veces que no deberías venir aquí sin compañía!

—Quería verte.

No existe cura para su terquedad, ¡huh! Él debería ser quien mejor sabe que no es un demonio normal, pero no cuida de su cuerpo en lo absoluto. En estos momentos, me siento más asustada que enojada con él.

Lo llevé a mi habitación en la puerta de al lado.

— ¡Alguien traiga un doctor! ¡Ahora mismo! También traigan la medicina que está en el aparador.

— ¡Sí-Sí, señorita!

Todas las sirvientas corren a alta velocidad para completar mi tarea. Es bueno que haya guardado algo de su medicina en mi casa pensando que podría enfrentarme a una situación como esta.

Pero… ¡no estoy segura de si esto lo hará sentir mejor ya que nunca antes lo he visto de esta manera!

| Índice |

One thought on “Villana sanadora – Capítulo 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *