Villana sanadora – Capítulo 9

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


¿Lo estoy haciendo mal? Solo quiero que él aprenda muchas emociones nuevas para estimular su corazón. No presioné ningún botón raro en él, ¿¡cierto!?

Solo para estar seguros, ¿debería poner un freno aquí?

— ¿Shiwa… realmente quieres azotarme?

¡¡¡Luler, no tienes que sonar tan ilusionado de esa manera!!!

— ¿Realmente piensas que quiero azotarte? Nadie tendría el corazón para hacer eso. Solo quiero probar algo.

Remuevo mi cinta de sus ojos para atar mi cabello. Suspiro… Esperemos que no tenga ningún hábito extraño por mi culpa.

— ¿Realmente no quieres azotarme?

— ¡Es cierto! ¿¡Quién se atrevería a azotar al único príncipe de este reino!?

—Umm…

Lo que estoy haciendo no es diferente de amenazarlo, pero, tengo una buena intención hacia él.

Hmm… ¿Por qué luce un poco feliz?

— ¿Cómo está tu corazón?

—Umm… Se sigue calentando.

Si su condición mejora entonces no tengo nada de qué quejarme, incluso si el proceso es extraño en sí. Noté mentalmente que lo que le causaba miedo lo excitaba. ¿Entonces… puede ser llamado ‘masoquista’?

¡No… espero que no!

—S-Su Alteza, ¿quiere comer dulces?

Rápidamente pongo mi formalidad en su lugar luego de haberla tirado por la ventana hace un momento. El luce triste por el hecho de que le hablé formalmente una vez más.

¿Qué…? ¿Quiere que le hable así de nuevo? No puedo hacer eso. Solo lo hice porque perdí mi paciencia. ¡¡¡Si los demás me escucharan decirle algo como eso al príncipe, entonces, de seguro, mi familia será condenada por no respetar a la realeza!!!

—Shiwa, no tienes que ser tan formal conmigo.

—No puedo hacer eso.

—Entonces… Solo cuando estemos solos.

—…

—Por favor…

*Suspiro*

Este niño…

Dicen que los mayores no pueden ganar contra los niños, realmente parece ser cierto. En especial cuando sus ojos de cachorro me miran de esa forma.

—Bien… pero solo si estamos solos.

— ¡Sí!

—Deberíamos ir a buscar algo para comer, tal vez encuentres dulces que te gusten.

—Pero me gusta más tu sangre.

—Te dejaré beberla cualquier otro día.

¡¡¡De no ser así, mi cuerpo no podrá seguir produciendo plaquetas de sangre y estaré agotada!!! Ahora… él solo quiere una pequeña cantidad, pero cuando crezca, no quiero imaginar cuánta va a necesitar.

Ah… quizás no tenga que preocuparme por eso. El tendrá muchas chicas en fila ofreciéndoles su sangre.

— ¿Puedo venir a verte a menudo?

—Eso depende de ti. Más importante, no te tienes que sentar de esa manera. Si alguien lo viera, seremos malentendidos.

Le echo un vistazo a su manera de sentarse. Aún está arrodillado sobre sus rodillas.

Es cierto que le dije que se sentara así, pero no necesita seguir de esa forma.

— ¿Puedo pararme ahora, cierto?

— ¡Sí! ¡No tienes que hacer lo que te ordene! Tú eres el príncipe y tu futuro es ser el rey. ¡No permitas que nadie te ordene de esta manera!

—Pero me gusta cuando me ordenas.

—Entonces recuérdalo… La única que te puede ordenar soy yo. Las demás personas, excepto tus padres, no te pueden ordenar. ¿Lo entiendes?

—Entiendo.

— ¡Bien! Deberíamos parar y buscar algo para comer. Estoy comenzando a sentirme hambrienta.

Debido a que pensé mucho hoy, mi cerebro parece querer algo de energía, y también me siento mareada.

¡Oh! Olvidé beber sangre hoy.

— ¿Tienes hambre?

—Umm… Todavía no he bebido sangre hoy.

— ¿Por qué no bebes de mí?

— ¡NO! No ofrezcas simplemente tu sangre a nadie, ¿entiendes?

Incluso si en estos momentos estoy muerta de hambre, no me gusta beber de otra persona. ¿Por qué tendría que morder a los demás para beber?

— ¡No!

—Qu…

De repente él camina para pararse frente a mí. Sus ojos se tornan serios. ¿Por qué me dijo “¡No!” hace un momento? ‘No’, ¿sobre qué?

Ahh… ¿¡Por qué tengo que pasar por algo como esto!? Y encima de eso, estoy hambrienta.

—Ya que no me gustó tu orden de antes, no haré lo que dijiste.

— ¡Espera!

¡Quiero arrancarme el cabello! ¡Me devolvió mis palabras! ¡¡¡Este pequeño malvado!!!

—Tú me diste tu sangre así que al menos déjame hacer algo para pagarte.

Luler desabotonó su camisa y eso me hace ver su cuello y su hombro.

¡No! No puedes dejar que tu hambre te consuma y ¿¡por qué estoy viéndolo cubierto por un bistec!?

—No… No deberías hacer algo como eso.

—Parece como si estuvieras sufriendo. No tienes que aguantarlo. Está bien.

—Luler, pareces feliz. Deberías mirarte en el espejo.

—No es así.

¡No hagas esa cara, esa cara de vergüenza! ¿¡Estas esperando que te muerda, idiota!?

—Shiwa…

—…

Rápidamente trago mi saliva. La sangre de los vampiros sabe a medicina pero…

—S-Solo esta vez, pero te enseñaré que no es divertido.

Lo empujé para hacerlo sentar en el piso y me monté sobre él. Uso mis colmillos para ligeramente morder su cuello.

Su sangre fluye lentamente a través de mi lengua. No sabe amargo como medicina. Sabe a… alcohol. Me embriaga.

—Ack… Shiwa.

— ¿Duele, cierto?

Lentamente saco mis colmillos y lo miro hacia abajo debido a la diferencia de estatura.

—No duele para nada y… se siente bien.

— ¿Qué?

— ¿Puedes morderme de nuevo? Quiero más.

— ¡De ninguna manera!

— ¿No habías dicho que querías ayudarme?

— ¡No de esta manera! Hay otros métodos, sabes.

En el instante en que bajé mi guardia, él usó su brazo para abrazarme fuertemente como un tentáculo. Intento retorcerme para buscar una salida pero Luler no quiere dejarme salir y me ruega que lo muerda nuevamente.

¡DE NINGÚN MODO! Si alguien nos ve así…

*Click*

— ¿Por qué haces tanto ruido, Shiwa?

Y mi instinto estaba en lo correcto una vez más. Mi padre abre la puerta sin tocar. Bueno, nadie tocaría la puerta de una sala pero el momento no podía ser peor que este…

¿¡¡¡Por qué siempre soy la única con mala suerte!!!?

| Índice |

5 thoughts on “Villana sanadora – Capítulo 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *