Villana sanadora – Historia Paralela 9

Traducido por Lugiia

Editado por Yugen


Rodeada de pétalos color rosa, una hermosa canción comienza a sonar y todas las miradas se centran completamente en mí…

Me levanto y comienzo a danzar suavemente en el escenario. En este reino, tenemos una tradición anual. Se dice que este evento es organizado de acuerdo a la creencia de que los dioses zorros adoran los enfrentamientos. Lo hacen cada año para alabarlos.

Como soy la princesa, el baile de los dioses es realizado por mí. Sin importar lo que suceda, debo hacerlo cada año. Usando un kimono blanco con accesorios dorados para el cabello y una máscara de zorro para esconder mi rostro humano, mi cuerpo se mueve al ritmo de la música.

Este baile es mi orgullo, no voy a arruinarlo…

Pero…

A pesar de que debo concentrarme, no he visto a Teo desde esa mañana, así que no puedo dejar de pensar en él…

Han pasado tres días, ¿qué le sucedió?

¡Oh no!

Casi pierdo el equilibrio en ese momento, pero aun así logro mantenerme estable. Continúo con los movimientos del baile y de repente, suenan los aplausos al terminar la canción.

Eso estuvo cerca…

¿Qué estoy haciendo?

—¿Qué sucede, Akane? No te ves muy bien.

—Madre…

Cuando bajo a la parte trasera del escenario, mi madre y sus seguidores se acercan a mí algo preocupados.

—Oh, probablemente sólo estoy un poco nerviosa.

—No has bailado en mucho tiempo, capaz estás un poco cansada. Ve al salón. El enfrentamiento ya va a comenzar.

—Sí, madre.

Ella tiene que sentarse al lado de mi padre en la parte superior. Ya que soy la bailarina, tengo que quedarme en el salón, fuera de la vista de las personas. En este evento, por tradición, cualquiera que sea nombrada la “Princesa de la Danza” no podrá revelarle su rostro a nadie.

Aun así, desde allí puedo ver los enfrentamientos. ¿Volverá a ganar Kuro? Han pasado 5 años y nadie lo ha derrotado. Me pregunto si todo va a terminar rápidamente por eso.

Me dirijo hacia ese lugar y me encuentro con mis cuidadores, que son todas mujeres, dentro de la habitación. En todo momento, tengo aperitivos y té. No tengo ningún problema con estar aquí todo el día. Ya lo he hecho por muchos años. El enfrentamiento de hoy se considera una ronda importante porque solo diez de los hombres seleccionados lucharán frente a la multitud.

El anuncio de la batalla comienza y la primera pareja es Kuro y un compañero de su clase de combate. Kuromitsu se da vuelta y me mira a través de la cortina. Él no puede verme, pero yo sí. Me está sonriendo. Me pregunto si está pensando que este año definitivamente volverá a ganar.

Kuromitsu es muy amable y la mejor persona que he conocido. Cuando era pequeña, a menudo los profesores de baile me regañaban porque tenía que aprender los pasos muy rápido por ser una princesa. Todo ha sido estricto en mi vida, incluso mi educación.

Por ser una niña, era vulnerable a los regaños y lloraba con frecuencia. Pero cada vez que me sentía sola y lloraba, Kuro siempre venía a consolarme.

—No llores, Akane. No arruines tu hermoso rostro con lágrimas.

En ese momento, pensé que lo que sentía era amor. Pero no es así…

Era joven e inocente, sin entender lo que significaba ese sentimiento. En ese momento, si no hubiera dicho que quería ser la novia de Kuro, probablemente él habría encontrado la mujer perfecta.

Cuando me comprometieron con el reino de los lobos para construir una relación de paz, ni siquiera pensé en él. Incluso ahora, todavía me siento culpable.

Y aun así… No le he dado a Kuro una respuesta definitiva.

—Hmm…

—¿Necesita algo, princesa?

Con sólo suspirar suavemente, he causado que las cuidadoras me pregunten eso con ojos ansiosos.

—No, solo estoy un poco cansada. Pueden irse primero. Voy a quitarme la máscara.

—Sí, princesa.

Ellas salen de la habitación gradualmente hasta dejarme completamente sola. Me quito la máscara de zorro y la coloco en el podio.

Desde la arena, se oyen de vez en cuando los gritos de las personas. Ya que he visto este enfrentamiento desde que tengo los 8 años, estoy acostumbrada. Esa era la edad necesaria para comenzar a bailar, así que tengo más o menos una idea de lo que va a suceder.

Sólo queda esperar…

—¡¡Eso es!!

—¿Esto de verdad está sucediendo?

—¡¡Wow!!

Cuando pienso eso, los gritos de la multitud de repente se hacen más fuertes. Entonces, dirijo mi mirada hacia la arena. Cuando veo a un hombre de pie en medio de ella, me quedo asombrada.

Ese cabello… esas orejas de lobo…

¡¡¿Teo…?!!

¡¡¿Entró en el torneo?!!

¿Cómo es eso posible si vino como un invitado extranjero?

¡¡Aunque no hay reglas que prohíban el enfrentamiento, esto es…!!

¿Desapareció por muchos días sólo para competir aquí?

Teo levanta su espada y lucha contra los competidores. Era solo cuestión de tiempo para que ganara impecablemente. El instinto de un lobo es bueno durante el combate y siempre puedes ver lo mucho que está por encima de sus oponentes.

A pesar de eso, no parece importarle realmente el torneo. El premio para el ganador es una solicitud al rey. Incluso es un príncipe. ¿Necesitará algo más?

No puedo imaginar la razón por la que eligió competir.

Después de pasar por varios oponentes, llegan a la ronda final.

Los oponentes son el hermano Kuro… y Teo…

¿Por qué me siento tan mal?

| Índice |

5 thoughts on “Villana sanadora – Historia Paralela 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *