Actor de Reparto Masculino – Capítulo 22 – Arco 3: Fantasía Occidental

Traducido por Shiro

Editado por Ayanami


Naturalmente, el banquete preparado por la Señora de la ciudad en honor a Osmund es un evento extravagante.

Originalmente, Sui Yuan no debería estar allí con los protagonistas. Sin ideas de cómo superar esta parte de la historia, es feliz con sólo mantenerse invisible, a los ojos de todos los presentes. Adoptando, en su rostro, una expresión fría y hostil, se dirige al balcón más alejado de la celebración. Abrazando sus rodillas en su pecho, Sui Yuan se sienta cómodamente en el barandal, disfrutando, a medias, de la melodiosa música de baile, dedicándole la otra mitad de su atención a 5237, mientras conversa con él.

Al parecer, a Aurora también se le está dificultando lidiar con este asunto. Además, la Señora de la ciudad busca señalar, intencionalmente, todas sus fallas frente a Osmund, apagando, paulatinamente, la despampanante sonrisa de la heroína al punto de verse molesta. A través de considerables esfuerzos, logra escapar de las garras de la manada de mujeres nobles, dirigiéndose a una mesa pequeña llena de dulces.

Siendo una foodie[1], los acaramelados y deliciosos postres la sacan de su depresión, después de un rato, recuperó su alegre expresión. Finalmente, después de devorar unas cuantas tortitas más, empezó la búsqueda de sus compañeros.

A diferencia de Sui Yuan y Aurora, Osmund se siente como pez en el agua, acostumbrado a tales eventos. Sus movimientos no son ostentosos ni refrenados, sino suaves y distantes, concordando perfectamente con su persona, alguien de estatus alto y que demanda ser respetado. Ya sean hombres o mujeres, nadie se atreve a exceder sus actos o discursos frente a él. Deslumbrados con su gracia y encanto, el relativamente numeroso público que lo rodea, escucha atentamente, todas y cada una de sus palabras, no queriendo desviar los ojos de su rostro.

— ¡Hmp! Sabe cómo hacer una escena —dice 5237 con desdén, por alguna razón, detesta al hombre incluso más que a su víctima, Sui Yuan. Sumando a esto el odio intenso que ya sentía por 0007, este sistema desea deshacerse de este par de maestro y sirviente lo más pronto posible.

—No tienes por qué decir eso, ah. ¿Acaso no soy lo mismo que él? —Se encoge ligeramente de hombros.

De hecho, a pesar de que Sui Yuan es el tipo de actor que recita el guión literalmente, también se sumerge en su papel. Mientras esté en un mundo, fusiona el rol que personifica con su persona[2]. De esa forma, no cometerá errores ni se le dificultará actuar de acuerdo al rol que está ejecutando, porque todo el tiempo, será un solo individuo en lugar de dos.

Probablemente, debido a que el tema de conversación es Osmund, la mirada de Sui Yuan, inconscientemente, recorre al público y cae sobre dicho hombre. Justo en ese momento, el Celestial levanta la mirada y la cruza con la de él.

La calidez se cuela en su sonrisa, se disculpa con las personas a su alrededor que siguen clamando por su atención, retirándose del grupo con destreza, dirigiéndose hacia Sui Yuan. El elfo lo mira cautelosamente, no muy seguro de lo que el otro está planeando hacer. Finalmente, decide esperar y ver.

— ¿No te gustan esta clase de eventos? —Inquiere gentilmente— ¿Por qué no bailas?

—No sé cómo —admite honestamente. Esta, es su primera velada, y no pensó en aprender a bailar de antemano, centrándose más en otros temas importantes, como el lenguaje y las artes. Además de eso, con su papel como Nardred, hay aún menos posibilidades de que participe activamente en un baile, debido a que no estaría actuando de acuerdo a su personaje.

—No es apropiado, para ti, carecer de este conocimiento. Por eso, no puedes evitar participar en esta reunión —Mientras le dice esto, una mano se alza para tomarlo del brazo, arrastrándolo lejos de la barandilla.

Sin estar preparado para el repentino contacto físico, Sui Yuan tropieza, levantando las palmas instintivamente, al sentir que cae. Después, siente otro tirón en su antebrazo y termina chocando contra el pecho de Osmund, simultáneamente, un brazo envuelve su cintura, atrapándolo.

— ¡¿Qué haces?! —Explota, tratando en vano de escapar de su abrazo. Sin embargo, bajo esa elegante apariencia yace una gran fuerza, dejando indefenso a un futuro BOSS villano.

A pesar de que su clase es clérigo, Osmund está predestinado a poseer la fuerza y el físico de un guerrero. Este es un vivo ejemplo de cómo el autor es parcial hacia el protagonista.

—Enseñándote a bailar —Su falsa actitud gentil no flaquea en lo más mínimo, permaneciendo impasible, incluso después de los intentos fallidos de Sui Yuan por empujarlo lejos de él.

Al no lograr resistirse, no le queda más que transigir. Frunciendo el ceño, le permite a la otra parte mover sus extremidades a la posición correcta, su resentimiento se incrementa a cada minuto —Me estás engañando otra vez. ¡No creas que no sé que me estás enseñando a bailar la parte de la mujer!

—Así es, porque esta es la única parte que necesitas saber.

El bastardo tiene el descaro de reírse. Sui Yuan se lamenta.

—Confía en mí —Osmund inclina la cabeza, sus labios rozan las puntiagudas y sensibles orejas del elfo, mientras habla por lo bajo —Nunca tendrás la oportunidad de bailar con una mujer.

Tras el comentario, Sui Yuan se queda sin palabras.

¡Qué maldición tan atroz!

Contrario a las intenciones de no colaborar, que Sui Yuan alberga, al final, no le queda otra opción salvo seguir los movimientos de Osmund de forma reacia. Sin poder resistirse, opta por la mejor segunda opción, pisar al hombre agresivamente y tan frecuentemente como le sea posible durante el baile. Pero, una vez más, su plan es frustrado, esta vez por su propia naturaleza élfica. Los elfos, ya sean luminosos u oscuros, son naturalmente sensibles a la música. Inconscientemente, sus movimientos siempre coincidirán con cualquier ritmo, cada paso es grácil y ágil. Por lo tanto, al minuto, sus pasos empiezan a sincronizarse con los de Osmund, moviéndose como si hubiera estado haciendo esto toda su vida.

Los elfos son artistas naturales. Ninguna otra raza se les acerca en el talento musical, el canto y la danza, mucho menos, esperar igualar su toque artístico.

Uno vestido con túnicas celestiales blancas y largas, y el otro llevando un atuendo de piel completamente negro, el Hijo Sagrado y un elfo desconocido, se mueven en perfecta sincronía.  Blanco y negro se cruzan, como la brillante luna sobre un cielo sin estrellas, contrastando y coexistiendo simultáneamente, volviéndolos imposibles de separar.

Viendo esta escena, la Señora de Ciudad Obsidiana frunce sus labios, sintiendo que la persona que reconoció como su rival ha sido reducida a una simple broma. Sus ojos se desplazan hacia Aurora, que todavía está de pie en un rincón del salón de baile. Desde esta distancia, puede distinguir su mirada inquebrantable fija en los dos hombres, la soledad y la envidia se palpan en sus ojos ingenuos.

Suspirando para sí misma, Sansa camina serenamente hacia la joven mujer humana.

Aunque Osmund y Sui Yuan bailan juntos en una esquina tranquila y discreta del salón de baile, el espectáculo atrae, rápidamente, la atención de todos. No es porque la visión de dos hombres bailando sea extraña, sino más bien, porque la mirada gentil de Osmund está concentrada sólo en el elfo, lo cual, en sí mismo, es difícil de creer.

Cualquiera que haya interactuado con el Santo Hijo, sabe que a pesar de que se ve suave y gentil, debajo de esa apariencia, en realidad es una persona inmisericorde y despiadada. Puede tratar a todos amablemente, pero nunca le dedicará una pizca de atención a un solo individuo. Un corazón grande pero superficial. Distribúyelo entre todos y, a cada uno, le corresponderá una mísera porción. Nunca antes lo habían visto tan centrado en alguien, como para que todo a su alrededor se desvanezca, dejando de existir.

Si el propio Osmund estuviera entre la multitud, viendo la escena de él bailando con Nardred, con una sola mirada, habría podido darse cuenta de que la forma en la que se está comportando es impropia de su personaje. Más adelante en la trama, incluso después de que él y Aurora se convierten en amantes, sigue sin prestarle demasiada atención como uno creería. Pero Zhao Xihe no puede evitarlo. Porque tan pronto como tiene a Sui Yuan en sus brazos, cualquier pensamiento superfluo desaparece.

—Ese hombre… ¿Quién es? —Sentándose al lado de Aurora, puede ver lo tensa que se encuentra, como si estuviera sola en territorio enemigo. La forma gentil de actuar de Sansa no tiene precedentes, se puede percibir empatía en sus ojos.

— ¿Quién? —Aurora se sobresalta un poco, antes de contestar: — ¡Oh! ¿Te refieres a Nardred?

— ¿Nardred? —Repite— ¿Ese elfo? —La Señora de Ciudad de Obsidiana reflexiona por un momento, sin recordar a ningún elfo con este nombre en su extensa memoria— ¿Cómo llegó a conocer a Osmund?

—Tampoco me queda muy claro —Niega con la cabeza —Cuando me uní a su equipo ya estaban juntos. Sólo recuerdo que dijeron algo sobre que Osmund salvó a Nardred cuando estaba herido. Ahora estamos viajando para acompañarlo a las Tierras Oscuras. Osmund no se siente tranquilo dejándolo ir solo y yo los estoy acompañando por la mera experiencia.

—Las Tierras Oscuras…Lord Osmund está dispuesto a tomar tal riesgo por él… —Las cejas de la Señora de la ciudad se fruncen, la ansiedad emerge en el fondo de su corazón.

A lo largo de su vida, Osmund ha salvado la vida de incontables personas, por lo tanto, este evento no puede explicar la intimidad que existe entre ellos. Pero sólo con ver el ingenuo rostro de Aurora, Sansa sabe que lo más probable es que no pueda obtener nada más relevante de la boca de esta joven.

En este momento, la música llegó a su fin. El elfo empujó a Osmund lejos de él, en su rostro se ve con claridad el desagrado, sus mejillas están sonrojadas de rabia. Sin embargo, Osmund no se ofende. En cambio, a medida que se inclina más hacia adelante, la usualmente leve sonrisa en su rostro se ensancha a una genuinamente alegre, como pidiendo perdón al elfo, cuya expresión se vuelve menos sombría.

La Señora de Ciudad Obsidiana cubre sus ojos con una mano, su rostro libre de toda expresión. No puede soportar ver más de esta escena. La imagen que tenía de un Osmund apático y digno, se rompe en pequeños fragmentos, mientras su corazón sufre de una agonía aguda.

Lord Osmund adulando a alguien… ¡¡Esto debe ser un error!!

—Qué envidia, ah… —Aurora suspira en admiración y pena —La relación de ambos siempre ha sido muy buena.

— ¿No te parece un poco extraña? —Pregunta la Señora de la ciudad, con voz firme —Quiero decir, la interacción entre ambos.

— ¿Qué tiene de extraño? —La mujer humana inclina su cabeza a un lado en confusión — ¿No deberían los amantes comportarse de esta manera?

— ¡Basta! —Se pone de pie bruscamente, frunciendo el entrecejo llena de ira — ¡No son amantes!

— ¡¿Eh?! —Exclama Aurora desconcertada.

— ¡Es imposible que sean amantes! ¡A lo sumo, son muy buenos amigos! Conozco a Osmund desde hace mucho tiempo, por lo tanto, ¡sé la clase de persona que es! —Sansa exclama entre dientes, buscando justificar sus acciones y consolándose a sí misma — ¡Lo estás pensando demasiado!

— ¿De…verdad? —Los ojos de Aurora se iluminan, un rayo de esperanza retoña en su corazón, mientras la ve partir enojada —Así que… ¿Aún no son amantes?

Saliendo rápidamente del salón de baile hacia su oficina, Sansa saca su bola de cristal y se pone en contacto con su mejor amiga, llorando penosamente.

— ¡Mi Adonis, Lord Osmund, tiene un amante! ¡Y es un elfo! Tengo el corazón roto… ¿Qué debo hacer…? —Ríos de lágrimas bajan por sus mejillas.


[1] Foodie es un amante de la comida.

[2] Dato curioso: Me parece haber leído en alguna parte que la actriz Meryl Streep no sale del personaje que le corresponde actuar hasta la finalización de la filmación. ¡¿Se imaginan lo terrible que debe haber sido para los actores que trabajaron con ella en la película de El Diablo Viste a la Moda?! Aquí les dejo el enlace del trailer a quienes no hayan visto la peli, se las recomiendo 100%. (ノ◕ヮ◕)ノ*:・゚✧
https://www.youtube.com/watch?v=GJVRO3gc1f0

Shiro
\'Como la brillante luna sobre un cielo sin estrellas\'. Qué poético. o(>ω<)o

| Índice |

One thought on “Actor de Reparto Masculino – Capítulo 22 – Arco 3: Fantasía Occidental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *