Actor de Reparto Masculino – Capítulo 40 – Arco 4: Xianxia

Traducido por Shiro

Editado por Ayanami


Como un conejo astuto que siempre construye tres madrigueras, un villano experto como He Lianyu, naturalmente, no se quedaría en un lugar una vez que ha concluido sus asuntos. Por lo que, tan pronto como liberó a Shen Jiayi, de inmediato llevó a Sui Yuan a otra ubicación, antes de dirigirse a su verdadero escondite.

Consciente del hecho de que He Lianyu no ha bajado por completo su guardia con él, Sui Yuan no se apresura a actuar indiscriminadamente. Aparte de mostrar asco cada vez que la otra parte intenta un contacto íntimo, no se resiste de ningún otro modo. Afortunadamente, el otro no parecía querer obligarlo. O debería decir, que tiene la suerte de que el lugar y la hora no son aptos para actos íntimos. Mientras He Lianyu se encuentre fuera de su territorio, no tratará de hacerle nada a Sui Yuan.

Durante todo este tiempo, 5237 le da toda clase de indicaciones que piensa pueden ayudarlo a escapar. En cuanto a su mascota espiritual, la ubicación actual de la pequeña Bestia Cristal es desconocida, pero él no está preocupado, en absoluto, por ello, porque cualquier lugar es más seguro en comparación a permanecer a su lado.

Llevar el título de discípulo principal de la secta Cosmos Celestial y ser considerado uno de los líderes no oficiales de la nueva generación de cultivadores, hace de Liu Minghui una persona importante. Para secuestrarlo, obviamente, se había preparado mentalmente de antemano, así como había hecho los planes pertinentes para el futuro cercano, sabiendo que se enfrentará a miembros de las sectas rectas.

En el mundo del cultivo, las sectas rectas y las demoníacas habían dividido el territorio desde hacía mucho tiempo, quedándose, cada una, con una mitad. Usualmente, cada quien se ocupa de sus asuntos, porque apenas una de las dos sobrepase sus límites, lo que les espera a ambos lados es una guerra a gran escala. He Lianyu, naturalmente, es consciente de este punto, y es la razón por la que lleva a Sui Yuan directamente a su cueva, no muy lejos de su secta. De este modo, cuando la secta Cosmos Celestial venga a llamar a su puerta, será capaz de pedir refuerzos de inmediato.

Los cultivadores rectos valoran su alma, mientras que los cultivadores demoníacos valoran el placer y otros deseos materiales. Por lo tanto, en comparación a las cuevas, escasas y anodinas, de los cultivadores rectos, la vivienda de He Lianyu es lujosa en extremo. Con nada que temer, Sui Yuan trata este lugar como su hogar, disfrutando con calma del enorme baño de jade de la residencia, aseándose de pies a cabeza. Incluso si ahora es un cultivador con venas de hielo y huesos de jade[1], cuyo cuerpo no se ensuciaría aún si no se baña en todo el año, a él todavía le gusta la sensación de sumergirse en el agua tibia. La tensión abandona su cuerpo y sus músculos se relajan, toda la fatiga se desvanece como si de humo en el aire se tratara.

Pronto, debería ser hora de rebelarse contra He Lianyu.

Sacando un juego de prendas de su estuche interespacial, usa un poco de poder espiritual para evaporar la humedad de su cuerpo, antes de vestirse apropiadamente y salir de los baños.

Después de una sumergida satisfactoria, un encanto lánguido exuda de su persona sin que él lo note, una especie de atractivo perezoso que el Liu Minghui original nunca tuvo. Sus pestañas y cabellos ligeramente húmedos, incrementan su aire gentil y delicados rasgos. Con una sola mirada, es obvio que esta faceta seductora de Sui Yuan ocasione que el hombre, aún engreído, se congele momentáneamente, su corazón late desbocado en su pecho. Levantándose de donde se encontraba acostado en el sofá, envuelve la cintura del otro con ambos brazos, trayéndolo hacia los suaves cojines al otro lado de la habitación.

Se dice que cuando la lujuria de un hombre se encuentra en su cúspide, bajará todas sus defensas durante ese corto período de tiempo. Cuando llegue ese momento, tus probabilidades de un ataque exitoso serán las más altas —5237 continúa vomitando las más extrañas ideas.

¿Estás seguro de que eso es lo que quieres que haga? —pregunta dubitativo Sui Yuan.

El sistema se queda en silencio por un segundo.

Finjamos que nunca dije eso.

Su compañero se queda sin habla ante su afirmación.

Sui Yuan fue creado sin la noción de la castidad, y sus instintos sólo le dicen que dos actores de reparto, quienes deberían atesorar a la heroína, causarán grandes problemas si se juntan. Sin embargo, el texto original, el cual, está escrito desde el punto de vista de la protagonista, no dice que Liu Minghui y He Lianyu hayan sido sólo socios comerciales. Después de todo, los cultivadores demoníacos no tienen integridad, y Liu Minghui…es incluso menos íntegro que ellos. Si éste puede usar su cuerpo a cambio de controlar a He Lianyu, probablemente, no se niegue. Una vez que lo haya explotado y secado por completo, mataría a la otra parte sin piedad alguna.

Si su plan de resistirse falla, Sui Yuan tiene la intención de seguir la ruta antes mencionada. Por supuesto, que la recorra por completo es otro asunto, ya que, de acuerdo a la historia, Liu Minghui muere frente a He Lianyu.

Al menos… todo lo que haga hasta ese punto será lógico… ¿cierto?

Medio presionado en el suave cojín, la parte delantera de sus ropas se entreabren. Entornando sus ojos, interrumpe los movimientos del otro y, abruptamente, cambia sus posiciones. Aunque sorprendido por la situación, He Lianyu simplemente se ríe y lo elogia.

—Minghui es ciertamente apasionado.

Con un rostro inexpresivo, Sui Yuan sólo arquea una ceja.

Como Liu Minghui es orgulloso, con seguridad no adoptará una actitud sumisa durante el sexo. Bajo la deliberada indulgencia de He Lianyu, Sui Yuan toma la iniciativa de tocarlo primero. Con una mano presionando su hombro, abre el collar de su túnica morada, revelando un pecho firme. Las puntas de sus dedos acarician de forma tentadora sus rojas tetillas, su mente está llena de los alaridos de 5237, mientras éste le instruye urgentemente.

¡¿Qué debería hacer ahora?!

Desnúdalo —dice sin rodeos—. De acuerdo a mis fuentes, este es un paso crucial en el arte de hacer el amor. Además, si decides irte a medio camino, He Lianyu no puede perseguirte desnudo, por lo que dispondrás de más tiempo mientras se pone de nuevo su ropa.

Las palabras del sistema tienen sentido, por lo que, sin más que añadir, Sui Yuan baja la parte superior de la túnica, dejando al descubierto el torso del hombre hasta la cintura. Sólo que, cuando sus manos son agarradas cuando se acercan a los pantalones del hombre.

—Mi pequeño tesoro está algo impaciente —dice y ríe por lo bajo.

Levantando una mano de forma perezosa para agarrar el cuello de Sui Yuan, mientras con la otra acaricia su rostro, desde sus delgadas cejas hasta su mandíbula inferior. Aunque los movimientos de éste no son lentos ni apresurados, el calor que emite su piel desnuda, así como sus tensos músculos, traicionan por completo su lujuria en ascenso. Sus oscuros ojos arden a medida que lo devoran con una intensa mirada.

—¡Este es el momento! —La pasión de 5237 también está en su cúspide, pero a causa de diversas razones. Volando a toda velocidad en círculos a su alrededor, exclama: —¡En este momento, el órgano sexual masculino entre sus piernas es su punto más débil!

Sui Yuan mira perplejo a su sistema. A pesar de que nunca ha experimentado un ataque a la zona entre sus piernas —ni ha visto que a otros se lo hagan, para él—, como hombre, no puede evitar estremecerse de forma instintiva.

A medida que Sui Yuan se debate internamente sobre si hacerlo o no, He Lianyu, quien aún está entregado a la lujuria en ascenso y se encuentra totalmente indefenso, se apoya sobre sus codos, con la intención de atacar la boca del otro. Es una pena que este plan sea interrumpido una segunda vez.

Un estallido atronador arruina la cautivadora y erótica atmósfera en la habitación. Alarmado, Sui Yuan hace un intento fallido por alejarse, sólo para ser halado con firmeza hacia He Lianyu, mientras éste lo agarra con fuerza por el cuello y la cintura. Todavía, un poco desconcertado después de haber sido sacado de forma abrupta de su estado lujurioso, He Lianyu no tiene del todo claro lo que está ocurriendo. No obstante, está bastante sobresaltado debido a que un intruso fue capaz de llegar a su cuarto sin activar ni demorarse a causa de ninguna de las trampas alrededor de su vivienda, y de las que tanto se enorgullece.

La ola inicial del aura acerada atraviesa la entrada de la habitación en dos, y una figura entra para ver a Sui Yuan y He Lianyu congelados como un par de «adúlteros atrapados en la cama».

Con sus túnicas blancas abiertas seductoramente para revelar un destello de pecho y hombros, y el torso desnudo de He Lianyu, incluso un tonto sería capaz de entender lo que ocurría entre ambos hombres. Un cautivador, aunque anormal, color rojo tiñe el gélido semblante de Xuan Ling. Escarlata baña sus originalmente cristalinos y tranquilos iris negros. Sin palabra alguna, una poderosa ola de aura acerada que lleva consigo rastros de naturaleza demoníaca enloquecida se precipita hacia la pareja. Ni siquiera un inmortal ascendido se atrevería a menospreciar el poder detrás de este ataque.

El par se separa de inmediato, esquivando en dos direcciones diferentes. Habiendo previsto sus acciones, la intención de la espada gira, evadiendo a Sui Yuan y atacando directamente a He Lianyu.

Evidentemente, Sui Yuan no es el objetivo de Xuan Ling, lo cual lo tranquiliza de algún modo. Además, de acuerdo a la historia, no debe morir aquí. Pero un segundo pensamiento lo asalta inmediatamente después, haciéndolo inhalar fuertemente de nuevo.

El instinto asesino de Xuan Ling ha llegado al punto donde sólo puede apaciguarse si ve la sangre de su objetivo. He Lianyu, quien se encuentra en la etapa de Aspecto Sólido, no es un oponente para Xuan Ling, quien se encuentra cerca de la ascensión inmortal. Por lo que, el primero es forzado a retroceder con cada segundo que pasa. Aún peor, el otro no parece querer reclamar su vida con un solo golpe, evitando sus puntos vitales e infligiendo cortadas no mortales en todo su cuerpo. Al parecer, el Anciano quiere que He Lianyu desee la muerte sin poder obtenerla.

No sólo Liu Minghui debería sobrevivir a esta escena, He Lianyu también, ¡ah!

A Sui Yuan, poco le ha faltado para perder la cabeza a causa de la preocupación, pero siendo su identidad la de Liu Minghui, alguien que apenas se encuentra en la etapa de Formación de Núcleo, no puede involucrarse. Lo que puede hacer es mirar la pelea de forma unilateral y rezar por que los refuerzos de la secta demoníaca lleguen a tiempo para calmar esta situación, o porque Xuan Ling recupere sus sentidos y recuerde que He Lianyu no puede ser asesinado en este momento.

Como villano experto, éste, naturalmente, tiene un plan de apoyo. En la fracción de un segundo, posterior a la intrusión de Xuan Ling y la repentina alza del instinto asesino, había solicitado refuerzos. Habiendo recibido una señal de peligro, los miembros de su secta vinieron corriendo —He Lianyu es un cultivador demoníaco joven, talentoso y conocido—. ¡Cometer el más mínimo error conllevaría a que la secta demoníaca sufriera una gran pérdida!

Justo cuando parece que Xuan Ling está a punto de sacar el corazón del pecho del hombre, nubes oscuras y densas cubren la cueva, mientras que fríos vendavales cobran vida. Un sinnúmero de cultivadores demoníacos en la etapa Aspecto Sólido, e incluso aquellos cerca de la ascensión, aparecen, reuniéndose para atacar a Xuan Ling en masa. Está vez, a Sui Yuan le preocupa que Xuan Ling muera aquí, ¡hasta su propia situación es precaria!

Materializando un talismán avanzado, dispersa la bola de fuego demoníaco que estaba dirigida a su persona. Por el corto período de tiempo que le sigue, no pudo prestarle la más mínima atención a Xuan Ling o a He Lianyu mientras hace lo mejor que puede para bloquear cada ataque que va en su dirección. Afortunadamente, parece que él, quién es el más débil al encontrarse apenas en la etapa de Formación de Núcleo, no es el objetivo principal de los cultivadores demoníacos. Con rapidez, la mayoría de ellos son atraídos por Xuan Ling, dándole, de este modo, una oportunidad para respirar.

Siento que este giro de eventos no es muy alentador —Como sistema, a quien nadie más puede ver o escuchar salvo por su compañero, 5237 puede, naturalmente, observar lo que le rodea sin preocuparse. Justo en ese momento, su tono está lleno de confusión e incertidumbre, como si hubiese caído en una fosa sin saberlo.

—¡No necesito que me digas que nuestra situación no es favorable! —le contesta Sui Yuan con amargura. Moviendo su cabeza hacia atrás con brusquedad, cuando una cosa redonda y blanca salta en su dirección, levanta su mano para golpearla, sólo para cambiar de dirección con rapidez y atraparla, una vez que logra discernir lo que este extraño objeto es.

Habiendo abandonado su disfraz en algún punto, entre la última vez que Sui Yuan lo vio y ahora, la Bestia Cristal pía sin parar. Como si se tratara de una reunión después de siglos de separación, enormes lágrimas cuelgan de las esquinas de sus rojos y acuosos ojos. Sui Yuan no tiene tiempo para calmarla y simplemente la coloca sobre su hombro. Entonces, la Bestia Cristal hunde sus patas en la tela de su túnica y de forma abrupta deja escapar un fuerte aullido. De inmediato, una sensación indescriptible recorre sus meridianos, llenándolo de una energía espiritual adicional que le permite desviar otro poderoso ataque.

Así que, además de actuar adorable, la Bestia Cristal tiene usos más prácticos.

Al ver que la seguridad de Sui Yuan está asegurada gracias a la llegada de la mascota espiritual, 5237 abre su boca una vez más.

Quería decirte que Xuan Ling —o debería decir Zhao Xihe— ha sucumbido a sus demonios internos.

Éste, tan pronto como escucha sus palabras se congela, entonces, voltea la cabeza para mirar al otro.

Con Jian en mano, el hombre dominante hace mucho que ha perdido su aura pura y elegante. En lugar de eso, su estado actual es aún más aterrador que el aire gélido original que paraliza a las personas. Con su túnica blanca como la nieve, ahora manchada de escarlata con la esencia de la vida de numerosos cultivadores demoníacos, parece un Asura[2] bañado en sangre. Cada oscilación de su hoja va acompañada de salpicaduras de sangre. El aura acerada, una vez fría y afilada, está ahora mancillada con energía demoníaca. Sed de sangre oscura y burbujeante mana de su persona, haciendo que todos quienes se encuentran en su rango tiemblen de terror. La cantidad de poder espiritual contenido en el interior de su ser sigue aumentando sin cesar, llegando al punto en el que parece que atravesará el umbral hacia la etapa tardía justo previa a la ascensión.

—¡Rápido! ¡Notifíquenle de inmediato al Gobernante Demoníaco! ¡Este bastardo avanzará un nivel! —Sintiendo el incremento en la presión, que indica cuando alguien se encuentra cercano a avanzar, un cultivador demoníaco grita mientras se retira.

Los cultivadores de la espada son los peleadores más fuertes entre todos los cultivadores y, por lo general, atraviesan los umbrales a nuevas etapas en el calor de la batalla. Sus habilidades en combate son extraordinarias e incluso su aura puede convertirse en un arma mortal en las manos de cultivadores de la espada experimentados. Es por eso, que apenas ponen pie en el camino demoníaco, sus aptitudes para matar de forma brutal se duplica y continúa incrementándose a medida que su potencial inicial es rápidamente encendido. Aunque es un espectáculo deslumbrante, sólo dura por un corto período de tiempo. Cuando Xuan Ling, apenas se encontraba en el nivel inicial de la etapa Alma Naciente, dejó minusválidos a dos cultivadores que se encontraban a mitad de camino para ascender con un solo ataque de su espada. Si logra avanzar al último nivel previo a la ascensión ahora, la secta demoníaca será erradicada por completo bajo su espada. ¡Sus vidas serán meras ofrendas para apresurar su avance!

Mientras que el grupo de cultivadores demoníacos entra en caos, un sólo pensamiento pasa por la mente de Sui Yuan.

¿Sucumbió a sus demonios internos? ¿No está actuando?

Observando la situación, no lo creo. —5237 expresa en un tono grave y sumamente serio, que rara vez usa. Ansiedad filtrándose en cada minúscula contracción nerviosa de su rechoncho cuerpo—. Xuan Ling practica un arte de la espada despiadado. Cuando se emociona, la tranquilidad de su estado mental comenzará a ondular. Una vez que se intensifique en sobremanera, inevitablemente, sucumbirá a sus demonios internos. Incluso con Zhao Xihe en su interior, su cultivo está inequívocamente ligado a su alma. Los primeros pasos que una persona da una vez que se ha desviado del camino recto, harán que pierda la razón, lo cual, significa que Zhao Xihe ha perdido los estribos.

Pero, ¿no todo sistema tiene la habilidad de proteger la consciencia de su compañero? —Sui Yuan arruga el ceño preocupado—. En el mundo anterior, ¿no protegiste mi mente después de que devoré la fuente de la oscuridad? También permitiste que estuviera libre de su influencia.

¡Eso fue porque estaba bien preparado! —dice agitado 5237—. Sabía cuándo la magia oscura intentaría influenciar tu mente, es por lo que pude protegerte exitosamente antes de que eso ocurriera. Pero ahora, si Xuan Ling es, de hecho, Zhao Xihe, esta situación no se encontraba dentro de las expectativas de 0007. Ni siquiera tuvo la más mínima advertencia para proteger la mente de su compañero. Por lo tanto, Zhao Xihe ha perdido la razón por completo.

Sucumbir a sus demonios internos…si no reacciona, ¿qué será de él? —pregunta, con su corazón sobrecogido de miedo.

—Será desechado —contesta agraviado su sistema, con un profundo arrepentimiento en su voz—. La «regulación» lo eliminará.

Sui Yuan cae en silencio.

Masacrando a sus enemigos a medida que avanza, Xuan Ling se asemeja a una máquina asesina. Insensible. Cruel. Varias gotas de sangre manchan su rostro hermosamente esculpido, haciéndolo lucir como un espíritu demoníaco coqueto. Este aire malvado, mezclándose con su temperamento gélido captura la mirada de las personas y las convierte en sus rehenes. Es una pena que actualmente, nadie tiene el tiempo para apreciar esta apariencia demoníaca encantadora.

Incapaces de enfrentarse a él, los cultivadores demoníacos —o lo que queda de ellos— retroceden de manera uniforme. Nadie allí es un oponente para este Dios de la Muerte, y cada uno de ellos valora su vida por encima de los intereses de la secta. Ninguno se atreve a retar a Xuan Ling para enfrentarlo frontalmente, sólo pudiendo retroceder con lentitud, temerosos de hacer movimientos demasiado bruscos, ya que esto podría incitar a esta bestia a que los ataque.

Junto con la retirada estable de los cultivadores demoníacos, Xuan Ling, paulatinamente, se calma. Sus mangas gotean con la sangre de los caídos, y al avanzar pisa los cadáveres que se encuentran en su camino, sus ojos glaciales destellan con un brillo afilado. Al observar con calma a los adversarios temerosos remanentes, su mirada se fija en la figura de He Lianyu, la cual, se esconde entre ellos y se encuentra gravemente herido.

La confianza y la actitud altiva que exudaba al inicio, han sido erradicadas por completo. Una complexión cenicienta, ojos aterrorizados, cuerpo magullado y maltratado…que la mirada de Xuan Ling caiga sobre él lo hace saltar del susto, tras lo que se gira y trata de huir. Sin embargo, obviamente, este hombre no dejará que su presa huya. En un instante, un destello de escarlata y blanco aparece frente a He Lianyu.

—¡No! —grita Sui Yuan, sin importarle si su comportamiento es acorde al de su personaje o no. Agitando el talismán entre sus dedos hacia He Lianyu, crea una barrera entre Xuan Ling y su víctima—. ¡No puede morir aquí! ¡Lo sabes!

Los movimientos de Xuan Ling se detienen por un segundo, entonces, con una mano, hace que su energía espiritual envuelva y amarre a He Lianyu, quien intentó escapar una vez más. Girando su cabeza hacia Sui Yuan, una leve sonrisa se ve en sus labios.

Esta diminuta elevación de la comisura de sus labios puede considerarse increíblemente atractiva, haciendo que Sui Yuan quede boquiabierto. La expresión gélida de Xuan Ling se suaviza, un afecto gentil inunda sus oscuras pupilas. No obstante, las palabras que pronuncia hielan hasta los huesos.

—Merece morir. Cualquiera que te haya tocado, así sea una sola vez, merece morir.

Antes de que las últimas dos palabras abandonen su boca, su hoja atraviesa con facilidad el pecho de He Lianyu, ignorando por completo la barrera protectora que Sui Yuan erigió.

Consciente de que su fin está cerca, He Lianyu escupe sangre, entonces, sonríe agresivamente. Reuniendo la poca energía interna que le queda, la comprime en su totalidad en un pequeño y único punto.

Una onda formidable de energía demoníaca estalla desde el interior de He Lianyu, pero a ojos de Xuan Ling, esa cantidad de poder es equivalente a un insignificante insecto. Con sólo agitar su manga, el final y desesperado ataque del cultivador demoníaco es disuelto. Seguido de esto, Xuan Ling alza una mano y tira del alma que se opone en su jaula de carne. Mientras se resistía bajo el agarre inquebrantable, trata en vano de autodestruirse.

Cuando finalmente se da cuenta de que es inútil, grita del miedo. Sin embargo, la leve sonrisa en el rostro de Xuan Ling no se desvanece en lo más mínimo. Poco a poco, sus dedos se comprimen, hasta que un triste lamento brota del alma un segundo antes de desintegrarse. Con esto, le acaba de negar al alma cualquier posibilidad de entrar al ciclo de reencarnación.

Habiendo completado el deseo de su corazón, Xuan Ling se voltea sin prisa para mirar a Sui Yuan, quien se encuentra estupefacto. El deseo de avasallar y conquistar a esta persona en toda forma posible colma sus ojos escarlata. Su leve sonrisa se amplía, llevando consigo un rastro de deleite y alegría.

—Tú…sólo puedes ser mío.

—¡Q-Qué aterrador! ¡De pronto quiero rogarle a la muerte que me lleve con ella! ¡¿Qué debo hacer ahora?! —piensa simultáneamente mientras ríos de lágrimas bajan por sus mejillas.


[1] Venas de hielo y huesos de jade: básicamente significa un cuerpo carente de toda impureza.

[2] Asura es una palabra en idioma sánscrito que en el budismo hace referencia al peldaño más bajo del rango de dioses o semidioses de la cosmología budista. Más info aquí.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *