Actor de Reparto Masculino – Capítulo 41 – Arco 4: Xianxia

Traducido por Shiro

Editado por Ayanami


Lo que sigue a continuación está lleno de caos y confusión. Completamente fuera de lugar, Sui Yuan es reducido a un mero espectador, incapaz de involucrarse.

Por fin, el Gobernante Demoníaco, a quien los pobres cultivadores demoníacos consideran su salvador, llega ante los desesperados llamados del grupo maltratado. Como el único y todopoderoso cultivador que se encuentra en la etapa de Sangre Avariciosa, este individuo se encuentra a un paso de convertirse en un Dios Demonio. Habiendo recibido la admiración y el respeto de todos durante tanto tiempo, naturalmente, menosprecia a Xuan Ling, quien apenas ha puesto pie en la última etapa previa a la ascensión. Como resultado, es derrotado en cuestión de segundos, sufriendo una derrota total.

Es en este momento, que las distantes sectas, Cosmos Celestial y Elemento Celestial, reciben noticias de Shen Jiayi y Shao Peiyuan. Finalmente, percibiendo que la energía espiritual de Xuan Ling se comporta de forma errática, los líderes de estas dos sectas hermanas reúnen a sus Ancianos sin demora, apresurándose al territorio de los cultivadores demoníacos. Eventualmente, bajo la voluntad combinada de los Ancianos y el Gobernante Demoníaco, logran suprimir a Xuan Ling, quien había perdido la razón en su totalidad.

Aunque cada cultivador demoníaco que logró sobrevivir y se encuentra presente resiente el hecho de que más de la mitad de sus guerreros más poderosos perecieron bajo la espada de un hombre, es más el miedo que le tienen. Además, el Gobernante Demoníaco se encuentra gravemente herido, por lo que sería una locura buscar pelea con tantos Ancianos. Indefensos ante el grupo de cultivadores rectos, sólo les queda ver en silencio cómo se llevan a Xuan Ling. En sus corazones, juran nunca más hablar acerca de este episodio.

Por supuesto, Sui Yuan también es traído de vuelta por lo Ancianos. Es sólo que todos están concentrados en mantener suprimido, y al mismo tiempo ileso, a Xuan Ling, mientras lo llevan de vuelta a la secta. Por esta razón, nadie le presta atención a excepción de Shen Jiayi y Shao Peiyuan.

Tan pronto como regresaron a la secta Cosmos Celestial, Xuan Ling es aprisionado en una cueva ubicada en la montaña de atrás. Confinado con artefactos que suprimen la energía espiritual, y capa tras capa de formaciones mágicas establecidas en el área. Asumiendo que no podrá recuperar sus sentidos en el futuro cercano, todos se reúnen para discutir la forma ideal de lidiar con esta situación.

Como el único testigo del evento en su totalidad, la presencia de Sui Yuan es solicitada para que relate lo ocurrido. Explicando todo en detalle desde el inicio hasta el final, él confirma que Xuan Ling ha sucumbido a sus demonios internos debido a estar enamorado y, en consecuencia, perdió la razón.

Al escuchar sus palabras, el líder de la secta deja escapar un largo suspiro. Tiempo atrás había notado que había surgido un problema en el cultivo de Xuan Ling, y sabía que este día llegaría tarde o temprano. No obstante, no esperaba que fuera tan pronto, ni que su reacción fuera tan intensa, lo cual, no le dio tiempo para prepararse con antelación. Sin duda alguna, cuando He Lianyu tocó una fibra sensible cuando secuestró a Shen jiayi para convertirla en su caldero[1], dio como resultado que explotara iracundo.

Habiendo llegado todo a este punto, lo único que podían hacer era darle lo que su corazón anhelaba, de modo que pudiera saciar su deseo. Después de que se calmara, discutirán lo que harían. Una vez tomada la decisión, el líder de la secta delibera con los otros Ancianos antes de que su mirada se pose sobre Shen Jiayi, quien se encuentra ansiosa y nerviosa.

—Ya que ese es el caso, entrarás de inmediato a la cueva y buscarás a tu Maestro.

Sus palabras la hacen sobresaltarse, alarmada. Después de algunos segundos, una vez que las palabras del líder de la secta han cobrado sentido, no puede evitar que una ola de incredulidad la invada. ¡¿Acaso piensan que su Maestro se había desviado del camino íntegro debido a estar enamorado de ella?!

Ella no siente que él esté enamorado de ella en lo más mínimo. Aunque como la decisión estaba ya tomada, y aunado a esto, estaba la declaración de Liu Minghui, la cual confirmaba que éste había sucumbido a sus demonios internos, Shen Jiayi flaquea ligeramente. Quizás, ella es un poco lenta en lo que a sentimientos se refiere y, tal vez, por esto nunca se dio cuenta del aprecio que su Maestro le tiene.

Primero, su hermano mayor marcial tomó riesgos en su lugar, intercambiando su vida por la de ella. Entonces, su Maestro puso un pie en el camino demoníaco debido a ella. Si no se responsabiliza ahora, sería una persona cruel y deshonrosa. Recuperando su compostura, se encuentra con la mirada anticipada, aunque vacilante, de Sui Yuan antes de cerrar sus ojos con resolución, luego, le hace una reverencia al líder de la secta.

 —Está discípulo comprende.

Al ver a Shen Jiayi retirarse del templo sin mirar atrás, Sui Yuan se traga la protesta que por poco deja salir. Aunque él conoce la verdadera razón por la que Xuan Ling —o debería decir Zhao Xihe— se desvió del camino recto, quiere creer, hasta el último momento, que la heroína es capaz de aplacar al protagonista y que éstos pueden convertirse en una feliz pareja, por muy minúscula que sea esta posibilidad.

Aspiras demasiado alto —dice 5237 incómodo.

Sui Yuan sólo entierra su cabeza en sus manos mientras guarda silencio.

Al percibir el aire deprimido de su amado discípulo, el líder de la secta le da unas palmadas en el hombro para reconfortarlo. Él, naturalmente, sabe que Liu minghui alberga sentimientos románticos hacia Shen Jiayi, —¡incluso estuvo dispuesto a dar su vida para que regresara a salvo!—. Pero, al final, la prioridad siempre debe ser lo que le traiga beneficios a la secta. Los sentimientos de un solo individuo no pueden ser más importantes para ellos que el futuro de la secta. En este caso, para ellos es más importante el Anciano Xuan Ling que Liu minghui, y el líder de la secta está dispuesto a darle al primero lo que sea que asegure su recuperación. Esto incluye sacrificar los sentimientos románticos de su amado discípulo por Shen Jiayi.

Sui Yuan comienza a sentir que la agonía lo ahoga, entonces, levanta la cabeza para mirar en dirección a las puertas del templo.

¿Qué piensas hacer? —Su sistema le pregunta después de un corto período de tiempo—. Si…

Antes de poder terminar lo que iba a decir, Shen Jiayi irrumpe a través de las puertas. La expresión que una vez fue determinada se transformó en un complicada, claramente, muestra que se encuentra en una situación bastante difícil. La túnica que una vez fue blanca, ahora está manchada con sangre y polvo, su cabello hecho un desastre. En sus grandes ojos se palpa el desconcierto y temor que siente, colapsando en el suelo, inmediatamente después de entrar.

—¡¿Qué ocurre?! —exclama el líder de la secta atónito, poniéndose de pie y avanzando dos pasos. Había pensado que podían convertir la desgracia en una fortuna al enviar a Shen jiayi con Xuan Ling, pero no esperaba que esto pasara. Su apariencia desarreglada indica, sin duda, que fue echada. ¡El estado de Xuan Ling es tan grave como para levantar su mano contra la persona que más ama!

Si…si no hay manera de traer de vuelta a Xuan Ling de este camino, entonces…

El líder de la secta siente que su corazón duele, su rostro palidece con una expresión de derrota.

—Maestro…mi Maestro…él… —La respiración de Shen Jiayi ondula, debía estar recordando algo terrible. Sus labios temblaron por un momento, entonces, se ve cómo suprime sus emociones y levanta su cabeza, mirando al líder de la secta antes de mirar a Sui Yuan, quien se encuentra de pie a su lado—. Él dijo que no me quiere a mí…sino…al hermano mayor Liu…Liu Minghui…

El líder de la secta se queda estupefacto. Entonces, Sui Yuan cubre su rostro con ambas manos de nuevo.

Bajo la extraña mirada de las personas presentes, Sui Yuan sale del templo con calma, resintiendo profundamente que la enorme presión que ahora siente gracias a que la trama se descarriló una vez más, es cortesía de su compañero basura.

¿Qué pasará ahora? —Contrario a su semblante sereno, los pensamientos de Sui Yuan están hechos un caos, sintiendo como si hubiese sido transportado a una dimensión diferente.

5237 observa con compasión a Sui Yuan, mientras le dedica un momento de silencio como tributo.

Puedes escoger no salvarlo. El sistema lo erradicaría y te desharás de un gran problema.

Aunque no le agrada mucho Zhao Xihe, no puede verlo morir, especialmente, cuando puede salvarlo. Por lo tanto, esta propuesta no la considera ni por un segundo.

5237 agita un brazo en reconocimiento silencioso. Para él, las vidas humanas son como las hojas del césped, por lo que, aparte de la vida de su compañero, no le importa ninguna otra. Es por esto que le sugiere esta ruta. Sin embargo, conoce la naturaleza de Sui Yuan, y comprende que no puede soportar el hecho de que Zhao Xihe sea erradicado sin importar qué.

En cualquier caso, estás determinado a rescatarlo a toda costa, ¿cierto? Si ese es el caso, no pienses mucho en ello. Permite que te haga lo que quiera. Con seguridad tomará la iniciativa, así que sólo síguele la corriente.

Sui Yuan asiente de manera obediente, su corazón se tranquiliza un poco.

—También… —5237 hace una pausa para luego continuar con solemnidad—. Debes recordar que cualquier cosa que ustedes dos hagan más tarde, es sólo para salvarlo. No tiene otro significado. Debes controlarte, de lo contrario, será a ti a quien exterminen.

Aunque esta advertencia lo confunde un poco, Sui Yuan no inquiere más al respecto. En lugar de eso, asiente una vez más. Basándose en el tono peculiar del sistema, estima que es algo que él no quiere comprender por completo.

Albergando una pizca de nerviosismo, entra a la cueva. Sin embargo, contrario a lo que esperaba, Xuan Ling no parece estar sufriendo en lo absoluto. De hecho, parece incluso ocioso y relajado.

Sus ropas ensangrentadas habían sido cambiadas, y su largo cabello estaba peinado, cayendo suelto sobre sus hombros, mientras se encuentra sentado de forma erguida junto a la mesa de piedra. Una taza de té claro[2] descansa sobre la superficie gris. Si no fuera por las que se ven bajo su túnica blanca y las resplandecientes formaciones mágicas abarcando el espacio, Sui Yuan habría pensado que se encontraba listo para comenzar a cultivar en soledad.

Al verlo, la expresión de Xuan Ling se suaviza y su mirada se torna gentil, las comisuras de sus labios se elevan a medida que extiende su mano hacia él.

¿Estás seguro que de verdad sucumbió a sus demonios internos? —Sin importar cómo lo viera, lucía bastante lúcido. Por lo tanto, no puede evitar comunicarle sus dudas a su sistema.

El aludido permanece taciturno, hasta que finalmente le da una respuesta tentativa.

Este…tampoco estoy muy seguro. Después de todo, nunca he visto a un cultivador recto de la espada desviarse hacia el camino demoníaco antes. Me he estado apoyando en los recursos que tengo a mi alcance para hacer mis suposiciones…

Notando su vacilación, la leve sonrisa de Xuan Ling se desvanece. Su mirada se vuelve escalofriante, con un rastro de escarlata filtrándose en sus iris. El corazón de Sui Yuan da un vuelco y no se atreve a titubear más. Caminando con rapidez en su dirección, hasta quedar frente a él, colocando su palma sobre la mano que le ofrece. Entonces, fuertes dedos envuelven su mano y, con un tirón, cae sobre el regazo del hombre.

Después de acercarlo y abrazarlo con firmeza, Xuan Ling entierra su rostro en la curva de su cuello, su cálido aliento hace que su piel cosquillee al exhalar.

—Minghui…

Sui Yuan se pone rígido, y 5237 se ahoga con saliva/aire inexistente. Elevándose por el aire, el sistema le da la espalda a su compañero mientras se aleja.

Ahora recuerdo que debería esconderme por un rato. Lo que viene a continuación se consideran asuntos privados. Debería respetar tu privacidad, ¿cierto?

Mirando con perplejidad a la figura en retirada de su sistema, siente cómo, de inmediato, un nudo de emociones obstruye su garganta. ¡No puede creer que 5237 lo haya abandonado así sin más! ¡Dejándolo solo en el momento más crucial!

¡¿No se suponía que nunca nos abandonaríamos?! Pensó mientras lloraba para sus adentros.

—¿Zhao…Xihe? —Con gran autocontrol, Sui Yuan resiste el impulso de golpear las entusiastas manos que ahora estaban sobre su cuerpo, repitiéndose a sí mismo que conservara la calma.

—Shh… —lo interrumpe con suavidad—. Así no será de mi agrado, en este momento, soy Xuan Ling y tú Liu Minghui.

—En realidad, no sucumbiste a tus demonios internos, ¿no es así? Por el contrario, estás muy lúcido.

—¿Qué piensas? —Ríe por lo bajo, mientras pellizca ligeramente la barbilla de Sui Yuan en el proceso, inclinando su cabeza para quedar cara a cara.

Al ver que los iris originalmente negros, ahora eran de un color rojo opaco, y que en ellos se oculta un anhelo salvaje de hacer pedazos todo lo que está a la vista, Sui Yuan promete, para sus adentros, ser obediente. Y, siguiendo sus instintos, coloca sus brazos alrededor del cuello del hombre.

Que Sui Yuan le presente una faceta tan dócil, tomando incluso la iniciativa de devolver sus caricias, hace que una sensación indescriptiblemente placentera inunde a Xuan Ling. Retirando la horquilla de la parte superior de su cabeza, para que su largo cabello caiga tentadoramente sobre sus hombros y fluya con libertad por su espalda, comienza a peinar con suavidad sus oscuros mechones.

Percibiendo que la energía espiritual se calma, Sui Yuan deja escapar un pequeño suspiro de alivio. A pesar de sentirse un poco extraño, no es tan intolerable como creyó que sería. Después de todo, Zhao Xihe ya lo había tocado así en los otros mundos, ¿no?

—Además de mí, ¿alguien más te ha tocado así? —murmura Xuan Ling, inclinándose para poder susurrarle al oído a Sui Yuan.

Aunque no entiende del todo a lo que se refiere con esta pregunta, dada su situación actual, decide sacudir su cabeza prudentemente.

Evidentemente complacido con esta respuesta, Xuan Lig ríe, mientras desliza una de sus manos por el cuello de la túnica de Sui Yuan, tocando con ligereza su piel.

—Entonces, ¿sabes lo que quiero hacerte a continuación?

A modo de respuesta, sacude de nuevo su cabeza con incertidumbre.

Inconscientemente, piensa que quizás, lo que quiere hacerle es lo que He Lianyu —o más bien debería decir —, lo que él quería hacerle a He Lianyu aquel día en su morada. Pero es una pena que aún le quede mucho por aprender acerca de esta actividad. En aquel momento, la lección que 5237 le estaba impartiendo fue interrumpida gracias a su violenta intrusión, por lo que no tuvo oportunidad de saber lo que sigue una vez que la ropa ha sido retirada.

Sin embargo, pronto lo sabrá.

Al ver la pureza en la ignorancia y confusión de Sui Yuan, así como su ansiedad, la ola pasional que inunda a Xuan Ling se dispara. A pesar de que su sistema no pudo proteger su consciencia a tiempo, no perdió la razón por completo, debido a las numerosas revisiones que le han hecho a su psique a lo largo de su carrera. Aun así, el control que ha ejercido desde que perdió los estribos, ha comenzado a menguar lentamente y casi desapareció por completo tan pronto como Sui Yuan puso pie en la cueva. Ahora, todo lo que queda es deseo de asaltar y dominar cada centímetro de este inocente individuo.

—No importa que no sepas, te enseñaré —le dice Xuan Ling con suavidad. Entonces, se levanta abruptamente, y con Sui Yuan en brazos, se dirige hacia la cama que se esconde en una esquina. A pesar de su rigidez, sólo le queda permitir que lo lleven hasta yacer extendido sobre la superficie relativamente dura.

Sui Yuan siente algo de amargura en su interior. Sin 5237 a su lado, ¡no tiene el coraje de aceptar lo que ocurrirá a continuación!

Pronto, su túnica es abierta, y su pecho es revelado…abdomen…ombligo. Xuan Liang atacó su boca, reclamándola en un beso, lenguas danzan, y labios chocan. Sus manos se deslizan hacia abajo por el cuerpo de Sui Yuan, siguiendo las depresiones de las costillas, así como los huesos de su cadera hasta llegar a la suavidad de su trasero. Cualquier intento de escapar del abrazo del hombre es suprimido sin piedad alguna. Junto con las tentadoras caricias y suaves pellizcos de Xuan Ling, Sui Yuan nota que su cuerpo se excita gradualmente, su respiración se torna entrecortada. La sensación embriagadora que con lentitud se adueña de su mente pareciera hacerlo perder todo control sobre su propio cuerpo.

El órgano entre sus piernas comienza a endurecerse, haciendo que Sui Yuan se sienta un poco nervioso ante la novedosa experiencia. Un hormigueo adormecedor se extiende desde su coxis, escalando por su columna vertebral, y llegando hasta su cerebro. Su cuerpo se siente pesado, sus movimientos son más lentos y su corazón late con rapidez. No puede evitar envolver con sus brazos el cuerpo de Xuan Ling, sus dedos se curvan a medida que se aferra con desesperación a la espalda del hombre.

En ese momento, Xuan Ling ya ha abandonado sus hinchados labios y ha comenzado a avanzar, plantando besos húmedos a lo largo de su cuello, dejando vívidas marcas rojas a su paso. Aunque no se detiene allí, su lengua comenzó a recorrer su clavícula, succionando la pálida piel a medida que baja, mancillando esa piel perfecta.

Con una mano firme en su trasero, desliza la otra hacia abajo por el frente, sobre un muslo tibio hasta llegar a rozar su pequeña erección. Sintiéndose extrañamente excitado y, al mismo tiempo, asustado ante su creciente anhelo de ser tocado allí abajo, Sui Yuan no puede evitar dejar escapar un suave jadeo cuando unos delgados dedos envuelven su longitud, acariciándola hábilmente.

Sobrecogido por las sensaciones provenientes de su rosada tetilla al ser succionada, además de las cálidas caricias que su órgano erecto estaba recibiendo, no pudo resistir por mucho tiempo, rindiéndose al abotargamiento del placer. Hilos de una sustancia blanca lechosa brotan, manchando la parte frontal de las túnicas entreabiertas de Xuan Ling. Entonces, la espalda de Sui Yuan se arquea, y su boca es nuevamente sellada con un beso dominante. Esta vez, el hombre es más agresivo, chupando, acariciando y mordiendo la lengua de su presa hasta entumecer su boca.

Aunque no está tan distraído como para no darse cuenta de que la mano que había estado relativamente tranquila en su trasero, finalmente se mueve después de todo ese tiempo. En ese momento, un delgado dedo se desplaza hacia el espacio entre sus nalgas, acariciando una…dos veces, antes de que un único dedo se inserte. Centímetro a centímetro, entra en su cuerpo con lentitud, explorando con calma.

Sui Yuan se tensa y se mueve incómodo, sólo para ser distraído por los besos de Xuan Ling. Paulatinamente, su cuerpo se relaja y el dolor inicial se desvanece, por lo que baja sus defensas. Separándose de la boca del hombre, Sui Yuan lo mira, observando sus movimientos con ligera curiosidad.

Al percibir su mirada, Xuan Ling levanta su cabeza, la expresión originalmente estoica y helada ahora se descongela significativamente. Gentileza baña por completo su rostro, e inunda sus oscuros ojos.

—¿Sabes qué quiero hacer ahora?

Sui Yuan niega con la cabeza, su sed de conocimiento se mezcla con una creciente mala premonición.

Xuan Ling sonríe, levantándolo y arreglando sus posiciones, de forma en que queda ubicado entre los suaves muslos del joven. Con sus cuerpos unidos, permite que Sui Yuan sienta su propia erección contra su delgado estómago. Entonces, con una voz cargada de lujuria, saca el dedo del agujero antes de volver a meterlo.

—Quiero ponerlo aquí.

A medida que dice esto, el dedo en su interior se curva ligeramente, indicándole con sutileza dónde es «aquí».

Aunque carece de conocimiento en lo que respecta a hacer el amor, no es estúpido. Con el dedo índice de Xuan Lig hundido hasta sus nudillos y el duro miembro presionando contra su plano estómago, él es capaz de comparar el largo y el ancho de estos dos objetos. ¡Incluso una persona estúpida notaría la diferencia de tamaño entre ambos!

Después de tres segundos de silencio sepulcral, el rostro de Sui Yuan palidece abruptamente. Volteándose con la intención de escapar, sus planes son arruinados por Xuan Ling, quien ya estaba preparado para esta reacción. Una mano presiona con firmeza su espalda, aprisionando a Sui Yuan sobre su estómago contra el suelo.

—Tu mente es bastante rápida… —Amoldando la parte frontal de su cuerpo a la espalda del joven, Xuan Ling lo inmobiliza efectivamente. Y aunque su tono es ligero, el peligro subyacente bajo su superficie es obvio—. ¿Sabías que hacerlo en esta posición la primera vez es más condescendiente para tu cuerpo?

Sui Yuan aprieta las sábanas con sus puños, impotente, de pronto queriendo llorar…

—Ya lo he dicho antes, eres mío.

El gruñido mezclado con un aura amenazadora hace temblar a Sui Yuan. Entonces, un segundo dedo lo penetra, esta vez, un poco más impaciente, entrando y saliendo, explorando su interior y estirándolo. No acostumbrado a la intrusión, Sui Yuan se retuerce ante la abrasadora sensación. Pero, sin importar cuánto se queje en protesta la persona debajo de él, Xuan Ling hace mucho que ha alcanzado su límite.

Un tercer dedo es insertado poco después, consiguiendo que Sui Yuan gima sobresaltado, debido al dolor y al placer. A continuación, los ojos oscuros de Xuan Ling se tornan rojos. Sacando sus dedos, sus manos se ubican con firmeza alrededor de las caderas de la persona debajo de él, admirando absorto el tono rosado que mancha la piel blanca como el jade. Para luego inclinarse y plantar más besos en la espalda arqueada, mientras presiona con su erección el agujero que fue preparado apresuradamente.

En este momento, sólo un pensamiento se mantiene a flote en los procesos mentales casi inconexos de Sui Yuan.

¡5237, vuelve! ¡Ayúdame! ¡No puedo soportar más sin ti!

Sin embargo, bajo el férreo agarre de Xuan Ling, y su «intenso y duro amor», hasta este pensamiento huye mientras jadea y se estremece de placer.

⧫ ⧫ ⧫

La autora tiene algo que decir:

No me culpen por hacer que Sui Yuan pierda la virginidad tan pronto. Eso es porque quiero que este gong desvergonzado pruebe un gran festín, y luego obligarlo a pasar por un período de abstinencia. Imaginen cuánta comezón sentirá su corazón *inserten sonrisa de la Santa Madre*.

¿Por qué, preguntas? Averígualo en el próximo mundo…


[1] Se explicó en un capítulo previo, pero lo repasaré de manera breve. Esto es cuando convierten, por lo general, a una mujer en un caldero cuando absorben su energía espiritual durante el sexo. Esto tiene repercusiones negativas para ella.

[2] Té claro: este es un té que ha sido hervido hasta que las hojas pierden sabor, entonces todos los residuos son retirados, dejando sólo agua clara.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *