Al límite – Capítulo 34: Thriller junto con una linda mosca retorciéndose

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


Después de recorrer menos de cinco kilómetros conduciendo, el auto quedó atascado en el tráfico.

Wang Zhong Ding abrió el reproductor del auto y seleccionó música ligera, para que su ansiedad se calmara.

El calentador del asiento del auto era agradable, Hàn Dŏng, desde el principio, se envolvió a sí mismo y no se movió. Ahora que se estaba calentando, inconscientemente, comenzó a quitarse las sábanas.

A pesar de la fuerte música, Wang Zhong Ding sentía los movimientos anormales.

Cuando escuchó cuidadosamente, los movimientos pararon.

Tal vez, era algo en el auto que rodó o chocó contra algo…por lo tanto, Wang Zhong Ding perdió el interés, y continuó concentrándose en manejar.

La música tranquila, cambio por primera vez. Comparado con el primer ritmo, el de esta música era más idóneo para estimular la corteza cerebral. Especialmente, para un Hàn Dŏng dormido, esta clase de ritmo es un estimulante que moviliza los nervios.

Pronto, Hàn Dŏng comenzó a seguir la música.

Cuando Zhong Ding escuchó, una vez más, los movimientos anormales, apagó la música directamente. Como resultado, Hàn Dŏng también se detuvo. Esperando a que Wang Zhong Ding pusiera la música de nuevo, con lo que los extraños sonidos regresaron.

¿Cómo puede haber ruido? ¿Existe algún problema con el reproductor?

Justo cuando estaba pensando, de repente, alguien cantó con la música.

El rostro de Wang Zhong Ding estaba furioso.

¿Por qué escuchó la letra…?

¡¿Qué pasa con esta música?!

¿Qué compañía producía un reproductor de radio que hiciera estos sonidos molestos?Cambio las letras de una leyenda de Phoenix a una pieza musical de piano de Richard Clayderman, ¡y Hàn Dŏng continuó moviendo sus pies con el ritmo!

Los pies de Wang Zhong Ding golpearon los frenos.

Wang no había tenido tiempo de prender las luces interiores, cuando un brillante brazo blanco se estiró desde atrás.

—Maestro, por favor, vaya a la Comunidad Animal…

El rostro de Wang Zhong Ding se congeló y observó sobre su cabeza. Observó que Hàn Dŏng no sostenía una nota del banco en sus manos, pero tenía un papel amarillo, símbolo de la noche anterior. Entonces, con un vistazo al espejo retrovisor, el rostro que había aparecido de repente, tenía los ojos abiertos.

Si Wang Zhong Ding no fuera un creyente material, este momento casi hubiera expulsado su alma de su pecho.

¿Cómo puede aparecer alguien de la nada?

Hàn Dŏng tiró las sábanas a las piernas de Wang Zhong Ding y volvió a dormir.

Wang Zhong Ding encendió las luces interiores y observó a la persona recostada en el asiento trasero, vistiendo solamente ropa interior para cubrir su entrepierna. Las personas que aparecen generalmente con esta imagen, eran locos o habían tenido demasiado para beber…esta persona debe pensar que su auto estaba estacionado frente al hotel. Wang Zhong Ding especuló que la última posibilidad era la mejor.

Si lo tiras al camino, morirá congelado, si no muere congelado quedará discapacitado.

Por lo tanto, Wang Zhong Ding se movió al asiento trasero, con la intención de levantar a Hàn Dŏng para preguntarle algunas cosas. Como resultado, levantó sus manos, pero, cuando sus ojos se encontraron, cayeron sobre las piernas de Hàn Dŏng.

A esta distancia cercana, con una alta definición, desde múltiples ángulos…nunca había visto nada como eso.

Ninguna cirugía, ningún ajuste, ninguna cicatriz… ¡Él, es completamente natural!

Wang Zhong Ding no había estado tan asombrado desde hace mucho tiempo. Era imposible imaginar que un problema que había sido creado de la información humana, para superar a su subordinado, Liang Jing, ¡podría ser resuelto por esta persona!

Hàn Dŏng parecía estar tratando de lucir su gran figura. Estaba acostado de forma incómoda hacia atrás y, después, se dio la vuelta. Una larga pierna se levantó directamente hacia el respaldo, remarcando el largo ángulo de ambas piernas. Una maravillosa curva apareció cuando las piernas se abrieron de ese modo.

La emoción de Wang Zhong Ding, en ese momento, se comparaba a cuando encontraba un reloj vintage que se había perdido por un largo tiempo.

 ♦ ♦ ♦

Debido a que la dirección de Wang Zhong Ding estaba en Beijing, sabía que el pasajero extra no estaba lejos de casa. Por lo tanto, quería enviar a Hàn Dŏng a casa, para ser capaz de revisar su información personal.

Después de que el auto frenó, Wang Zhong Ding trató de levantar a Hàn Dŏng, pero no podía hacerlo. Desesperado, trató de sujetarlo con la soga y bajarlo directamente del auto.

Durante el ascenso del elevador, el teléfono de Wang Zhong Ding sonó.

Hàn Dŏng se sorprendió por el sonido. Empujó y luchó con el cuerpo de Wang Zhong Ding, estaba medio despierto y medio dormido, tomó la soga y la enroscó alrededor del cuello de Wang Zhong Ding.

Wang Zhong Ding conectó la llamada y sintió como en su cuello se enroscaba la soga tres veces. Aun así, Hàn Dŏng no hizo ningún otro movimiento. Wang Zhong Ding solo noto que el hombre estaba hablando como si estuviera en el otro lado de la línea cuando, en realidad, estaba borracho.

—Lleve a la señorita Wan a casa, así que puedes descansar tranquilo.

—Yo…

Como resultado, Wang Zhong Ding abrió su boca y no supo cómo despertar al hombre.

Hàn Dŏng empezó a apretar el cuello de Wang Zhong Ding. Un poco ambiguo, la cabeza de Wang Zhong Ding estaba babeando, su rostro se puso violeta por la falta de oxígeno.

—¿No era tu esposa quien te instó en el estacionamiento? ¿Ah? ¿No es momento de que recibas una multa? ¿Cómo te gustaría irte? ¡No hay más oportunidades!

—Hola…hola…Señor Wang, ¿qué sucede? ¿Hola? ¿Señor Wang? ¿Por qué no responde…?

Cuando el teléfono se cortó, Wang Zhong Ding, quien no había tenido que enfrentar esta ira por demasiado tiempo, fue forzado por Hàn Dŏng a estallar en risas por su lenguaje tonto.

—Tú, hijo de puta… ¡cálmate!

La voz sorprendió a Hàn Dŏng, pero, después de despertarse, todavía estaba borracho y le dio a Wang Zhong Ding una mirada. Él gruñó y dijo:

—¡Mierda! ¿Por qué mierda sigo soñando contigo…?

Cuando el ascensor indicó que había llegado a su destino con un sonido, Wang Zhong Ding calmó su temperamento y llevó a Hàn Dŏng a la habitación.

Como resultado, cuando Hàn Dŏng fue acostado en la cama, se colgó del cuello de Wang Zhong Ding y se aferró. Su boca estaba muy cerca de él y sonrió desvergonzadamente.

—¿Tú realmente usaste una soga para amarrarme? ¿Eres un pervertido? ¿Queriendo atarme a ti? ¿No es así? Jajajajaj…

Si esto lo hubiese oído Ye Chenglin, él, probablemente, hubiera comenzado a llorar, porque cuando eres reemplazado por Wang Zhong Ding, ¿qué es lo que puedes esperar, huh?

Hàn Dŏng empujó la parte de atrás de la cabeza de Wang Zhong Ding nuevamente.

—¿No es eso lo que está en tu corazón? ¿Ah? ¿No es así? Jajajaj…

Cuando Hàn Dŏng estaba siendo ruidoso, Wang Zhong Ding, inadvertidamente, escaneó alrededor y observó una fotografía de Hàn Dŏng colgando en la pared contraria. La mayor parte de las personas utiliza marcos para colocar fotografías que no son trabajos de arte o imágenes conmemorativas. ¿Quién agrandaría su fotografía de pasaporte para colocarla en la pared? Afortunadamente, está a color. Si fuese en blanco y negro, no habría diferencia alguna entre un hombre muerto y él[1].

Parecía que el comportamiento de este hombre no era el resultado del alcohol, sino que realmente tenía un problema mental.

Cuando Wang Zhong Ding titubeó, Hàn Dŏng proveyó “evidencia” para su conclusión.

Hàn Dŏng comenzó a llorar, lloraba mientras se quitaba la soga. Wang Zhong Ding observó a Hàn Dŏng enrollar la soga a su alrededor. Sí, él lloraba como si tuviese el corazón roto, como si hubiera sido acosado por Tian Da y forzado a humillarse a sí mismo con una soga.

Cuánto más lloraba, más se ataba…y más lloraba.

Si no lo hubiese visto con sus propios ojos, sería difícil para una persona como Wang Zhong Ding imaginar que eso podría haber sido hecho por alguien.

Wang Zhong Ding, originalmente, pretendía encontrar los documentos de Hàn Dŏng en su habitación, para aprender más de él…pero ahora, no parecía una buena idea. Por otra parte, había cosas urgentes en su casa, y Wang Zhong Ding, de verdad, no tenía tiempo para perder con él. Solamente quería salir de ese lugar tan rápido como le fuera posible.

Como resultado, en el momento que Wang Zhong Ding se volvió, tuvo que dar un gran paso.

Él, en realidad, veía su propia “imagen”.

…1) La foto en blanco y negro de él.

Wang Zhong Ding no se había recuperado de la sorpresa cuando Hàn Dŏng ya estaba saliendo de la cama.

Hàn Dŏng sacudió la soga con sus ojos medio cerrados, de repente, su expresión se volvió solemne. Esa clase de silencio no podía simplemente asustar a las personas, sino también asustar al espíritu dentro de sus cuerpos.

Pobre Hàn, era solamente un hombre, incluso si estaba en una triste situación, aun así, nunca olvidaba que si bebía algo…entonces, el “hechizo” debía arreglarse, además, esta técnica debía estar oculta. Si alguien está presente aquí…el destino no se quebraría.

Aun así, en los ojos de un borracho Hàn Dŏng, Wang Zhong Ding no era humano…era un demonio.

Hàn Dŏng no dejó salir a Wang Zhong Ding y, forzosamente, volvió su rostro hacia él, y con un tono que no era enojo o seguridad dijo:

—¡Tú, fantasma, estás finalmente en forma!

El rostro de Wang Zhong Ding se endureció como una placa de hierro.

Hàn Dŏng tanteó buscando papel amarillo y tinta en la alacena, escribió el día de su cumpleaños frente a Wang Zhong Ding sin ningún error. Entonces, como ayer, cortó el papel amarillo en el que leían las dos palabras de vida. Cada una fue puesta en una moneda de cobre, una dirigida al norte y la otra al sur. Otro dragón tortuga[2] fue sacado del gabinete y colgado bajo la foto blanco y negro de Wang Zhong Ding. El tan llamado dragón tortuga estaba en el punto central, estaba especialmente diseñado para destruir al fantasma.

Después de toda la preparación, Hàn Dŏng se paró nuevamente en el centro de la habitación para meditar con la frase.

—Cielos y tierra…el yin y el yang, el hilo de dos líneas, ahora, está roto, y todo está acabado…

Al final, Hàn Dŏng caminó en frente de Wang Zhong Ding por sí mismo, se inclinó profundamente a la “fotografía viva” y dijo respetuosamente:

—¡Adiós!

El rostro de Wang Zhong Ding, en ese momento, lucía particularmente como la fotografía en la pared, blanca y negra…

Si tan sólo Hàn Dŏng estuviera vestido en una bata y estuviera sosteniendo una batidora para alejar al fantasma malvado…no hubiera sido tan difícil de aceptar.

El problema era que Hàn Dŏng solamente llevaba un pequeño bóxer… ¡Con ese cuerpo tan atractivo, parecía que no estaba haciendo otra cosa que jugar! Parecía ser un supermodelo internacional llevando nada más que unos “pantalones de bikini” luchando con los pesticidas en los árboles de fruta. Podía ser descrito como el horror y la belleza de una mosca retorciéndose…pronto, elegante y magníficamente rodó hasta terminar en una sola posición sexy.


[1] En China utilizan fotografías blanco y negro para representar la muerte de una persona.

[2] Una tortuga dragón (龙龟, Lóngguī) es una criatura legendaria china que combina dos de los cuatro animales celestiales: el cuerpo de la tortuga con la cabeza del dragón. Se promociona como un adorno positivo en el Feng Shui, simbolizando el valor, determinación fertilidad, longevidad, poder, éxito y apoyo. Las tallas decorativas o estatuillas de la criatura se colocan tradicionalmente mirando a la ventana.

| Índice |

2 thoughts on “Al límite – Capítulo 34: Thriller junto con una linda mosca retorciéndose

  1. CecilianoBueno says:

    ¡Gracias por retomar la traducción a Ichigo y a todos los que participan para su publicación!
    ¿Cómo es que Wang conquistará a Han? porque nuestro niño ha demostrado ser un tonto pero nada fácil de atrapar
    Lo espero con ansia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *