Apaga las Luces – Capítulo 3 (II)


Mason frunció el ceño ante la sensación de frías gotas de lluvia y miró al director. Escuchó la señal de acción, listo para comenzar pero no tiene ninguna idea de qué a hacer.

¿Cuál es mi primera línea? No, la única línea sólo era ‘Amy’.

—Amy…

Mason lo dijo torpemente, y el Director gritó —¡Corten!— a través del megáfono como si lo estuviera esperando.

—Oye, ¿no viste el guión? ¿No puedes hacerlo bien?

Mason estaba a punto de decir honestamente que no fue capaz de mirarlo bien, pero Tony vino corriendo con una toalla y dijo:

—Por favor, aguantalo por hoy. ¿Huh? Hoy es el último día. —Mason cerró la boca.

—Allí, vamos a empezar de inmediato. Salga.

Debido al grito del Director, Tony ni siquiera pudo abrir la toalla y salió con cuidado.

—Hoy se ve más estúpido. ¿Qué le pasa, como un novato?

—Él es así como hace 10 años ¿por qué te importa de repente? Es el tipo que olvida las líneas cuando se despierta.

‘Ah cierto.’ Risas ridículas venían de todas partes. Simón les dio una señal, y pronto se quedaron en silencio, pero los susurros seguían allí.

Un hombre con una gorra llegó y dijo insinceramente, —Corre a ese lado y grita— y se fue. De nuevo, Mason obtuvo las miradas frías de la gente y de la cámara.

El director les dio una señal, y el agua empezó a derramarse.

— ¡Listo, acción! —El director le dio la señal y Mason corrió y gritó: —¡Amy! ¡Amy!— Pronto el Director agitó su brazo y gritó corte.

— ¡Corten! oye, Haley. ¿Estás buscando el perro de un vecino? ¡Más rápido, mira alrededor más desesperadamente!

Se puso de pie y gritó en voz alta con el megáfono.

— ¡¿Lo tienes?!

La voz estaba pidiendo una respuesta, y Mason dijo, —Sí— y asintió con la cabeza.

—… ¿Qué?

El director le preguntó como si no lo hubiera oído.

—Uh… dije que correría más rápido y más desesperadamente. ¿Es algo malo? —Mason respondió con claridad, y el director lo miró con una expresión extraña por un rato.

—… ¿Director?

El director volvió a concentrarse al escuchar a alguien que lo llamaba, mordiéndose los labios. Tenía una expresión como de ‘no te dejare solo’ y gritó ‘¡Acción!’

—Am…

Incluso antes de que Mason pudiera decir la palabra Amy, el director gritó: — ¡Corten! ¡Corten! — , Gritó a la máquina de riego que la lluvia era demasiado débil, y pronto una fuerte lluvia comenzó a derramarse como si vertiera con un cubo.

El director vio la lluvia torrencial y miró a Mason triunfalmente. Su expresión era como si dijera ‘¿Que tal esto?’, pero Mason calmadamente preguntó: — ¿Debo empezar de nuevo? — Su expresión cambió a fruncir el ceño.

—…

Mason fingió tocar su rostro y suspiró. Sentío las malas intenciones del director desde el principio, pero cuando le cogieron con la guardia baja a propósito, el Director parecía más enojado que antes. Si él me dice lo que quiere, será mejor, pero no lo dirá apropiadamente.

En el pasado en Zii, Mason tenía un superior al que no le agradaba como a este director. En el caso del superior de Zii, Mason no lo tomo con la guardia baja, por lo que el superior aplicó plomo en su arma, la que Mason estaba tratando de llevar al campo de batalla. Por suerte lo encontró de antemano, después de que volvió, venció a ese bastardo de tal forma que no pudo levantarse durante seis meses del hospital.

Después de eso, sus colegas o superiores se dijeron que no lo ofenderían demasiado.

Pero esta vez, no tengo ni idea de cómo hacer que se sienta mejor. Si sólo hago cualquier cosa que me digan que hacer, los mercenarios cuyas cabezas están llenas de músculo, se sentirán mejor, pero cuando simplemente asiento con la cabeza a lo que está diciendo, se ve peor.

En realidad, Mason no entendía por qué el Director está haciendo una cara de triunfo sólo porque estaba corriendo descalzo bajo la lluvia. No es como sacarle las uñas de los dedos o las uñas de los pies. Es sólo caminar unos pasos bajo la fría lluvia.

Sintió que su temperatura corporal bajaba, pero no era grave. Muchas otras veces cuando tuvo que contener sus temblores y aliento para esperar al objetivo bajo la lluvia, comparado con esos tiempos, ‘temblar de frío’ no es sólo una reacción en el escenario, y una reacción muy natural.

No importa cuán fuertes sean las gotas de lluvia, éstas no son ni siquiera una bala, no hay manera de que pueda haber un daño por ella.

Pero el director piensa que la lluvia es una especie de gran arma, él agitó su brazo y lo hizo más fuerte.

— ¡Acción!

Después de la señal de inicio, Mason comenzó a correr y gritar  —¡Amy! …¡Amy!— Fingió correr desesperadamente sin saber quién es Amy. Esta vez un guión voló justo al lado de su cabeza. Inconscientemente lo esquivó y miró al director. El rostro del director era de un rojo brillante.

—Lo siento.

Él se inclinó rápidamente, y el set de rodaje se hizo realmente tranquilo.

—… ¿Debería… cortar?

Alguien con la cámara le preguntó al Director, y el Director gritó — ¡Corten! — un poco tarde. El director parecía loco, como si algo no saliera como él planeaba. Tony vino corriendo con una toalla grande.

— ¿Estás bien? ¿Frío, verdad?

—Bueno, no es tan malo.

Mason se encogió de hombros y Tony se movió como si estuviera sorprendido.

— ¿Qué sucede?

—No no. No es tan malo perder la memoria… Sólo me puse emocional, así que no te preocupes.

Tony tenía una cara llorosa, secó cuidadosamente la cara de Mason y tembló.

— ¿Quién es Amy de todos modos?

Él estuvo preguntándose quién era esta Amy, y Tony dijo —¿Hm?— Y miró a su alrededor y señaló —Es ella.— Había una pequeña persona detrás de Simon que estaba mirando en esta dirección con expresión preocupada. Era una chica pelirroja pequeña.

¿Una niña pequeña? Mason miró a la chica con cara curiosa y giró la cabeza cuando el Director llamó, —¡Haley!

—Piénsalo. ¿Quién es Amy? ¿Es una pareja sexual que conociste anoche?

—No.

Esa pequeña niña no puede ser una pareja sexual que conoció anoche, así que respondió que no. El Director gritó: —¡Sí, no lo es! Perdiste a tu hija en esta lluvia donde un asesino en serie está rondando. ¿Cómo puedes actuar tan tranquilo?

— ¿Una hija? —Mason frunció el ceño un poco, y el director seguía molesto.

Tony seguía diciendo:

—Lo siento. Pronto terminará. Hoy no sé qué le pasa al Director.

Mason miró a la chica con una expresión fija quien miraba de esta manera desde atrás de la pierna de Simon.

—Tony. No quiero hacer esto…

—Uh, ¿qué, qué? Ah, Director, nuestro actor está listo. ¡Empecemos de inmediato!

Mason lo dijo con expresión de disgusto. Tony se sorprendió y fingió no oírlo y apresuró al director. Se escapó y se escondió detrás de los miembros del personal, y el director lo dijo como si le estuviera advirtiendo de nuevo.

—Esta es tu última oportunidad, Haley. ¿Cuánto tiempo nos vas a hacer filmar solo tu parte? ¿No ves que otros actores están esperando?

Mason echó un vistazo a esa niña llamada Amy. La chica parecía molesta por su mirada.

—…

Mason suspiró. El papel de esa niña es… una hija que perdí… Realmente quiero decir que no quiero hacerlo, pero antes escuchó la señal del Director.

— ¡Acción!

Mason se mordió los labios y corrió bajo la lluvia. Una cámara lo siguió justo detrás de él, Mason hizo todo lo que pudo, como el Director le señaló y gritó, — Amy —. De alguna manera sentí que mi garganta se ahogaba. Mason gritó a propósito más fuerte.

— ¡Amy!

Entre la lluvia y el viento, pasaba una parte de su pasado. Sentía que la lluvia que le caía en los labios tenía un sabor amargo.

| Índice |

2 thoughts on “Apaga las Luces – Capítulo 3 (II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *