Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 23: Entrenamiento.

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


Shi Jin investigó más:

— ¿Hay alguna razón subjetiva?

—Sí. —Lian Jun tardó un momento en responder. Miró a Shi Jin y dijo: —Eres demasiado ruidoso. Quiero tener un poco de paz y tranquilidad durante unos días.

Shi Jin, oh, Shi Jin, ¿te gustaría que te abofeteen? Deberías haber escuchado en silencio.

— ¿Quieres aceptar esta asignación?

Preguntó Lian Jun.

—…Sí.

Forzó Shi Jin a través de sus dientes apretados, sintiéndose muy herido.

—Entonces, regresa y descansa. —Lian Jun le hizo un gesto para que se fuera, indiferente a la expresión ofendida de Shi Jin. —El gobierno enviará a alguien aquí para que te dé un breve entrenamiento antes de que comience la misión, así que deja de correr, descansa y trata de curarte rápidamente.

Shi Jin salió del restaurante, tratando de evitar toser sangre, mirando una figura triste.

¡Tú Darling es horrible! ¡Y después de que me esforcé por convencerlo de que comiera más! Shi Jin se quejó amargamente en su mente.

Xiao Si vaciló, luego, intentó reparar su corazón destrozado: 【En realidad, Darling no quiere que te vayas. ¿No te diste cuenta de que la cena de hoy fue principalmente con tus platos favoritos?】

—Y qué, los cerdos también son engordados para el sacrificio.

Shi Jin no estaba de humor para apreciar la amabilidad de Lian Jun.

Xiao Si no pudo decir nada al respecto.

Después de ese día, Shi Jin comenzó su vida de entrenamiento con Gua Uno y lo otros, mientras se recuperaba de sus heridas. Aunque quería continuar investigando a los sospechosos, la tarea inesperada lo obligó a dejar de lado, temporalmente, ese plan y concentrarse en el entrenamiento.

Durante este tiempo, Shi Weichong vino a visitarlo nuevamente. Shi Jin había estado preocupado de no tener la oportunidad de aliviar su relación. Entonces, inmediatamente después de recibir la noticia, aprovechó la oportunidad y salió para encontrarse con él y, a pesar de que su corazón estaba saltando de alegría puso una cara hosca.

Los dos hermanos tuvieron una breve conversación en el auto.

— ¿Por qué peleaste con Zhouzhong? —Shi Weichong preguntó.

—He querido golpearlo durante mucho tiempo. —Respondió Shi Jin.

— ¿Dónde estás herido?

—En todas partes.

Shi Weichong frunció el ceño y miró su rostro magullado.

— ¿Todavía quieres pelear? Puedo pelear contigo si quieres. —Dijo, después de un momento de silencio.

Hermano, no estás siguiendo el guión de nuevo.

—No voy a pelear contigo —Respondió Shi Jin malhumorado y giró la cabeza, haciendo que el adolescente rebelde se pusiera a prueba. Echó un vistazo a Shi Weichong y su rostro se relajó un poco. — ¿Todavía me odias, hermano mayor?

Al verlo ablandarse, Shi Weichong suspiró y, tímidamente, tocó su cabeza rasposa. Cuando Shi Jin no evitó su mano, su expresión se volvió más suave.

—Estoy tratando de verte sin prejuicios…Xiao Jin, pase lo que pase, siempre serás mi hermano menor.

Xiao Si exclamó con agradable sorpresa: 【¡Ha bajado, la barra de progreso ha bajado a 870!】

El corazón tenso de Shi Jin se relajó en un instante. Sonrió sin querer, su suposición era correcta. ¡Shi Weichong es un factor de supervivencia, y una buena relación con él podría mejorar las posibilidades de Shi Jin!

Shi Weichong captó su sonrisa y se volvió cada vez más incómodo.

—Xiao Jin, sé que te he entendido mal todo el tiempo…

— ¡Gracias! —Shi Jin, de repente, extendió la mano y le dio un abrazo de oso, dándole unas palmaditas en la espalda varias veces. Dijo felizmente: — ¡Es genial que no me odies, hermano mayor, gracias!

Shi Weichong se congeló en estado de shock. De hecho, había pasado mucho tiempo desde que alguien lo había abrazado así; ya sea su padre, madre o hermanos, su relación siempre fue algo distante, también mantuvo a sus amigos y conocidos a distancia. Los gestos cariñosos eran algo que no sucedió en su vida.

Su cuerpo, instintivamente, se tensó. El abrazo no fue tan fuerte debido a su gruesa ropa de invierno, pero podía sentir la fuerza en los brazos de Shi Jin y el peso de su cabeza descansando sobre su hombro.

Shi Weichong miró la cabeza cerca de su mejilla, y un pensamiento tardío apareció en su mente: la persona frente a él, todavía es un niño, su hermano menor, que acaba de crecer.

—…No es algo por lo que debas agradecerme. —Dijo, levantando, tentativamente, las manos, queriendo responder a este abrazo inesperado, pero, tan pronto como se movió, Shi Jin se alejó.

—Todavía tengo que terminar el entrenamiento, Hermano mayor, así que voy a volver.

Shi Jin lo soltó después de unos segundos, porque estaba preocupado de excederse y despertar las sospechas de Shi Weichong. Sin embargo, no se olvidó de tratar de hacer su relación más amigable:

—La próxima vez, llámame directamente si quieres verme. No esperes afuera de la casa club, es invierno y hace frío.

Después de eso, se despidió de Shi Weichong y se alejó trotando, temeroso de revelar alguna señal si hablaban más.

Shi Weichong lo observó entrar al club, lentamente dejó caer los brazos levantados. Se quedó parado en el lugar por un rato, luego, soltó una risita y se giró para subir al auto.

De vuelta en el club, Shi Jin incluyó el número de Shi Weichong en blanco y le envió un mensaje de texto con una cara sonriente. Unos diez minutos después, Shi Weichong devolvió el mensaje de texto, y la barra de progreso de Shi Jin volvió a caer, a 850.

—Tuvimos una buena cosecha hoy, un total de 30 puntos

Dijo Shi Jin con satisfacción. Después de reflexionar por un minuto, envió otro mensaje de texto a Rong Zhouzhong:

{¿Están bien sus heridas? Hermano mayor vino a verme y le dije cómo te veías después de la pelea.}

La respuesta de Rong Zhouzhong llegó casi de inmediato y consistió en una breve palabra: {¡Píerdete!}

Shi Jin miró la pantalla, sonriendo. De repente, pensó que Rong Zhouzhong, ampliamente conocido como el salvaje “Rey Demonio del Mundo del Espectáculo”, en realidad, es muy lindo.

Dos días después, justo cuando el último moretón en la cara de Shi Jin se desvaneció, finalmente, hubo un mensaje de los funcionarios: se decidieron por el entrenador, y esa persona llegaría más tarde esta tarde.

Le desconcertó a Shi Jin.

— ¿No se suponía que esta misión era importante? ¿Por qué les tomó tanto tiempo enviar a alguien? ¿Hubo algún problema grave de su parte?

Gua Uno sacudió la cabeza y respondió:

—No es un problema per se, sólo luchas internas. Los altos mandos no podían ponerse de acuerdo sobre el candidato y seguían discutiendo, por eso se prolongó hasta ahora.

Su expresión era de desaprobación.

—Es solo entrenar a un novato, ¿por qué hay que pelear?

Shi Jin estaba aún más confundido.

Gua Uno tenía la intención de guiarlo, por lo que continuó explicando:

—Por supuesto que no les importa el entrenamiento en sí, lo que quieren es que se les permita entrar en ‘Nightlight’. Este lugar es la residencia privada de Jun-shao, ¿Acaso crees que alguien que trabaja para el gobierno puede entrar como quiera? El permiso para ingresar “Nightlight” no es fácil de obtener.

Sus palabras iluminaron a Shi Jin. Sacudió la cabeza mientras chasqueaba la lengua, imaginando automáticamente al entrenador oficial como un burócrata gordo de mediana edad, con ojos inquietos y motivos ocultos, y decidió no hacer más preguntas.

A mitad de la clase de lucha de la tarde, alguien llamó repentinamente a la puerta.

Gua Uno dejó de entrenar con Shi Jin y gritó que entrara.

La puerta se abrió ligeramente y Gua Dos miró dentro. Primero miró a Gua Uno, luego, su mirada se dirigió a Shi Jin. Su expresión estaba llena de significado.

—El hombre enviado por el gobierno está aquí.

Shi Jin lo miró dubitativo.

—Gua Dos, ¿qué pasa con tu expresión? ¿Tienes espasmos faciales ahora?

Gua Dos puso los ojos en blanco con irritación y le dirigió una mirada despectiva, sin molestarse en guiñar más. Empujó la puerta por completo y le dio paso al hombre, con un traje de entrenamiento negro, que estaba parado detrás de él.

Debido al ángulo de visión, cuando Gua Dos se hizo a un lado, lo que Shi Jin vio primero fue un par de piernas largas con botas negras y pantalones de chándal del mismo color. Debido a sus ideas preconcebidas, estaba un poco sorprendido y subrepticiamente le dijo a Xiao Si que los funcionarios eran más confiables de lo que pensaba, y que realmente no enviaron un gordo poco confiable. Como resultado, cuando el hombre dio un paso adelante y reveló su rostro, Shi Jin quedó atónito.

—Cuarto… ¿¡Cuarto hermano?! —Shi Jin tartamudeó, sin atreverse a creer lo que veía.

Xiang Aoting detuvo sus pasos y frunció el ceño, sus ojos se centraron en Shi Jin. Cuando notó su equipo de entrenamiento protector, su rostro se hundió.

— ¿Por qué estás aquí?

Al hacerse esta pregunta, Shi Jin estaba un poco desconcertado.

—Esa es mi línea. ¿No eres piloto? ¿Cómo te convertiste en entrenador? En cuanto a por qué estoy aquí, no te hagas el tonto, te dije antes que vivo aquí.

—Por supuesto que sé que vives aquí, por eso solicité esta tarea. ¡Lo que pregunto es porqué estás en esta sala de entrenamiento! —Xiang Aoting respondió. Pareció darse cuenta de algo y miró a Gua Dos, quien lo condujo hasta aquí. — ¿Por qué está Xiao Jin aquí? Dijiste que me llevarías con el hombre que participa en la misión.

Gua Dos señaló a Shi Jin y dijo:

—Es él. Él es la persona que necesitas entrenar.

La cara de Xiang Aoting se distorsionó y la expresión en sus ojos cambió. Dijo rígidamente:

—Quiero ver a Lian Jun.

En el momento en que vio aparecer a Xiang Aoting, Gua Dos supo que las cosas iban a salir mal, así que no se sorprendió al escuchar eso. Levantó la mano para saludar a Gua Uno, luego se volvió y le indicó a Xiang Aoting que lo siguiera.

Shi Jin también se dio cuenta de que algo no estaba bien. Se quitó apresuradamente el equipo de protección y saltó de la plataforma de entrenamiento, luego, trotó para alcanzarlos.

—Iré contigo.

Gua Dos asintió, sin importarle. Xiang Aoting notó que Shi Jin era bastante hábil para quitarse el equipo de protección, y su expresión se volvió aún más sombría.

Mientras los tres hombres caminaban hacia el estudio de Lian Jun, Shi Jin habló en secreto con Xiao Si. De repente recordó el mensaje de texto de Rong Zhouzhong {¡Estás muerto!}, Y un cierto pensamiento brilló en su mente. En un instante, agarró su teléfono y escribió: {Tercer hermano, ¿sabías que Cuarto hermano vendría a “Nightlight”?}

Rong Zhouzhong respondió rápidamente, y su respuesta fue una vez más breve: {¡Estás muerto, pequeño bastardo!}

¡Este gilipollas infantil realmente lo sabía!

Shi Jin guardó su teléfono, miró a Xiang Aoting que caminaba frente a él y arrugó las cejas. Dio unos pasos rápidos para alcanzarlo y comenzó:

—Cuarto hermano, esta vez…

—Hablaremos de eso más tarde.

Interrumpió Xiang Aoting sin volver la cabeza. Vio la puerta del estudio de Lian Jun y aceleró el paso. Sin tocar, abrió y entró, ignorando a Gua Nueve, que se levantó alarmado. Notó a Lian Jun sentado detrás del escritorio y caminó hacia él. Xiang Aoting estrelló sus manos sobre el escritorio y se inclinó hacia adelante, mirando a Lian Jun.

—Lian Jun, ¿por qué mi hermano va a participar en esta misión? —Preguntó, sin ocultar su hostilidad.

—Cuarto hermano.

Shi Jin vio las acciones de Xiang Aoting tan pronto como entró, y su corazón dio un vuelco. Temeroso de que su hermano atacara a Lian Jun, corrió hacia el escritorio y se paró junto a Lian Jun, protegiéndolo.

La expresión de Xiang Aoting se volvió aún más severa, y miró a Lian Jun como si fuera un sinvergüenza amoral que hechizó y engañó a un adolescente inocente para usarlo.

Shi Jin intentó hablar con Xiang Aoting:

—Cuarto hermano, tú…

— ¡Te callas! —Xiang Aoting no lo dejó hablar. Sin apartar los ojos de Lian Jun, preguntó: — ¿Qué es exactamente lo que estás tramando? ¿Por qué harías qué Shi Jin, un niño, participe en esta misión?

Shi Jin respiró hondo e iba a protestar contra ser llamado “niño”, pero Lian Jun lo agarró del brazo.

—No estoy planeando nada. —Respondió Lian Jun, levantando la mano para evitar que Gua Nueve y Gua Dos se acercaran a Xiang Aoting. Con calma, se encontró con la mirada hostil de Xiang Aoting y dijo: —Obviamente, elegí a Shi Jin porque es el candidato más calificado. Además, Shi Jin no es un niño, ya es un adulto.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *