Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 71: ¡Descansa!

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


Aunque Shi Jin se calló obedientemente, todavía no pudo evitar la inyección de anestesia: la herida en su hombro era demasiado profunda y tuvo que ser suturada.

—En realidad, realmente no lo necesito, puedo apretar los dientes y aguantar —dijo Shi Jin, queriendo permanecer despierto.

El tío Long, sin embargo, no tenía escrúpulos ni compasión. Después de detener la hemorragia, le pidió a alguien que lo llevara a la sala disponible más cercana y comenzó a preparar herramientas y medicamentos.

Alarmado, Shi Jin suplicó:

—Al menos déjame llamar a Jun-shao primero, no se sentirá aliviado a menos que confirme mi seguridad con sus propios ojos…

—Es solo anestesia local, deja de exagerar —gruñó el tío Long con disgusto, pidiendo a un asistente que trajera una tablet.

Oh, es solo anestesia local.

Shi Jin se sintió aliviado. Al ver al tío Long cumplir con su pedido, se le iluminaron los ojos y le dijo:

—Eres tan comprensivo, tío Long.

El tío Long lo miró y se acercó para presionarlo contra la cama. Le pidió al asistente que colocara la tablet en el soporte del instrumento directamente sobre la cama, para que la cámara pudiera captar no solo la cara de Shi Jin sino también su herida.

Shi Jin tuvo un presentimiento. Extendió la mano y trató de quitar la tablet, diciendo:

—Tío Long, primero curemos la herida, la tablet no es necesaria ahora…

El tío Long tomó hábilmente su mano y la empujó hacia abajo, al mismo tiempo inició la videollamada.

Lian Jun respondió solo después de un tono, apareció sentado en un automóvil, hablando por teléfono.

Se acabó.

En ese momento, Lian Jun le estaba preguntando a Fei Yujing sobre las heridas de Shi Jin en detalle; cuando se enteró de que el adolescente había sido herido, estaba naturalmente ansioso. Al escuchar la videollamada que entraba, contestó, su mano fue más rápida que su cerebro, y Shi Jin apareció en la pantalla, acostado en la cama con la parte superior del cuerpo desnuda y una herida sangrienta en su hombro.

Por un momento, no pudo hablar. Con los ojos fijos en la herida, colgó su llamada con Fei Yujing. Por un tiempo, solo estaba mirando, con los labios fruncidos y la expresión tensa, luego preguntó:

—¿Cómo te lastimaste?

—Fue cortado con un cuchillo —respondió el tío Long en lugar de Shi Jin. Comenzó a limpiar la herida.

Tan pronto como la medicina tocó la herida, la expresión de Shi Jin se distorsionó y casi gritó de dolor.

Pero como Lian Jun estaba mirando, Shi Jin apretó los dientes y se tragó el grito. Obligando a que las comisuras de su boca se levantaran, esbozó una sonrisa fea y dijo:

—Estoy bien, es solo una herida menor… Tío Long, ¿no mencionaste la anestesia local…? ¿Por qué empezaste directamente?

—Generalmente, cuando tratamos con ‘lesiones menores’, el procedimiento es limpiar la herida primero, luego administrar la anestesia para después suturar —respondió el tío Long con frialdad.

El corazón de Shi Jin se estremeció, sabía que el médico lo había hecho intencionalmente. Angustiado por la terrible expresión en el rostro de su amante, tocó sigilosamente al tío Long con una mano que no fue capturada por la cámara, indicándole que dejara de molestar a Lian Jun.

El tío Long lo fulminó con la mirada.

—¿Ahora pides piedad? Fuiste tan valiente hace un momento. Si no hago al menos esto, no aprenderás… Espera, te pondré anestesia ahora.

Shi Jin tiró locamente de la ropa del tío Long para que dejara de hablar, luego le sonrió a Lian Jun de nuevo, explicando con suavidad:

—Fue solo una pequeña situación, no fue realmente peligrosa… No te preocupes, la herida no es profunda. Después de la anestesia local, no duele en absoluto.

Lian Jun lo miró con el ceño fruncido, sus manos estaban apretadas en el reposabrazos de la silla de ruedas con tanta fuerza que sus nudillos se volvieron blancos. Después de un momento, ordenó:

—Más suave.

El tío Long respondió con un bufido.

El efecto de la anestesia surtió rápidamente, el dolor disminuyó y Shi Jin finalmente pudo sonreír sin problemas. Como el tío Long ya no lo detenía, tomó la tablet y apuntó solo a su rostro.

—¿Y tú, estás en peligro? ¿Cuándo vas a volver?

—No estoy en peligro. Regresaré pronto, estamos de camino al aeropuerto ahora. —Respondió Lian Jun, reprimiendo el impulso de pedirle que volviera a colocar la tablet. Al ver el rostro pálido del adolescente, presionó la ansiedad y la preocupación en su corazón y preguntó: —¿Qué pasó exactamente? La explicación de Fei Yujing fue un poco confusa, realmente no la entendí.

Shi Jin estaba tratando de encontrar un tema para alejar la atención de Lian Jun de la herida. Al escuchar su pregunta, le lanzó rápidamente a una narración que describe la serie de eventos. También enfatizó que ‘David’ probablemente era Meng La.

Cuanto más escuchaba Lian Jun, más fea se volvía su expresión. Quería regañar a Shi Jin por llevarse a David después de descubrir que había un problema con él en lugar de pedir ayuda, pero cuando vio al adolescente observar su expresión con cautela, preocupado por su ira, su corazón se ablandó.

—Fue mi culpa, fui demasiado descuidado —dijo. —No esperaba que Gunfire tuviera conexiones con un funcionario del país L. Hiciste un gran trabajo protegiendo a todos.

Shi Jin no esperaba ser elogiado y su corazón se llenó de felicidad.

—En realidad, no lo hice muy bien… Y no es tu culpa, nadie… A-ah… Lo noté. —Shi Jin no pudo evitar un bostezo y parpadeó con fuerza. De repente, sintió sueño.

Lian Jun supuso que estaba afectado por la pérdida de sangre y la anestesia. Dijo, con una voz relajada:

—Ve a dormir. Volveré cuando te despiertes.

La somnolencia llegó tan abruptamente y con tal potencia que Shi Jin sospechó que el tío Long en realidad le puso anestesia general, y no local. Obligándose a abrir los ojos, preguntó:

—¿Ya llegaste al aeropuerto? Preste atención a la seguridad…

—Ya casi estoy allí —respondió Lian Jun. Su mano se movió involuntariamente, queriendo tocar la cabeza de Shi Jin, pero desafortunadamente, no pudo hacer eso a través de la pantalla, así que simplemente dijo suavemente: —Duerme, te cuidaré.

Los ojos de Shi Jin ya estaban medio cerrados. Murmuró algo ininteligible, luego su cabeza cayó mientras se dormía.

—La herida de Shi Jin es profunda y definitivamente dejará una cicatriz —dijo abruptamente el tío Long.

La expresión de Lian Jun se relajó ligeramente cuando Shi Jin se durmió, pero ahora se tensó de nuevo y apretó el puño. Pensó en la cicatriz de bala que quedó en el hombro de Shi Jin después de su última herida, y su estado de ánimo decayó.

♦ ♦ ♦

Shi Jin no durmió la noche anterior y, después de quedarse dormido, durmió toda la tarde y la noche. Cuando finalmente se despertó, descubrió que la habitación estaba oscura, había algo cálido a su lado y tenía un brazo alrededor de su cintura.

Su corazón latía más rápido, volvió la cabeza.

Lian Jun estaba acostado junto a él. Tenía los ojos cerrados; probablemente estaba dormido.

Shi Jin no pudo evitar sonreír. Quería girarse de lado y mirarlo bien. Sin embargo, tan pronto como se movió, el brazo en su cintura lo presionó hacia abajo, luego Lian Jun abrió los ojos.

—No te muevas, ten cuidado con tu herida.

La voz de Lian Jun estaba un poco ronca debido al sueño, pero pronto, sus ojos nublados se aclararon. Al ver que Shi Jin se despertó, se apoyó en un codo y se inclinó para besar sus párpados.

Shi Jin de inmediato arrojó la mano que no estaba sujeta alrededor del cuello de Lian Jun y lo abrazó, impidiéndole que se alejara, luego levantó la cabeza y le dio un ligero mordisco en los labios.

Lian Jun hizo una pausa, luego se rindió y continuó el beso.

Un sonido extraño y más fuerte en el silencio de la noche, reverberó a través de la sala.

Lian Jun terminó el beso y frotó suavemente el estómago de Shi Jin.

—¿Hambriento?

Shi Jin estaba mortificado. Tiró de Lian Jun hacia abajo de nuevo, ¡iban a continuar!

Los besos continuaron y ambos se excitaron un poco. Lian Jun recuperó la razón primero y se movió. Acariciando la mejilla de Shi Jin, dijo:

—Espera un poco, le pediré a alguien que traiga algo de comida. Deberías comer.

El cuerpo de Shi Jin estaba caliente y le dolía la herida. Él asintió con la cabeza, obligándose a sí mismo a resistir sus impulsos.

—Bueno.

El personal de la cocina debió estar preparado y solo a la espera del pedido de Lian Jun, porque apenas dos minutos después, se enviaron todo tipo de platos ligeros y de fácil digestión.

Lian Jun ayudó a Shi Jin a sentarse, bajó la mesa de la cama y se preparó para alimentarlo.

La lesión de Shi Jin está en su hombro izquierdo, y aunque tenía dificultades para moverlo, comer no era ningún problema. Algo reacio, pero sintiendo que ser alimentado sería demasiado vergonzoso, detuvo a Lian Jun y recogió los palillos él mismo, moviéndolos tan ágilmente que no parecía una persona herida en absoluto.

Lian Jun retiró la mano, aliviado de ver el buen apetito de Shi Jin. Se sentó a su lado, entregándole el vaso de agua con toallas de papel de vez en cuando, mostrando la imagen de un novio cariñoso.

Después de comer hasta hartarse, Shi Jin hizo un viaje al baño, se lavó brevemente y regresó a la cama.

Lian Jun se acostó a su lado y lo tomó en sus brazos, frotando su estómago. De repente, bajó la cabeza y besó la herida en su hombro izquierdo.

—El tío Long dijo que podría dejar una cicatriz.

—Las cicatrices son medallas para los hombres; si deja una, que así sea. —Respondió Shi Jin, sin importarle en absoluto. Al ver que el estado de ánimo de Lian Jun no parecía bueno, continuó: —Estoy realmente bien. La herida no es grave, estará bien en unos días.

La mano de Lian Jun sujetando la suya se apretó, pero no habló.

Shi Jin sabía que debía culparse a sí mismo de nuevo. Suspirando en silencio, movió su brazo ileso y lo abrazó, luego cambió de tema.

—Olvidé preguntar, ¿lograste rescatar a los subordinados del Viejo Fantasma? ¿Y qué hay de Zuo Yang y Long Shi?

Lian Jun ajustó sus emociones.

—Los hemos rescatado a todos, pero Meng La les dio la droga fabricada por Long Shi y necesitan permanecer en el país T durante el tratamiento. Zuo Yang se llevó a Long Shi y se escapó, se desconoce su paradero actual. Gua Uno se quedará aquí para manejar estos asuntos. Ya no tienes que preocuparte por nada de eso; cuando estés mejor, regresaremos directamente a la ciudad B.

Shi Jin se sorprendió.

—¿Por qué quieres volver a la ciudad B de repente? ¿Pasó algo allí?

—No, solo quiero volver y descansar un rato —respondió Lian Jun, acariciando su cabello. —El clima aquí no es adecuado para recuperarse de una lesión. Volvamos a la ciudad B y descansemos adecuadamente. ¿Hay algún lugar al que te gustaría ir a jugar? Te llevaré a donde quieras.

¡Descanso!

Un recuerdo apareció en la mente de Shi Jin y tomó la mano de Lian Jun entre las suyas. Dijo, levantando la voz:

—Me prometiste que después de que terminemos aquí, descansarás bien y te someterás a un examen físico detallado. ¡No quiero ir a jugar, quiero ir a un hospital!

Lian Jun quería mimar a Shi Jin, pero se empapó con agua fría. Se apoyó en su codo y lo miró, pero cuando se encontró con esos ojos brillantes y enérgicos, su corazón se ablandó de nuevo. Se inclinó para darle un beso rápido y dijo:

—Está bien, iré a revisar mi cuerpo y trataré de mejorar lo antes posible. Quiero cuidarte bien.

—Ya me cuidas bien. También quiero que te mejores, pero algo así no se puede apresurar, tenemos que escuchar las órdenes del médico. —Shi Jin lo abrazó con satisfacción, con su corazón lleno de esperanza y su cerebro lleno de imágenes de Lian Jun siendo capaz de caminar tan fácilmente como una persona normal. Incapaz de contener una sonrisa, dijo: —Cuando estés bien, tengamos una cita.

No olvidó su deseo de compensar la infancia de Lian Jun. Si iban a una cita, podía llevar a su novio a jugar al parque de atracciones o algo así.

Lian Jun, sin embargo, no entendió lo que quería decir, pensando que desde que establecieron su relación, las cosas habían estado tan ocupadas que ni siquiera tuvieron una cita adecuada. Por un momento, le dolió el pecho y se sintió abrumado por la sensación de que era el amante más incompetente del mundo.

Shi Jin todavía es un adolescente, una edad en la que debería jugar y divertirse, pero gracias a él, siempre tenía que pensarlo dos veces y preocuparse por muchas cosas. No era justo para Shi Jin.

—… Sí, tengamos una cita —susurró, tocando la mejilla de Shi Jin de nuevo. Apagó la lámpara de la mesa para que la oscuridad ocultara su expresión y dijo: —Duerme. Estás herido, necesitas descansar bien.

Shi Jin había dormido todo el día y ahora no tenía sueño, pero pensó que Lian Jun había estado ocupado desde temprano en la mañana y debía estar cansado, así que asintió. Después de sentarse en una posición cómoda y abrazar el brazo de Lian Jun, cerró los ojos y le pidió a Xiao Si que reprodujera una película en su cerebro.

Xiao Si, en un ataque de resistencia no violenta, llamó a un libro de texto.

Los antiguos no mentían, estudiar realmente le produce sueño a la gente.

♦ ♦ ♦

Después del desayuno del día siguiente, Lian Jun convocó a una reunión de sus subordinados más cercanos, específicamente, Lian Jun, Gua Uno y los demás tuvieron una reunión mientras Shi Jin revisaba sus lecciones.

Incluso recuperarse de una lesión no lo eximió de estudiar. Shi Jin se sintió amargado.

Miró a Gua Uno y a los otros que estaban sentados en círculo en el sofá y las sillas y suspiró. Resignado a su destino, cogió el bolígrafo digital y empezó a resolver problemas mientras escuchaba la reunión.

Después de un tiempo, tuvo más o menos clara la situación actual.

Ayer, después de que el tío Long lo arrastrara a la sala, Gua Nueve se hizo cargo.

Poco tiempo después, todos los refuerzos de Gunfire fueron capturados. David, a quien identificó como Meng La, se desmayó después de que Shi Jin le disparara varias balas en los brazos. Para cuando el polvo se asentó y Gua Nueve pidió que se limpiara el campo de batalla, el hombre ya había caído en coma debido a la pérdida excesiva de sangre.

Por orden de Gua Nueve, llevaron a David a una sala de operaciones donde los médicos le extrajeron las balas y curaron sus heridas, luego lo encerraron en una sala separada con tres capas de guardias apostados afuera.

Después de que se restableció la señal, las autoridades del país L se enteraron rápidamente de la situación y expresaron su conmoción por el ataque de Gunfire al hospital, haciéndose pasar por rescatistas oficiales. Enviaron apresuradamente a un funcionario de alto rango con una cantidad suficiente de tropas para proteger el hospital desde el exterior y dieron la orden de que las carreteras cercanas fueran bloqueadas temporalmente, creando una zona segura. Básicamente, hicieron todo lo posible para expresar su buena voluntad.

Ese funcionario todavía estaba en el hospital, esperando disculparse con Lian Jun en persona.

También se había descubierto la causa del incendio en la villa. Cómo adivinó Shi Jin, fue provocado por el hombre.

Los subordinados del Viejo Fantasma fueron trasladados a un hospital privado en el país T; su situación se había estabilizado temporalmente. Después de una llamada telefónica a Lian Jun, el Viejo Fantasma reanudó su ofensiva contra Nueve Águilas, atacando aún más ferozmente que antes. Extendió el campo de batalla a China, su actitud gritaba que iba a derrotar a Nueve Águilas o morir en el intento.

Nueve Águilas comenzó a contactar frenéticamente con Annihilation, pero Lian Jun los ignoró naturalmente. Estaba concentrado en los preparativos para lidiar con Gunfire.

Al escuchar algo inesperado, Shi Jin no pudo evitar interrumpir:

—¿Vamos a seguir luchando con Gunfire?

—Solo les estoy enseñando una lección —respondió Lian Jun y preguntó a su vez: —¿Has terminado con los problemas? Verificaré tus respuestas más tarde.

El rostro de Shi Jin cayó de inmediato y volvió su atención a la tablet.

Gua Uno y los demás miraron a Shi Jin estudiando obedientemente, luego intercambiaron miradas tácitas.

¿Dar una lección a Gunfire? Habían capturado a un hombre sospechoso de ser el jefe de Gunfire; Jun-shao, obviamente, estaba planeando algo más grande. Solo Shi Jin, quien a pesar de ser inteligente a veces era asombrosamente estúpido, se dejaría engañar por tal respuesta.

Tres días después, las autoridades del país L finalmente desenterraron al aliado de Gunfire enterrado profundamente dentro de ellos. Al mismo tiempo, Annihilation recibió un mensaje de Nueve Águilas: Zuo Yang, de repente, se enfermó gravemente y tuvo que ser ingresado en el hospital.

Después de enterarse de la noticia, Lian Jun finalmente respondió una llamada de Nueve Águilas. Del ayudante de Zuo Yang, se enteró de algo realmente inesperado: de hecho, Zuo Yang no estaba enfermo, sino que había sido envenenado. Y… Long Shi estaba muerto.

Sucedió el día en que Zuo Yang dejó la ciudad C con Long Shi. Después de enterarse de que lo habían engañado, se puso furioso. Quería obligar a Long Shi a hacer el antídoto contra el veneno de Lian Jun y, con eso, volver al juego. Naturalmente, Long Shi no cumplió. Enloquecido, Zuo Yang sacó las dos últimas muestras de la droga fabricada por Long Shi y le inyectó una al hombre.

Fingiendo un compromiso, Long Shi hizo que Zuo Yang relajara su vigilancia. Luego, de repente, tomó represalias e inyectó a Zuo Yang con la última muestra. Zuo Yang instintivamente tomó su arma y le disparó a Long Shi, matándolo en el acto.

Al final, lo que dijo el ayudante de Zuo Yang se redujo a esto: mientras Lian Jun salvara la vida de Zuo Yang, Nueve Águilas pagaría cualquier precio.

El teléfono de Lian Jun estaba en altavoz, por lo que todos en la sala escucharon las palabras del ayudante.

La expresión de Gua Dos era complicada.

—Long Shi está muerto… —Aunque esperaban que este fuera el resultado final, escuchar que murió fue un poco impactante. Sin mencionar que su muerte fue bastante dramática …

Todos guardaron silencio. Estaban reflexionando sobre lo mismo: si deberían contarle la noticia al tío Long.

El dedo de Lian Jun golpeó el apoyabrazos de la silla de ruedas. Dijo:

—Mi médico está investigando el veneno y está cerca de desarrollar el antídoto, pero Nueve Águilas, probablemente, no esté dispuesta a pagar el precio que quiero.

La voz del asistente se volvió sorprendida y ansiosa. {Lo que quieras. Solo di lo que deseas, estaré de acuerdo con cualquier cosa}, espetó.

—Quiero que no exista Nueve Águilas en este mundo —respondió Lian Jun. —¿Realmente eres capaz de pagar este precio?

El asistente guardó silencio. Mucho tiempo después, cuando Gua Uno y los demás pensaron que él se negaría o trataría de negociar, apretó los dientes y dijo: {No puedo tomar esta decisión por mi cuenta, tengo que discutir esto con el jefe. Está en coma ahora mismo, dame unos días.}

Todos quedaron boquiabiertos. No podían creer que el hombre realmente hubiera mostrado una actitud de “déjame pensar en ello”; después de todo, lo que Lian Jun pidió fue que Nueve Águilas desapareciera.

La expresión de Lian Jun también cambió un poco.

—Está bien, te daré tiempo.

El asistente exhaló un suspiro de alivio, le agradeció a Lian Jun cortésmente y colgó.

Gua Dos no pudo evitar decir:

—Este tipo es realmente leal a Zuo Yang. ¿Has notado que no parecía importarle en absoluto Nueve Águilas, solo la vida de Zuo Yang?

—Escuché que Zuo Yang lo encontró entre una pila de cadáveres, lo dejaron por muerto y lo salvó. Desde entonces, ha estado protegiendo a Zuo Yang —intervino Gua Uno, suspirando con algo de pesar.

En este punto, se habían logrado todos los propósitos de su viaje al sureste: ayudaron al Viejo Fantasma a rescatar a su gente, llegaron al fondo de la cooperación de Nueve Águilas con Gunfire, debilitaron enormemente los cimientos de Nueve Águilas y encontraron que las autoridades tenían un infiltrado, razón suficiente para que pudieran apuntar abiertamente a Nueve Águilas.

Casi había terminado. Según el acuerdo de Lian Jun, Gua Uno y Gua Tres se quedarían en el país L para atar todos los cabos sueltos, mientras que Gua Dos, Gua Cinco y los demás empacarían y volverían a la ciudad B con Lian Jun y Shi Jin.

Después de que Shi Jin terminó de hacer una prueba en línea que le envió el Sr. Feng, vio que todos tenían una expresión de “finalmente, terminamos aquí” en sus caras. Confundido, preguntó:

—Espera un minuto, ¿qué pasa con Meng La? Todavía está en nuestras manos.

Gua Dos resopló.

—¿Qué hay de él? Dice que su nombre es David, así que lo trataremos como David. Después de que pase el tiempo suficiente para que Gunfire tenga un nuevo líder, lo dejaremos ir, como ‘David’, quien no es nadie y no tiene nada.

Shi Jin se quedó mudo. Finalmente, entendió qué tipo de “lección” quería darle Lian Jun a Gunfire: encerrar al antiguo líder, esperar a que alguien más se hiciera cargo y luego liberar al antiguo líder. Lian Jun quería hacer que Gunfire pelee internamente.

Se volvió para mirar a Lian Jun, que estaba hablando con Gua Uno. Su expresión cambió varias veces, finalmente se estableció en el orgullo.

—¡Nuestro Darling es tan inteligente! ¡Es tan inteligente como yo! 

Xiao Si: 【… ¿Estas palabras realmente lograron pasar por tus labios? ¿No tienes ningún sentido de la vergüenza?】

La expresión de Shi Jin pasó por otro cambio.

—¿Qué dijiste, Xiao Si? —Preguntó amenazadoramente.

Xiao Si se calló y fingió que se desmayó.

♦ ♦ ♦

Unos días después, la herida de Shi Jin sanó lo suficiente como para que pudiera viajar en avión. Solo entonces, Lian Jun decidió que tomarían el vuelo nocturno del día siguiente a la ciudad B.

Shi Jin no tuvo ningún problema con la hora de salida, ya que cuanto antes regresaran, Lian Jun podría hacerse el examen físico más rápido, pero siempre sintió que había olvidado algo. A pesar de devanar su cerebro, siguió eludiéndolo.

Fue solo después de que siguió a Lian Jun fuera del hospital el día de la partida y vio a Fei Yujing de pie junto a la puerta que finalmente recordó que: desde ese incidente, el abogado nunca había sido visto en el hospital otra vez. Fue como si desapareciera de la faz de la tierra.

Pensando en esto, corrió hacia Fei Yujing y le preguntó, frunciendo el ceño:

—¿Dónde has estado los últimos días? ¿Tienes insomnio de nuevo y estás corriendo porque no puedes dormir?

Por el momento, Fei Yujing tenía círculos oscuros debajo de los ojos, como si de hecho no hubiese dormido bien. Ante las preguntas de Shi Jin, simplemente miró hacia abajo y sacó una tarjeta de presentación de su maletín. Poniéndola en la mano de Shi Jin, dijo:

—Estaré ocupado de ahora en adelante, me quedaré en el país L por un tiempo. Cuida de tu herida, llámame si necesitas algo. —Luego se dio la vuelta, se subió a un automóvil que esperaba cerca y se fue.

Shi Jin miró la tarjeta de presentación en su mano. Era simple, solo con el nombre de Fei Yujing y una serie de números. Al ver que este número no era el mismo que había guardado antes, arqueó las cejas, ¿era este… el número de teléfono privado de Fei Yujing?

De repente, Xiao Si dijo: 【JinJin, tu barra de progreso ha bajado a 450.】

450: esto fue lo más bajo que jamás había caído. Shi Jin miró la tarjeta, su estado de ánimo se complicó.

¿Entonces, que Fei Yujing le permitiera tener este número significa que lo reconoció como su hermano, lo que a su vez redujo su barra de progreso debido a factores de supervivencia adicionales?

Esto, realmente… no es algo que quisiera.

| Índice |

One thought on “Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 71: ¡Descansa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *