Días de villano – Capítulo 38: Preparatoria (19)

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Observo la vida de Amano Yuu en mis sueños. Su niñez animada fue protegida por Hiroto y Kenshin.

Entonces sus amigos de la infancia se separaron de él, llenando sus días de Escuela Media con conflictos. Era alguien que amó a Hiroto y a Kenshin. Sus celos le hicieron incapaz de restringirse, y como tal, sufrió durante la Preparatoria.

Luego su vida terminó.

Además de no recibir amor, fue abandonado con angustia y pena…

Repentinamente, mi conciencia regresa.

Últimamente hay momentos donde la línea entre la realidad y la Novela se difumina. Observo mis alrededores con cuidado.

Pierdo el control de mis piernas. Se siente estrecho.

Estoy… en el Hospital, ¿verdad?

Parece ser que estoy en un cuarto privado. Pensando en los costos de hospitalización de la vez anterior, mis ojos vagan hasta la puerta de entrada.

Desperté en el mismo hospital en el que estuve durante la Escuela Media. En ese entonces, la primera persona en aparecer a mi lado fue Hiroto.

—Ya es diferente de ese entonces…

Genbu-senpai levanta una ceja al escuchar mi susurro. Mis ojos se abren al instante, mi visión es borrosa por un momento. De repente, nuestras miradas se encuentran.

Se puso de pie, mirando mi alma directamente. Entonces toca el botón para llamar a la enfermera sin hacer un sonido. Y lo toca una y otra vez.

—¿Eh? ¿Ehhhh? ¿Senpai? ¿No es eso malo…?

Las acciones descuidadas de Senpai son sorprendentes. Las puertas del cuarto de Hospital se abren y un médico entra. Detrás está mi papá.

—¡Papi!

—¡Yuu! Estás despierto.

Luego entra una enfermera llevando el equipo con una sonrisa.

—¡Espera! ¿Ese es Airu-kun? Estuviste golpeando el botón de llamada, ¿verdad? Detente. ¿No sabes que otros pacientes necesitan nuestra ayuda también? Además~ Airu-kun sigue siendo divertido.

—Aun así, debo irme. Infórmame si algo sucede.

La enfermera parece conocer a Genbu-senpai, disparándole palabras sin reservas. Además, Genbu-senpai parece tener una personalidad torpe.

—Lo lamento Airu, todos están sorprendidos. ¿Podrías detenerte? Este debe ser Amano-kun, ¿verdad? Soy un médico en este Hospital y el padre de Airu. Es un placer conocerte. Ahora voy a examinarte, ¿sí?

—Ah… Sí, por favor.

[Traducido por el Reino de Kovel]

¡El apuesto Doctor, Romance Gray, es el padre de Genbu-senpai! Así es como lucirá Senpai cuando crezca…

Escuché de mi padre que colapsé con una fiebre. Me tomó tres días recuperar la conciencia. Recuerdo que Genbu-senpai me llevó a la enfermería, pero nada más. Contactaron a mi padre, quien se apresuró hacia el Hospital para verme.

—Lo lamento papi. Tuviste que venir aquí en medio de tu trabajo…

—¡Está bien! ¿Cómo te sientes ahora? Tuviste una fiebre bastante alta.

—¡Sí, ya estoy bien! Umm, papá…

Inmediatamente me sentí inseguro. Como no regresé por tres días, estoy preocupado por la Casa Houou.

—¿Sip? Ah, ya les informé a los Houou.

Miré a mi papá, sintiéndome aliviado.

—Gracias.

Papá y yo hablamos de varias cosas por primera vez en un tiempo. Me hizo algunas sugerencias sorprendentes.

Después de dejar el Hospital, estaré viviendo con Genbu-senpai y recibiré su ayuda por una semana.

Como un doctor veterano, su padre quiere estudiar mi amnesia por un tiempo. ¡Si Genbu-senpai está conmigo, incluso puedo quedarme en casa! Papá les pidió que cuiden de mí.

—… ¿No es una molestia?

—Oh, eso…

El golpe en la puerta interrumpe a mi padre.

—¿Amano-kun? Es tiempo de verificar la temperatura. Por favor, disculpen la intromisión. —Es la enfermera que hablaba con Genbu-senpai antes. Ella me habla mientras trabaja ágilmente. —Oh, ¿Amano-kun va a la escuela de Airu-kun?

—Sí, él me ayudó con varias cosas.

—¡Oh, es cierto! Claramente… Bueno, es verdad… Hehehe. —La enfermera sonríe de forma profunda, y entonces baja la voz como si estuviera contándome una historia oculta. —Um, te diré un secreto de Airu-kun, ¿sí?

Ella me contó esta historia.

Genbu-senpai es el único hijo del Director del Hospital. Cuando era joven, solía pasar el tiempo aquí.

—Cuando entró a Escuela Media, dejó de venir al Hospital. Lo vemos cada tanto, pero no nos habla como antes. Cuando le vi en la ciudad, siempre siento que estoy mirando a un niño diferente… Todas las enfermeras se sienten solas. Me pregunto si es la pubertad~ La apariencia de Airu-kun nos curaba~

»Unos días atrás, corrió dentro del Hospital. Fue la primera vez que lo vieron después de un largo periodo de ausencia. Casi llorando, le habló a una enfermera que lo miraba sorprendida.

»Estaba abrazándote cuidadosamente, pidiéndonos desesperado que te ayudáramos. Realmente me sorprendió. Llamé al Director de inmediato~ Te lo preguntaré cortésmente… ¿Amano-kun es el amante de Airu-kun? Es extraño…

La enfermera terminó su trabajo y dejó el cuarto, diciendo algo como ‘La apuesta terminó’. Cuando cerró la puerta, papá y yo nos miramos entre sí.

Por ahora, decidimos seguir hablando.

—Uh, es cierto. El padre de Genbu-senpai no tiene problemas con esto, ¿verdad?

—No, ¡de hecho es lo opuesto! Eso es definitivo. Yuu-kun, debo regresar a trabajar. Me siento ansioso dejándote en casa solo, además de que tienes que estudiar para tus lecciones suplementarias con Genbu-kun. Y entonces…

—Oh, las lecciones suplementarias ya comenzaron.

Leí el calendario. Estuve postrado en cama durante las vacaciones, así que me perdí las lecciones suplementarias. Sin lugar a dudas, debería haber participado en ellas… Me pregunto si podré escaparme por mi pobre condición física… ¿Qué debería hacer si no tengo créditos suficientes para pasar de año?

Con la mente ida, pensé varias veces qué debería hacer.

—De cualquier forma, confiarte a una persona importante que ni siquiera puede lidiar con algunos insectos es un poco… —Escuché a mi padre murmurar a mi lado.

Sharon
Jajaja, se vio un poco la personalidad del padre de Yuu en ese último diálogo XD En lo personal, Hiroto se lo merece. No está cuidando a Yuu como debe y sólo pone excusas. ¡Viva Team Teruki y Team Genbu!

| Índice |

One thought on “Días de villano – Capítulo 38: Preparatoria (19)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *