El Fundador del Diabolismo – Capítulo 13: Refinamiento (4)

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Lan WangJi no miró a Wei WuXian. Él asintió para indicar respeto y habló con voz monótona:

—Primero, liberar; segundo, suprimir; tercero, eliminar. El enfoque inicial es utilizar la gratitud de sus familiares y conceder su último deseo, liberar lo que no podía dejar ir. Si falla, se suprime. Si los crímenes fueron extremadamente ilícitos y su energía de resentimiento no se disipa, se extermina por completo. El mundo del cultivo debe ajustarse precisamente a este orden de medidas. No se deben permitir errores.

Todos dejaron escapar un largo suspiro, agradeciendo a los Cielos porque Lan WangJi fuera elegido por el viejo. De lo contrario, si fuera su turno, sería difícil no pasar por alto algunos pasos o mezclar el orden. Lan QiRen asintió con satisfacción.

—No se cometió un solo error. —Con una pausa, volvió a hablar—: No importa en términos de cultivo o como persona, uno debe ser tan sólido como esto. Si uno se vuelve complaciente y orgulloso solo porque derrotó a unos simples seres de montaña en su hogar y tiene algunas reputaciones vacías, definitivamente será deshonrado, tarde o temprano.

Wei WuXian levantó las cejas y miró a un lado de la cara de Lan WangJi.

Entonces, aparentemente este viejo lo decía todo para mí. Llamó a su mejor alumno para que escuchara con nosotros y yo lo mirara, pensó Wei WuXian.

—Tengo una pregunta —dijo.

—Habla —respondió Lan QiRen.

—Aunque la “liberación” es lo primero, a menudo es imposible. “Otorgar su último deseo” suena simple: sería fácil si el deseo fuera una nueva prenda de vestir, pero ¿y si el deseo fuera matar a mucha gente por venganza?

—Por lo tanto, la supresión ayuda a la liberación. Si es necesario, la eliminación también seguiría —intervino Lan WangJi.

Wei WuXian sonrió.

—Qué desperdicio. —Hizo una pausa y continuó—: No era que no supiera de esta respuesta, solo estaba pensando en un cuarto camino.

—Nunca he oído hablar de un cuarto camino —habló Lan QiRen.

—Debido a que el verdugo murió de esa manera, es natural que se haya convertido en un cadáver feroz. Dado que ejecutó a más de cien personas antes de morir, ¿por qué no desenterrar las tumbas de estas personas, despertar su energía de resentimiento, recoger sus cabezas y usarlas para luchar con el cadáver feroz…?

Lan WangJi finalmente se dio vuelta para mirarlo. Tenía las cejas fruncidas, todavía inexpresivas. Lan QiRen estaba tan enfadado que su perilla estaba temblando.

—¿Cómo te atreves? —gritó.

Todos en la sala quedaron atónitos. Lan QiRen se puso de pie.

—¡La esencia de exorcizar demonios y aniquilar fantasmas es liberar! ¡No estudias los métodos de liberación, e incluso piensas en aumentar su energía de resentimiento! ¡Inviertes el orden natural e ignoras la ética y la moral!

—Hay algunas cosas que no tienen uso después de la liberación, entonces, ¿por qué no encontrar una manera de usarlas? —respondió Wei WuXian—. Cuando Yu el Grande [1] domaba la inundación, la obstrucción era el método inferior, y la redirección era el superior. La supresión es lo mismo que la obstrucción, así que no es inferior… —Lan QiRen le arrojó un libro, pero se echó a un lado y lo evitó. Su expresión permaneció sin cambios y continuó diciendo tonterías—: La energía espiritual es energía; la energía resentida es energía también. La energía espiritual se almacena en el dantian [2]. Puede dividir montañas y llenar océanos, disponibles para uso humano. Si es así, ¿por qué los humanos tampoco pueden usar energía resentida?

Otro libro llegó volando desde Lan QiRen.

—¡Entonces, déjame preguntarte de nuevo! ¿Cómo te aseguras de que la energía resentida solo te escuche y no dañe a los demás? —habló con dureza.

Wei WuXian se agachó mientras hablaba.

—¡Aún no lo he pensado!

—¡Si lo piensas, el mundo de la cultivación no permitiría tu existencia! ¡Sal! —gritó enfurecido.

Wei WuXian no podría estar más contento y salió rápidamente.

Vagó por Descanso en las Nubes por la mañana, recogiendo flores y jugando con los pastos. Después de que todos terminaron la lección, finalmente lo encontraron en el techo de una pared alta. Wei WuXian estaba sentado en las baldosas grises de la repisa, sosteniendo un pedazo de hierba en la boca. Su mano derecha estaba debajo de su mejilla, y estaba sentado con una pierna apoyada y la otra colgando hacia abajo, balanceándose ligeramente. Los discípulos allí abajo lo señalaron.

—¡Wei-xiong! ¡Qué admirable de tu parte! ¡Te dijo que salieras, y realmente saliste! —dijeron entre risas.

—Después de que saliste, pasó mucho tiempo antes de que finalmente entendiera lo que pasó. ¡Tenía la cara tan morada!

—Pregunta, y yo respondo. Si me dice que salga, saldré. ¿Qué más quiere que haga? —gritó hacia los demás masticando la hierba.

—¿Por qué parece que el viejo Lan es especialmente estricto contigo? Él siempre dirige tus regaños hacia ti —habló Nie HuaiSang.

—Le sirve bien —dijo Jiang Cheng—. ¿Qué tipo de respuesta es esa? Está bien si dice estas tonterías en casa, pero se atrevió a decirlas frente a Lan QiRen. ¡Está buscando su propia muerte!

—No importa cómo haya respondido, no le agradaría, así que bien podría decir lo que quería decir. De todos modos, no intenté ofenderlo. Estaba respondiendo correctamente —dijo Wei WuXian.

Después de pensar por unos momentos, una expresión de envidia y anhelo apareció en el rostro de Nie HuaiSang.

—Para ser honesto, las palabras de Wei-xiong fueron bastante interesantes. La energía espiritual solo se puede obtener a través del cultivo y haciendo grandes esfuerzos para formar un núcleo dorado. Me llevaría muchos años, no sé cuántos, hacerlo, especialmente para alguien como yo, cuyo talento parece haber sido roído por un perro cuando estaba en el vientre de mi madre. Pero, la energía resentida proviene de los feroces fantasmas. Si se pueden tomar y usar, sería más que maravilloso.

Un núcleo dorado era formado por cultivadores después de llegar hasta cierto punto. Podía almacenar y controlar la energía espiritual. Después de que se formaba, el nivel de cultivo aumentaría a una velocidad rápida y mejoraría cada vez más. De lo contrario, solo serían un cultivador de gama baja.

Sería una vergüenza que un discípulo de un clan prominente contara a otras persona que todavía no había formado el núcleo, pero Nie HuaiSang no se sintió avergonzado en absoluto. Wei WuXian también se rio.

—Lo sé, ¿verdad? No hay daño por usarlo.

—Eso es suficiente. Está bien si lo hablas, pero en realidad no camines por un camino tan torcido —advirtió Jiang Cheng.

—¿Por qué dejaría el camino ancho y agradable para ir por un puente de un solo tablón en un río oscuro y estrecho? Si realmente es así de fácil, la gente ya lo habría pisado. No te preocupes, solo preguntaba y yo solo respondí. Hola, ¿venís? Como todavía no es toque de queda, buscad faisanes conmigo —dijo Wei WuXian.

—¿Qué quieres decir con “caza de faisanes”? ¿Por qué habría faisanes aquí? Primero, ve a copiar la justicia. Lan QiRen me pidió que te dijera que copies la sección Virtud de la Justicia tres veces, para que puedas aprender qué es la ley natural y la moralidad —lo regañó Jiang Cheng.

La rectitud era la colección de las reglas de la secta Lan; como eran demasiado largas, Lan QiRen las revisó en una gruesa colección. Las secciones Virtud y Conducta eran cuatro quintas partes de todo el libro. Wei WuXian escupió la hierba que sostenía en la boca y se sacudió las botas.

—¿Tres veces? Volaría al cielo si solo los copiara una vez. No soy de la secta Lan, y no tengo la intención de casarme con el Clan Lan, entonces, ¿por qué debería copiar las reglas de su secta? No voy a hacerlo.

Nie HuaiSang habló rápidamente.

—¡Copiaré por ti! ¡Copiaré por ti!

—Ninguna buena persona favorece a otros de la nada. Dime, ¿qué quieres que haga? —preguntó Wei WuXian.

—Es así —respondió Nie HuaiSang—. Wei-xiong, el viejo Lan tiene una mala costumbre. Él…

En medio de su oración, se detuvo y tosió secamente, abriendo su abanico y moviéndose a un lado. Wei WuXian sabía que algo andaba mal. Se dio la vuelta y, efectivamente, Lan WangJi estaba de pie debajo de un antiguo árbol verde mirando en su dirección, con la espada Bichen en su espalda. Parecía un árbol de jade, reflejando las sombras moteadas de las hojas y la luz del sol. Sin embargo, su mirada no era nada amable, como si pudiera encerrarlos en una caverna hecha de hielo.

Todos sabían que sus gritos eran demasiado fuertes, y que no le sería difícil escucharles, así que cerraron la boca. Sin embargo, Wei WuXian saltó y gravitó hacia él.

—¡WangJi-xiong!

Lan WangJi se dio la vuelta y se alejó de inmediato.

—WangJi-xiong, ¡espérame! —gritó, siguiéndolo alegre.

La figura vestida de blanco brilló detrás del árbol, y de repente desapareció sin dejar rastro, mostrando claramente que Lan WangJi no quería conversar con él. Habiendo recibido solo una vista desde atrás, Wei WuXian se dio la vuelta y se quejó a los demás.

—Me ignoró.

—Sí —dijo Nie HuaiSang—. Parece que realmente te odia, Wei-xiong. Lan WangJi generalmente… No, él nunca hace algo tan descortés.

—¿Ya me odia? Quería disculparme con él.

—¿Disculpándote ahora? —se burló Jiang Cheng—. ¡Demasiado tarde! Al igual que su tío, seguramente piensa que eres malo y rebelde hasta el núcleo, y no se molestó en prestarte ninguna atención.

Wei WuXian pensaba lo contrario. Él se rio entre dientes:

—¿A quién le importa si me ignora? ¿Se ve bonito? —Después de pensarlo, se dio cuenta que Lan WangJi se veía bonito. Y así, felizmente descartó su deseo de contraer los labios.

♦ ♦ ♦

Solo después de tres días, Wei WuXian supo del mal hábito de Lan QiRen.

Las lecciones de Lan QiRen no solo eran tediosamente largas, sino que también se probaba todo. Los cambios generacionales de clanes importantes en el mundo del cultivo, la división de sus áreas de poder, citas famosas de cultivadores famosos, árboles genealógicos…

Aunque no entendía nada mientras escuchaba en clase, Nie HuaiSang trabajó tan duro como un esclavo cuando se acercaba la fecha de una prueba. Copió la justicia dos veces para Wei WuXian, y le rogó antes de la prueba.

—¡Por ​​favor, Wei-xiong, si mi calificación es inferior a yi [3], mi hermano realmente me rompería las piernas! Cosas como distinguir el linaje directo, el linaje colateral, el clan principal, las ramas del clan… Para nosotros, los discípulos de los clanes grandes, ni siquiera podemos distinguir nuestras relaciones con nuestros propios parientes, llamando al azar a todos los que están a más de dos niveles de nosotros, tías y tíos ¿Alguien tiene suficiente capacidad en su cerebro para recordar las de otros clanes?

Como resultado de las notas de trampa que volaban por todas partes en el aire, Lan WangJi atacó repentinamente durante la prueba y atrapó a algunos iniciadores de la conmoción. Lan QiRen explotó de ira, escribiendo cartas a los clanes prominentes para contarles. Odiaba a Wei WuXian: al principio, aunque estos discípulos apenas podían quedarse quietos, al menos nadie comenzó nada, y sus nalgas permanecían pegadas a sus piernas. Sin embargo, ahora que Wei Ying llegó, los mocosos sin espinas estaban influenciados por su aliento, aventurándose por la noche y bebiendo alcohol como quisieran. Las prácticas poco saludables se hicieron cada vez más grandes. ¡Como había esperado, Wei Ying era una de las mayores amenazas para la humanidad!

Ying siempre ha sido así. Tenga cuidado de disciplinarlo, señor Lan —le dijo Jiang FengMian.

Y así, Wei WuXian fue castigado otra vez.

Al principio, no le dio demasiada importancia. Solo estaba copiando textos, y nunca le faltaron personas que lo hicieran por él. Sin embargo…

—Wei-xiong, incluso si quiero ayudarte, no puedo más. Tendrás que soportarlo por tu cuenta —le dijo Nie HuaiSang

—¿Qué pasó? —preguntó Wei WuXian.

—El viejo… el señor Lan dijo que tienes que copiar tanto la Virtud como la Conducta.

La conducta era la sección más complicada de las doce secciones en las reglas de la secta Lan. Citaba muchos clásicos, era terriblemente largo y tenía muchos personajes raramente utilizados. Cópialo una vez, y perderías todo interés en la vida. Cópialo diez veces, y volarías al Cielo en el acto.

—También dijo que, durante el tiempo del castigo, a nadie se le permite jugar contigo o copiarlo por ti —agregó.

—¿Cómo podría saber si alguien los copió para mí o no? Seguramente no significa que esté haciendo que alguien me mire —preguntó Wei WuXian.

—Ese es exactamente el caso —dijo Jiang Cheng.

—¿Qué dijiste? —habló Wei WuXian tras un silencio.

—Él te dijo que no tienes permitido salir, y tienes que ir al Pabellón de la Biblioteca para copiar, mirar hacia la pared y reflexionar sobre tus errores. Por supuesto, habrá alguien para cuidarte. No necesito decirte quién es, ¿verdad? —explicó Jiang Cheng.

♦ ♦ ♦

<<Dentro del pabellón de la biblioteca>>

Había un asiento de bambú, un escritorio de madera, dos candelabros y dos personas. Uno estaba sentado en una posición adecuada, pero, por otro lado, Wei WuXian ya había copiado la Conducta durante más de diez páginas. Su cabeza se sentía mareada y su corazón aburrido, así que dejó caer el bolígrafo para respirar y miró al otro lado.

Cuando todavía estaba en Yunmeng, había muchas chicas que envidiaban que pudiera venir a estudiar con Lan WangJi. Dijeron que cada generación estaba llena de hombres bonitos, especialmente los hermanos que formaban parte de los Dos Jades en la generación actual. Antes de esto, Wei WuXian nunca tuvo la oportunidad de examinar con cuidado el frente de su cara. Ahora que lo miraba, comenzó a pensar al azar, que se veía bastante bien. Sin embargo, si tan solo esas chicas pudieran venir y verlo con sus propios ojos…

No importaba lo lindo que se viera su rostro si parecía tan amargado como si le hubieran ofendido, o sus padres hubieran muerto.

Lan WangJi estaba volviendo a copiar libros antiguos, que no solo eran viejos sino que tampoco estaban disponibles para la mayoría de los demás, en el Pabellón de la Biblioteca de la Secta Lan. Sus pinceladas eran lentas y constantes, y su letra era ordenada pero agudamente vigorosa. Wei WuXian no pudo evitar felicitarlo con sinceridad.

—¡Esa es una caligrafía genial! Es del más alto nivel.

Lan WangJi permaneció indiferente.

Wei WuXian rara vez mantenía la boca cerrada durante tanto tiempo.

Tengo que sentarme frente a una persona tan cargada durante tantas horas cada día, durante un mes. ¿Sobreviviré?, pensó, sintiéndose sofocado.

En este punto, no pudo evitar inclinar ligeramente su cuerpo hacia adelante.


[1] Yu el Grande: Esta fue una persona famosa en la historia de China. Era conocido por introducir un método para controlar y evitar que las inundaciones destruyan pueblos.

[2] Dantian: se refiere a la región del cuerpo donde se concentra el Qi o energía de una persona. Se encuentra tres anchos debajo y dos anchos detrás del ombligo.

[3] Yi: Hay cuatro grados: jia, yi, bing y ding. Yi es el segundo nivel, por lo que es prácticamente una B en términos del sistema de calificación estadounidense.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *