El Perseguido – Capítulo 41: Recipiente

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


— ¿Reunir un cuerpo? —Chi Yan murmuró sus palabras anteriores, algo incapaz de comprender el significado detrás de la oración.

Había oído hablar de encontrar chivos expiatorios, apoderarse de cuerpos… Pero no había oído hablar de “reunir” un cuerpo usando este tipo de método. ¿Cómo se reúne un cuerpo? Unir partes del cuerpo aún no podría formar una persona, ¿verdad?

—Para ser exactos, es encontrar un recipiente —explicó Hu Xing. —Como te dije hace un momento, este tipo de espíritu maligno generalmente depende de objetos humanoides, como estatuas, muñecas e incluso retratos para tomar forma. Porque el hombre es el alma del universo, cualquier objeto no vivo con forma humana que haya visto sangre y se haya mezclado con la energía malvada y resentida de los alrededores, es probable que provoque este tipo de demonio. El demonio tratará su recipiente como su cuerpo original. —Hizo una pausa y siguió. —Si la energía maligna fuera extremadamente tiránica, el demonio podría condensar una entidad que no se disperse y, por lo tanto, no necesitaría un recipiente, pero casos como estos son tan raros que difícilmente existe. Este demonio es muy extraño. Después de llegar a Ciudad A, hice contacto con los cadáveres de las víctimas y pude sentir la energía maligna que dejó esa cosa. Su energía maligna es muy densa y potente, pero quiere crear un cuerpo para sí mismo… Entonces deduje que no tenía ningún cuerpo físico antes y que se había coagulado en una entidad física, y usó su propia energía maligna para disfrazarse de ser humano para esconderse entre la sociedad humana. Sin embargo, esto no podría durar mucho y su energía maligna puede haber comenzado a agotarse, por lo tanto, se puso tan ansioso y corrió el riesgo de exponerse al dañar a los humanos a un ritmo tan frecuente.

Al escuchar esto, Chi Yan sintió que su espalda se enfriaba. No pudo evitar temblar cuando preguntó: —…Hacer un cuerpo… ¿Tiene que dañar a tanta gente? ¿Y por qué me buscaron esas víctimas?

—Esta es una especie de hechicería demoníaca. No es tan fácil encontrar un recipiente adecuado para sí mismo si no tiene un cuerpo natural. Para eso, lo más simple es probablemente juntar la carne y la sangre de nueve personas para formar un cuerpo. En cuanto a ti… —Hu Xing se volvió hacia Chi Yan y lo miró de nuevo de arriba a abajo.

Chi Yan se preocupó por lo que estaba diciendo. En ese momento, vio una pequeña cabeza negra y peluda con dos orejas puntiagudas que asomaban de la gran bolsa de Hu Xing. Gritó cuando sus ojos redondos de color amarillo pardusco miraron a Hu Xing de manera miserable.

Ella lo tocó, aparentemente para calmarlo antes de que volviera a meter la cosita en la bolsa.

Le sonrió a Chi Yan y dijo: —Este es un zorro negro que estoy criando. No es un demonio, pero es muy espiritual. Se crio en mi secta y puede suprimir el mal. Los demonios y fantasmas ordinarios le tienen miedo, y también me puede ayudar bastante.

Después de la explicación, continuó respondiendo las preguntas de Chi Yan. Ella lo miró, algo vacilante. —Sin ofender, pero me gustaría confirmar contigo si sabes o no que la energía maligna en ti es muy densa.

— ¿Yo? ¿Densa energía malvada?

Hu Xing asintió con la cabeza. —Hay una densa energía malvada en tu cuerpo, además, la tienes desde el nacimiento. Los humanos comunes con una energía malvada tan densa probablemente no podrían resistirlo, estarían en desarmonía y tendrían pocas consecuencias kármicas, o experimentarían plagas de desastres y, por lo tanto, poseerán una corta vida útil. Sin embargo, estás en armonía con la energía maligna, que rara vez se ve. Esa energía maligna no te hace daño, sino que juega un papel en protegerte, para que los fantasmas y demonios comunes no se atrevan a acercarse a ti. Pero debido a esta energía malvada, existe la posibilidad de que los demonios más fuertes te noten. Especulo que esta es la razón por la que esa cosa se dio cuenta de ti.

La mirada que dirigió a Chi Yan tenía cierto grado de lucidez. —…Eso es correcto. Si adivino correctamente, deberías haber hecho contacto con esa cosa que se transformó en un humano. Es solo que no pudiste reconocerlo. La razón por la que pudiste ver a esas víctimas es, en primer lugar, que son dañadas por el demonio y, por lo tanto, son diferentes de tus fantasmas habituales; en segundo lugar, podría ser porque… has sido elegido por esa cosa hace mucho tiempo, convirtiéndote en un aspecto muy importante en la búsqueda de un cuerpo.

¡Chi Yan solo sintió un rastro de entumecimiento en el cuero cabelludo, de tal manera que no pudo evitar querer saltar de su asiento!

Las figuras de sus amigos y compañeros de clase con los que se había puesto en contacto se deslizaron más allá de su visión una por una, si estaban felices o enojados, molestos o sonrientes, no podía decir cuál de ellos era humano y cuál era un demonio malicioso con piel humana.

Le preguntó a la dama frente a él mientras temblaba: —Usted, ¿podría saber quién podría ser?

Hu Xing sacudió la cabeza. —He estado buscando el paradero de esa cosa y buscando formas de eliminarla, pero se disfraza de humano y se esconde con los olores de las personas que la rodean. No es tan fácil de encontrar. Solo puedo reconocerlo si lo veo en persona. Ahora, solo puedo decirte que Yuan Bo es humano. Puedes confiar en él. —Hablando de esto, Hu Xing repentinamente pensó en un método y le dijo a Chi Yan —Así es, podemos hacer una cita en un lugar público con una gran cantidad de personas mientras invitas a las personas con las que tienes más contacto recientemente y las llevas ahí. Observaré desde el fondo y veré si ese demonio está entre ellos.

—…Bueno. —Aunque Chi Yan no esperaba que ya hubiera hecho contacto con el demonio sin que él lo supiera, aun así, lo hizo.

Al verlo así, Hu Xing también fue comprensiva. Además, sería capaz de encontrar pistas importantes del joven delante de ella. Acarició su bolso, sacó al pequeño zorro negro y se lo entregó a Chi Yan. —Deja que Ah Sheng te siga por estos dos días. Aunque no puede distinguir quién es un demonio, si hay otra víctima, Ah Sheng al menos puede protegerte de esos monstruos en los que se convierten.

Chi Yan no era tan bueno para llevarse bien con los animales pequeños, pero cuando pensó en cómo este pequeño zorro podía reprimir esas cosas malvadas comunes, le agradeció repetidamente y se hizo cargo.

Hu Xing explicó algunos asuntos que requieren atención, como la alimentación, y agregó con una sonrisa: —Ah Sheng es una niña, deberías tratarla bien.

Debido a este comentario sabio, Chi Yan se sintió un poco más relajado. Bajo la dirección de Hu Xing, Ah Sheng fue puesto en su mochila y se dejó un agujero abierto para ello. Sólo entonces pensó en intercambiar información de contacto con Hu Xing.

Después de hacer todo esto, lo pensó y dijo: —Hermana Hu, ¿está ocupada por la noche? Me gustaría pedirle que primero mire a alguien por mí.

Aunque no creía que hubiera algo malo en Ye Ying Zhi, era la persona que había sido la más cercana a él en un período prolongado de tiempo recientemente. Incluso si estaba siendo superfluo, tenía que confirmar que Ye Ying Zhi era solo una persona común y corriente como Yuan Bo, no un demonio disfrazado de humano.

Hu Xing dijo: —Tengo algo en esta noche. Pero si puedes invitar a esta persona a salir ahora, puedo ir a verlo directamente.

Chi Yan respondió con un movimiento de cabeza, luego envió un mensaje preguntándole a Ye Ying Zhi dónde estaba ahora y pronto recibió una respuesta diciendo que estaba en la biblioteca.

Le respondió y le pidió que esperara ahí, diciendo que lo estaba buscando por algo.

Pero no fue fácil inventar excusas de por qué tenía que apresurarse para encontrarlo en este momento. Después de pensarlo por un momento, Chi Yan compró un pastel de la pastelería al lado de la tienda de ollas calientes y lo empacó. Luego corrió a la biblioteca de la escuela con Hu Xing.

Entraron uno tras otro como si no se conocieran. Hu Xing parecía joven y no era extraño para ella fingir ser una estudiante.

Chi Yan encontró a Ye Ying Zhi en el segundo piso de la biblioteca según su mensaje. Se sentó a su lado y vio a Hu Xing caminando entre las dos filas de estanterías detrás de ellos fingiendo buscar libros.

Ye Ying Zhi pasó una página con la cabeza baja y dijo con una leve sonrisa: — ¿Qué pasa? ¿Tan ansioso por encontrarme?

Chi Yan murmuró mientras pasaba el pastel en sus manos. —…No es nada. Acabo de pasar por la pastelería después del almuerzo con el viejo Yuan cuando recordé que el pastel estaba delicioso, compré un pedazo para que pudieras probarlo… —Fue solo en el último minuto que se dio cuenta de lo lamentable que era esta razón. Era como un niño joven e inexperto que perseguía a su amada niña de manera astringente. Así que agregó: —…Y también quiero preguntarte dónde estás durmiendo esta noche. ¿Volverás al dormitorio o irás a casa…?

Ye Ying Zhi lo miró y dijo con una sonrisa: — ¿Importa dónde duermo?

Chi Yan asintió con la cabeza. —Solo quiero decir, llévame contigo donde sea que vayas.

Después de decir esto, sintió que su corazón se tensaba. Aunque era imposible, ¿y si la hermana Hu dijo que había algo mal con Ye Ying Zhi?

Cuando lo pensó, abrió su teléfono en secreto. Hu Xing envió un mensaje hace 30 segundos y dijo: —Tenga la seguridad de que su compañero de cuarto es solo una persona común. No puedo ver nada malo con él. Puedes llevarte bien con él a gusto. Me iré primero porque tengo algo que hacer. Nos vemos más tarde.

Shisai
¿Ye Ying Zhi una persona común? ¡Je!

| Índice |

2 thoughts on “El Perseguido – Capítulo 41: Recipiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *