El Perseguido – Capítulo 46: Intersección.

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Esa cosa no se conmovió con este nombre, de hecho, sus dos garras de color ceniza apretaban más el hombro de Chi Yan y sus cuencas huecas lo miraban fijamente.

Ya no era un ser humano, sino un espíritu irracional y vengativo. Era totalmente diferente de la chica tranquila y tímida que había visto antes.

Chi Yan sintió que esos dos ojos se estaban acercando a él, y el sonido penetrante en su oreja, similar al sonido de una vieja estación de radio que se encendía y apagaba, sonaba en sus oídos con un leve ruido “siseante”…

— ¿Por qué no fuiste tú quien murió…? Tú deberías ser el que muera…

Una frialdad surgió de su corazón. Finalmente supo lo que decían esos silbidos que había escuchado antes, que habían sido inaudibles: le preguntaban por qué no había sido él quien había muerto.

Chi Yan luchó para girar la cabeza y miró hacia la cama de Ye Ying Zhi como si se aferrara a su última esperanza.

Ye Ying Zhi, mírame. Mírame. Solo un vistazo, por favor despierta…

Su garganta se convulsionaba rápidamente mientras luchaba por decir la palabra “Ye”.

Chi Yan claramente podía sentir el dolor en su hombro. Su fuerza parecía haberse agotado con el acercamiento de esta cosa fría y maloliente.

Sintió que su cuerpo parecía cada vez más frío, casi como si se estuviera fusionando con esa cosa.

—Ye Ying Zhi…

¿Por qué no me miras?

Intentó mantenerse despierto, pero las continuas oleadas de debilidad que lo presionaron eran tan pesadas como el hierro.

“Bang.”

El resplandor brilló abruptamente en su visión, seguido de una sensación de ligereza en su cuerpo.

Chi Yan abrió los ojos y vio que la lámpara del dormitorio estaba encendida. El cuarto estaba iluminado. Ye Ying Zhi se paró frente a su cama, agarró suavemente su mano y lo llamó por su nombre: — ¿Chi Yan, Chi Yan? ¿Qué pasa? ¿Tuviste una pesadilla?

Chi Yan lo miró con los ojos muy abiertos como si estuviera confirmando la existencia del hombre frente a él. Miró de reojo a la parte superior de la cama y el fantasma, quien se parecía a Jin Yin, había desaparecido.

Justo ahora, estaba tan nervioso y desesperado que no se dio cuenta cuando Ye Ying Zhi apareció frente a él.

Lentamente sacó otra mano de la colcha y cubrió la mano que Ye Ying Zhi había usado para sostener la suya. Lo apretó con fuerza hasta que el toque familiar se apoderó de su piel antes de calmarse gradualmente.

Inconscientemente tomó esa mano, se la colocó en la mejilla y se la frotó por un momento. Aunque tal movimiento fue infantil, lo hizo sentir seguro.

La mano de Ye Ying Zhi se curvó ligeramente por un momento, pero pronto se relajó, dejando que Chi Yan la tomara y la frotara contra su mejilla.

Pasó bastante tiempo antes de que Chi Yan se sintiera mejor. Todavía estaba algo lento mientras parpadeaba antes de gritar suavemente, — ¿Ye Ying Zhi?

Su compañero se subió a su cama y se acostó a su lado. —Soy yo. Ah Yan, ¿qué pasa? —Extendió la mano y tocó la esquina de los ojos de Chi Yan. —Tu apariencia en este momento… parece muy lamentable.

¿Lamentable? Chi Yan no sabía cómo era su apariencia en este momento, pero naturalmente se inclinó más cerca de él, más cerca del olor con el que estaba familiarizado y permaneció en silencio con los ojos cerrados. Gradualmente liberando esas emociones negativas que se estaban acumulando en su corazón en ese momento.

Después de mucho tiempo, recordó algo importante. —Ying Zhi, ¿te acuerdas de Jian Yin? Ella podría haber sido… asesinada.

Aunque si Jian Yin realmente fue asesinada, podría ser demasiado tarde para salvarla ahora.

Al ver a su compañero mirándolo de forma dudosa, Chi Yan inventó una historia y dijo: —Tuve una pesadilla en este momento y soñé que la mataron. Le sacaron los ojos.

Ye Ying Zhi entregó su teléfono móvil. —No recuerdo ese nombre. Si estás realmente preocupado, puedo llamar a sus compañeros de clase que frecuentemente pasan el rato con ella.

—Ella es una compañera de clase de Gu Xixi. A menudo se queda con ella e incluso vino a nuestro dormitorio con ella antes. Parece una persona tranquila —le recordó Chi Yan a Ye Ying Zhi. De hecho, tampoco estaba familiarizado con Jian Yin. La conoció a través de Gu Xixi y no habló más de cinco palabras con ella. No esperaba que se encontrara con semejante incidente.

Miró la hora; eran las 3:34 a.m., lo cual no era un buen momento para llamar a nadie, pero ahora no le importaba una vida. Levantó su teléfono y abrió su libreta de direcciones y vio “Gu Xixi”: Era el objetivo del demonio, y ahora Jian Yin se había convertido en una víctima, y ​​la cosa que los conectaba era Gu Xixi.

Entonces… ¿Gu Xixi era uno de los objetivos también? ¿Estaba a salvo ahora?

¿Y qué si… ella era la asesina?

La última idea surgió repentinamente en su mente y lo hizo estremecerse a medida que crecía rápidamente como hierba, ¿qué pasaría si la persona con la que quisiera contactar no fuera humana?

Lo que es más, no pudo encontrar ninguna evidencia sólida para refutar esta idea. Él y Gu Xixi se conocían originalmente de Internet. En realidad, no se conocían muy bien. No tenía conocimiento de su origen, historia, familia… Básicamente nada.

Se sentó en la cama y se congeló. Ye Ying Zhi se sentó a su lado y lo acompañó. Tomó su teléfono y lo miró, viendo una noticia. Lentamente dijo: —Ah Yan… acaba de salir la noticia de que un cadáver femenino sin ojos fue encontrado en el callejón fuera de la puerta este. La verificación preliminar ha confirmado que era un estudiante del Departamento de Idiomas Extranjeros de nuestra escuela. El lugar donde se arrojó el cadáver no era el lugar donde se cometió el crimen. Otras situaciones aún están bajo investigación.

No continuó diciendo el resto del artículo, pero Chi Yan entendió lo que quería decir. Finalmente presionó su dedo sobre el nombre “Gu Xixi”.

Sonó el sonido de “Du – Du–” mientras se conectaba el teléfono. Chi Yan se volvió para mirar a Ye Ying Zhi y dijo suavemente: —Déjame preguntarle.

No pasó mucho tiempo antes de que levantaran el teléfono, la voz de Gu Xixi sonó sorprendida. — ¿Hermano Chi Yan? ¿Por qué llamas tan tarde? ¿Qué pasa?

—No es nada, —Chi Yan trató de mantener la calma, —aún no estaba dormido y vi la noticia de que había una niña del departamento de idiomas extranjeros que tuvo un accidente. Quería preguntarte si estabas bien.

—Ah… estoy bien. Gracias, hermano Chi Yan. —No podía distinguir el tono de Gu Xixi a través del teléfono, pero podía escuchar su voz ligeramente baja. —Sin embargo, fue Jian Yin quien tuvo un contratiempo.

Algo le sucedió a Jian Yin. Fue realmente ella.

Mientras Gu Xixi todavía estaba a salvo.

Chi Yan cerró los ojos y consoló a Gu Xixi por un tiempo antes de colgar la llamada. Había obtenido la información que quería.

Ye Ying Zhi lo miró de costado con los labios curvados. —Sabes cómo convencer a la gente. No es de extrañar que haya atraído tantas deudas de flor de durazno.

— ¿Dónde están las muchas flores de durazno? —Chi Yan lo miró antes de bajar la cabeza. —La engañé.

Luego se volteó directamente sobre Ye Ying Zhi, quien estaba bloqueando su camino, se levantó de la cama y tomó su teléfono para llamar a Hu Xing. Deliberadamente suprimió su volumen. —Hermana Hu, ¿sabes lo que pasó justo ahora? Sí… Conozco a la víctima esta vez. Acabo de recordar que hay alguien que debería traer para que le eches un vistazo… Creo que debería ser más importante.

Después de todo este tiempo, solo Gu Xixi tenía la mayor conexión entre él y las víctimas.

Colgó el teléfono y miró el cielo sombrío afuera antes de abrir la puerta del balcón para regresar a la habitación.

Ye Ying Zhi todavía estaba en su cama y no regresó a su propia cama. Chi Yan subió en silencio, lo volteó hacia el lado interno de la cama y se tumbó en silencio.

—Tsk, —Ye Ying Zhi chasqueó la lengua y sacudió la manta para envolverlo. — ¿Por qué tienes tanto frío? ¿Por qué no usaste más ropa?

Chi Yan cerró los ojos y gritó suavemente su nombre: —Ye Ying Zhi…

— ¿Sí?

—Buenas noches.

Afortunadamente, había una persona así a su alrededor. Afortunadamente, conoció a Ye Ying Zhi.

Al día siguiente, tan pronto como Chi Yan se despertó, llamó a Gu Xixi para almorzar al mediodía y, al mismo tiempo, envió un mensaje a Hu Xing.

Ye Ying Zhi se acostó a su lado y escuchó la conversación de Chi Yan. —Esto, cómo ocurrió un incidente así, quiero pedirte que salgas y te relajes, no dejes que esos sentimientos negativos se acumulen en tu corazón. Y, ¿no estuvimos de acuerdo hace mucho tiempo para comer juntos? Pero nunca pudimos hacer una cita. Luego te veré en el restaurante “Ten Drunk” que está afuera de la puerta este, al mediodía.

Esperó a que terminara su conversación antes de decir lentamente: — ¿No eres demasiado protector con ella? ¿No estuviste de acuerdo en que sería mejor tener menos contacto con ella?

Chi Yan explicó seriamente: —Realmente tengo algo importante qué buscar mientras estoy con ella. —Se volvió hacia Ye Ying Zhi y rogó suavemente: —Ying Zhi, por favor, ayúdame con algo… La veré a las doce en punto, y probablemente termine a la una. Si te envío esta expresión en el medio, llámame y finge que me necesitas para algo.

Ye Ying Zhi sonrió y lo miró. — ¿No estás invitando a alguien a salir? ¿Por qué todavía necesitas escapar a mitad de camino?

Porque si hay algo mal con ella, me temo que no tengo el coraje de seguir comiendo con ella.

—No te estoy diciendo. —Levantó uno de los brazos de Ye Ying Zhi y lo sacudió suavemente, como lo haría en la mañana cuando tenía que llamarlo. — ¿Hazlo, por favor? ¿Me ayudarás esta vez? A cambio, cumpliré una de tus solicitudes.

Aunque sentía que Ye Ying Zhi siempre había parecido un hombre que no tenía deseo ni necesidad.

—Entonces, de acuerdo.

Ye Ying Zhi tampoco permaneció reservado y pronto estuvo de acuerdo. De todos modos, no sufriría ninguna pérdida en esta transacción. En cambio, estaría recibiendo una gran ganancia.

 ♦ ♦ ♦ 

Los asientos del restaurante “Ten Drunk” estaban separados por decoraciones de bambú y madera. Si quisiera, Hu Xing podría observar fácilmente a Gu Xixi, pero Gu Xixi no sería capaz de percibir la existencia de las personas del otro lado.

Chi Yan, Hu Xing, el viejo Yuan y Xiao An, el compañero de clase de secundaria del viejo Yuan, llegaron temprano. Seleccionaron tácitamente posiciones que les permitieron hacer sus observaciones fácilmente pero que el objetivo no podía descubrir. Si miraras intencionalmente desde el ángulo de Chi Yan, entonces se podrían ver las figuras de Hu Xing y Xiao An.

Chi Yan estaba sentado de espaldas a la entrada del restaurante. Después de recibir la noticia de que Gu Xixi estaba a punto de llegar, se giró ligeramente hacia la dirección de la puerta y observó en silencio la expresión de Hu Xing.

Hoy, Gu Xixin llevaba un abrigo rosa. Parecía muy joven y hermosa, del mismo modo, también se había aplicado maquillaje ligero en la cara. Obviamente, ella había hecho los preparativos para encontrarse con Chi Yan. Pero a medida que se acercaba más y más, la cara de Hu Xing se volvió cada vez más seria.

El corazón de Chi Yan se apretó y subconscientemente apretó su teléfono.

Gu Xixi se acercó al frente de Chi Yan y tiró de la silla para sentarse. Una sonrisa superficial estaba en su rostro. —Hermano Chi Yan, ¿has esperado mucho?

Chi Yan sacudió rápidamente la cabeza y le entregó el menú para que ella ordenara los platos. Solo sintió que la sonrisa en su rostro se había congelado por completo.

Gu Xixi no se negó y pronto ordenó la comida. Chi Yan hizo una mirada áspera e inesperadamente notó que todos eran sus platos favoritos.

Gu Xixi lo miró gentilmente. —Recuerdo que dijiste que te gustaba comer estos platos, ¿verdad?

Debería haberle dicho a “Baby Yan” sobre esto en el juego antes. Nunca esperó que ella todavía recordara sus palabras.

No es de extrañar que Yang Qing haya juzgado que estaba interesada en Chi Yan cuando solo la había visto dos veces. La niña nunca ocultó su amor y simpatía por Chi Yan. Incluso cuando se enfrentó a él, tuvo una especie de comportamiento confabulador, mimador y congratulante que ni siquiera se dio cuenta de sí misma, y ​​este sentimiento no era falso en absoluto.

La vacilación y el desconcierto en el corazón de Chi Yan se expandieron un poco. Él y Gu Xixi solo se conocieron por un corto tiempo en la realidad. ¿Por qué le gustaba tanto? No creía que pudiera tener un encanto tan fascinante. ¿Fue solo por su compañía en el juego?

¿Gu Xixi tenía alguna conexión con esa cosa? ¿Lo entendió mal? Si ella fuera un demonio, ¿realmente tendría sentimientos por los humanos? ¿O era solo una forma de ocultar sus verdaderas intenciones? ¿Un método para encantar a los humanos?

Lo que es más, sin importar lo que ella fuera, ¿dañaría realmente a una persona que realmente le gustaba?

Estaba tan confundido que ni siquiera prestó mucha atención cuando se sirvieron los platos. Solo tomó dos mordiscos simbólicos cuando Gu Xixi le preguntó: —Hermano Chi Yan, profundiza.

En este momento, su teléfono vibró ligeramente dos veces. Fue un mensaje de Hu Xing.

Solo había cuatro palabras en él…

“Mantente alejado de ella.”

Su significado fue muy claro.

Estaba tan nervioso que le sudaban las manos. Ni siquiera se atrevió a mirar en dirección a Hu Xing.

Rápidamente cerró el chat, tocó el nombre de Ye Ying Zhi y abrió el teclado de expresión.

Escuchó a Gu Xixi quejarse delicadamente: —Hermano Chi Yan, ¿qué has estado mirando? —Parecía que se quejaba de que la descuidaban.

La mano temblorosa de Chi Yan presionó una expresión y se la envió a Ying Zhi. Luego apresuradamente guardó su teléfono y miró a Gu Xixi. —No es nada, parece haber aparecido un problema en mi proyecto grupal.

—Oh, —respondió Gu Xixin con una sonrisa, y ella pasó una bola de camarones en su tazón —Hermano Chi Yan, prueba esto. Sus bolas de camarones están bien cocidas.

—Bueno. —Chi Yan luego recogió los palillos con una sonrisa rígida, pero simplemente no podía estirarlos sin importar qué.

Creía en el juicio de Hu Xing. Pero si su juicio era correcto, ¿entonces la esposa que había estado con él durante dos años en el juego no era humana? ¿Entonces la aparición de Gu Xixi fue por él y luego cometió todos esos asesinatos? ¿Entonces esa era la razón por la que esos fantasmas vengativos lo buscaban y decían que él debía ser el que muriera?

Lentamente levantó la bola de camarones y se la llevó a la boca. Esperó dolorosamente la llamada de Ye Ying Zhi. Para evitar las sospechas de Gu Xixi, iba a obligarse a comer la bola de camarones cuando escuchó una voz familiar que lo llamaba: —Chi Yan, estás aquí, de hecho, te he estado buscando durante mucho tiempo.

Shisai
Justo a tiempo

| Índice |

One thought on “El Perseguido – Capítulo 46: Intersección.

  1. CarolinaF. o Nekoi says:

    😱😱😱😱🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔😎😎😎😎😎😎😎YYZ sé que pediras algo que te beneficie mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *