El Perseguido – Capítulo 47: Reunidos.

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Ye Ying Zhi había llegado a su mesa, pero a él no le importaba Gu Xixi y simplemente fue directamente hacia Chi Yan. —Ah Yan, justo ahora tu superior dijo que hubo un error en tu proyecto. Tu consejero está muy enojado y pidió que regresaras rápidamente. Cuando no pudo comunicarse contigo, me llamó. Yo estaba cenando cerca. Recuerdo que dijiste que estarías aquí, así que vine a verte directamente.

Fue razonable y convincente.

Cuando Chi Yan pensó en el rostro enojado de su maestro, ni siquiera tuvo que fingir estar nervioso y ansioso.

Se puso de pie y miró a Gu Xixi. —Lo siento, lo siento mucho, pero no esperaba que sucedieran este tipo de cosas…

—No importa —respondió suavemente, —si tienes algo que hacer, adelante. Volveré sola más tarde.

Chi Yan le sonrió y salió del restaurante con Ye Ying Zhi después de liquidar la cuenta.

Hasta ahora, sus manos aún estaban frías.

Fue realmente descortés alejarse. Sin embargo, si Gu Xixi fuera una chica común y amiga suya, él nunca haría tal acto. Pero ahora solo podía odiarse a sí mismo por no poder correr más rápido.

Caminaron lentamente por el camino hacia la escuela. Chi Yan de repente pensó en lo que Ye Ying Zhi había dicho justo ahora. No pudo evitar tirarse de las mangas con nerviosismo y preguntar: —Ying Zhi, ¿es cierto que el proyecto salió mal? ¿Mi asesor está enojado y me ha pedido que regrese?

Su compañero lo miró con una sonrisa. — ¿No me pediste que inventara una excusa para sacarte? ¿Sigues preguntando si esto es cierto?

Chi Yan dio un suspiro de alivio. La actuación de Ye Ying Zhi fue tan realista que casi lo había creído. —Entonces, ¿por qué viniste aquí en persona? Podías llamarme por teléfono.

—Realmente estaba cerca, y ¿no estuvimos de acuerdo en que te llamaría si me enviaras una sonrisa? Pero, en cambio, todavía me enviaste otra expresión, y cuando te pregunté qué significa eso, no respondiste, así que vine directamente a ti.

Chi Yan sacó su teléfono y abrió su mensaje de chat y el de Ye Ying Zhi. Solo había una imagen en movimiento de un personaje rodando junto con una frase en una fuente negra: “Bebé, ven a salvarme, te daré un beso si me salvas”.

También hubo un “?” enviado por Ye Ying Zhi.

—…Supongo que estaba demasiado nervioso y me resbalaron las manos.

Al mismo tiempo, Chi Yan había recibido un mensaje de Hu Xing. El contenido hablaba aproximadamente de cómo Gu Xixi tenía una energía maligna muy densa que la rodeaba, y tenía el olor a sangre de un espíritu maligno. Con toda probabilidad, ella era la asesina. No podría someter fácilmente a Gu Xixi en ese momento, pero la estaría siguiendo y buscaría formas de eliminarla por completo, esta vez con su maestro y hermano menor. Al mismo tiempo, le dijo que tuviera cuidado y que no actuara solo. Además, no permita que descubra que ha sido expuesta, si se daba cuenta, la alertaría y la alentaría a cometer un asesinato por adelantado.

No lo pensó en el pasado, pero ahora que lo recordó, las imágenes de Gu Xixi aparecieron en la puerta de su dormitorio; por la forma en que ella corrió para hablar con él con una sonrisa, mientras pensaba en ello, sintió un estallido de frialdad.

Antes, nunca había hecho ninguna teoría de que el demonio pudiera estar relacionado con Gu Xixi. Sin embargo, fue tal coincidencia que el espíritu maligno en el que se había convertido Jian Yin después de su muerte, vino a buscarlo para su vida, exponiendo así esta conexión. Poco a poco, finalmente mostró sus intenciones y posó sus manos sobre las personas más cercanas a él.

Pensando en este punto, Chi Yan recordó otro asunto. Después de entrar en la habitación y cerrar la puerta, le preguntó a su compañero: —Ying Zhi, ¿por qué no te gustaba Gu Xixi y me pediste que no me acercara a ella?

Ahora que lo pensaba, nunca había encontrado nada inusual antes, pero Ye Ying Zhi siempre mostró una actitud muy disgustada hacia Gu Xixi desde el principio. Esos fantasmas vengativos e incluso la propia Gu Xixi estaban evitando a Ye Ying Zhi…

¿Sabía algo? De hecho, ¿el viejo Ye también era un maestro oculto? No era demasiado reservado. ¿Es el tipo de persona común que sabe un poco sobre el exorcismo?

Ye Ying Zhi se estaba quitando el abrigo. Después de escuchar esta pregunta, su movimiento cesó por un momento antes de colgar su abrigo en el armario. Luego, se sentó en la silla frente a su escritorio y lentamente se subió la manga de la camisa, revelando su brazo pálido pero poderoso.

— ¿Ye Ying Zhi? —Lo llamó de nuevo.

—Sí —respondió Ye Ying Zhi y encendió su computadora portátil. Tecleó el teclado hábilmente con sus manos. —Espera.

Chi Yan solo podía esperar mientras se cambiaba de ropa, preguntándose qué tenía bajo la manga.

Un momento después, su compañero se levantó de la silla y fue al frente del armario, empujó su cuaderno al borde de la mesa y dijo suavemente: —Chi Yan, ven aquí.

Escuchó la llamada y se acercó. Miró la pantalla del portátil sobre la mesa bajo la mirada de Ye Ying Zhi.

Lo que vio fue una escena familiar y un personaje familiar: una mujer de gasa púrpura estaba de pie junto al estanque de loto. Detrás de ella había una mansión llena del encanto del sur con azulejos verdes y paredes blancas. Fue exquisito y encantador.

Había dos palabras, “Baby Yan” encima de la cabeza de la mujer, y este lugar era el hogar de “Ye Sanqian” y “Baby Yan” en el juego, “Hua Xian Yuan”. Incluso si no había iniciado sesión en el juego durante más de un año, estas escenas y personajes familiares aún lo hacen sentir nostálgico y hogareño.

Recordó con cariño estos días que había pasado con “Baby Yan”, tal vez por eso, nunca había dudado de Gu Xixi. La chica tenía la impresión de ser un poco traviesa y le gustaba jugarle una mala pasada, no obstante, ella nunca haría tal cosa.

Chi Yan no pudo responder momentáneamente y se quedó en blanco en el lugar.

¿Por qué Ye Ying Zhi tenía el nombre de “Baby Yan”? ¿Podría ser… que Gu Xixi no era el verdadero “Baby Yan”? ¿Su amada esposa no era un demonio que amenazaba la vida, sino una persona viva?

Ye Ying Zhi se apoyó contra el armario y bajó los ojos con calma. —No me gusta Gu Xixi, porque soy el verdadero Baby Yan. A nadie le gusta un mentiroso que finge ser él mismo. Lo que es más, ella intencionalmente pretendió ser “Baby Yan” para acercarse a ti. Lo más probable es que ella tenga malas intenciones. Por supuesto que quiero que te mantengas alejado de ella.

Chi Yan aceptó las palabras de Ye Ying Zhi sin dudarlo ni estresarse. Simplemente lo miró con los ojos muy abiertos. —…Entonces, ¿por qué nunca me lo dijiste? Sabiendo que ella fingía…

— ¿Cómo quieres que te diga y te explique? Tengo la cuenta de Baby Yan, pero puede ser robada. Sé todas las cosas y secretos que sucedieron en el juego entre tú y Baby Yan, pero Gu Xixi también lo sabe. Entonces, ¿cómo vas a juzgar quién es real y falso? Lo más importante es que Gu Xixi tiene características faciales similares al “Baby Yan” en el juego. Entonces, en ese momento, ¿elegirás creerme a mi o confiar en ella?

Ye Ying Zhi explicó en voz baja y caminó en dirección a Chi Yan, y él retrocedió inconscientemente hasta que estuvo contra el armario.

Su compañero luego se presionó más cerca, apoyó su mano en la parte posterior de la puerta del gabinete y bajó la cabeza hacia un lado. —Además, ¿cómo puedo decirte que tu esposa en el juego debería llamarse marido?

Las caras de las dos personas estaban muy cerca, la punta de sus narices casi se tocaba. Chi Yan podía sentir claramente el aliento de Ye Ying Zhi contra su rostro y se sintió un poco incómodo.

— ¿Por qué lo estás admitiendo ahora?

—Porque puedo sentir que ya no confías en ella. —Usó su mano izquierda para levantar la mano derecha de Chi Yan y ponerla sobre el corazón de Chi Yan. La punta de su nariz se frotó contra la suya y se deslizó suavemente. Sus labios parecían haberse deslizado por su boca sin darse cuenta, pero fue como el aterrizaje de una pluma, demasiado fugaz.

—Tu corazón se ha vuelto hacia mí.

La mano de Chi Yan estaba presionando su pecho, y su corazón latía como un tambor.

Quería escapar de este indescriptible estado ambiguo en el que se encontraban, pero eligió la frase más inapropiada para decir: —El viejo Yuan también dijo que el Baby Yan en el juego se parece a mí.

Y escuchó a Ye Ying Zhi susurrándole al oído: — ¿Lo es? Lo hice de acuerdo a mi amante de mis sueños.

| Índice |

One thought on “El Perseguido – Capítulo 47: Reunidos.

  1. CarolinaF. o Nekoi says:

    Maravilloso movimiento y no me lo esperaba así 👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👍🏼👍🏼👍🏼👍🏼👍🏼👍🏼👍🏼👍🏼👍🏼👍🏼👍🏼❤😍🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍🥰😍🥰❤😍🥰

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *