El Perseguido – Capítulo 53: Espíritu maligno

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


El tono de ocupado sonó en el teléfono y la llamada se cortó por la fuerza.

Gu Xixi entró por la puerta suavemente y miró a Chi Yan con una sonrisa en su rostro. — ¿A quién llama el hermano Chi Yan? ¿Te estoy molestando?

Su sonrisa permaneció en su rostro, y se veía inteligente y hermosa. Ella no parecía ser una amenaza, como si alguien pudiera empujarla fácilmente.

Pero Chi Yan sintió el sudor frío en su cuerpo empapando gradualmente su camisa.

Podía sentir que algo andaba mal.

Después de levantarse hoy, fue atormentado por Ye Ying Zhi durante casi tres horas y no pudo comer nada, aunque fue alimentado con agua varias veces, el hambre en su estómago ya lo estaba cansando. Antes de que pudiera tomarse un tiempo para descansar, descubrió que Ye Ying Zhi no era un humano. Después de estar asustado, salió corriendo de la casa mientras trataba de mantenerse lo más tranquilo posible. Mentalmente, estaba muy estresado.

Ahora que finalmente había regresado a la escuela, se encontró a Gu Xixi en el momento en que entró por la puerta.

Solo sentía que le dolía todo el cuerpo en este momento, y no podía ejercer ninguna fuerza, pero aún tenía que reunir su coraje y enfrentarla.

Las puntas de sus dedos temblaron ligeramente mientras trataba de pensar en una forma de escapar de ella: su dormitorio estaba en el sexto piso, detrás de él había un balcón. Si quería salir por la única puerta que había, tenía que pasar por Gu Xixi. Sin embargo, era solo una persona común, y la otra parte era un demonio con medios impredecibles. Su oportunidad de escapar fue fugaz.

Chi Yan fingió estar un poco sorprendido y se dirigió a Gu Xixi con una sonrisa. — ¿Por qué estás aquí, Xixi?

—Vine a ver si el hermano Chi Yan está bien recientemente —respondió casualmente, como si realmente hubiera venido aquí con la única intención de verlo.

Si tan solo esto fuera cierto.

Chi Yan podía sentir su corazón latir incontrolablemente. Parecía que ya había percibido el peligro que acechaba a la vuelta de la esquina, o tal vez solo estaba nervioso por lo que podría pasar después.

— ¿Has estado ocupado recientemente? —Bajó un poco los ojos y se mantuvo a cierta distancia de Gu Xixi. Al mismo tiempo, se movió hacia la puerta sin dejar rastro exterior.

Gu Xixi no parecía haberse dado cuenta de sus intenciones. Todo salió a la perfección.

Chi Yan abrió la puerta a la velocidad más rápida, pero se sorprendió en el momento siguiente.

El corredor estaba vacío, no se veía ninguna figura, y tampoco había ningún sonido. Podía escuchar su corazón latir y su respiración muy claramente: afuera de la puerta estaba tan silencioso como un cementerio, a diferencia de lo que estaba familiarizado.

Un muro fantasma.

Chi Yan miró por la ventana hacia el cielo. Era exactamente el mediodía y muy brillante. Sin embargo, fue atrapado por un demonio y no pudo escapar.

Gu Xixi se acercó por detrás y dijo suavemente: —Hermano Chi Yan, ¿por qué quieres escapar cuando he venido especialmente a verte? ¿Ya no te gusta Xixi?

Sudor frío ya había empapado su ropa.

Ahora la única forma era retrasar el tiempo y esperar a que Hu Xing apareciera.

Abrió la puerta y vio claramente lo que había afuera. Gu Xixi debería haber sabido que ya se había enterado de ella.

No podía fingir más.

Chi Yan miró a la bella mujer frente a él. —Gu Xixi, ¿por qué… viniste aquí?

Ella lo miró con calma. —Hermano Chi Yan, ¿te has enterado? Ya lo sabes, ¿no? ¿Estás esperando que esa mujer te salve? —Caminó dos pasos hacia adelante y se detuvo a un paso de Chi Yan. Ella lo miró con una mota de luz en sus ojos negros puros. —Molesto Chi Yan, créeme, no te haré daño. Solo quiero estar contigo para siempre.

Poco a poco, despacio, se acercó a Chi Yan y presionó suavemente su mano sobre su pecho.

Su acción se detuvo por un segundo cuando vio los coloridos rastros en su cuello y una expresión amarga emergió en su rostro. —El hermano Chi Yan tiene a alguien más ahora. ¿No dijiste que solo estarías conmigo en esta vida?

No hay nadie más, porque ese tipo tampoco era humano. Incluso si había prometido estar juntos en esta vida, se lo prometió a eso, no a Gu Xixi.

Chi Yan ya no pudo sostenerse y se deslizó contra la puerta hacia el suelo. Su cara también estaba presionada en la puerta, inclinó la cabeza hacia un lado, no queriendo ver el mal delante de él.

Gu Xixi también cayó de rodillas junto con él. Ella puso sus manos sobre su pecho, mirándolo con amor en sus ojos.

—Hermano Chi Yan, me gustas, así que… dame tu corazón para que podamos estar juntos para siempre.

Chi Yan descubrió que no podía moverse, como si todo su cuerpo estuviera atado con una cuerda invisible.

Su garganta se movió nerviosamente dos veces mientras veía a Gu Xixi inclinar lentamente su cabeza sobre su hombro derecho cariñosamente, pero su agarre se apretó gradualmente.

Por primera vez, sintió que la muerte estaba tan cerca. Los rostros preocupados de sus padres, las sonrisas desenfrenadas de sus amigos brillaron en su mente y… Ye Ying Zhi, sus abrazos, sus besos, sus palabras de amor, todas las cortas experiencias de amor que tuvo en esta vida estaban relacionadas con él.

Pero él le mintió.

Y sólo se atrevió a huir en lugar de preguntarle. No se atrevió a pedir una explicación.

—Ye Ying Zhi… —Murmuró en su corazón.

Si soy un fantasma, iré inmediatamente a buscarte.

Si me convierto en un fantasma, no te tendré miedo.

Los humanos eran realmente extraños. Las personas en esas historias sobrenaturales y de misterio, eran obviamente cobardes e impotentes cuando todavía estaban vivos. Fueron obligados hasta que fueron incapaces de defenderse, y no tenían medios para sobrevivir. Sin embargo, después de morir, querían convertirse en fantasmas maliciosos y buscar a la otra parte para vengarse.

Parecía que después de la muerte, no habría miedo en ellos.

Pero él no quería morir. Tenía miedo de los fantasmas, miedo de Gu Xixi, miedo de Ye Ying Zhi. Finalmente, tenía miedo de la muerte y quería vivir, no quería dejar que estas cosas raras lo privaran fácilmente de su derecho a vivir.

Chi Yan comenzó a luchar en su conciencia. De repente, sintió como si pudiera moverse de nuevo. Él movió su mano y se dio cuenta de que no era su imaginación.

Al mismo tiempo, Gu Xixi parecía ser agarrada por el cuello por una fuerza repentina y poderosa y fue arrastrada hasta ponerse de pie. Luego fue forzada hacia atrás continuamente. Su cara estaba roja y sus extremidades seguían moviéndose, pero no podía deshacerse del agarre.

Una figura alta apareció de repente en el espacio abierto detrás de ella. El hombre inclinó ligeramente la cabeza y observó cómo la arrastraban hacia él antes de detenerse.

Chi Yan miró la escena con asombro e intentó moverse varias veces, pero aún no tenía la fuerza para levantarse, por lo que solo podía seguir sentado ahí y mirar.

La persona que apareció de repente fue Ye Ying Zhi.

Ye Ying Zhi miró al demonio envuelto en la piel de una hermosa niña humana frente a él. Lentamente levantó la esquina de su boca y le dijo en un tono muy ligero: — ¿Crees que no te haré nada solo porque no me molesté cuando apareciste frente a mí repetidamente?

Antes, no le importaba porque se dio cuenta de que Ah Yan no tenía buenos sentimientos hacia él, sino que confió y se acercó a él por su apariencia; más tarde, no interfirió porque temía revelar su disfraz y ser descubierto por Ah Yan. Pero como hoy ya había sido expuesto, ya no le importaba todo esto.

Parecía que Gu Xixi tenía mucho dolor, o tal vez sentía una gran amenaza, seguía sacudiendo su cabeza desesperadamente hacia Ye Ying Zhi, pero no podía decir una palabra ni pronunciar una sílaba.

— ¿Crees que no me interpondré aun cuando te has contaminado con mi energía maligna, has usado mi amor, has usado mi nombre, has usado esta apariencia para codiciar y acercarte a mi amado? —…Cada uno de ellos era imperdonable.

Baby Yan, Baby Yan, para casarse legítimamente con su bebé, eligió crear un personaje femenino. Sin embargo, esta cara y apariencia fueron claramente hechas por él de acuerdo con la persona en la que pensó todo el día. ¿Cómo se atreve a aparecer frente a su bebé Chi Yan en su nombre y tratar de seducirlo?

Ye Ying Zhi mostró una sonrisa. Extendió la mano y giró a la otra parte hacia la pared, causando un gran sonido de choque.

—…Qué audaz.

Gu Xixi no era humana, pero en este momento, ella era como un bebé humano. Sus huesos fueron dislocados por la colisión, y su cuerpo se había roto en varios pedazos. Sin embargo, era extraño que todavía estuvieran golpeados junto con grietas visibles en el medio. Parecía una muñeca de porcelana rota que se había vuelto a montar.

“Ella” cayó al suelo y miró con los ojos negros muy abiertos al hombre parado en el centro de la habitación. Sus ojos no pudieron evitar mostrar un profundo miedo y horror.

Chi Yan miró la sonrisa de Ye Ying Zhi y sintió un escalofrío que le heló el cuerpo.

¿Qué quiso decir con que fue contaminada por su energía maligna y usara su amor? Entonces, la razón de la aparición de Gu Xixi, y la razón por la cual un personaje inconsciente del juego podría convertirse en un demonio malvado, ¿fue por él? La razón por la que tenía sentimientos tan tercos y desconcertantes pero profundos, no era porque él era su esposo en el juego, sino por él.

No es de extrañar que nunca haya visto a la legendaria “tercera persona” de esa casa… No es porque se haya ido, sino que ha estado viviendo a su lado abiertamente.

¿Sabía Ye Ying Zhi todo esto desde el principio?

Recordó la escena justo ahora cuando Gu Xixi lo había mirado cariñosamente y dijo: —Me gustas, así que dame tu corazón. —Su cuerpo temblaba incontrolablemente.

¿Qué quería hacer Ye Ying Zhi? ¿Él también querría su corazón?

Ye Ying Zhi dio un paso adelante y se dirigió a Gu Xixi, quien estaba luchando, pero no podía ponerse de pie. Sus pasos eran tan ligeros que apenas había un sonido en sus movimientos.

Se inclinó lentamente y le tendió la mano a Gu Xixi.

El miedo en sus ojos se hizo cada vez más evidente. “Ella” miró los ojos tranquilos del hombre al frente con miedo, y claramente supo que esta era una existencia a la que no podría oponerse. Las partes del cuerpo rotas se acurrucaron juntas, temblando en silencio.

Chi Yan pareció ver el aire negro flotando fuera de su cuerpo y rápidamente en la palma de Ye Ying Zhi.

Ye Ying Zhi volvió la cabeza, miró su logro y finalmente mostró su primera sonrisa sincera: esa energía malvada que fue absorbida, no le importó, pero no quería compartir su amor por Ah Yan en absoluto.

Después de un momento, “Gu Xixi” había desaparecido, dejando solo un charco de líquido negro en el suelo.

Chi Yan levantó la vista aturdido y vio a Ye Ying Zhi acercándose a él paso a paso.

La sombra negra cubría todo su cuerpo, y podía sentir la opresión proveniente del hombre. Se apoyó contra la puerta y se encogió involuntariamente.

Ye Ying Zhi bajó aún más su cuerpo, y ya podía sentir el familiar aliento frío sobre él.

Chi Yan cerró los ojos, sus pestañas temblando ligeramente.

Esta expresión de sacrificio hizo que Ye Ying Zhi quisiera besarlo.

Chi Yan hizo todo lo posible por hablar, pero su voz era débil como un sollozo. —Ye Ying Zhi, ¿también quieres mi corazón?

Tan asustado. ¿Llorarás de miedo si te beso?

Pensando de esta manera, Ye Ying Zhi cerró los ojos y presionó sus labios sobre los suyos.

Al mismo tiempo, extendió su mano y levantó a Chi Yan del suelo. Abrió los ojos y murmuró: —Quiero… tu corazón, tu cuerpo, que todo lo tuyo sea mío…


Shisai
Así que estaba traduciendo y me puse a reflexionar, Gu Xixi nació del amor de Ye Ying Zhi hacia Chi Yan, ¿así que no sería como una hija de ambos nacida del amor? (bueno, en realidad nació por culpa de la energía maligna pero se puede soñar jaja)

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *