El Perseguido – Capítulo 58: Fregadero obstruido.

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


En este momento, el jefe se dio cuenta de la llegada de un nuevo cliente y procedió a preguntar con entusiasmo qué le gustaría comer.

Chi Yan solo pudo desviar su atención del auto negro al menú sobre el mostrador. Después de mirar el menú, eligió la hamburguesa de carne más básica. Reflexionó y pidió pescado y papas fritas también.

La hamburguesa se puede guardar hasta la noche y volver a calentarla en el horno de microondas. De esta manera, incluso su cena estaba arreglada. Al menos podría continuar retrasando los asuntos de aprender a cocinar hasta mañana.

Durante el resto del día, Chi Yan se perdió en sus pensamientos. No pudo evitar pensar en el extraño hombre que conoció en el restaurante de hamburguesas, así como en la mano que había visto. Incluso soñaba con eso por la noche.

Soñó que la mano pálida acariciaba su cuerpo poco a poco, la sensación era tan distinta que incluso podía sentir las líneas de sus palmas. El dedo medio de esa mano llevaba algo, pero no podía verlo claramente. Del mismo modo, no pudo ver claramente la apariencia del propietario. De lo único que se dio cuenta fue de cómo su cuerpo se debilitaba por esta provocación, de tal manera que, incluso tomó la iniciativa de cruzar las manos sobre el cuello de la otra parte y enviar besos dulces y seductores para atraer al hombre a que le devolviera el beso… Entonces se escuchó a sí mismo haciendo un sonido, llamando suavemente al hombre…

Chi Yan estaba empapado de sudor e inmediatamente despertó de su sueño.

De hecho, no fue sorprendente para él tener este tipo de sueño a su edad, pero era inevitable que se sintiera avergonzado. El compañero en su sueño era un hombre del que solo conocía una de sus manos, incluso se aferró débilmente a él y lo llamó “esposo”… Esto definitivamente no era del todo correcto.

Al menos en los últimos veinte años, había sido educado adecuadamente y fue purgado de deseo. Nunca había tenido un sueño tan extravagante pero depravante.

Chi Yan simplemente estaba tan asustado que quería hacer una llamada internacional a sus padres para que se lamentaran. Su hijo no es filial. En su tercer día de llegar a una sociedad capitalista, estaba a punto de dar su virginidad a un hombre invisible del podrido capitalismo en su sueño… Pero solo estaba pensando en eso. Definitivamente no lo pondría en acción.

Además, eran las cuatro de la mañana en este momento, pero eran las dos de la madrugada en su país de origen. Si realmente se atreviera a llamar a casa en este momento, sus padres probablemente morirían de miedo primero. Luego, lo golpearían después de saber que no estaba sucediendo nada serio. Incluso si no pudieran atraparlo ahora, recordarían el evento y esperarían a que regresara.

Chi Yan se sentó y se limpió el sudor de la frente. Levantó la taza vacía sobre la mesa, abrió la puerta y se dirigió a la cocina a buscar agua.

Cuando pasó junto al espejo frente a la puerta, miró y vio cómo lucía en este momento: tenía los ojos aturdidos y ligeramente llorosos, también había un halo rojo en la cara.

—… —Chi Yan cerró los ojos con fuerza y sacudió la cabeza. Tomó la taza, abrió la puerta y fue a la cocina. Sus piernas todavía estaban débiles. Secretamente se escupió a sí mismo, eso no era más que un sueño, ¿por qué parecía que lo habían adorado? Esto fue muy frustrante.

Bebió dos tazas grandes de agua fría en la cocina antes de que finalmente se calmara. Volvió a colocar la taza en el dormitorio y fue al baño al otro lado de su habitación.

Este piso tenía cinco baños y estaban ubicados en el medio. Dos fueron para hombres, dos para mujeres y el último fue mixto. El diseño era básicamente el mismo. Habría un lavabo y un urinario, pero ninguna ventana, por lo que una vez que la puerta estuviera cerrada, sería un espacio privado completo.

Chi Yan giró el grifo del lavabo para lavarse las manos y la cara para despertarse. Todavía recordaba cómo se veía tan débil en el espejo que era simplemente imposible de deshacer.

El agua clara salió del grifo de metal y entró en el fregadero, pero no pudo seguir el flujo. En cambio, se acumuló en el fregadero como si algo hubiera bloqueado la tubería de agua. Al mismo tiempo, algo de líquido comenzó a fluir hacia arriba desde el desagüe, pero no era el agua clara pura e incolora, sino sedas de líquido rojo delgado que se enroscaban.

Chi Yan no se molestó al principio, porque en el pasado, el agua en su escuela a veces se volvía roja o amarilla debido a la oxidación y otras razones.

Pero pronto se dio cuenta de que algo andaba mal: el líquido olía ligeramente a pescado. Era similar al olor de la sangre, pero no era tan espeso. Si tuviera que decirlo, se parecía más a sangre que se había diluido con agua.

Más y más líquido rojo salía del desagüe, mezclándose con el agua clara en el fregadero.

Chi Yan no se atrevió a quedarse más tiempo, cerró rápidamente el grifo y volvió corriendo a su habitación. Tampoco hizo un escándalo al respecto. Como recién llegado, no quería crear ningún disturbio. Además, era en medio de la noche, la mayoría de la gente dormía. Del mismo modo, tampoco sabía a quién podía denunciar este incidente.

Cada habitación también tenía un lavabo para la limpieza diaria. Después de dudar un momento, intentó abrir el grifo del lavabo.

El agua clara salió de la piscina y se descargó suavemente hacia el desagüe en el fondo de la cuenca.

Dio un suspiro de alivio. Ni siquiera podía juzgar si la escena que había presenciado en este momento era verdadera o era solo una ilusión causada por el mareo que obtuvo de ese sueño primaveral.

La hora mostrada en el teléfono móvil era las 4:30 de la mañana. Mirando por la ventana, el cielo en la distancia era blanco. El edificio del dormitorio daba a la calle, por lo que se podían ver vehículos que pasaban ocasionalmente frente a la ventana; todo estaba tranquilo y normal.

Chi Yan se arrojó sobre la cama, apagó la lámpara de noche y cerró los ojos.

Las cosas deberían estar bien para mañana por la mañana.

Esta vez, esa mano y su dueño no aparecieron en su sueño.

El día siguiente estaba soleado y el olor a hierba y árboles impregnaba el aire. El sol estaba demasiado cálido en verano, por lo que tuvo que ponerse una gruesa capa de protector solar, así como una gorra de béisbol y gafas de sol cuando salió.

El baño al que fue anoche era el más cercano a su habitación, justo al otro lado de su habitación y también el que más usaba Chi Yan. Cuando regresó por la mañana, descubrió que el fregadero estaba desatascado.

Todo era normal y nadie mencionó nada al respecto.

Chi Yan no pudo decir si la extraña visión que vio anoche fue su ilusión o simplemente un incidente de bloqueo de alcantarillado ordinario, tal vez fue solo un torpe compañero de escuela que obstruyó la alcantarilla con esos sangrientos trozos de carne fresca vendidos en el supermercado, aunque este tipo de conjeturas también era muy poco probable.

Pero parte de la carne cruda que se vendió en este supermercado sin empacar, tenía mucha sangre. ¿Quizás porque era más fresco o era más adecuado para freír filetes de carne? Chi Yan nunca compró comida ni cocinó en su país de origen. No tenía experiencia en este campo, por lo que solo podía hacer conjeturas. Jiang Tian también dijo que la carne de cerdo en los supermercados aquí tenía mucho más olor que en China. Parecía que la razón era que no había derramamiento de sangre cuando los mataban.

Chi Yan no pensó demasiado en estas cosas y pronto anticipó el itinerario de hoy.

Sophus fue una ciudad construida después de tener una planificación conceptual. Toda la ciudad parecía ordenada y regulada, pero tenía una pequeña área de tierra y algunos lugares pintorescos a los que uno podía ir. Jiang Tian y Chi Yan hicieron una cita para salir a almorzar juntos antes de dirigirse a varios museos de arte y otros museos que les interesaban. Cuando era de noche, volvieron y Jiang Tian le enseñó a Chi Yan cómo hacer algunas comidas sencillas.

Viajaban de ida y vuelta en autobús. El autobús aquí no se detendría en todas las paradas. Cuando vieron que estaban llegando a su parada, tuvieron que saludar con anticipación, y cuando querían bajar, también tuvieron que presionar el botón del autobús para indicarle al conductor. Todos los autobuses tenían asientos vacantes independientemente de la hora.

Chi Yan se sentó en el autobús y miró el paisaje distante a través de la ventana. El cielo estaba tan azul y el sol brillaba intensamente, pero se veían pocas personas. Solo había prados verdes, formas ondulantes de montañas y edificios bajos, la mayoría de ellos eran pequeñas casas con uno o dos pisos, y los edificios de apartamentos con más de diez pisos eran casi inexistentes. Había mucha vegetación alrededor. En el lado derecho del camino se encontraba un gran bosque rodeado por un lago verde, y cada colina a lo largo de la ruta era como un parque forestal.

Jiang Tian le dijo que podría encontrarse con canguros si salía a caminar. Si bajaba el cuerpo, extendía las manos y se acercaba a ellos desde el frente, no correrían. En cambio, se quedarían ahí y le dejarían tocarlos. No se alejarían hasta que estuvieran cansados ​​de ser tocados.

Cuando Chi Yan escuchó esto, estaba un poco conmovido.

Este lugar no era como una ciudad moderna en el siglo XXI, sino más bien en línea con la imaginación de la vida rural pero poética en las obras literarias.

Por la noche, bajo la supervisión de Jiang Tian, ​​Chi Yan finalmente frió con éxito su primer arroz frito con huevos. Por fin, era autosuficiente para alimentarse. Jiang Tian preparó alitas de pollo estofadas en cola y las sirvió en un plato para compartir con él. Después de permanecer aquí durante tantos días, finalmente pudo comer un plato chino decente. Chi Yan estaba al borde del llanto.

—Las alitas de pollo estofadas en cola son uno de los platos más fáciles de preparar, y es difícil hacer que sepa mal. En comparación con otras carnes, las alitas de pollo en los supermercados también son más baratas. Puedes intentar hacerlas.

Claramente sonaba muy difícil solo por el nombre del plato. Chi Yan asintió con lágrimas en los ojos.

Como las habitaciones estaban cerca una de la otra, la nevera de Alex y Emily también se encontraban aquí, por lo que también usaban esa cocina con frecuencia.

Chi Yan a menudo podía ver a Alex y sus amigos juntos. Eran un grupo de jóvenes altos y en forma con géneros mixtos. Chi Yan también los vio salir en grupos a media noche, o tomar alcohol juntos en el techo del quinto piso y conversar.

Según Jiang Tian, ​​aunque estos jóvenes no eran infrecuentes, también había muchos estudiantes inmersos en el laboratorio, la biblioteca, el gimnasio y su vida y estudios eran muy estándar y progresivos.

—Pero las clases aún no han comenzado. Dos días más y deberán gastar mucha energía en sus estudios —Jiang Tian explicó.

Emily solía estar sola, ocasionalmente horneando pasteles o galletas con sus amigas. Hoy, ella hizo pasta, y Jiang Tian le dio un ala de pollo hecha por él. También sirvió dos pequeñas porciones de su comida a Chi Yan y Jiang Tian. El supermercado a menudo vendía todo tipo de espagueti y macarrones. Después de comprarlo, todo lo que tenía que hacer era cocinarlo y agregar algunas salsas y el plato estaría listo, por lo que era un alimento común que los estudiantes preparaban aquí a menudo. Para algunas personas, Jiang Tan, quien a menudo encendía el fuego y volteaba el cucharón para cocinar, era tan mágico como si estuviese haciendo trucos de magia.

—Usé carne de canguro hoy. —Emily señaló su pasta pegajosa y explicó.

Chi Yan no había comido carne de canguro, ni había notado ninguno de ellos en el supermercado antes. Sin embargo, su maestro de historia de Qin y Han dijo que, de hecho, las personas en las dinastías Qin y Han podían comer todo tipo de animales y plantas que se podían ver, incluidos los que veían en el agua sin recibir ninguna prohibición. Sin embargo, después de miles de años de evolución, el clima y el medio ambiente de las zonas del interior cambió mucho, y los hábitos alimenticios correspondientes también cambiaron enormemente. Poco a poco, pájaros, serpientes, insectos y otros ingredientes abandonaron la mesa del comedor, al igual que muchos métodos de cocina. Sin embargo, el clima y el medio ambiente en las regiones más al sur, como la provincia de Guangdong, no habían cambiado en miles de años, por lo que se han conservado muchas tradiciones alimentarias, como comer pescado crudo o asar y comer serpientes. Se podría decir que Lingnan y Guangdong eran en realidad los fósiles vivos de las tradiciones alimentarias chinas.

Entonces, como descendiente chino, ¿cómo podría tener miedo de comer carne de canguro?

Se puso un palillo en la boca, luego levantó la cabeza y cortésmente respondió: —Gracias, está delicioso.

De hecho, no probó ninguna carne de canguro. Por un lado, eran todas las pequeñas piezas de carne mezcladas con los fideos. Por otro lado, el sabor de la pasta era realmente extraño y terrible. Era una acidez indescriptible, y Emily en realidad se comió su cocina durante dos años. Chi Yan no podía imaginar cómo sobrevivieron. No solo sobrevivieron, sino que también estudiaron y tomaron exámenes… Es admirable.

También era posible que él y estos estudiantes occidentales tuvieran diferencias fundamentales en la composición del sabor.

Ahora sentía que su arroz frito estaba bastante delicioso.

  ♦ ♦ ♦

Dos días después, la escuela comenzó oficialmente. Chi Yan también se fue adaptando gradualmente a la vida aquí.

La cocina era un buen ambiente social. Al cocinar, él y sus vecinos en el cuarto piso se familiarizaron gradualmente. Sus habilidades culinarias también habían mejorado. Al menos ahora podía revolver papas fritas ralladas.

Era viernes. Alex estaba haciendo bistec mientras Chi Yan cortaba papas. Los dos conversaron sobre la escuela.

—Mi bistec está listo. ¿Te gustaría probarlo?

—No, gracias. —Después de probar la pasta de Emily, no se atrevió a probar las habilidades culinarias de estos vecinos. Además, a Alex le gustaba el bistec prácticamente crudo, por lo que realmente no podía desafiar eso.

Parecía haber humillado a sus antepasados de las dinastías Qin y Han.

Chi Yan se perdió en sus pensamientos y accidentalmente se cortó el dedo índice.

El cuchillo estaba muy afilado. Aunque era solo un pequeño agujero, sangre roja oscura aún salió al instante.

Un ligero olor a sangre flotó en el aire.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *