La Reina que pretende ser independiente – Capítulo 32: La verdadera naturaleza de estos sentimientos

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya

Corregido por Sharon


[POV: Leonhart]

Una ceremonia de boda para dar la bienvenida a una emperatriz es algo especial. Todo el país expresa su bienvenida y los ciudadanos dan sus bendiciones.

El matrimonio con Shane fue emocionante porque había pasado un tiempo desde que este país se había unido a otro con un fin distinto a la expansión militar.

En la ceremonia, el hermoso Shane atrajo nuevamente toda la atención. Le dediqué una leve sonrisa cuando vi su encantadora figura llevando el vestido índigo. Tenía una apariencia digna a la que mucha gente no podía quitar la vista. Yo mismo no fui la excepción.

Cuando le di un beso para completar el juramento, me sorprendió ver sus ojos mirándome muy abiertos.

Fue entonces cuando vi un atisbo de su juventud. Me interesé por Shane, quien mostró un lado diferente de sí mismo.

Pero no importa cuán hermoso fuera, Shane es un hombre. Me preocupaba que fuese desagradable si tuviéramos que abrazarnos la noche nupcial.

Sin dejar de preocuparme, entré en la habitación de Shane y lo vi vestido como un hombre por primera vez. También actuaba de manera diferente a la habitual, y se enfrentó a mí de frente.

Como Shane no quería una relación íntima de pareja casada, pensé que eso también estaba bien. Por esa razón, hice que me llamara por mi apodo que solo mis amigos cercanos usan.

Después de eso, me enseñó a jugar “Othello” y se convirtió en una rutina diaria hablar de cualquier cosa que no fuera amor. Nuestra relación donde no nos preocupábamos demasiado por el otro más allá de ser amigos se volvió cómoda para mí.

Parece que me divertí tanto hasta el punto en que se convirtió en poco razonable. En el momento en que colapsé, mi visión se volvió negra, y lo siguiente que supe es que estaba mirando el techo de mi habitación.

Kristoff me regañó severamente mientras arrojaba sarcasmo.

Después de un rato, Shane me visitó, diciéndome que estaba allí para cuidarme. Se enojó porque estaba trabajando, así que le pedí que me despertara después de un rato, pero ignoró por completo ese pedido y terminé dándome por vencido. Pensé que no era una mala idea pasar el tiempo con Shane.

Y, por primera vez, vi su verdadera sonrisa y no una forzada. Al verlo, sentí que mi corazón se calentaba.

Naturalmente, una sonrisa flotó en mi rostro.

Mientras mi cuerpo se estaba recuperando, Shane actuó como mi reemplazo para ciertos deberes. El Primer Ministro también se sorprendió cuando Shane hizo uso de sus conocimientos sobre la agricultura, prestándome su fuerza.

Aunque personas de todo el mundo me llaman “Rey Distante”, creo que es agradable poder expresar mis opiniones cómodamente.

Por cierto, antes del matrimonio, hablé con Kristoff y le dije que mi amante ideal sería una esposa con el espíritu de cambiar el país conmigo.

Sin embargo, unos dos meses después del matrimonio, vi un lado completamente diferente de la impresión hermosa y confiable que tenía de él. Ese día, un ciudadano de Orania tenía previsto visitar a Shane, así que pensé que debería saludarlo y fui a su cuarto.

Cuando estaba apunto de entrar, vi a Shane y a un joven llenos de sonrisas. Con esto, estoy convencido de que esa es su verdadera naturaleza.

Dudé en saludarlos y terminé regresando a mi oficina.

Ekart, el Comandante de los Caballeros, ya estaba esperándome.

—Oh, Leo-sama, has regresado temprano.

—Ah, bueno, Shane estaba charlando tan feliz que perdí la oportunidad de saludarlos.

Cuando dije esto, Ekart por alguna razón pareció entender la situación.

—Supongo que debe de ser agradable para Shane-sama. Creo que el visitante de hoy es su antiguo amante.

No pude pronunciar una palabra ante esa respuesta inesperada. Ahora que lo pienso, se informó que tenía un amante en Orania. No parece que su relación haya continuado hasta ahora, pero recordando sus sonrisas no dudo en que hubiesen sido amantes.

¿Por qué estaba tan sorprendido?

Esa noche, visité su habitación como siempre, y me senté en la silla cerca de la ventana. Entonces, la planta en la maceta llamó mi atención.

Esa fue una de las pocas cosas que Shane trajo de Orania.

A pesar de que las hojas habían estado creciendo hasta ayer, ahora estaba vacío. Cuando le pregunté qué sucedió, dijo que usó algunas para hacer “té de hierbas” para el invitado que vino hoy.

¿Cuidó la planta y esperó a que las hojas crecieran para esa persona? Por alguna razón, mi corazón se sentía pesado.

¿Es el deseo de monopolizar a un amigo, o una emoción completamente diferente?

No me atreví a responderme.

Shisai
¿A quién crees que engañas? Él es lo que tú más quieres. Ocultarlo tratas, es hermoso lo que sientes. No lo disimules, bien sabemos dónde está tu corazón… ♪♫

Sharon
That reference~ XD

| Índice |

5 thoughts on “La Reina que pretende ser independiente – Capítulo 32: La verdadera naturaleza de estos sentimientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *