Legendaria esposa – Capítulo 26: Injustas condiciones


XiaoMo sólo ha visto a Ling Xiao unas cuantas veces. Pero nunca lo ha visto sonreír. Incluso cuando estaba con la hermana menor o con el tío Mo Gu, nunca sonreía. Por no hablar de la forma tan suave en que lo está tratando. Además, ¡esta es su primer presentación!.

El segundo indicio a partir de sus palabras, es que si él fuera el verdadero Ling Xiao, sabría que él no estaría junto al tío Mo Gu. Ya se habían separado esta mañana cuando llegaron a la Ciudad HePing. Si están juntos, eso sólo ocurriría mañana por la mañana.

Esto sólo significa que el “Ling Xiao” delante de él, no es el que ha visto antes.

¡Pero él claramente admitió que es Ling Xiao!. Además, su rostro es exactamente igual que el de Ling Xiao. Si hay alguna diferencia, sería su ropa. El Ling Xiao por la mañana llevaba un traje negro. Este Ling Xiao está usando un traje blanco. No sólo la ropa ha cambiado, la actitud y su ambiente también se siente como si fuera un persona completamente diferente.

XiaoMo ni siquiera le importa si el Ling Xiao frente a él es un impostor. Sólo sabe que el Ling Xiao, vestida de blanco, emite un ambiente más peligroso que el Ling Xiao vestido de negro.

Él tartamudea.

—Herm….Hermano mayor Ling, todavía tengo cosas que hacer, así que me iré. ¡Hasta luego!

Diciendo esto, se da vuelta para irse, fingiendo que no ve que “Ling Xiao” tiene algo que quiere decir. Como resultado, antes de que pudiera dar dos pasos, XiaoMo siente que su cuello se endurece, dejándolo incapaz de respirar. Poco después, sus pies se levantan, volando en el aire y girando alrededor antes de estar cara a cara con “Ling Xiao”, sus narices están a menos de 5 centímetros de distancia

—Her-her… ¿Hermano mayor Ling?

Un completamente aterrorizado XiaoMo, mira al hermoso rostro enfrente de él.

Ling Xiao no habla, pero sonríe ligeramente y regresa a la habitación cerrando la puerta con un *Bang*. En sus manos todavía cuelga XiaoMo.

Cuando solo están ellos dos, baja a XiaoMo

Ganando su libertad, XiaoMo se aleja inmediatamente de Ling Xiao. Esta acción sólo hace que todo sea vuelva más claro. Ling Xiao confirma su suposición, marcando su intensidad.

Su rostro sonriente gotea de dulzura, volviéndose aún más egoísta y arrogante, como un caballero sanguinario. ¡Eso es exactamente correcto! ¡Un caballero sanguinario!

XiaoMo se da cuenta que por primera, alguien puede ser descrito como un caballero sanguinario. Simplemente una maravillosa combinación. Si sólo fuera un espectador, probablemente lo encontraría maravilloso. Pero ahora que él está  justo en el centro de esto, no siente un poco de emoción. Preferiría no tener esta oportunidad.

—Gran guerrero, no sé nada, no vi nada, ¡de verdad!

XiaoMo tiene sus manos sobre su cabeza, temblando mientras dice esas palabras. A continuación, mira con expectación y con terror a ese hombre, como si estuviera esperando que lo dejara ir, con un gran espectáculo de misericordia.

Con los labios curvados, Ling Xiao lo presiona en un rincón, sus ojos se llenan de interés y se fijan en XiaoMo.

—Oh, ¿qué es lo que sabes?. ¿Y qué es lo que viste?

XiaoMo se congela.

De nuevo siente una gran necesidad de darse a sí mismo una bofetada.¿ No me digas que este hombre, no se dio cuenta de que él ya vio a través  su falso Ling Xiao?.

Y aquí, de verdad cavó su propia tumba… No importa cuál sea la realidad, siente que hoy es un día muy desafortunado.

—Yo… Yo… Sé que no eres el hermano mayor Ling Xiao.

La cara de XiaoMo está completamente roja por la presión.

Ling Xiao mira su indefensa expresión. Se parece a un pequeño conejo perdido, y adorablemente lamentable. No puede dejar de sentir un poco de placer.

No hay señales de que sea desconcertado por esto.

Después de un tiempo, XiaoMo  escucha una voz que viene de la parte superior de su cabeza.

—Puesto que has visto a través de mi disfraz, no tengo otra opción… Veamos, ¿cómo debo disponer de ti?, ¿debo matarte, hervirte o freírte?

¿Existe alguna diferencia entre estas tres opciones?

—Lo que sea, no es aceptable, no quiero morir.

XiaoMo lo dice con una diminuta voz y con una cara triste. Ni siquiera han pasado diez días desde que vino a este mundo. Si volviera a morir, ¿quién sabe si terminará en el infierno o simplemente se desvanecerá como el humo?. ¡Demasiado aterrador!

—Entonces, ¿qué debo hacer?. Después de todo, sabes mi secreto.

Ling Xiao finge estar en una posición difícil al decir esto.

Los parpados de  XiaoMo se contraen y levanta inmediatamente su mano en forma de juramento.

—Te lo prometo, no le diré a nadie acerca de que estas fingiendo ser el hermano mayor Ling. Si lo hago, el cielo puede golpearme y destrozar mi alma, uh, condenándome para siempre a permanecer como un mago de bajo nivel.

Diciéndolo con precaución.

—¿Eres un mago?

Ling Xiao levanta la ceja. Su hermoso rostro de repente muestra un toque de desafío. Al igual que su expresión elitista y arrogante de antes, ni siquiera un pequeño indicio de malestar.

XiaoMo asiente y luego lo mira atentantemente.

—Si ese es el caso, entonces adelante y refina una píldora mágica para mí.

Dice Ling Xiao con indiferencia.

—Eso… no traje mi caldero…

XiaoMo no puede imaginar lo que está planeando, pero al verlo alzar las cejas, añade inmediatamente.

—Pero tengo las que están listas. Tengo algunos en mi bolsa mágica, son las píldoras mágicas que refiné ayer.

—¿Te refieres a esta bolsa mágica?

Ling Xiao levanta su mano. Sorprendentemente, en su mano hay una bolsa que no parece adaptarse a su imagen. No es otra que la bolsa mágica de XiaoMo.

XiaoMo por reflejo se toca el área alrededor de su cintura. Su bolsa mágica no está allí. No puede evitar estar aturdido. ¿Cuándo lo tomó?. Ni siquiera sintio nada.

Ling Xiao saca todo de la bolsa mágica. Hay solamente cuatro botellas pequeñas, emanando un ligero olor medicinal.

XiaoMo lo ve abrir una de las botellas y verter la píldora mágica  acumulación de energía de color azul, una de las que tiene bajo riesgo.

Bajo la mirada asombrada de XiaoMo, lanza la píldora mágica en su boca. Después de masticar dos veces, Ling Xiao levanta levemente las cejas. Luego procede a derramar el resto de las píldoras de acumulación de energía  y tragárselas. Lo mismo ocurre con las otras tres botellas. Todas en su estómago. Como si estuviera comiendo frutos secos.

XiaoMo lo mira con los ojos bien abiertos. ¿No sabe que las píldoras mágicas no se pueden tomar queramos o no…?

Después de comer todas las píldoras mágicas, Ling Xiao se lame sus labios, mirando a XiaoMo con una pizca adicional de satisfacción.

—Realmente no esperaba que esas píldoras mágicas fueran deliciosas, especialmente dos de las botellas, el sabor no es malo, así que… Felicidades, he decidido no matarte por el momento.

XiaoMo escucha esto con su corazón alarmado y su cuerpo nervioso.

—¿Por el… momento?… Uh, no, ¿qué quieres decir, realmente?

—No puedo matarte, pero…

Ling Xiao le lanza las botellas vacías y  la bolsa mágica de regreso, revelando una sonrisa.

—Todos los días a partir de ahora, debes honrarme con 200 píldoras mágicas, específicamente las píldoras mágicas de las botellas azules.

…Son las que contienen las píldoras mágicas con un riesgo del 10%.

—¿Dos … doscientas píldoras mágicas?

XiaoMo balbucea. Él está atónito por esta cantidad.

Con su capacidad actual, no tiene forma de refinar 200 píldoras mágicas en un día. Incluso si dejara de comer y beber no podría, especialmente porque las píldoras mágicas que quiere son las de bajo riesgo.

—¿Qué pasa, quieres negarte?

La frente de Ling Xiao se contrae. En un instante, el espacio entre los ojos de XiaoMo siente un penetrante destello de presión fría, casi haciéndolo incapaz de respirar.

XiaoMo sacude rápidamente la cabeza. Después de luchar duramente para salvar esta vida, por supuesto que no lo va a rechazar.

—No, no, gran guerrero. Hermano mayor Ling, acabo de aprender cómo refinar píldoras mágicas hace unos días. 100 píldoras al día es mi límite… Además, de acuerdo con las normas de la secta TianXin, se regresan la mitad de las píldoras mágicas …

Ling Xiao lo mira fijamente. De acuerdo con la memoria de Ling Xiao, la secta TianXin sí tiene esta regla. Así que él sabe que XiaoMo no está tratando de tratar de escaparse.

—50 píldoras. Por supuesto, si no estás dispuesto, no me importa convertirte en un cadáver en este momento.

¡A mi si me importa!

Por supuesto XiaoMo no se atreve a rebelarse. No importa cuán injustas sean las condiciones, todavía no se pueden comparar con su miserable vida. Así que sólo puede estar de acuerdo. Justo cuando levanta un suspiro de alivio, la voz indiferente de Ling Xiao suena de nuevo por encima de su cabeza.

—Pero, para asegurarme de que no me traicionaras, ¡entrégame la mitad de tu alma!

♥ ❤ ♥

                

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *