No es mi guardia sombra, es mi amante – Capítulo 19: Re evaluación en el hospital

Traducido por Shisai

Editado por Raon Miru


Había pasado un mes desde la finalización del drama y se había transmitido durante varias semanas, pero la publicidad no había disminuido y había una tendencia al alza. Aun así, la gente no sabía nada sobre la vida real de las dos personas. Los paparazzi no pudieron desenterrar nada. Eran pequeñas estrellas con poca información de fondo. No importa cómo hablara el mundo exterior, ambos todavía tenían sus propias vidas y no se habían visto afectados en absoluto.

Ding~ El teléfono sonó de repente en la sala de estar.

—An Jiu… —Xia Qian’an se sorprendió por el repentino sonido y su rostro pálido y poco saludable se volvió aún más blanco. Aunque había un teléfono fijo en su casa, solo había servido como decoración. Por lo general, nadie llamaba, por lo que Xia Qian’an se sorprendió por el repentino timbre del teléfono fijo.

—Está bien. Respira hondo y relájate —An Jiu tocó el rostro blanco de Xia Qian’an reconfortante.

Su mente estaba un poco confusa. Obviamente, no se habìa recuperado del susto. Al ver esto, no pudo evitar estar un poco triste. El teléfono aún sonaba impaciente, como si estuviera compitiendo con ellos por la resistencia, y por fin, An Jiu fue a contestar. Suavemente alivió a Xia Qian’an en el camino.

—Ah, ¿quién es este? —El tono de An Jiu era mucho más frío de lo habitual.

—Pequeño… Eh, es An Jiu, ¿no? —Se escuchó una voz familiar desde el otro extremo del teléfono.

—Mn, ¿qué pasa? —El tono de An Jiu se volvió más moderado, pero por teléfono, Li Fengyi no pudo escucharlo.

El director tenía algunas dudas. ¿Quién hizo que An Jiu se enojara? Sin embargo, no sabría si él lo causó o si fue algo más.

—Uh… ¿Está bien preguntar si estás interesado en otro drama? —preguntó con cierta cautela en su tono.

—No, recuerdo haber dicho antes que solo haríamos aquel.

Y An’an prometió interpretar el drama porque era su historia.

—¿De verdad dejaste de pensar en eso? ¡Tu talento actoral es muy alto! —Li Fengyi trató de convencerlo.

—No, An’an no es apto para actuar —Es poco probable que Xia Qian’an sea actor, ya sea por su enfermedad o por motivos familiares. Además, ¿su talento actoral era realmente tan alto? En realidad no, simplemente resultó ser su experiencia.

—Bueno, entonces no te molestaré —Li Fengyi pensó por un momento y se rindió. Preguntó con demasiadas esperanzas. Tenían demasiadas restricciones. Estaba siendo un poco desconsiderado.

—Um —An Jiu colgó.

—¿Quién llamó? —Xia Qian’an se había calmado y preguntó al verlo regresar.

—El director Li, para preguntarnos si queríamos actuar en otro drama. Me he negado.

—Mn, eso es bueno.

—Hemos concertado una cita en el hospital. ¿Está bien mañana a las nueve? —Preguntó An Jiu.

—… Uh, huh.

—No lo pienses tanto. Estaré a tu lado —èl  acarició su suave cabello de una manera apaciguadora.

—Mmm —Xia Qian’an respondió en voz baja, abrazando la cintura de An Jiu, y la inseguridad en sus ojos se desvaneció gradualmente.

♦ ♦ ♦

El día siguiente, después del desayuno, fueron al hospital en automóvil. Teniendo en cuenta el impacto de su actuación, sus rostros estaban encapuchados y tenían mangas largas, pero aún usaban colores blanco y negro como una pareja.

La cita de Xia Qian’an fue con su médico a cargo. Xia Mujiang lo encontró y vino a verlo hace un año. La situación era muy mala y no sabía qué cambios se habían producido esta vez.

Para el tratamiento de su enfermedad, Xia Qian’an no tenía ninguna idea antes. No fue activamente a recibir tratamiento ni se resistió a él, como si estuviera a su merced. Ahora que tenía a An Jiu, esperaba que su enfermedad mejorará. Parte de la razón por la que prometió actuar en el drama antes se debió a eso.

—Aquí estamos, joven maestro —El conductor detuvo el automóvil y anunció.

—Mmm —Xia Qian’an respondió, se puso las gafas de sol y An Jiu lo ayudó a ponerse la sudadera. Después de disfrazarse, salieron del auto.

La sudadera con capucha de Xia Qian’an era relativamente grande y suelta; cubría la mitad de su rostro. El ambiente del entorno era muy bueno y el exterior parecía elegante. Xia Mujiang eligió un hospital y médicos que tenían una gran confidencialidad, por lo que los pacientes de este eran en su mayoría personas con antecedentes.

An Jiu llevó a Xia Qian’an a la puerta del hospital. A pesar de que había poca gente en el hospital, todavía había algunos mirando su ropa y su temperamento.

—¿Cuál crees que es su relación? —Una chica con maquillaje ligero miró a Xia Qian’an con cierta duda en su rostro.

—¿Por qué? ¿Esos dos hombres caminan de la mano? Dios, ¿es esto real? —La chica al lado de la chica con maquillaje ligero susurró emocionada.

—¡No pienses eso tan pronto como veas algo de intimidad entre dos hombres! —dijo la chica de maquillaje ligero de una manera derrotada.

—¿No sabes? Cuando llegamos a cierta edad, podemos reconocer la relación entre amantes. Con mis seis años como fujoshi, te lo garantizo, ¡son pareja! —Los ojos de la otra chica se iluminaron.

—Es más, tanta fuerza viene del hombre vestido de negro. ¡¡¡Definitivamente es un top, el tipo de perro frío y leal!!!

—¿Puedes ver eso?

—¿Crees que los últimos seis años son para decoración? —La chica puso los ojos en blanco.

An Jiu frunció el ceño y caminó más rápido, sosteniendo la mano de Xia Qian’an. Con su excelente audición, había escuchado esa conversación. Esta ropa todavía no era buena. Si fueran reconocidos, se meterían en problemas.

—¿Qué puedo hacer por ustedes? —Una joven enfermera se acercó y preguntó con una sonrisa.

—Tenemos una cita con el Dr. Lin —respondió An Jiu.

—Está bien, un momento, por favor. Haré una llamada para confirmar esto —. La joven enfermera colgó el teléfono poco después y le dijo a An Jiu—. Está bien, síganme. La oficina del Dr. Lin está en el quinto piso.

La joven enfermera los guió y llamó a la puerta del consultorio. Cuando escuchó la voz adentro, los invitó a entrar y ella dio un paso atrás. Solo unos minutos después, supo que a las dos personas que tenía delante no les gustaba estar cerca de los demás.

—Pueden entrar —La joven enfermera sonrió.

An Jiu asintió, y Xia Qian’an abrió la puerta y entró.

—Xiao Xia y el Sr. An, ¿verdad? —El joven médico sentado en la silla levantó la cabeza, levantó sus gafas de montura dorada y sonrió. El Dr. Lin parecía muy joven. No tenía más de treinta años y tenía una suave sonrisa en su rostro; debería ser una persona amable.

Èl miró sus manos y no dijo nada. An Jiu llevó a Xia Qian’an a sentarse en la silla no muy lejos del doctor, le quitó el sombrero y también sus gafas de sol. En menos de medio minuto, el Dr. Lin lo vio.

¿Así que realmente eran lo que decían los fans online?

—Xiao Xia, por favor déjame hacer una prueba primero. Veamos cómo estás —dijo el doctor Lin con suavidad.

—Mmm —Xia Qian’an lo miró, luego bajó las cejas y respondió en voz baja.

Veinte minutos más tarde, el Dr. Lin miró su prueba.

—Tengo una pregunta que hacer. ¿Tomó la iniciativa de actuar en el reciente drama popular, Xiao Xia?

—Mmm.

—Bueno, en lo que respecta a los resultados de sus pruebas, su situación está mejorando. ¿Has estado en contacto con gente nueva antes? —Preguntó el Dr. Lin.

En el pasado, era muy difícil lograr que Xia Qian’an hablara, por lo que la terapia fue lenta. Sin embargo, ahora estaba tomando la iniciativa de cambiar, por lo que el médico podría intentar que revelara más sus pensamientos internos.

Xia Qian’an no respondió, pero miró a An Jiu a su lado. No estaba acostumbrado a contarle a otros sobre su situación y pensamientos internos. El destello indefenso en sus ojos fue captado por An Jiu.

—Trato de sacar mucho a An’an —dijo An Jiu.

—Bueno, ¿cuál es la razón de tu cambio, Xiao Xia?

Xia Qian’an miró a An Jiu y dijo:

 —… Por una persona.

—… ¿El que te gusta? —Preguntó el Dr. Lin. Vio el pequeño movimiento en este momento.

Así que era cierto.

—…Mmm.

—Um… actualmente, lo más efectivo para tu situación es salir y caminar más y ponerse en contacto con otros lentamente. Este proceso es relativamente lento. Puedes ir a tu propio ritmo —dijo el Dr. Lin luego de pensar un momento.

—Mmm.

Después de eso, él habló con Xia Qian’an sobre algunos temas, y este respondió algunas preguntas y guardó silencio sobre algunas cosas que no quería decir, o An Jiu lo reemplazó.

—Quiero hacerle una pregunta personal, que está relacionada con su recuperación en el futuro —dijo el Dr. Lin, mirándolos.

An Jiu lo miró y le indicó que podía preguntar.

El Dr. Lin levantó sus gafas y dijo con seriedad:

 —Entonces… Están en una relación, ¿verdad?

—Si. —dijo An Jiu sin dudarlo mientras  sostenía la mano de Xia Qian’an con fuerza.

—… ¿Tu familia está de acuerdo?

—Su hermano debería haber estado de acuerdo.

—Bueno, pueden venir a verme si tienen alguna pregunta más tarde —dijo el Dr. Lin.

Después de que se fueron, el Dr. Lin ordenó los registros médicos de Xia Qian’an.

Este camino no fue fácil de seguir. No se puede decir abiertamente a otros. Incluso podría ser rechazado por el mundo. La gente común era terca. Además, en una situación especial como Xia Qian’an, si no se maneja adecuadamente, puede tener un impacto negativo en su condición.

Èl frunció el ceño levemente, esperando que las cosas no se desarrollaran hasta ese punto.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *