Prevenir un Harem – Capítulo 36: El príncipe frío y su esposa tsundere

Traducido por Akirie

Editado por Sakuya


Pasaron dos días. En esos dos días, el sistema le dio tres noticias en total.

La primera, fue cuando la casa de Zhen Guo declaró que An Chengjie no murió, sin embargo, había desaparecido. El sistema declaró que la probabilidad de amor entre An Chengsheng y el protagonista había caído a 5%. La segunda vez fue cuando las noticias de que An Chengjie era el jefe detrás de escenas del Pabellón del Tesoro se extendieron, la probabilidad de amor entre An Chengsheng y el protagonista se volvió 0%, sacando la bandera del alma. La tercera ocasión fue cuando se difundió la noticia de que An Chengjie se escapó hacia el noroeste, causando que la probabilidad de amor entre el protagonista y Lei Baofei cayera a 10%.

Ye Zhizhou golpeó la pantalla de luz y ojeó los datos con aburrimiento[1]. Estaba pensando por qué Yan Mingyong no había venido, mientras se preocupaba por la falta de movimientos por parte del séptimo príncipe. La carta que le escribió al séptimo príncipe contenía los nombres de sus ayudantes secretos; además, había mencionado que tenía algo bueno que presentarle y había incluido un vago esquema del artefacto, así como pistas que lo señalaban. No tenía sentido que todavía no hubiera respuesta. ¿Podría ser que el séptimo príncipe no entendiera el diagrama? Pero, ¿acaso el protagonista no había capturado el interés del séptimo príncipe usando un plano como este en la trama original?

Básicamente no había forma posible de que An Chengjie conociera al séptimo príncipe ahora, así que la probabilidad de amor debería disminuir con normalidad; pero la realidad es que la maldita probabilidad de amor no se movió ni un poco y se mantuvo firmemente al 100%. ¡Esto fue completamente irracional! ¿Aún existía la posibilidad de que el séptimo príncipe se encontrara con An Chengjie? Si hay una, sería en la Cacería de Otoño a más de un mes de distancia…

Observó el clima del exterior mientras sus pensamientos corrían. ¿No es un poco engañoso[2] el nombre de ‘Cacería de Otoño’ del Gran Yan? Ni siquiera habían pasado unos pocos días desde que entraron en verano. Un mes después de esto, es cuando el clima comienza a calentarse, ¿cierto? ¿Cómo es una cacería de otoño? ¿No debería ser la ‘Cacería de verano’…?

Pasó el día con la mente enloquecida. Suspiró mientras se apoyaba en las barandillas de un pasillo sinuoso, con los ojos fijos en la puerta de la casa de campo. ¿Qué estaba haciendo ese mocoso? ¿Cuándo planea dejarme regresar? Se sentía inquieto ahora que el protagonista desapareció.

Debido a que su mente estaba plagada de pensamientos, su sueño nocturno no era muy profundo. En su estado medio despierto, sintió presión sobre su cuerpo. Se retorció por reflejo y se despertó cuando no pudo liberarse. Esta sensación de algo envolviendo su cuerpo era familiar y también agravante.

Confió en sus instintos para voltear el cuerpo sobre la cama y ponerse encima de él, cuando pudo ver esa pequeña cara hermosa, se burló, — ¿Oh…? ¿Su Alteza Real el octavo príncipe finalmente pensó en este súbdito? ¿No está toda la realeza terriblemente ocupada?

Yan Mingyong elevó la mano para acariciar su rostro, la expresión oculta en las sombras era poco visible para Ye Zhizhou. Su voz se quebró un poco, a diferencia de la voz suave y agradable del pasado.

— ¿Estás enojado? No te enojes. Te conseguí un regalo.

Ye Zhizhou rápidamente encontró algo mal con su amante y abrió ligeramente la cortina de la cama. Observó su rostro a la luz de la luna y palmeó su cuerpo de arriba a abajo, frunciendo el ceño al final. — ¿Qué te sucedió? Algo está mal.

Aunque el cuerpo de Yan Mingyong no parecía tener problemas, estaba demasiado tranquilo y sereno, a diferencia de su comportamiento malcriado de antes. Incluso se parecía a sí mismo de los mundos anteriores.

—Solo estoy… un poco cansado. —Yan Mingyong se puso rígido bajo su toque.

Con las orejas enrojecidas, Yan Mingyong bajó la cortina. Se envolvió alrededor de Ye Zhizhuo nuevamente y luego cambió el tema. —Le’er, me acabé toda la medicina. Recientemente mi pecho volvió a dolerme.

Y la atención de Ye Zhizhou realmente se desvió: frotó furiosamente a Yan Mingyong de arriba a abajo y luego le pellizcó el rostro. — ¡Mocoso! ¿No le di a De’an tu medicina? ¿No te la dió?

Yan Mingyong no habló más. Bajó la cabeza y se frotó contra su cuello como un cachorro pegado a una persona.

Era como si la persona misma hubiera cambiado. ¡No solo no se comportaba malcriado, sino que también era lindo y adorable[3]! Ye Zhizhou estaba atrapado entre si sentirse o no enojado; mientras lo sostenía, le dio unas palmaditas en la espalda a Yan Mingyong y también le pellizcó la cara. Quería decir algo más, pero descubrió que la persona en sus brazos se había quedado dormida.

Que irritante[4]… se sintió molesto y preocupado por un momento, pero después abrazó a la persona a su lado con más fuerza. Ahora que una carga había sido removida de su pecho, pinchó al sistema en su mente. —Tongtian, escanéalo otra vez. ¿Realmente no hay un problema con su alma?

Medio minuto después la pantalla pareció: [Los datos del alma no presentan ninguna anomalía.]

Ye Zhizhou dejó salir un largo suspiro. Dudó por un momento antes de bajar la cabeza hacia la persona cercana y dividir una delgada fracción de su fuerza espiritual en el cerebro de Yan Mingyong. Exploró dentro, pero no se aventuró profundamente, solo verificando ligeramente la capa exterior. No había rastro de fuerza espiritual, como él esperaba. Sintió que su corazón se contraía mientras se retiraba. Realmente lo puso triste mirar ese pequeño rostro pálido.

¿Qué debería hacer? La misión de este mundo pronto sería completada. Si su amante quería seguirlo al siguiente mundo…

Al día siguiente se despertó apático, y miró confundido la elaborada comida en la mesa.

Yan Mingyong frunció el ceño, estiró sus brazos para sostener su mano y apoyarse en él, — ¿No tienes apetito? o ¿no te gusta comer esto?

Notando que la mirada del otro chico estaba llena de preocupación, contuvo su suspiro, retiró sus manos, y dubitativamente preguntó, —Mingyong, hipotéticamente… si hubiera una siguiente vida para nosotros, tú…

—Eres mío.

Sin esperar a que terminara de hablar, Yan Mingyong lo interrumpió. Su agarre se apretó, la máscara de buen comportamiento y tranquilidad en su rostro se rompió rápidamente, su tono era frenético y obstinado, —No pienses que puedes escapar en la siguiente vida. ¡Solo puedes ser mío!

…Así que esa maldad todavía sigue ahí. ¡El buen comportamiento de ayer solo era una ilusión!

Ye Zhizhou lo fulminó con la mirada, sin saber qué hacer. Mientras se inquietaba sobre cómo manejar la ‘maldad’ de su amante, su visión inconscientemente barrió el estante de instrumentos en la esquina de la habitación. Sus ojos se iluminaron y dijo con entusiasmo, —Mingyong, ¿por qué no te toco una canción?

Yan Mingyong, que interpretaba una obra de “perseguir, atar, confinar”[5], rápidamente apartó su expresión feroz. Recordando el contenido de varios cuentos populares, asumió apresuradamente una apariencia obediente. Él asintió con la cara llena de anticipación. —Está bien, pero primero debes comer.

Ye Zhizhou consumió su comida y luego empujó a Yan Mingyong al pequeño jardín, dejándolo dentro de un pabellón.  Luego se movió ligeramente hacia un lado para cubrir con sus mangas la recuperación de la armónica (comprada en su anterior vida para aliviar el aburrimiento) de su espacio. —Le dije a De’an que moviera un pequeño sofá aquí. Debes leer por ahora, si tienes sueño más tarde, puedes descansar directamente.

Aunque Yan Mingyong tenía mucha curiosidad acerca de lo que estaba en manos de Ye Zhizhou, presionó su pregunta cuando vio el entusiasmo de Ye Zhizhou y recogió un libro como se le dijo que hiciera. En cualquier caso, Le’er es libre de hacer cualquier cosa siempre que se quede a su lado.

En el transcurso de dos vidas, la habilidad de armónica[6] de Ye Zhizhou pasó de terrible[7]a apenas pasable. Cuando sonó la primera nota, la mano de Yan Mingyong se detuvo mientras pasaba una página. Observó a Ye Zhizhou con una expresión rígida, antes de bajar rápidamente la cabeza y continuar pasando páginas. Sabía que las seis artes caballerescas de Le’er no estaban a la altura, pero apenas ahora lo comprendía … No es nada. Más tarde le enseñaría lentamente.

[N/T: Las seis artes caballerescas son etiqueta, música, tiro con arco, auriga (manejar un vehículo tirado por dos caballos), caligrafía y matemáticas.]

La música comenzó inestable, pero se volvió delicada tan pronto como continuó. Ye Zhizhou estaba sentado contra el barandal del pabellón, liberando cuidadosamente su fuerza espiritual para combinarla con la melodía y dirigirla de manera gentil hacia Yan Mingyong.

Yan Mingyong sentía que mientras más escucha, más le atraía esa extraña canción. Sus nervios se relajaron inconscientemente, y la mano que pasaba las páginas retrocedió lentamente. Un cuarto de hora después[8], se durmió en su silla de ruedas. De’an, quien estaba protegiéndolos fuera del pabellón, caminó silenciosamente y llamó a los Guardias Zijin para que llevaran el pequeño al diván, arregló la almohada y la sábana antes de regresar fuera del pabellón, y continuar vigilando los alrededores.

El sonido de la música se detuvo un instante y luego cesó. Ye Zhizhou guardó la armónica y siguió a Yan Mingyong para acostarlo en el diván. Acarició su cabello, lo cubrió con la sábana y volvió al barandal para continuar tocando. Con el objetivo de prevenir que su amante agotara su alma siguiéndolo al próximo mundo, desde hoy haría su mejor esfuerzo para ayudar a reunir y nutrir la fuerza espiritual de su amante.

El dulce y amable ambiente entre los dos hizo pensar a Ye Zhizhou: dado que Yan Mingyong se siente bien, deberían poder regresar a la capital pronto. Sin embargo, ¡la realidad lo golpeó en la cara!

— ¿Quieres quedarte aquí? ¿Hasta que sea la Caza de Otoño?

—En. —Yan Mingyong lentamente pasó de página sin levantar la cabeza. —Pedí el consentimiento del Padre Imperial con anterioridad.

— ¿Qué pasa con mi padre y mi madre?

—El duque Zhou sabe dónde estamos y puede venir a visitarnos cuando te extrañe.

—Pero quiero regresar.

Yan Mingyong dejó de pasar páginas. Levantó la cabeza para medir ligeramente a Ye Zhizhou y luego bajó los ojos mientras amasaba su mano. Respondió suavemente. —Espera hasta la Caza de Otoño.

—Pero–

—Sé que estás preocupado acerca de qué está haciendo An Chengjie ahora —Yan Mingyong dejó su libro de lado y giró su silla de ruedas para verlo a la cara. —Sé que te acusó de acosarlo poco después de entrar a la mansión[9] de Zhen Guo y arruinó tu reputación para extender la suya. También estoy enterado de que sembró discordia entre tú y tu familia, hasta el punto de poner a prueba a la anciana señora An, y calumnió a tu madre… No tienes que preocuparte, no lo tendrá fácil. Pero, no necesitas ensuciar tus manos con esos asuntos. Yo lo haré por ti, ¿de acuerdo?

Ye Zhizhou se sorprendió al escuchar esas palabras de Yan Mingyong, — ¿Estuviste observándonos todo este tiempo?

—No, solo te estaba cuidando. —Levantó su mano para acariciar la mejilla de Ye Zhizhou, su mirada se profundizó. —En cuanto a él, no merece tu miedo.

Incluso si él desarrollaba unos cuantos terribles objetos, no hay nada por lo que estar asustado.

Ye Zhizhou dejó de luchar después de comprobar que no podía irse. Lanzó la misión al fondo de su mente y se concentró en nutrir la fuerza espiritual de su amante. Un mes después, el veneno restante en el cuerpo de Yan Mingyong fue limpiado por completo y su débil cuerpo mejoró enormemente, por fin viéndose como un adolescente normal.

—Hoy volveremos a la capital.

Acababan de almorzar y Ye Zhizhou estaba reflexionando sobre tocar una melodía en la tarde, así que estaba un poco distraído. Preguntó confundido, — ¿Volver?

—Mm. —Yan Mingyong gradualmente dejó de necesitar la silla de ruedas para moverse. Después de esa respuesta, caminó hacia Ye Zhizhou para tomar su mano y llevarlo fuera.

—Anoche, Chuan Yue[10] repentinamente estalló en llamas. El fuego se extendió muy rápido, así que no pudieron controlarlo antes de que incendiara media calle. Tres personas murieron quemadas y once tienen heridas. Necesitamos regresar para comprender la situación con claridad.

Esto alarmó a Ye Zhizhou, instintivamente lo negó, — ¡Cómo pudo suceder! —Antes de abrir el restaurante tomó las mejores medidas para protegerse contra el fuego. Después de todo, la mayoría de los edificios antiguos estaban hechos de madera, por lo que deben prestar atención a esto. Además, ¡había advertido cuidadosamente a todos los sirvientes, vendedores y personal de cocina que mantuvieran los grandes botes de agua del patio trasero llenos en todo momento, para que pudieran apagar el fuego inmediatamente!

En ese momento, ambos habían llegado a la puerta. Yan Mingyong lo ayudó a subir al carruaje y dijo un nombre inexpresivamente: —An Chengjie.

La boca de Ye Zhizhou se abrió ligeramente, luego guardó silencio y frunció el ceño profundamente.

Durante todo el camino al restaurante, Ye Zhizhou estuvo completamente callado. Yan Mingyong, sentado junto a él, sostuvo sus manos y lo consoló silenciosamente. Cuando el carruaje llegó a la calle sur, Ye Zhizhou finalmente habló. Agarró la mano de Yan Mingyong que sostenía las suyas. —No hay prisa por ir al restaurante. ¿Dónde están los heridos? Quiero ir a verlos primero.

Yan Mingyong asintió, ayudó a Ye Zhihzou a bajar del carruaje y le dio instrucciones al cochero, luego llevó a Ye Zhizhou hacia una farmacia no muy lejos de Chuan Yue. Ye Zhizhou observó las estructuras de madera de las casas quemadas desde el otro lado de la calle y sus manos se tensaron lentamente. El protagonista había transmigrado, no hay manera de que no supiera lo peligroso que era el fuego en la antigüedad.

Giró la cabeza debido al repentino y fuerte resoplido del caballo. El caballo que tiraba del carruaje en el que habían estado, se sobresaltó, ¡comenzó a correr hacia el quemado Chuan Yue!

— ¡Esto es malo! ¡El cochero aún lo está montando! —La estructura de madera del edificio estaban a punto de colapsar después del fuego, ¡si recibe un impacto tan fuerte, el cochero estará en peligro!

En el momento crucial, Yan Mingyong sacó un pequeño silbato de su manga y lo sopló. Un segundo después, una figura salió corriendo de las sombras hacia la parte delantera del carruaje, arrastró al cochero por el cuello, lo arrojó del carruaje y luego se fue rápidamente para mezclarse por completo con las sombras una vez más.

Ye Zhizhou dejó escapar un suspiro de alivio. Pensó en confirmar el estado del cochero, pero segundos después, una explosión capaz de hacer temblar la tierra sonó. Levantó su cabeza conmocionado. Podía notar la sensación del suelo temblando bajos sus pies, lo que llenó su corazón con incredulidad. ¿Esto es… una explosión? ¿El protagonista ya ha hecho explosivos?

— ¡Ten cuidado! —Pensando que era un terremoto, Yan Mingyong saltó para cubrirlo con su cuerpo.

Ye Zhizhou yacía en el suelo con la cabeza levantada. Él vio el humo y polvo dejados por la explosión, el caos de la masa de personas corriendo fuera de la calle; oyó las voces asustadas de los pacientes y doctores en la farmacia, y se sintió realmente enojado por primera vez. Golpeó la tierra ferozmente.

Causando incendios, plantando bombas, ¡¿An Chengjie se ha vuelto loco?!


Notas:

[1] Muerto de aburrimiento

[2] No se ajusta a su nombre

[3] Bien portado

[4] Resentido, quejumbroso

[5] Pequeña habitación negra (yandere)

[6] Qin de boca

[7] Demasiado horrible para ver/oír

[8] Dos horas, así que en tiempo actual son 30 minutos.

[9] Gongfu (la casa del duque)

[10] Chuan Yue, 川越, Más allá del río, es el nombre del restaurante de An Chengle (Ye zhihzou). Suena similar a trasmigrar 穿越.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *