Rehabilitando al villano – Capítulo 59

Traducido por Maru

Editado por Sakuya


A pesar de los esfuerzos de Ling Xia por hacerle favores a Su Mu Zhe sin pestañear, la otra persona no se andaba por las ramas. Su Mu Zhe había visto a través de él; era mucho más astuto que Song XiaoHu. Solo se rio mientras le aconsejaba:

—Sugiero que no desperdicies tu energía. Solo reza para que cuando llegue el momento, el chico guapo de la secta demoniaca traiga un rescate por ti.

La cara de Ling Xia se puso rígida. Estaba ansioso por patear con fuerza las bolas de esta estúpida persona. Todos los días, esperaba que Song XiaoHu apareciera. Para usar su aura dorada como protagonista e invitar a este estúpido amante del dinero a su harén como hermano pequeño.

Ha olvidado la fecha, pero ya han pasado entre siete y ocho días desde que Su Mu Zhe lo había secuestrado. En otras palabras, solo faltaban unos días para que Yu ZhiJue se casase. Cada vez que lo pensaba, Ling Xia se ponía tan nervioso que deseaba matar a alguien.

Había un dicho que decía que cuando alguien pasaba por una ruptura, una niña derramará lágrimas y un hombre derramará sangre. ¿No estaba en este momento buscando pelea para golpearse con alguien?

Hasta que un día, el carro viajó a un pequeño pueblo. Ling Xia, que tenía el disfraz de una mujer enferma acostada dentro, estaba perdido en sus pensamientos. Entonces, de repente, escuchó una voz familiar.

— ¡Oye! ¡Ese carro ahí, entrega todas sus pertenencias!

Ling Xia casi quería llorar lágrimas amargas.

Hermanita Kelan, ¡ya era hora de que finalmente aparecieras!

Con cautela asomó la cabeza por la estrecha abertura del carro, solo para ver a Kelan Minerbai, que se volvió aún más hermosa, guiando a sus cinco jóvenes rufianes mientras montaba un leopardo y avanzaba cuatro pasos por delante de ellos. El carro fue bloqueado por delante y por detrás, asustando a la bestia mágica de bajo nivel que tiraba de éste, que cayó al suelo tiritando de miedo.

Se le solicitó a Kelan Minerbai que se reuniera con el recién nombrado Gran Maestro de la Secta Qian Kun y le enviara un regalo de felicitación. Sabía que era el chico joven y guapo al que atrapó en ese entonces el que ahora ostentaba ese título. Ella misma había querido casarse con él, por lo que, naturalmente, estaba de mal humor. Estaba saqueando un camino tras otro mientras viajaba, ya que el regalo de compromiso que enviaría, sin duda, no saldría de su propio bolsillo.

Los ojos de Su Mu Zhe se iluminaron. Inmediatamente lo encontró interesante.

¡Como era de esperar, las bellezas de la Secta de Artes Oscuras son diferentes de la Secta Justa!

La piel de Kelan Minerbai era ligeramente oscura, pero era extremadamente seductora. Sus labios eran gruesos, sus ojos grandes y encantadores, y estaba emitiendo una naturaleza salvaje por todas partes. Durante un tiempo, no pudo recordar el origen de la otra persona, por lo que solo pudo reírse y bromeando:

— ¡Hola! ¿Puedo preguntar el nombre de esta señorita? Mi humilde yo es Su Mu Zhe. Si quieres llevarte mi bolsa, naturalmente te la ofreceré con ambas manos. Pero con una condición: ¿sería esta joven dama mi esposa?

¡Maldito infierno! La esquina de la boca de Ling Xia se crispó. A ambos les encantaba robar y saquear. Uno de ellos estaba buscando una esposa, mientras que la otra estaba buscando un esposo. ¡Esta pareja era un designio del cielo!

Determinó que Su Mu Zhe estaba obligado a perder en una pelea. Kelan Minerbai era uno de los guardianes del inframundo de la Secta de las Artes Oscuras, un maestro de la isla de las serpientes espirituales y un genio cultivador. No solo comenzó a ser una jefa de bandidos a una edad temprana, sino que también tenía innumerables bestias venenosas en su poder. Incluso si la fuerza de Su Mu Zhe estaba fuera de lo común, tendía a subestimar demasiado a sus oponentes. Ni siquiera conocía los orígenes de Kelan Minerbai.

Entonces los subordinados de Kelan Minerbai explotaron de ira. Todos balancearon sus armas y gritaron maldiciones:

—Apestoso mocoso de pelo azul, ¿qué hablas queriendo casarte con nuestra jefa?

— ¡Jefa, vamos a matarlo a golpes!

Kelan Minerbai entrecerró los ojos y agitó la mano como señal para que todos dejaran de gritar maldiciones. Balanceó el bastón en sus manos un par de veces con su rostro mostrando una radiante sonrisa.

—Puedo ser tu esposa, pero solo si puedes sobrevivir a los ataques de mi bastón.

Levantó la barbilla mientras hablaba, con su expresión llena de orgullo y confianza, haciéndola parecer aún más una rosa cubierta de espinas.

Los ojos de Su Mu Zhe brillaron como estrellas brillantes.

—Por supuesto. Entonces, ¿las damas primero? —dijo con impaciencia.

La sonrisa en Kelan Minerbai se desvaneció; sus pies se movieron en un instante y también barrió el bastón.

Su Mu Zhe no esperaba que ella se moviera tan rápido, e inmediatamente levantó la guardia. Su cuerpo parpadeó mientras esquivaba. Era conocido como el “Viento de las Sombras”. Su velocidad de movimiento es de primera clase.

El corte del bastón golpeó un área, rompiendo abruptamente el carrito pequeño. Afortunadamente para Ling Xia, su cuerpo estaba envuelto con el edredón y no se le cayó justo ahora. Estaba luchando por salir, cuando Kelan Minerbai le lanzó una mirada solo para ver a una joven casada y atractiva, y pensó que era la esposa de Su Mu Zhe. Como resultado, ella le sonrió y le pellizcó la cara.

—Eh… Piel delicada y carne suave. Si derroto a tu esposo, te llevaré de regreso conmigo.

Ling Xia no sabía si reír o llorar. Debido a estar con un vergonzoso disfraz, no podía revelar convenientemente su propia identidad. Solo podía esperar a un lado hasta que terminase la pelea entre esos dos.

Su Mu Zhe permaneció distante mientras miraba con celos.

— ¡Oye! ¡Oye! Jovencita, ¡esa es mi esposa! Tu objetivo está aquí —dijo mientras fruncía el ceño.

Kelan Minerbai sacudió su bastón, transformándolo en dos más pequeños. Volaron en el aire por un momento, y después, los dos empezaron a pelearse. Su Mu Zhe no esperaba que la otra persona fuera alguien difícil de vencer, y gradualmente empezó a usar toda su fuerza. En el momento siguiente, se estrelló contra la grava, bloqueando todo el camino.

Los subordinados de Kelan Minerbai tomaron diligentemente a Ling Xia como cautivo, lo cargaron sobre el hombro y se lo llevaron. Ling Xia se sentía avergonzado e impotente por no poder hacer nada.

Su Mu Zhe estuvo decidido a maquillarlo una y otra vez como una broma, pero Ling Xia no sabía qué tipo de maquillaje enfermo le ponía, solo que hacía que todos creyeran que era una mujer.

Debido a la tendencia tierna y protectora de Su Mu Zhe hacia el género opuesto, no fue lo suficientemente cuidadoso y por ello, fue golpeado por el bastón de Kelan Minerbai en la cara, llegando a gotear sangre por su nariz. Luego, fue pateado de nuevo en su estómago y salió volando.

— ¡Eres demasiado bruta! ¿Cómo podrías tener el valor para destruir mi hermoso rostro? —dijo mientras se cubría la nariz e intentaba estabilizar su cuerpo.

Aunque sus palabras aún tenían un tono alegre, su deseo de lucha finalmente se incitó y desenvainó su espada. Kelan Minerbai levantó la barbilla y entrecerró los ojos.

—Es más que eso. ¡Si me subestimas, te mataré! —dijo ella.

Ling Xia, que estaba mirando, casi quiso aplaudir.

¡Hermanita es demasiado genial!

Después de media hora, la pelea terminó y Su Mu Zhe quedó confundido cuando fue atado por los subordinados de Kelan Minerbai cuando cayó al suelo, convirtiéndolo en una bola envuelta en hojas, y luego lo arrojó dentro del carro. Los ojos de Su Mu Zhe se volvieron como los ojos de un panda con esas ojeras debajo. Sin embargo, se reía sin cesar como un tonto.

Ling Xia le lanzó una mirada desdeñosa. Incluso si no era rival para Su Mu Zhe, una vez que lograra escapar, habría más personas que podrían hacerse cargo de él. Y lo que era más, todavía tenía que hacer un contrato con una bestia de tipo tierra rara, la que podía ayudarlo a evitar ser enterrado.

Su Mu Zhe se rio y se sentó.

—Mmmm… Hermano, ¿conoces los intereses de esta joven? Solo estoy acostumbrado a ver a esas chicas ricas de la Secta Justa, pero ella es aún más especial.

Con su capacidad, naturalmente continuó retorciéndose en la cuerda que lo ataba.

Ling Xia no tenía ganas de escucharlo. ¿Este amante del dinero se volvió estúpido después de un encuentro romántico? ¿No se dio cuenta de que Kelan Minerbai los estaba recuperando? Y eso no era todo, ella arrebató la bolsa de Su Mu Zhe como un botín de guerra.

Originalmente, planeaba ir al territorio de la Secta Justa para encontrar a Song XiaHu, solo para volver de nuevo. Por un momento, no supo si debería estar feliz o preocupado. ¿Podría ser que los cielos quisieran que él contemplara personalmente el matrimonio de Yu ZhiJue, y luego rendirse? Al escuchar el sonido del carro al moverse, sintió que su corazón se desordenaba de forma caótica, y por un momento, un sentimiento desalentador surgió de la nada.

El carro pronto se detuvo, y Kelan Minerbai entró de repente. Soltó una araña de sangre, dejó que se arrastrara hacia la dirección del cuello de Su Mu Zhe, y la posicionó lista para morder.

— ¿De dónde vinisteis? —preguntó amenazadoramente. —Decidme honestamente o dejaré que mi araña muerda hasta la muerte.

Ella sacudió la bolsa que tenía en la mano y los artículos dentro emitieron un sonido metálico. Esas eran las cosas que Su Mu Zhe robó del Palacio Qin de Yu ZhiJue.

—Recogí todos esos… ¿lo creerías? —dijo Su Mu Zhe inexpresivo.

Kelan Minerbai instó a la araña a avanzar.

— ¿Crees que no lo sabré? Todo esto tenía una insignia en la parte superior. Es propiedad exclusiva de los señores demonios de la Secta Qian Kun. Entonces, al final, ¿quiénes sois?

Lanzó la bolsa mientras explicaba, presionando el extremo de su bastón en el cuello de Ling Xia.

—Si esta jovencita me dice su nombre, entonces te diré el mío… —respondió Su Mu Zhe con una radiante sonrisa.

Ling Xia realmente admiraba sarcásticamente el entusiasmo de este tipo impulsado por su deseo sexual. Él sonrió impotente y dijo:

—Hermanita Kelan, soy yo.

Kelan Minerbai se sorprendió por un momento, luego lo miró a la cara durante mucho tiempo. Ling Xia apresuradamente tiró del alfiler de su cabello y lo soltó, luego se limpió el polvo cosmético en la cara con la mano.

—Soy yo, Ling Xia. ¿La hermanita todavía se acuerda de mí? —dijo sonriendo con torpeza.

Kelan Minerbai lo reconoció por fin, y se sorprendió gratamente por un momento. Dejó que la araña retrocediera del cuello de Su Mu Zhe, le dio unas palmaditas en el hombro a Ling Xia y soltó una carcajada.

— ¿Por qué de repente te convertiste en un fantasma? ¿He oído de otros que llevas muerto varios años? Esta joven originalmente quería ofrecer un licor en tu altar.

Ling Xia forzó levemente una risa amarga.

—Es una historia larga y complicada. Sufrí heridas graves, pero no morí y me desperté recientemente.

Su Mu Zhe miró a la araña de sangre con horror y no se atrevió a moverse.

—Jovencita, por favor guarda tu araña. ¡De hecho, soy amigo del hermano Ling Xia! —dijo en voz baja.

Ling Xia elogió a ese tipo desvergonzado de dos caras y dijo sin dudarlo:

—Hermanita Kelan, estaba…

Antes de que pudiera terminar de hablar, el carro se balanceó bruscamente. La bestia mágica que tiraba del carro lanzó un rugido inquieto y dejó de moverse. Los lacayos de Kelan Minerbai continuaron balanceando sus látigos, pero esa bestia mágica aún no avanzó, solo el leopardo.

Hasta que comenzaron a cavar el suelo con sus garras.

Kelan Minerbai adoptó una posición defensiva muy imponente, y Su Mu Zhe en el siguiente momento también se quitó la cuerda. Rápidamente cubrió la araña con un paño y la arrojó. Después, sacó su espada, pateó la puerta del carro y se fue volando. Ling Xia no podía sentir el aura opresiva actual, pero podía deducir de la expresión muy seria en sus rostros, que algo malo pasaba.

Tan pronto como salió del carro, su expresión se apagó de inmediato, y su corazón se encogió de dolor, haciéndole incapaz de respirar.

Yu ZhiJue estaba parado encima de una serpiente voladora de dos cabezas gigantesca y muy larga. Estaba menospreciando con arrogancia a todos mientras estaba en el aire. Su cabello negro entintado y su gran ropa roja revoloteaban en todas direcciones. Parecía espeluznante, pero este tipo de belleza superaba a las personas, haciéndolas sentir incapaces de mirarlo directamente.

Ese color rojo picaba los ojos de Ling Xia. Inhaló profundamente y trató de mantener la calma, pero, de hecho, sus labios ya estaban temblando. Solo podía echar un rápido vistazo y luego bajar la vista, temeroso de encontrarse con un par de ojos familiares. No podía evitar que su mente se saliera de control por querer hacer preguntas y perder su dignidad al final. [1]

No esperaba encontrarse con Yu ZhiJue tan pronto…

Definitivamente, quedaban unos días más para que se casara. ¿Por qué tenía prisa por usar esa ropa?

Ling Xia se aferró firmemente al carro. De repente sintió una oleada de mareos y náuseas. Sintió que el sabor a pescado le subía a la garganta una vez más. Apresuradamente hizo todo lo posible para tragar el sabor ácido, ya que la vista ante él se envolvió sin control con una capa de niebla borrosa.

Él ya estaba en un estado tan lamentable… como hombre.

Los ojos de Yu ZhiJue estaban envueltos en una tenue neblina de color púrpura. Tocó brevemente la marca de nacimiento en forma de lágrima en la esquina externa de sus ojos con su dedo. Estaba sonriendo, pero sus ojos no lo hacían mientras miraba a Kelan Minerbai y Su Mu Zhe.

— ¿Vosotros, os llevasteis a mi hombre? —preguntó entrecerrando los ojos.


[1]: Recordad que las ropas rojas simbolizan la ropa de celebración de matrimonio.

Maru
Como no hagas las cosas bien, Yu ZhiJue se va a cargar a estos dos... Ling Xia, no lo estropees más de lo necesario.

| Índice |

7 thoughts on “Rehabilitando al villano – Capítulo 59

  1. Anaid roca says:

    Que rayos….!!!!
    No me resisto, me embarga la desesperación…. Espero que publiquen rápido los caps… En serio me encanta esta novela….
    Otra que sea yaoi y este terminada que me recomienden???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *