Rehabilitando al villano – Capítulo 60

Traducido por Maru

Editado por Sakuya


La aguda intuición de Su Mu Zhe le hizo darse cuenta de que no estaba cerca en absoluto del nivel de su oponente, e inconscientemente quería huir. Pero al ver que Kelan Minerbai no tenía miedo, apretó los dientes y decidió quedarse.

El bastón doble de Kelan Minerbai se fusionó en un solo bastón del tamaño de una barra de pan, y lo puso sobre su hombro.

—Creo que sé quién eres. Debes ser el Gran Maestro. ¿No fuiste a prepararte para tu boda? ¿Qué te hizo correr por aquí? Tu subordinada, está en camino de darle un regalo de bodas —dijo con una sonrisa.

Yu ZhiJue desvió la mirada, localizó con precisión a Ling Xia y entrecerró los ojos rápidamente. Su corazón estalló con una ira desbordante.

La faja de la ropa femenina que Ling Xia estuvo usando durante días, estaba floja, su cabello estaba despeinado, su cabeza estaba caída y su cuerpo parecía temblar.

La comisura de su boca se alzó en una sonrisa. Dijo:

—Que yo esté aquí, por supuesto, es para llevar a mi hombre de regreso. Y también… matarlos a todos.

La serpiente voladora de dos cabezas sintió el estado de ánimo de su amo, levantó la cabeza y dejó escapar un silbido penetrante, sorprendiendo a todos en el suelo, que se cubrieron los oídos. La temperatura de los alrededores parecía haber bajado unos diez grados en un instante. Una ola de energía opresora pasó a través de todos.

Kelan Minerbai tembló, inmediatamente lanzando una barrera protectora.

— ¡Volved! —gritó.

Sus subordinados tenían un entendimiento tácito con ella, y sabían que era peligroso si se quedaban atrás y se convertían en un obstáculo. De inmediato, se retiraron rápida y ordenadamente.

Ling Xia se despertó debido a la vibración del silbido de la serpiente voladora de dos cabezas. A pesar de que Yu ZhiJue no tenía emociones hacia Su Mu Zhe, estaba apuntando hacia Kelan Minerbai claramente. Tomó aire y sus ojos recuperaron la compostura.

—Yu ZhiJue, Kelan no tuvo nada que ver con eso, has entendido mal. —dijo alzando la mirada.

A pesar de que Yu ZhiJue fue invadido por la ira, su atención se dividió hasta cierto punto en Ling Xia. Cuando escuchó que Ling Xia no lo llamaba “Ah’Jue” como solía hacerlo, sino que se dirigió íntimamente a Kelan Minerbai, la neblina púrpura en sus ojos se hizo más espesa. A diferencia de los rumores, sonrió suavemente hacia Kelan Minerbai. [1]

—No dejaré que ninguno de escape.

Levantó la mano y se formaron cientos de flechas de hielo. Apuntó a los subordinados de Kelan Minerbai en el suelo y las lanzó. En un momento, fue como si innumerables rayos de luces brillantes cayeran del cielo, creando un sonido agudo en el aire. Mientras tanto, la serpiente de dos cabezas de repente extendió su cola, envolviéndola alrededor de Ling Xia, arrastrándolo hacia atrás.

— ¡Zhu Er! —gritó Kelan Minerbai en voz alta.

El cuerpo de la araña de sangre se hinchó hasta cien millones de veces más, midiendo hasta el tamaño de un camión. A pesar de que usó su caparazón duro para bloquear la mayoría de las flechas de hielo, rodó sobre su estómago después de que el ataque siguiera llegando, dejando de moverse. Kelan Minerbai saltó al aire y balanceó su bastón a la velocidad del rayo para derribar las flechas restantes. Ella había viajado junto con sus subordinados durante muchos años, por lo que su afecto por ellos es como si fueran sus hermanos menores.

La cantidad de esas flechas de hielo eran demasiadas. Sin otra opción, Su Mu Zhe ayudó a Kelan Minerbai a bloquear una porción, balanceándose con un golpe penetrante.

Ling Xia estaba mirando con miedo. Luchó un par de veces por liberarse, pero la cola de la serpiente se enroscó a su alrededor. Siguió luchando mientras miraba la espalda de Yu ZhiJue.

— ¡Ah Jue, no los elimines!

—Deberías descansar adecuadamente —cuando Yu ZhiJue lo escuchó gritar, su mente se aclaró un poco, pero el tono de su voz aún carecía de serenidad. —Resolveré estos asuntos triviales pronto.

Kelan Minerbai aterrizó con gracia en el suelo, luego levantó la cabeza y se enojó.

—Gran Maestro, yo, de la Isla de la Serpiente Espiritual, nunca antes había traicionado a la Secta Qian Kun de ninguna manera. Esta subordinada quiere hacer una pregunta, ¿cuál es la razón por la cual la secta principal quiere deshacerse de mí?

Las pupilas en los ojos de Yu ZhiJue se volvió completamente de color púrpura cuando reveló una sonrisa sedienta de sangre.

—Solo quiero matarte. ¿Todavía necesito una razón?

Mientras hablaba, levantó una manga y descendió desde la parte superior de la serpiente voladora. Las llamas negras se encendieron lentamente bajo sus pies, dejando un sendero ardiente por donde caminaba. Esa aura helada, que podría matar a alguien, envolvió completamente la atmósfera. Miró a Su Mu Zhe con una sonrisa amable y dijo:

—Mmmm… Este de cabello azul, serás el primero.

La espada que sostenía Su Mu Zhe tembló ligeramente. Tan pronto como la llama se lanzó hacia él, su silueta en el suelo desapareció, luego apareció a un lado a la velocidad del rayo.

Yu ZhiJue volvió la cabeza con indiferencia hacia la ubicación exacta de Su Mu Zhe y lo miró fijamente.

—Mmmm… Una habilidad espiritual tipo Tierra muy rara. No es de extrañar que seas tan descarado. Para poder infiltrarte en mi Palacio Qin y sacar a Ling Xia. Como era de esperar, tienes algún tipo de habilidad —asintió con admiración.

Su Mu Zhe se sorprendió de que su cuerpo estuviera empapado de sudor frío, casi se vio envuelto en esas llamas negras… ¡Podía sentir en sus huesos ese aire frío y esa intención malvada asesina! Las comisuras de la boca de la otra persona formaron una sonrisa, pero la neblina púrpura en sus ojos emitía hielo como el frío. Sin duda, era como un pequeño insecto atrapado en una red, a punto de ser comido por la araña y digerido en su estómago…

Kelan Minerbai golpeó a Su Mu Zhe en la espalda y gritó:

— ¡Oye! Apellido Su. ¡Parece que tienes miedo!

Su Mu Zhe se despertó mientras el sudor frío continuaba goteando. Ese par de ojos morados lo miraron por un momento, inesperadamente haciéndolo incapaz de moverse como si sus pies estuvieran clavados firmemente.

Kelan Minerbai resopló mientras señalaba con su bastón delante de ella. Si Yu ZhiJue continuaba volviéndose loco, entonces este niño de cabello azul era naturalmente su aliado.

— ¡Ah’Jue!

Ling Xia sabía que la situación era crítica, por lo que luchó con todas sus fuerzas. El sabor a pescado que tragó antes se precipitó una vez más. Reprimió el vómito que estaba a punto de salir con dificultad. Apretó los dientes y gritó:

—Ah’Jue, ¿no puedes oír lo que dije?

Después de hablar, tuvo un ataque de tos violento manchado de sangre.

Los pasos de Yu ZhiJue se detuvieron, la neblina púrpura en sus ojos se apagó en un instante, volviendo a un negro sin fondo.

Kelan Minerbai sintió que una tormenta estuvo a punto de golpearlos. Cuando Yu ZhiJue se dio la vuelta, se retiró hacia la serpiente voladora de dos cabezas y abrazó a Ling Xia.

Su Mu Zhe se quedó estupefacto. ¡Ver a Yu ZhiJue así, deteniéndose por Ling Xia, que simplemente era un amante masculino, y convertirse en un amante amable tan pronto!

Kelan Minerbai sintió como si estuviera viendo una obra extraña. Era increíble. Pero aún mantenía la guardia y sostenía el bastón frente a su cuerpo.

¿No necesitaban escapar llegados a este punto? Su Mu Zhe sabía que Kelan Minerbai no necesariamente estaba implicado, pero el Gran Maestro podría no estar dispuesto a dejarlo ir tan fácilmente. Al momento siguiente, besó a Kelan Minerbai en la mejilla y dijo:

—Estoy seguro de que nos volveremos a ver, Guardián del Inframundo Verde.

Entonces apareció una Bestia Rastrera de Tierra, abrió la boca y se lo tragó; luego se enterró en la tierra y huyó.

Cuando Kelan Minerbai dijo que ella era de Isla Espiritual Verde, naturalmente comprendió su identidad. Pero Su Mu Zhe no esperaba que la mujer demonio de la Secta de Artes Oscuras contada en leyendas, fuera inesperadamente linda.

Yu ZhiJue miró fríamente a esa criatura que apareció de repente. Disparó flechas de hielo junto a él en el subsuelo y golpeó la pierna izquierda de esa bestia. Era consciente de que no la golpeó en un área vital, y solo resopló en su mente.

¡La próxima vez que nos veamos, haré picadillo con ese tipo de pelo azul!

Ling Xia temía que continuaría atacando, así que apretó fuertemente la manga de Yu ZhiJue y dijo con dificultad:

—La hermanita Kelan… no está… involucrada… en este… asunto.

Yu ZhiJue rápidamente puso una pastilla en la boca de Ling Xia, le acarició el estómago un par de veces y luego limpió la sangre de su boca.

—Lo tengo. No la mataré… No necesitas hablar por ahora. —dijo con frialdad.

Cuando Ling Xia olió ese aroma familiar, se sintió completamente exhausto tanto en la mente como en el cuerpo. Cerró los ojos y gruñó suavemente de acuerdo.

Al ver a la serpiente volando cada vez más lejos en el cielo, Kelan Minerbai hincó su bastón con enojo en el suelo, luego se limpió la cara con el dorso de la mano como si su vida dependiera de ello.

—Ese imprudente apellido Su- Mocoso, se atrevió a untar su saliva en mi cara. ¡La próxima vez te romperé los huesos si besas a esta joven de nuevo!

Ling Xia estaba escuchando el sonido de la brisa que pasaba. Simplemente cerró los ojos para evitar la vista de la ropa roja. El dolor en su estómago era difícil de tolerar.

No sabía por qué Yu ZhiJue lo engañó, quería preguntar y ser claro al respecto, pero temía terminar decepcionado…

No sabía cuánto tiempo habían estado volando, cuando la serpiente voladora de dos cabezas descendió abruptamente de las nubes… finalmente llegó al Palacio Qin.

Parecía que había algunas personas que querían detener a Yu ZhiJue para informar de algunos asuntos. Yu ZhiJue usó su túnica exterior y envolvió a Ling Xia con ella.

—Haz que los ancianos se ocupen de ello en el futuro y no dejes que nadie entre al Palacio Qin sin importar qué. Si eso sucediera, ¡matad sin dudarlo! —dijo con frialdad.

Ling Xia abrió los ojos y vio una prenda de color rojo oscuro. Un paño rojo brillante y suave cubría la silueta de Yu ZhiJue. Era distante, como si estuviera completamente lejos. Su estómago se contrajo un momento, dejándolo sin respiración.

Yu ZhiJue, quien lo llevaba en brazos, corrió hacia el Palacio Qin. Ling Xia estaba escuchando los latidos del corazón de Yu ZhiJue, no pudiendo evitar recordar la escena de esa época en la que acababa de transmigrar. Yu ZhiJue también lo llevaba así, hacia la cima de la montaña, pero sus corazones no estaban separados el uno del otro… Sus ojos escocieron por un momento mientras se mordía los labios con rigidez.

Pronto, llegaron a esa habitación familiar. La vista ante los ojos de Ling Xia era tan deslumbrante, que sus ojos se entrecerraron ligeramente en un reflejo condicionado.

Tan pronto como abrió los ojos de nuevo, Yu ZhiJue lo posó con resolución sobre la fría cama. Los labios de la otra persona cayeron sobre él, lloviendo con un torrente de besos intensos mientras invadía su boca sin dejar rastro de ternura.

Yu ZhiJue aspiró profundamente; la lengua de Ling Xia se calentó dolorosamente y el aire en sus pulmones se vació abruptamente en poco tiempo. Sintió un repentino temor surgir… ¡La otra persona lo retendrá por la fuerza!

Luchó ferozmente y colocó su mano entre ellos, queriendo alejar a Yu ZhiJue, pero la fuerza de la otra persona era demasiado asombrosa. Su ancho pecho traía un calor hirviente con él, luego presionó sobre el cuerpo de Ling Xia como si fuera una montaña inamovible. La otra persona sujetó con la mano ambas manos sobre su cabeza y colocó una de sus largas piernas entre las piernas del otro para evitar que Ling Xia se liberase.

La parte más interna de los ojos de Yu ZhiJue tenía un inusual color púrpura fascinante. Ligeramente arrancó en pedazos esa ropa de mujer en el cuerpo de Ling Xia mientras se esparcía por toda la cama. Usó su otra mano libre para pellizcar el pezón de Ling Xia sin la menor vacilación, y lo frotó lentamente. Pensó que el cuerpo debajo de él no se resistía tanto, así que su corazón tembloroso lentamente se calmó.

Mientras bajaba la cabeza, siguió un beso a lo largo del mentón delgado y atractivo de la otra persona, luego mordió suavemente la manzana de adán de Ling Xia. Su voz llevaba un deseo que es difícil de ocultar:

—Te quiero… y a tu hermoso cuerpo…

Ambas manos de Yu ZhiJue acariciaron pacientemente la piel suave y flexible de la otra persona, y mordisquearon su cuerpo como si confirmara que Ling Xia siempre sería amado por Yu ZhiJue y que se quedará a su lado.

Ling Xia estaba ligeramente sometido, pero no podía moverse ni un poco todavía. No podía controlar el temblor de su cuerpo y, sin duda, debido a las hábiles burlas de Yu ZhiJue, se volvió cada vez más cálido. Pero su intestino se volvió más y más frío.

Tan pronto como sintió que Yu ZhiJue abría sus piernas sin cesar, tuvo miedo y apoyó las rodillas sobre él.

— ¡Eso es suficiente, Yu ZhiJue! ¡Eso es suficiente! ¡Te mataré! —gritó con rabia.

Una vez que gritó, descubrió que sus mejillas se llenaban de lágrimas… ¿En realidad lloraba?

¡Mierda! ¡Ya perdí la cara al ser empujado por otro hombre! ¿Por qué no puedo evitar llorar vergonzosamente?

Pero, de hecho, estaba un poco consciente. Las lágrimas seguían desbordando y se mordió los labios al tratar de reprimirlo. Incluso fue incapaz de reprimir el temblor de su espalda, que llevaba temblando por bastante tiempo.

El calor del cuerpo de Yu ZhiJue alcanzó un nivel insoportable, tanto que agarró la botella de ungüento y lo aplicó con su dedo delgado. Luego se sobresaltó cuando escuchó a Ling Xia gritar. Esa botella de pomada rodó por la cama poco después.

La pupila de sus ojos se contrajo, y ese extraño color púrpura retrocedió como la marea.

Cuando vio las innumerables marcas de las mordeduras en el cuerpo de Ling Xia y esas lágrimas en su rostro, quedó incesantemente aturdido. ¿Hizo todo eso?

Esa era la primera vez que veía llorar a Ling Xia.

Cuando esta persona fue golpeada por alguien con un garrote, y recibió un azote en su nombre, luego usó su cuerpo para bloquear frente a él… La expresión de Ling Xia permaneció completamente serena mientras llevaba una sonrisa en su rostro, siempre serena y calmada.  Nunca lo había visto en un estado tan frágil.

Yu ZhiJue no sabía qué hacer mientras sostenía a Ling Xia en su abrazo. Su corazón se estaba rompiendo en pedazos a medida que el sonido del llanto entraba en sus oídos. Torpe pero gentilmente, palmeó la espalda de Ling Xia y dijo en voz baja y consoladora:

— ¿Te lastimé hace un momento? No llores, no lo haré…

Cuando Ling Xia sintió que ese objeto rígido que asomaba por la parte interna de su muslo se marchitó, dio un suspiro de alivio por fin. Sus ojos enrojecidos entraron en contacto con el hombro de Yu ZhiJue y luego lo mordió sin piedad.

¡Voy a morderte hasta la muerte! ¡Este mordisco es por este chico que debería morir al casarse! ¡Esta mordida es por sellar mis poderes y mantenerme en la oscuridad!

¡Esta es para ti, que me forzaste a ser el amante de un hombre!

¡Esta mordida es para ti, que me asustaste hasta llorar!

¡Y este es por ti, que codicias a este imbécil!


[1]: Se supone que Yu ZhiJue no sonríe a nadie, excepto a Ling Xia, claro.

| Índice |

2 thoughts on “Rehabilitando al villano – Capítulo 60

  1. Satsuki says:

    Kyaaaaaa 😍 me matan😱😱😱 estos dos 😱😱 me encantó la traducción su trabajo es genial las sigo fielmente 😍 gracias 😍😍😍 espero él próximo cap😘

  2. Anaid roca says:

    Oh mi dios! Por que se me hace que habrá un gran malentendido!!!!
    Mas vale que Ling Xia aclare sus sentimientos por Yu Zhi Jue….
    Yo si que queria que hubiera el delicioso (。•́︿•̀。)
    Gracias por traducir, me encanto….
    Ahora si me voy a hacer tarea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *