Una Verdadera Estrella – Capítulo 101: Sesión de la revista

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Una lujosa mansión con ropa de diseñador: Lu Tian Chen obviamente pretendía que Tang Feng se presente como una celebridad de estilo y calidad en lugar de una que parecía fácil de abordar.

A pesar de todo eso, el empaque exterior realmente no agregó nada que el mismo Tang Feng ya no poseyera. La personalidad y los modales de Tang Feng combinaron bien con los artículos de diseñador que llevaba. Incluso cuando estaba vestido con un traje a medida de Gucci o Louis Vuitton y llevaba un reloj de fabricación suiza de Patek Philippe, Lu Tian Chen no vio ningún choque ni eclipsamiento del actor por los artículos de lujo.

Para algunas personas, incluso si estuvieran usando la ropa más cara disponible, no se verían mejor de lo que originalmente lo hicieron. Para otros, se verían bien si estuvieran usando camisas de bajo costo o trajes caros.

Algunas personas nunca nacieron para ser actores o cantantes, pero otras habían sido hechas para convertirse en una verdadera estrella en el momento en que nacieron.

El tema de la sesión de fotos de hoy fue la libertad. El fotógrafo esperaba que Tang Feng pudiera relajarse y mostrar sus encantos únicos en lugar de confiar en una plantilla establecida de poses. Al público le gustaba la sinceridad y verla en celebridades aún más. A nadie les atraen las celebridades arrogantes.

Para Tang Feng, las sesiones de fotos eran cosas que podía hacer con ambas manos atadas a la espalda. Sin mencionar que no tenía planes de ocultar nada sobre sí mismo en la sesión de hoy. Cuando la cámara lo señalaba, adoptaría una postura adecuada que coincidiera exactamente con el tema.

Al principio, Tang Feng fue con poses caballerescas y elegantes, luciendo como un aristócrata moderno. Las fotos salieron bastante bien, pero, como dijo el fotógrafo, Tang Feng necesitaba resaltar sus encantos únicos. Si su objetivo era simplemente tomar buenas fotos, existían un montón de modelos que podrían hacerlo mejor que Tang Feng.

Después de familiarizarse con el fotógrafo, Tang Feng comenzó a jugar con sus poses. Tiró de su corbata limpia, inclinándola.

El fotógrafo rápidamente hizo clic en el obturador y capturó el momento. Mientras lo hacía, elogió al actor y se regocijó interiormente por la velocidad a la que había tomado la foto. Tenía la impresión de haber capturado una foto de Tang Feng en su punto más encantador.

El fotógrafo ha tomado fotos de muchas celebridades antes. A menudo, las fotos impresas dentro de una revista pueden ser las únicas pocas tomas exitosas entre cientos. Justo cuando el fotógrafo se regocijaba por haber tomado una foto exitosa tan pronto de Tang Feng, el actor le mostró que esto era solo el comienzo del rodaje.

—Quiero hacer algo más audaz. —Tang Feng parecía estar cada vez más excitado por la emoción del rodaje. Como fue la primera sesión de fotos desde su renacimiento y siendo el tema la “libertad”, Tang Feng sintió que necesitaba liberarse.

El fotógrafo estaba extremadamente feliz cuando escuchó al actor. No temía a las celebridades que hacían tonterías y hacían posturas extrañas, tenía más miedo de las celebridades que nunca intentaron experimentar. ―De acuerdo. Mientras estés cómodo.

Tang Feng se quitó la corbata y se ató las muñecas. Miró a la cámara e hizo una expresión humorísticamente exagerada, como si se sorprendiera al descubrir que había sido atado con un lazo.

Si los primeros juegos de fotos mostraban la encantadora masculinidad, madurez, capacidad y aire de clase alta de Tang Feng, entonces los siguientes juegos de fotos mostraron su alegría y demostraron que él era un niño de corazón.

Tang Feng mostraría una brillante sonrisa a la cámara mientras yacía en el sofá con la ropa desordenada. Un pie estaría en el piso mientras el otro colocado en el reposabrazos. Sus posturas despreocupadas y audaces a veces hacían que los miembros del personal cercanos se sonrojaran por timidez, sus latidos elevándose a grandes alturas.

La mayor parte del público todavía vinculaba con etiquetas no originales como “Belleza masculina clásica” y “Caballero refinado” con el nombre de Tang Feng. Sin embargo, cuando vean las fotos de hoy, definitivamente tendrán una nueva comprensión del actor. El hombre firme y tranquilo entrecierra los ojos y se muerde las puntas de los dedos mientras mira la cámara. Amplía sus ojos y mira fijamente a la lente con una expresión inocente y lamentable, como si tratara de ganarse el favor de alguien. Pero ni un minuto más tarde, transformaría su expresión en una viciosa y, un brillo asesino aparecería en sus ojos.

La sesión de fotos avanzó a una velocidad sin precedentes y sin problemas. Sin saber el significado de cansado, el fotógrafo y Tang Feng corrieron por toda la mansión tomando fotos. Lu Tian Chen se quedó cerca de ellos durante todo el rodaje. No se adelantó para detener ninguna de las acciones de Tang Feng. Al ver los resultados del rodaje, se dio cuenta de que Tang Feng no solo tenía el potencial de convertirse en un gran actor, sino también en un gran modelo.

Una vez que la cámara estaba dirigida hacia él, el encanto que Tang Feng exudaba, hacía que las personas no pudieran mirarlo directamente por timidez y temor. A veces, Lu Tian Chen sentía como si hubiera estado viviendo bajo una ilusión. ¿Era el Tang Feng que conversaba con él todos los días, realmente igual que el Tang Feng ante la cámara?

Como todo transcurrió muy bien, todo el rodaje terminó al mediodía.

La actitud agradable de Tang Feng le permitió hacer amigos fácilmente. Si no fuera por el hecho de que el fotógrafo tenía otro trabajo por la tarde, probablemente se reunirían y charlarían durante el té de la tarde.

―Deberías quedarte y cenar. Charles vendrá también. ―Lu Tian Chen dijo después de que el equipo de cámaras de la revista se fue.

Para Tang Feng, eso no sonó como una cena que esperaba especialmente.

♥ ❤ ♥

| Índice |

3 thoughts on “Una Verdadera Estrella – Capítulo 101: Sesión de la revista

Responder a Nekoi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *