Una Verdadera Estrella – Volumen 3 – Capítulo 12: La gran reunión de las fuerzas del mal (1)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Charles no era exactamente un chico malo, y no le hizo nada a Su Qicheng y a Li Xidong, pero ambos fueron encerrados juntos temporalmente en una habitación bajo la atenta mirada de un guardaespaldas. Charles prometió dejar que Tang Feng vaya a ver a Li Xidong y a Su Qicheng.

Lo que ve cuando abre la habitación y entra, es a Su Qicheng, quien parecía una reina con las piernas superpuestas en la mesa baja de la habitación, bastante aburrido con el control remoto y seguía cambiando de canal, luciendo como si estuviera matando el tiempo.

Li Xidong, quien llevaba unas grandes gafas de montura negra, estaba inclinado amargamente como un pequeño mono al lado de la reina, de pie junto a Su Qicheng dándole al hombre un masaje, secándose el sudor con la espalda de su mano de vez en cuando, luciendo como si hubiera sido abusado durante mucho tiempo. 

Tang Feng realmente no tenía la intención de reír en voz alta, pero no pudo evitarlo. Le preocupaba que estos dos pelearan cuando supo que Su Qicheng y Li Xidong estaban encerrados en la misma habitación. Pero ahora parece que… Bueno, parece que se llevan bastante bien.

—¡Hermano Tang! 

Cuando escuchó la risa de Tang Feng, Li Xidong se dio la vuelta y al ver que era un conocido, este niño casi se arrodilló y gritó “rápidamente ven a salvarme”.

Su Qicheng ha usado mucho a Li Xidong en los últimos dos días.

Al escuchar la risa del hombre, Su Qicheng soltó el control remoto, independientemente del disfraz habitual, se apresuró a Tang Feng con una sonrisa brillante, al mismo tiempo extendió una mano para recuperar a Li Xidong, quien parecía querer abrazar al actor.

—Ese día te vi dormir muy profundamente, así que no te molesté. ¿Tuviste un duro trabajo con Charles?

—Ja. —Tang Feng miró hacia Li Xidong, quien fue arrastrado al suelo por Su Qicheng—. El Sr. Su es realmente bueno para hacer que la gente haga cosas.

—¿A qué te refieres con eso? —Su Qicheng se rió entre dientes y miró al joven que se había levantado del suelo— ¿Te he obligado a hacer algo, Li Xidong?

—¡No! ¡No! —La cabeza del muchacho se tambaleaba como un cascabel.

—¿Te pedí que me dieras un masaje? —Levantó la barbilla mostrando una apariencia orgullosa. 

—¡No! ¡No! ¡Todo fue voluntario de mi parte! —Li Xidong se acomodó las gafas negras en el puente de la nariz, viviendo como una pequeña novia sumisa inclinando la cabeza.

Dado el pasado de secuestro de Su Qicheng en su contra, Tang Feng no cree que no haya amenazado o intimidado a Li Xidong. El niño que acaba de salir de la escuela, intenta ser astuto, pero no tiene experiencia social, no se puede comparar con Su Qicheng, quien ha estado en una sociedad mixta durante muchos años, un viejo zorro.

Le hizo señas al pequeño periodista para que se le acerque, tenía algo que decirle a este joven.

Li Xidong al principio no se atrevió a acercarse, con frecuencia miraba hacia Su Qicheng, daba dos o tres pasos y luego miraba hacia el costado donde el hombre lo sostenía, daba dos o tres pasos más y echaba un vistazo a Tang Feng.

—Ve —Su Qicheng lo empujó, este arrebato casi hizo que Li Xidong cayera de rodillas, Tang Feng se sostuvo la frente. ¿Qué hizo exactamente este Su Qicheng para asustar tanto a Li Xidong? No soportaba verlos, así que simplemente avanzó y sacó a Li Xidong de la habitación él mismo.

—Su Qicheng… ¿cómo te obligó? Dime. —Tan pronto como salió, Tang Feng preguntó.

—No, no. —Manteniendo la cabeza gacha, Li Xidong negó con la cabeza repetidamente.

—¿De qué tienes miedo? No importa cuánto dinero y poder tenga, sigue siendo una persona, y ahora está encerrado como tú, y conozco al hombre que te encerró, así que dime honestamente, ¿cómo te intimidó? 

Tang Feng está listo para ayudar a Li Xidong con un espíritu de “simpatía”.

—Hermano mayor Tang, en realidad no es nada, solo me pidió que le sirviera bien, para que me dejara en paz con el asunto de él y Ge Chen —Frotando su nariz, respondió honestamente.

—¿Servirle bien?

No está arruinando a un joven estudiante, ¿verdad? Si Su Qicheng realmente le hiciera algo a Li Xidong, se apresuraría y golpearía al tipo en este momento.

—¡No! ¡No! —El chico reaccionó con fiereza, rápidamente negó con la cabeza y agitó la mano—. Hermano Tang, no piense demasiado, solo me hizo darle un masaje en la espalda y verter agua o algo así, ¿cómo puede el Sr. Su estar interesado en mí? No creo que mi apariencia sea de su gusto.

Tocando su cabeza, Li Xidong dejó escapar una risita.

En cambio, Tang Feng miró a Li Xidong por un momento y sonrió.

—No lo creo, y serías un joven apuesto si cambiases tus lentes y te vistiese apropiadamente.

No más bromas con Li Xidong, este niño probablemente haya estado muerto de miedo estos dos días. Tang Feng lo llevó al restaurante para comer algo, comía mientras hablaba con el joven sobre las cosas.

—¿Has sido intimidado en los últimos dos días? —Tang Feng sirvió un vaso de jugo para Li Xidong.

—No, fue un poco aterrador al principio, pero luego con el Sr. Su, acompañándome, no fue realmente tan aterrador. —Li Xidong tomó un pequeño sorbo de la taza.

Tang Feng se rió, así es, una persona no puede ser tan tranquilizadora como dos personas, Su Qicheng es un poco malo, pero sigue siendo una persona.

—Cuando lleguemos a Phuket mañana, te bajarás del barco e intentaré ayudarte a arreglar las cosas, Xidong, y no hables de esto cuando regreses, ¿entiendes? 

Aunque Tang Feng tampoco pensó que Li Xidong podría causar ningún impacto si andaba hablando de eso, pero este tipo de cosas era algo que no importaba si era él, Su Qicheng o Charles, no querrían que se divulgase por todas partes.

Es cierto que una persona común como Li Xidong no causaría ningún daño a nadie, pero él mismo era una persona vulnerable.

—No diré nada, si lo hago, nunca tendré una esposa en esta vida —El joven maldijo repetidamente.

Eso es todo lo que Tang Feng puede hacer, después de todo, se puede decir que Li Xidong ha sido implicado por él. Es bueno que Charles no sea un tipo malo como en las películas, que mataría a cualquiera para callarlos.

—Hermano Tang, ¿qué hay de usted? —preguntó preocupado.

—Volveré por mi cuenta.

♦ ♦ ♦

Él, ah, tendrá que dar un paso a la vez. Tang Feng no quería asistir al baile de esa noche en absoluto, pero Charles seguía siendo terco y le había preparado un esmoquin y una máscara. Sí, una máscara.

El tema del baile era una mascarada, y se pidió a los invitados presentes esa noche que usaran la suya propia, la de Charles era una máscara de media cara dorada y con joyas, un poco demasiado extravagante y recargada para ser algo más que vulgar en un rostro corriente, pero la extravagancia ostentosa era muy apropiada para Charles.

Este tipo salió luciendo como si fuera a gritar “Yo soy el rey”.

En cuanto al propio Tang Feng, iba a usar una máscara de plata muy simple con algunos rubíes incrustados en la parte superior, limpia y sin falta de carácter, el gusto de Charles por la estética siempre ha satisfecho a Tang Feng.

—Puedes ir solo, no hay necesidad de que me arrastres, ¿verdad? —Junto al esmoquin y poniéndose una máscara, el actor se apresuró al espejo para echar un vistazo. Vestido de la forma en la que estaba, a menos que fuese alguien con quien estuviese familiarizado, no podrían reconocerlo. 

Tang Feng miró a Charles, el tamaño y el temperamento eran demasiado notables, solo llevaba una máscara, pero puede saber fácilmente qué es Charles.

—¡Cariño, no puedo dejarte solo! —Exclamó mientras le daba un abrazo de oso. Acercó su boca a los oídos de Tang Feng, agarró al hombre por la cintura y le dijo suavemente: —Eres mi pareja de baile esta noche.

Tang Feng de repente tuvo una mala premonición.

—Espera, no me vas a convencer con solo abrazarme —Preguntó con una ceja levantada.

—De hecho, preferiría bailar pegados, pero creo que se verá poco elegante.

Es una suerte que Charles no lo iba a arrastrar con él a bailar vulgarmente, o de lo contrario, Tang Feng se habría puesto absolutamente loco, lo cual es hilarante.

Pero no había lugar para que Tang Feng se negara, Charles, el tipo brutalmente descarado, simplemente abrió la puerta, y con su gesto imperial, llevó a Tang Feng con él a la reunión.

Estaban justo en el Sala VIP del salón de baile, y Tang Feng esperaba que entraran normalmente, pero cuando se abrió la puerta se dio cuenta de que ese no era el caso en absoluto.

Un extraño grupo de personas automáticamente se apartó del camino cuando abrieron la puerta y se pararon a cada lado, aplaudiendo. Se imaginó por un momento que si en lugar de una alfombra roja debajo de sus pies y un gran oso llevándolo, hubiese una hermosa mujer con un vestido de novia junto a él, Tang Feng sintió que era hora de entrar en la iglesia y casarse.

—¿Qué está pasando aquí? —simplemente tiró una mano dura hacia la cintura de Charles. 

—Cariño, un poco de dolor está bien, pero si coqueteas conmigo en público, dañaras mi percepción pública —Charles apretó la mano sobre el hombre, mientras avanzaba y de vez en cuando saludaba a algunos de los invitados.

—¿Quiénes son?

—Está bien, te los presentaré lentamente, ¿ves a ese gordo de ahí? Él es mi socio en el Medio Oriente, mi contrabando de petróleo depende de él, en realidad todavía es un miembro de la realeza del Medio Oriente, sabes que las armas que venden los estadounidenses son caras, así que de vez en cuando entra a hurtadillas y me compra algunas armas pequeñas o algo. —Luego señaló a otra persona—. Oh, y esa belleza de ahí, con el cuerpo de supermodelo, es la amante de un rey de los diamantes en Sudáfrica, también hay miembro de la Yakuza, soy un gran cliente de su contrabando de diamantes en Europa, pero ellos no están trabajando conmigo ahora, últimamente he estado demasiado cansado y cuando me cabrean, dejó caer su parte.

—Suena como una gran reunión de fuerzas del mal.Hay tanta gente importante aquí, no es de extrañar que Charles pasara el tiempo rebotando y explicando.  Esto hizo que Tang Feng se sintiera emocionado, esta no es una película de gánsteres, sino una verdadera gran reunión de fuerzas del mal, una cosa incorrecta y pueden agarrar a cualquiera.

| Índice |

One thought on “Una Verdadera Estrella – Volumen 3 – Capítulo 12: La gran reunión de las fuerzas del mal (1)

Responder a CecilianoBueno Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *