Campo de azucenas – Capítulo 1: He reencarnado

Traducido por Sharon

Editado por Nemoné


[Anne]

Vamos a decir que llegué a la conclusión de que he reencarnado en un mundo diferente… No, sería mejor decir transferido.

Al parecer obtuve las memorias y el cuerpo que originalmente le pertenecían a Anne Rose Ainkfalts. Pero, aun así, la persona que era no desapareció, sino que nos fusionamos.

Aunque este cuerpo es de Anne Rose, ella no desapareció, y en su lugar, quedó una mezcla de ambos. Como la mitad del alma es de Anne Rose, el lenguaje femenino no se siente fuera de lugar.

Vine a este mundo antes de darme cuenta, pero mi novela preferida se llama “Productos de reencarnación en diferentes mundos”, así que no puedo evitar sentirme emocionado con la situación.

En primer lugar, no tenía arrepentimientos en el otro mundo cuando morí. Y Anne Rose, por su parte, estuvo viviendo cómodamente como la hija del Duque.

Sin embargo, ‘yo’ tengo un serio problema.

Escondida en la parte baja de mi cuerpo está el bulto entre los muslos que vi esta mañana. Después de todo, Anne Rose es una futanari. [1]

En la Tierra, escuché que algo como esto era extremadamente raro, y ‘yo’ pensé que debido a esto debió haber tenido un pasado realmente doloroso.

Sin embargo, por alguna razón no fue así.

En este mundo, y en la religión establecida en el Reino Ereinesu, se cree que Dios tiene ambos sexos. Por ello, Anne Rose fue criada como la importante hija de Dios.

Fue una gran causa de preocupación para una chica en edad de matrimonio.

Anne Rose, que creció como una flor, tiene 16 años, y a pesar de su hermosa apariencia, nunca hizo el amor. No, no pudo hacerlo.

Pero, en cuanto a ‘mí’, quien tiene un pene a pesar de lucir como una chica… ¡Lo encuentro bastante erótico! Así que estoy satisfecho.

♦ ♦ ♦

[Lorna]

—Me sorprendí esta mañana cuando escuché a la señorita Anne gritar de repente —dije mientras arreglaba mi cabello azul después de regresar del desayuno.

Mi nombre es Lorna, y estoy trabajando como la sirvienta de la señorita Anne. Le sirvo desde que era una niña, y crecimos como amigas de la infancia. Si lo recuerdo bien, este año cumpliré los 15 años.

—Lo lamento Lorna. Tenía un pesadilla y salté de la cama.

—No es digno de la hija del Conde de Ereinesu gritar de esa manera, ¿cierto?

Normalmente sería castigada por traición por usar tal lenguaje a pesar de ser la sirvienta en jefe. Sin embargo, la relación que tenemos me lo permite.

— ¿Oh? ¿Y quién estuvo gritando en el jardín porque vio una araña?

♦ ♦ ♦

[Anne]

—Awawa… —murmuró Lorna con su rostro rojo y ondeando su mano frenéticamente.

Oh, qué linda. Amaría comer eso…

Seguramente si fuera la anterior Anne Rose, no me preocuparía sobre eso, pero ahora el comportamiento femenino de una chica descuidada removía mis sentimientos.

Me gustaría que entráramos juntas al baño por cualquier medio.

Mientras tanto, me acerqué al frente del cuarto.

—Entonces, por favor deme una orden.

♦ ♦ ♦

Dejé a Lorna en el cuarto después de que se inclinara cortésmente, y me senté en el sofá con un suspiro.

Quiero intentar algo con este cuerpo.

—Quiero masturbarme….

Es lo que hacía casi siempre en mi mundo original, pero todavía no lo experimenté como ‘yo’.

Sé que el placer que una mujer siente es terrible por mi conocimiento en manga erótico. Entonces sería un desperdicio no hacerlo ahora. Enganché la falda en el cuello de la blusa, y bajé mis bragas hasta mis tobillos.

Aunque no tengo bolas, el tamaño es ligeramente mayor a un clítoris.

—Fuu… Fuu… M-Mierda.

Inserté mi dedo índice en mi agujero, el cual estaba empapado, mientras mi otra mano frotaba mi pequeño clítoris.

—Haa… Haa… ¡Hyu…! Nnn… ¡Haaa!

Debido al placer que me debilitaba, inconscientemente metí mi dedo en m vagina.

— ¡Sí! Ahh… Haaa.

Noté que cuando froto mi clítoris-pene, este se hace más grande gradualmente. Aunque tenía el tamaño de un pulgar, ahora es tan grande como mi dedo índice.

Sentí mis pezones endurecerse debajo de la ropa, y los jugos de amor comenzaron a fluir interminablemente, empapando el sofá.

— ¡Oh, sí…! ¡S-Se siente bien…!

Saliva salió de mi boca medio abierta.

—Ah… Ah… Esto, esto no es bueno… ¡No puedo parar! ¡Aah! ¡Me vengo! ¡Increíble! ¡A-Así! ¡Aaahh!

Mi mente se quedó en blanco en el mismo momento que el semen salió disparado.

—¡AAAAAAAAAA!

El orgasmo se detuvo, dejando una mancha en la alfombra y semen cayendo de la punta.

—Haa… Haa… Haa…

Completamente exhausta, miré a mis alrededores que se volvieron un desastre con todos los jugos. La eyaculación se detuvo de inmediato, pero la punta seguía escupiendo cada tanto.

—E-Esto es malo… Para hacerlo tan temprano…

—Señorita Anne, ¿qué sucedió esta vez…? ¡¿Are?! ¡¿EHHH?!

Lorna irrumpió en el cuarto con un grito. Y sus ojos, normalmente estrechos, se encontraban abiertos de par en par.

Allí estaba la hija del Duque, que acababa de venirse por tocarse la vagina, con su pierna doblada y frotándose.

El ambiente se congeló.


[1] Palabra del japonés que significa hermafroditismo (un hermafrodita tiene órganos reproductivos asociados a ambos sexos).

| Índice |

One thought on “Campo de azucenas – Capítulo 1: He reencarnado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *