Campo de azucenas – Capítulo 20: Verano temprano

Traducido por Sharon

Editado por Nemoné


Con la primavera alcanzando su final y la intensa estación llegando, hoy en día todo nos ponemos protector solar.

Las clases terminaron pacíficamente sin que Kanade me llamara, y el día pasó sin incidentes.

—Es algo lamentable, pero Sarah Yucela dejará la escuela por las circunstancias de su hogar —nos dijo repentinamente la profesora Leiria después de saludar. Todos estábamos preparándonos para regresar a nuestros cuartos, o planeando salir.

La cálida atmósfera del dormitorio se derrumbó de inmediato, y fue reemplazada por una pesada.

Escuché que el año pasado hubo algunas transferencias, pero sin abandonos. Varias personas que ya habían escuchado la historia estaban llorando. Se trataba de los amigos de Sarah.

A pesar de que yo no era particularmente cercana a ella, el ambiente era bastante depresivo.

—La Casa Yucela le pertenece a un Baron, pero últimamente el mantenimiento del territorio entró en problemas y ahora están endeudados. También escuché que ella se casará para pagar la deuda, y por eso dejará la escuela —susurró Kanade desde atrás.

A menudo le gusta decirme información y detalles como estos.

Esposa de la casa de ese noble… Escuchando la información de Kanapedia, me di cuenta que debían estar pidiendo a la hija de la Casa para cancelar la deuda.

Bueno, es un asunto de la nobleza y no debería entrometerme.

Viendo a Sarah de repente, nuestros ojos se encontraron. Me miró fijamente de una manera que no parece ser amigable.

¿Eh? ¿Hice algo malo?

Intenté recordarlo, pero no creo haber hablado con ella además de los pequeños saludos al entrar en clase.

Nunca me habían visto de ese modo.

Desviando su mirada, Sarah saludó a todos y salió con las chicas que sollozaban antes. Su espalda se parece a la de una Prima Donna. [1]

No sé por qué me miraba, pero sentí simpatía por sus circunstancias. Aunque hay prejuicios, es probable que su compañero de matrimonio no sea malo.

Espero que pase un buen día con sus amigas hoy.

♦ ♦ ♦

Incapaz de soportar el incidente de antes, salí a comprar por la ciudad. Intenté invitar a Leia, Jessica y Kanade, pero al parecer tenían algo que hacer así que terminé yendo sola.

Leia iba a salir con sus amigas. Es algo bueno, pero me siento solitaria porque mi hermana no me preste atención. Hablé con algunos de sus amigos, y ellos parecen ser niños obedientes que no se volverán una mala influencia. La apariencia externa de Leia no refleja su edad, aunque eso es lo que la hace linda.

Vamos a tener una fiesta de té sólo las dos la próxima vez.

No, no. Si Leia lo llega a encontrar molesto podría morir por la sorpresa.

Por otro lado, Jessica tenía que terminar una tarea, así que se fue a la casa de sus padres que está en la Capital. Parecía bastante importante, y ella estaba derramando lágrimas de sangre mientras caminaba como un demonio y murmuraba:

—Genial… Y justo cuando Anne Rose me invitó a salir…

Por cierto, mi relación con Kanade sigue siendo la de amo y sirviente, pero usualmente salimos como amigas y almorzamos juntas. Si pensamos en ello como juegos previos, sorprendentemente se vuelven divertidos y algo emocionantes.

Ya que no tenía ningún objetivo en particular al salir, caminé por los alrededores mientras observaba los puestos.

Las ropas que tengo hoy me permiten moverme con facilidad, son parecidas a las que usé en el viaje en carruaje. Sería problemático moverse por la ciudad en ropas de noble.

— ¡La señorita es tan linda, tenga esto!

Me arrojaron una manzana mientras pasaba por un puesto. El vendedor fue reprendido por su esposa.

—Gracias.

Mordí la fruta mientras me giraba.

Es la tercera vez en el día en que me siento inapropiada a pesar de ser una noble. Me estoy acostumbrando.

—Hey, tú. Por favor ven a mirar nuestro producto —me llamó otro vendedor.

Era una joven mujer con un vocabulario brusco, extraño para una comerciante. Luce cerca de sus veinte, aunque más madura que Rose.

Tiene piel oscura que me dijo que era una extranjera, pero lo más remarcable en su aspecto son dos orejas de conejo creciendo en su cabeza.

Semihumano.

Nunca había visto muchos, pero en la Capital hay varios porque estamos cerca del país de Semihumanos.

Después de ser llamada por esta hermosa coneja, es imposible que la ignore. Tenía una tela estirada en el pavimento, con ropas dispersadas para mostrar.

—Eres una estudiante de la Escuela, ¿verdad? Lo sé porque tienes unas hermosas manos que crecieron sin heridas. Si es así, necesitas un médium mágico, ¿cierto?

Un médium mágico es una herramienta que aumenta el efecto de una magia. Antiguamente, los magos usaban cetros, pero hoy en día se utilizan accesorios y armas como collares y anillos tallados con marcas especiales. Aunque hay una minoría que sigue usando cetros.

Me agaché frente a ella para mirar los bienes. Todos son espadas. Hay desde algunas con bordes desafilados a otras espléndidas que no se suelen ver en esta área.

Tomé una delgada de una mano. A pesar de su diseño simple, es hermosa y diferente de un estoque o sable. Tiene una letra grabada en la hoja.

—Es una buena espada, ¿verdad? Fue hecha en mi tierra natal, pero también funciona como un médium mágico. ¿Qué te parece 3 monedas de oro?

—Uh, eso es bastante caro…

Actualmente tengo diez monedas de plata en mi billetera, y una de oro en mis zapatillas.

Una moneda de oro equivale a diez monedas de plata y a 1000 de cobre. Una moneda de cobre serían 100 yens en la moneda japonesa.

—Aunque es verdad que no es barato, si lo compraras en una tienda decente costaría por lo menos diez veces más. No tengo una tienda, así que lo vendo a ese precio. Es una baratija, ¿verdad?

Ciertamente, entiendo que esta espada es un artículo estupendo. Y sé que tendré que comprar un médium mágico algún día, y que incluso si compro en una tienda decente algo por 10 monedas de oro, es posible que me den alguna basura.

Ahora tengo la oportunidad de conseguir algo genial a bajo precio, pero mi billetera no es suficiente.

— ¿No podrías darme un descuento? —Intenté negociar el precio, pero dudo que reduzca una moneda de oro.

Justo cuando pensé que debería darme por vencida…

— ¿Qué te parece esto? Podrías pagar la cantidad que no puedes con tu cuerpo. ¿Te parece justo? —La mujer lamió sus labios mientras me observaba con un brillo en la mirada.

— ¿Cuerpo? ¿Tendré que atender el negocio?

Sé lo que esta mujer me está pidiendo, pero intenté fingir ignorancia.

—Kukuku, ¿la señorita no lo entiende? No es algo tan aburrido. Haría que ambas nos sintiéramos bien. Un descuento por placer. Un gran negocio, ¿verdad?

—Ciertamente, eso se escucha bien.

Le mostré que pensaba preocupada. La mujer se rió con una gran sonrisa, tocando mi pierna.

—Soy lesbiana. Oh, quizás no comprendas la palabras. Bueno, estoy acostumbrada a las mujeres, así que estoy esperando sentirme increíble. Sígueme, te mostraré mi casa.

— ¿Es algo que no podemos hacer aquí?

—Oh, sí, no podemos aquí. Particularmente no me importa, pero no te gustará.

La mujer comenzó a caminar por el callejón después de envolver el producto en una tela delgada.

Dijo que estaba acostumbrada, ¿verdad?

Oh, me pregunto qué me hará hacer. A decir verdad, siento algunas expectativas.

♦ ♦ ♦

—Quítate las ropas y acuéstate —dijo después de llegar y poner el equipaje en el suelo.

Debido a la emoción, mi rostro enrojeció.

—Fu, ¿no te quitarás tus ropas?

Como estoy actuando como una princesa inocente, voy a hacerlo hasta el final.

—Oh, sí, mis ropas… No, pero tú también estás vestida, así que pensé en mantener las mías mientras me acuesto.

De alguna forma se volvió más erótico.

Acostada y esperando a que me desvistiera, ella se acostó a mi lado mientras acariciaba mis partes importantes a través de la tela.

— ¡Ahh…! ¡Ese lugar…!

—Está bien, sólo es un masaje.

Aunque dijo eso, está tocando mi pecho y entrepierna más que ningún otro lugar. Y antes de notarlo, su mano se introdujo en mi ropa interior.

—Está bastante mojado, ¿verdad? ¿Se siente bien?

Es inevitable, ya que estaba esperándolo desde el principio. Estoy segura de que se sentirá bien.

Mi excitación creció gradualmente cuando dos dedos presionaron y entraron.

— ¡Nn!

—Oh, pensé que eras una virgen. ¿Qué clase de hombre era? ¿Tu novio?

La mayoría pensaría que mi compañero fue un hombre, pero no puedo decir que fui amenazada por una chica, ¿verdad?

— ¡Ahh! ¡Nn! ¡Compañero de clases! Ohh… ¡Ahh!

No mentí. Su dedo se volvió más atrevido.

—Es así… Niños solteros de nobles teniendo relaciones ilícitas… ¿Fue así? ¡Suena bien!

—Ah, ¡hiyaaa! ¡Ahhhhh~!

Al parecer la mujer estaba esperando este momento. Qué habilidad más aterradora.

Vamos a aprenderla bajo cualquier costo.

Una vez que sacó su mano de mi ropa interior, tomó algo de la mesita de luz y lo colocó en su cintura.

— ¿Estás sorprendida? Probablemente no has visto nada como esto, pero te hará sentir mejor que cualquier hombre.

Creo que lo vi hace poco. Me pregunto si es popular.

— ¡Ahh! ¡Fuu! Es un equipo especial que hace al usuario sentirse bien con su compañero al mismo tiempo. Ahora ya debes saber a qué me refiero, pero no te dejaré ir.

Me quitó mis pantalones y bragas, bajándolos hasta el muslo y lentamente insertó el dildo vibrando en mi coño húmedo.

— ¡Auuu! ¿Q-Qué es eso…? Se siente bien… ¡Oh, cielos!

— ¡Ahh! ¡Espera! ¡Es inútil, me vengo! —gritó en el momento en que lo puso. ¿No fue demasiado rápido?

— ¡E-Espera un minuto! ¡Ahh! ¡La vibración es muy fuerte! ¿Dónde están las instrucciones…? Espera, ajustes… ¡Ahhh! ¡Hiyaa! ¡Espera! ¡Esperaaa! ¡No de nuevo! ¡Hiyaaaa!

La mujer me ignoró y continuó viniéndose.

Aparentemente es la primera vez que usa esa herramienta. Sólo pude sacudir mi cintura cuando colapsó, pero de alguna forma me las arreglé para venirme una vez. Me pregunto cuántas veces se vino ella.

Me molestó tanto al principio, pero ahora ella es la que yace jadeando. Esto es terriblemente frustrante.

Entonces la observé con cuidado. Una chica con orejas de conejo y piel canela. Además, que actúa mala pero en realidad es débil. Incluso ahora su cuerpo no dejó de temblar.

Sentí algo levantarse entre mis piernas.

Últimamente estuve en el lado que recibe, así que es mi turno esta vez.

— ¡Espera! ¡Espera! ¡¿Qué es eso…?! ¡Espera, esperaaaa! ¡¿Qué estás haciendo?! ¡No estoy lista aún…!

Entró en pánico al comprender la situación después de mirar entre mis piernas.

—Haré que ambas nos sintamos bien.

『 Señorita: Modo Terminator prendido 』

Estoy proyectando el modo de Kanade.

♦ ♦ ♦

Cuando la chica conejo lo hacía, tenía un tono masculino. Ahora que lo está recibiendo, se volvió como cualquier otra chica.

Cada vez que me introduzco en ella desde atrás, jadea con fuerza. Gracias a ello me entusiasmé demasiado y me olvidé por completo de la hora.

—Por favor ven de nuevo… Usualmente hago negocios por aquí. Si no… Moriré por sentirme sola…

No hay nada que se parezca a la persona que conocí al principio en su rostro que me observa desde atrás de la puerta. El tono masculino probablemente es para los negocios.

Antes de despedirnos, le pregunté lo que estuve pensando desde hace tiempo.

—Mi nombre es Anne Rose, llámame Anne. ¿Cómo te llamas?

—Mimi…

Qué lindo nombre.

Me despedí de ella con la espada envuelta en la tela.

Vamos a volver aquí si necesito otro médium mágico.

♦ ♦ ♦

Ya que el sol casi se ocultó por completo, la ciudad hizo un cambio de 180°.

Cuando salí, el camino que pensé vacío se llenó de mujeres con vestidos que exponían sus cuerpos bajo las luces rosadas de la calle.

—Hey, señorita, ¿quieres pasar una noche?

Las personas que caminan también cambiaron.

Estoy en lo que alguien llamaría el Distrito Rojo.

—Diez monedas de oro.

Ya que no sé cómo rechazarlos apropiadamente, pongo un precio que sé que no pueden pagar.

—Ah~ Ciertamente, no puedo pagarlo. ¡Por favor, espera a un tiempo donde pueda!

El hombre miró mi cuerpo y rostro antes de ondear su mano y alejarse.

Bueno, de esa forma no me siento mal. Y él no fue la única persona que me llamó.

—Hey, hey, ¡vamos a jugar un rato! ¡Hey! ¡Puedo enseñarte cómo complacer a tu novio~!

Es posible que las mujeres trabajando en el distrito rojo tengan un serio problema de configuración.

Esa chica me está invitando entusiásticamente. No luce más grande que yo. Da la atmósfera de una hermana mayor.

—¡Hey, hey, tú, la de ahí! Sólo 50 cobres… No, ¿qué te parecen 20?

—Lo lamento, pero estoy apurada.

Intenté alejarme luego de rechazarla, pero se paró frente a mí de repente.

—10 entonces… No, olvídalo. ¡Que sea gratis! ¿Qué te parece?

—No… En serio…

— ¡Te daré una moneda de plata! ¡¿Qué te parecen dos?!

Parece un poco desesperada, ¿por qué será?

— ¡Porque eres mi favorita! Todos los días vienen ancianos para hacerlo, y yo tengo que pretender que me gusta a pesar de que odio su olor… Realmente me gustan las chicas. Por eso, ¿sí? ¡Por favor, ayúdame!

Es difícil negarme cuando me cuenta tanto.

En primer lugar, no estoy opuesta a la idea. Dios me dio la misión de tener sexo.

—Lo entiendo.

— ¡¿En serio?! ¡Sí!

Me dio la impresión de que era genial, pero ¿no es muy atrevida? ¿O sólo está muy feliz?

♦ ♦ ♦

— ¡Wow, hay muchas burbujas! ¿Lo hiciste antes de venir?

Como se esperaba de una profesional. Esto es algo vergonzoso.

Su nombre parece ser Krull. Ella usa Choco en la tienda, pero no es su verdadero nombre.

Bueno, Krull dijo que no quiere encontrarse a otros clientes. Puedo entender su vergüenza.

— ¿Tu compañero fue tu novio? ¡Incluso las chicas podemos hacernos sentir bien!

Realmente es entusiasta.

Comenzamos besándonos al principio, entonces cambiamos a la posición 69 para lamernos entre sí.

—Wow, el miembro de Anne… ¡Mmm!

— ¡Ahh! ¡Venganza!

— ¡Nnnn! Espera. Anne, eres demasiado fiera… ¡Ahh! Realmente, realmente violenta. ¡¡¡Anne es demasiado buena ahhhhhhh!!!

Y la noche avanzó.

♦ ♦ ♦

— ¡Come! ¡Esto va por mi cuenta!

Después de terminar con Krull, fuimos a comer a un restaurante que luce caro. Ella me pidió que la acompañe cuando dije que me iría.

Pensé que era extraño porque fue consensual, pero eventualmente lo acepté. Además, me preguntó si había algo más que quería, dónde quería ir, y que ella pagaría lo que sea.

Krull es una mujer sobreprotectora.

Cuando terminamos de comer algo temprano, lucía realmente triste. Es del tipo dependiente.

Al haber nacido en Japón, le ofrecí algo de dinero al anfitrión. Y me aseguré de hacer una promesa de meñique. Ya que seguía viéndose triste, besé su frente. Al final, se despidió con una gran sonrisa mientras ponía una mano en su frente.

Esa niña dependiente es muy linda.


[1] Prima donna se le llama a la cantante que interpreta el papel principal de una ópera.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *