El vampiro solo quiere una siesta – Capítulo 62: La fuente de la maldición

Traducido por Herijo

Editado por Tanuki


—Bueno, esto no es algo que pueda hacer, por el momento.

Satsuki bajó el ataúd, y estaba tranquilizándose ahí. Giró su cuello y dobló sus brazos para apoyar su pesado pecho.

Su línea de visión parece dirigirse a la raíz de las aguas termales. Agua caliente está saliendo del suelo. Por lo que veo, solo una pequeña cantidad de agua surge.

Por el momento, traté de acercarme y llamarle, pero Kuzuha es más rápida que yo.

—Bueno, Satsuki, ¿no puedes repararlo?

—Oh, cierto…Es un poco difícil ya que parece que el territorio en sí está maldito.

—¿El territorio?

—Oh, ¿no sabes Arge? El territorio, el dragón, el espíritu… hay varias formas de decirlo, pero todas se refieren al flujo de poder mágico alrededor del mundo.

—Ha.

—Los alrededores están despejados, así como el flujo. Y aguas termales de alta calidad surgen dependiendo de los atributos del agua, pero el flujo parece maldito y estancado.

No entiendo el significado esas palabras. En primer lugar, no entiendo que es el poder mágico. De acuerdo con las palabras de Satsuki, parece ser que no solo los seres vivos tienen poder mágico si no el mundo en sí también lo tiene. Y aquí está el hecho de que el flujo de poder mágico está empeorando debido a la maldición.

Dejando de lado si entiendo el mecanismo, si el problema es causado por una maldición, sería mi área. Aunque no por eso deja de ser problemático.

No es como si mi poder mágico se terminara o algo por el estilo. Es solo que, si uso magia, me hace sentir cansado. Porque no quiero cansarme, de mala gana usare poder mágico.

Ya que la maldición es el único oponente, usemos la magia para curarla. Incluso un poco debería ser suficiente.

—Vuelve a lo original.

Usando las palabras apropiadas como disparador. La magia es activada como siempre, los milagros son una ocurrencia común en este mundo.

No se si sea el espíritu o el dragón, pero ya que la magia hace todo, no necesito saberlo. El sol se pone a la distancia y el poder mágico limpiara la tierra.

—¡Sorprendente!

Había una sensación como si algo estuviera quebrado. Esa sensación es acompañada por el entumecimiento de las palmas de mis manos. Lentamente saqué mi mano para observarla y había un patrón rojizo marcado en mi palma, que desapareció rápidamente.

¿Es una maldición?

Cuando el patrón desapareció, sentí una sensación desagradable como si alguien golpeara mi espina dorsal con los dedos. Esa sensación es una maldición. Es la primera vez que me maldicen. Pero de alguna manera sé que lo es. Cuando estoy tratando de disipar la maldición del espíritu, otra maldición estaba siendo impuesta. Aunque no fue efectiva debido a mi alta tolerancia.

—¡Arge!

—Estoy bien. ¿Parecía una maldición poderosa?

No sé quién es la vampira Elsee, pero parece que su personalidad es lo suficientemente mala como para poner una maldición cronometrada junto a la maldición espiritual para detener el flujo.

Sin embargo, esta es una solución para el problema de las aguas termales. Si la maldición es removida el flujo de agua regresara. Miré la fuente de las aguas termales y descubrí que estaba equivocado.

—¿Hmm…?

No entiendo qué pasó. Solo salió una pequeña cantidad de agua. Es lo mismo de antes. Nada ha cambiado. Sigue maldita.

—Esto es… Pusieron algo realmente problemático.

—¿Entiendes que está pasando, Satsuki?

—Parece ser que está siendo obstruido, una maldición diferente se activará cuando trates de dispersarla. Y evita que se elimine completamente pelando la capa superficial de la maldición como punto de partida.

Una respuesta que parece ser problemática es una maldición multicapa y continuará restaurandose si solo dispersamos la capa superior.

—Es una maldición única que agota a las personas…Soy lo suficientemente educada como para sorprenderse. Pero esto es lo más problemático puesto que tenemos prisa. ¿Quién habrá hecho una maldición tan estúpida?

—Oí que es una vampira llamada Elsee.

—Ah…

Satsuki lucía sorprendida, o como si se hubiera rendido, mirando hacia el cielo. Era un estado que hacía saltar su pecho. Como esperaba, esta persona.

Satsuki eventualmente dejó caer su cabeza, suspirando. Trató de sostener su pecho tembloroso con los brazos.

—¿Deberíamos llamarlo una calamidad o un desastre?

—¿La conoces?

—Es más el haber escuchado de ella que conocerla. Es una vampira peligrosa con una recompensa puesta por su cabeza por la Asociación Landsknecht.

—Lands ¿qué?

— Landsknecht, personas que proveen apoyo militar por dinero. Principalmente apoyan la fuerza extraordinaria del país, explorando zonas de peligro, escoltando mercaderes, etcétera. La asociación maneja a las personas. Hacen reclutamiento estableciendo un precio sobre la cabeza de existencias peligrosas.

Por lo dicho, parecen ser mercenarios que trabajan por dinero. Las víctimas usaran su dinero para pedir ayuda a la asociación y poner precio sobre Elsee. Bueno, esto es algo absolutamente problemático. No nos acerquemos a ellos si los encontramos.

Decidiendo el rumbo a tomar con las personas peligrosas aún por conocer, comencé a concentrarme de nuevo. Necesito volver a intentar, sin desperdiciar tiempo.

Esta maldición fue hecha para evitar que las personas pudieran removerla y no puede eliminarse de una sola vez. Incluso si es problemático, debería ser capaz de hacerlo si uso todo mi poder.

No puedo usar una mano bajo como lo hizo la otra parte. Así que decidí lidiar con ello con todo mi poder.

Lentamente concentra la conciencia, como sumergiendo la cabeza en el agua.

Sabía cómo poner mucho poder mágico. Solo pensando fuertemente. No soy bueno en eso, pero ahora no es momento de preocuparse.

Sonidos de donde surgen las aguas termales. Las hojas moviéndose con el aire y el chillido de los insectos. Una voz proveniente de Kuzuha como golpeando una onda de sonido.

—No necesitas sobre esforzarte Arge.

La ignoré porque eso no es posible. Es solo irresistiblemente problemático, solo quiero terminar con esto aquí ahora. No tiene punto levantar ambas manos. Es cuestión de preparación. Hablé de nuevo las palabras en el frío aire.

—Flujo, regresa a la normalidad.

Con las palabras dichas, la magia volvió a crearse. Como si fuera algo rutinario, hubo un rebote, pero no una repetición. Lo soporte en esta ocasión. Esta el sentimiento de ahogamiento de nuevo pero lo lograre.

Cuando exhalé y vi el resultado de la magia, parece haber algún efecto. Un ruido fuerte fue escuchado, y el flujo de agua caliente incrementó.

Sin embargo, es difícil decir que está completo. Las aguas termales están brotando del suelo y las rocas a los alrededores están cambiando de calor como prueba de que hay agua caliente, Sopló una briza de la montaña como para reírse y el tocado del vestido fue perturbado. Lo acomodé para no perturbar mi corazón,

Incluso a máxima potencia está suprimido a este punto.

Mi recuperación mágica y fortalecimiento físico están al valor máximo. En otras palabras, en este mundo, puedo utilizar el poder curativo más efectivo. Incluso en un mundo donde la magia es una ocurrencia cotidiana, es un poder capaz de hacer que las personas pongan ojos de sorpresa y crean que es un milagro. Lidió con tal poder, y lo evitó.

No está completamente dispersada pero poco a poco el poder de la maldición se está debilitando.

La maldición podrá ser eliminada completamente repitiendo el hechizo varias veces. Aunque no sé cuántas serán.

—Parece que tomará tiempo. Por favor esperen un poco más.

Le hable a Kuzuha, quien está parada silenciosamente atrás de mí. ¿Por qué está en cuclillas y sosteniendo sus orejas? ¿No respondió porque el resultado fue solo ese? Hubo un resultado y aún tengo poder mágico así que no existe razón para apresurarse.

—Detente, Arge.

Satsuki me pidió que me detuviera cuando iba a intentarlo de nuevo. Volteé hacia la dirección de donde provenían las palabras. Antes de saberlo, Satsuki venia hacia mi dirección. Nuestros ojos coincidieron. Tenemos el mismo color de ojos, pero los de ella lucen más cálidos que los míos. Satsuki sonrió levantando un dedo. Ella es alta pero sus dedos tienen la delgadez característica de las mujeres.

Ya veo lo que quería indicar. Había algo que estaba cargando con ella todo el tiempo. Oscuro, el ataúd que estaba puesto en el suelo se había perdido en la oscuridad de la noche.

Estaba confundido sin entender el significado. Tomando mi mano, Satsuki hizo una sonrisa profunda.

—Déjanos ayudar, ¿Por qué no descansas un poco?

—¿Quién necesita descansar? ¿Yo?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *