El vampiro solo quiere una siesta – Capítulo 65: Remojándose en las aguas termales

Traducido por Herijo

Editado por Tanuki


—Haa~

Hundiendo mi cuerpo y suspirando me relajo completamente. Mi trasero toca el suelo. El agua caliente recorre mi cuerpo y me hace sentir caliente. Estaba disfrutando ese calor.

Es de la temperatura perfecta…

Es una calidez agradable que recorre hasta el núcleo. El agua caliente es asombrosa. Cuando cubre hasta el hombro, se siente bien.

Es verdad que no necesito tomar un baño de esta forma debido a que puedo retirar la suciedad con magia de recuperación. Sin embargo, si me sumerjo de esta forma en agua caliente, a pesar de que no es tan bueno como tomar una siesta, es realmente placentero.

Me sumerjo hasta el hombro y observo mi cabello plateado flotando a mi espalda. Cuando estaba soltando mi segundo suspiro del día, pude escuchar pisadas.

Esos pasos llenos de espíritu y éxtasis eran de Kuzuha. Naturalmente remueve sus ropas y corre sin esconder su cuerpo desnudo saltando a las aguas termales.

—¡Es un baño!

Se escuchó el sonido llamativo del agua caliente salpicando. Kuzuha que había llegado, saltó felizmente al agua mientras sus orejas y cola absorbían una gran cantidad. Sería algo que molestaría a las demás personas, pero ya que somos solo nosotros, no hay problema.

Kuzuha juega con el agua caliente con una sonrisa inocente disfrutando de las salpicaduras. Parece un perro jugando en el agua o más bien un zorro.

—¡Se siente bien, Arge!

—Estoy de acuerdo.

—No tenias que adelantarte, ¿tanto querías tomar un baño?

—Bueno… Sí.

Ciertamente era el caso. La maldición es demasiado molesta y sudé bastante con el hechizo en las aguas termales. En gran parte debido al impulso de sangre.

Sin embargo, hay otra razón por la que me sumergí en las aguas termales tan pronto como me quité la ropa y sin esperar a las otras tres.

En principio… soy un hombre.

Este cuerpo sin lugar a duda es de una chica, pero el alma es la de un hombre. Por lo menos haré eso.

Para Kuzuha, esto no es más que un baño con puras mujeres, y está en lo correcto. Si solo se le presta atención al cuerpo, cada una de mis partes son las de una hermosa chica.

Incluso después de observar a Kuzuha desnuda, no pienso en nada, pero aun así soy un hombre, por lo menos en lo que la mente se refiere. Creí que sería grosero ver a tres chicas quitarse la ropa. Por lo que me desvestí y entré primero.

Kuzuha es delgada en general, pero tiene un cuerpo sano y flexible.

Hay algo moviéndose. Por la duda de que era lo que se movía, observé su cola, tres de ellas crecían de un punto un poco por encima de su trasero. Es parecido a un hueso de la cola.

—Estás llena de espíritu, ¿no es así?

¡Enorme!

Es lo primero que pienso ante la aparición de existencias con tal volumen.

Satsuki entra lentamente al agua caliente con su largo pelo negro atado. Su pecho suelto flotando en el baño como si fuera una… o dos criaturas vivientes.

—Mi corazón se siente ligero, después de todo las aguas termales son lo mejor. ¡No puedo cansarme de ellas! ¡Literalmente tengo un cuerpo más ligero!

—¿Es así…?

—Bueno, después de todo este par de mochis frescos son demasiado grandes. Ni siquiera puedo ver mis pies.

Ciertamente, no se podrían ver si son de ese tamaño, incluso si no lo dices es algo obvio.

Pensé en sumergirme. Pero desde la perspectiva de Satsuki, soy una chica. Si iba a tener una platica de chicas, necesitaba pensar en algo que no sonara extraño.

Una vez más sentándose a mi lado puedo observar que es grande y no solo me refiero a su pecho sino a toda ella.

Satsuki es una mujer alta. No es gorda más bien es delgada a excepción de la zona del pecho, pero mientras mayor es la altura más grande en su conjunto se vuelve.

—Bueno, de lo que dijeron Arge y Kuzuha hace no mucho… ¿No son demasiado jóvenes para estar viajando solas?

—Existen algunas circunstancias.

—Me lo supuse.

A pesar de que evité responder de manera clara, Satsuki pareció aceptar, sumergiendo su cabeza. Su cabello negro se hundió profundamente en el agua caliente, y su pecho es sacudido por las ondas. Ella parece como alguien que recurre a la fuerza bruta, pero en realidad nos respeta apropiadamente. Satsuki está observando a Kuzuha quien está jugando con el agua caliente de forma extraña.

Pude sentir que algo estaba mal. O sería más correcto decir algo extraño, es una corriente de poder mágico. Algo parecido a una señal misteriosa se está fugando de Satsuki.

Puesto que soy alguien que también usa magia, recientemente me he vuelto un poco sensible al flujo de poder mágico. No puedo verlo, pero siento el aire golpeando mi piel.

—Satsuki, ¿estas usando magia para algo?

—Para todo.

—¿Qué haces?

—Es demasiado bueno como para dejarlo pasar, ¿no es así? Es por eso por lo que estoy grabando a la pequeña zorra jugando con agua… Sí ¡eso es!

Me parece que algo similar pasó hace no mucho tiempo. Tengo mis dudas, pero no creo que pueda detener a la otra parte. Aun así, es extraño que solo yo esté obligado a escuchar sus ideas y circunstancias. La acabo de conocer, pero no creo que sea alguien que nos haría daño, así que no indagaré más. Llegué a esa conclusión y me sumergí en la bañera. Mis ojos se encontraron con un par de ojos rojos.

—¡Kya!

Estaba tan sorprendido, que terminé gritando como chica. Cuando la responsable sonrió, lentamente salió del agua. El cabello dorado al que le habían retirado los accesorios de flores azules pertenecía a Iris. Cuando se limpió el rostro con las manos, pude notar que tenía una cara maravillosa.

—¡Que linda, Arge!

—Por favor no me espantes de esa forma.

—Oh, lo siento, ¿estás molesta?

—No, no lo estoy.

No parecía preocupada, a pesar de que tomo mis manos con movimientos exagerados. No parecía disculparse seriamente, pero aun así es encantadora, le sienta a la perfección. Solo estaba sorprendido, no molesto. Por lo que no la culparé.

Antes de saberlo, ya estaba dentro del baño, supongo que buceó hasta mi lado, esta persona me causa curiosidad.

Cuando salió de esta forma. Comprobé que es el opuesto a Satsuki en todos los aspectos.

Pelo corto brillante en contraste a un gentil y largo pelo negro. Cuerpo pequeño contra un cuerpo grande en todos los sentidos. Satsuki es agresiva pero educada y cortés, Iris es una persona que parece calmada, pero en realidad es traviesa.

Sin embargo, ambas son definitivamente bonitas, aunque en un sentido diferente de la palabra. Satsuki es hermosa mientras Iris es linda.

Los dos perfiles contrastantes se alinearon naturalmente sumergiéndose en el baño. La impresión que me dan es que inconscientemente se respetan la una a la otra, dejando el lugar donde la otra va a sentarse. Es una acción que sería imposible al menos que se conocieran profundamente. De alguna manera es lo que siento.

Satsuki volteó a la luna brillante.

—Es una buena fuente termal.

—¿Te gustan las aguas termales, Satsuki?

—Sí, desde hace mucho tiempo… Arge

—¿Sí?

Debido a la atmósfera que había y a que fui llamado de pronto mi reacción fue lenta. Satsuki no dijo nada ante mi tardía respuesta, mas bien estaba sonriendo gentilmente. En esta ocasión llamó a Kuzuha.

—Kuzuha

—¿Qué ocurre Satsuki?

Kuzuha quien fue llamada sacude su cola que está empapada viniendo a este lugar. Su pelaje y cola estaban escurriendo de agua. Satsuki asiente en satisfacción ante la llegada de Kuzuha.

—¿Ya decidieron a donde irán a partir de ahora?

—Por el momento planeamos quedarnos aquí un par de días más, y después partir a la capital, ¿no es así, Kuzuha?

—Sí, no tengo problema con eso.

—¿Es así? … ¿Deberíamos ir juntos entonces?

—¿Qué?

—Vivimos en la capital, por lo que no debería haber problema si regresamos con ustedes, ¿verdad Iris?

—Es la primera vez que lo escucho, pero no tengo objeción.

Un entendimiento mutuo que es bastante ligero, pero que se da de forma natural.

No tengo ningún problema. A parte me gustaría seguir conversando con ellas. Cuando dirigí una mirada A Kuzuha, ella levantó su mano.

—Seguiré a Arge a donde quiera ir, y pienso que sería bueno si alguien nos acompañará.

—En ese caso, ¿podría pedir que nos acompañaran, Satsuki, Iris?

—Por supuesto.

—Está bien.

Kuzuha sabe el camino a la capital, pero si planeamos vivir ahí, sería mejor si le preguntamos a alguien local.

Ambas son vampiros y pueden entrar a una montaña como esta, por lo que parece ser que tienen cierto grado de fuerza.

Seremos capaces de relajarnos incluso si somos atacados por un demonio en el camino. Bien, entonces alistemonos.

Mientras pensaba en cosas como esas, tomé las manos provenientes de Satsuki e Iris de la misma forma que Kuzuha estrecho la mano con ellas. Mientras Satsuki se estremecía ante el apretón de manos, Iris lo tomó sin vacilación. Dando a notar de una forma un poco extraña que son dos personas completamente opuestas entre sí.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *