El vampiro solo quiere una siesta – Capítulo 68: El guardián del bosque se molesta

Traducido por Herijo

Editado por Tanuki


La paz de la mañana fue destruida por un agudo chillido. El ruido proviene de varias aves, y la única razón por la que harían eso es por….

—¡Un intruso!

Sentí un gran disturbio en el bosque, como si cientos de voces comenzaran a llorar de terror. Temo que algo terrible haya pasado o que vaya a suceder.

El bosque que protejo. Cuando un desconocido entra a él, las aves me llaman o al menos eso es lo que les he ordenado. Tomando el hacha, poniéndome de pie y corriendo a través del bosque. Con cada paso que doy, el suelo tiembla y siento que las flores podrían arruinarse, pero no puedo darle importancia a eso ahora. Si no me apresuro, todo el bosque podría estar en peligro.

Los cazadores furtivos vienen una y otra vez tratando de robar la gracia del bosque. Solo se lo doy a aquellos que son merecedores, pero desde luego, hay un límite de lo que puedo dar sin dañar al bosque. Los cazadores son blancos de odio y deben ser eliminados.

Es problemático hacerlo cada vez, pero ese es mi papel. Y es algo que se ha vuelto más fácil con el tiempo. Su fuerza me acompaña.

¡El contrato de sangre que mi amiga me dio!

La vampira de cabello plateado, Arge. Su contrato de sangre me da un mayor poder. A parte no es como si me estuviera descuidando. Para lograr superar mi problema con la velocidad, he estado practicando repetidamente, y la habilidad de “Guardián del área” también está aumentando.

Recientemente, incluso puedo usar magia.  No hay error en decir que estoy creciendo.

Cruzo el bosque a gran velocidad mientras rujo. Ahora, cazadores, he llegado. He venido a juzgarlos. Es un rugido con la intención de comunicar esos pensamientos. La mayoría de los cazadores han caído en las trampas establecidas por los goblins y los kobolds, los cuales son más cooperativos que antes.

Corro hacia un intruso, guiado por la voz de las aves. La otra persona está de espaldas. A pesar de que la distancia aún es considerable, elle debería ser capaz de oír mis pasos o sentir el temblor. ¿Por qué no reacciona? ¿Me estas invitando? Te aseguro que aceptare esa oferta. Cuando estaba a una distancia corta. Salté usando todo mi poder y velocidad. Balanceando mi hacha favorita con toda mi fuerza. Con este ataque probablemente aplastare a mi oponente.

—Floración.

En ese momento, una palabra familiar entró a mis oídos. Decidí soltar mi arma.

Desde luego, el hacha aún mantiene la inercia que la hace volar hacia donde estaba ella golpeando únicamente el suelo, pero eso no importa. He dejado el arma porque no importa si la uso o no cuando me enfrento con esa persona.

En este momento está desaparecida, puede golpear de cualquier dirección y estando desarmado es mi única oportunidad de reaccionar a tiempo. No me moví o hice siquiera un sonido, tratando de concentrarme lo mejor posible. Apareció pocos metros atrás de mí, finalmente logré verla por un momento para retroceder. Parece que he evitado su ataque por un margen mínimo.

Una mujer fantasmal con pelo corto negro. No se su nombre, pero nunca olvidaré su rostro. Su imagen borrosa, su sonrisa y ojos color ámbar que jugaron conmigo la ultima vez que nos enfrentamos, son algo difícil de olvidar.

—¡Has vuelto!

Mire furioso hacia donde se encontraba, pero aún es un fantasma. Lo mejor que puedo hacer con todo mi poder es evitar su ataque una vez. Está el sentimiento desagradable de que está mirando a los alrededores sin siquiera darme importancia. Realmente estoy molesto, pero seré paciente. Si me enojo aquí y peleo de forma descuidada, terminare muerto.

—Hmm… pensé que eras más listo que antes, pero parece que aún no puedes usarlo apropiadamente.

Lejos de moverse, ni siquiera muestra intención de pelear. Solo está conversando conmigo.

—¿A qué te refieres?

Algo está mal. Pensé que era debido a que su atmósfera cambió demasiado. La incomodidad de la última vez que pelee con ella ha desaparecido. Comparada con antes, está bastante calmada. Parecía como si no estuviera interesada en el bosque o en mí. sacudió sus hombros como si estuviera sorprendida. A pesar de que no estoy interesado en sus acciones, debo mantenerme atento de sus movimientos.

—¿No es obvio? He venido por Vampear no por ti.

—¿Qué? ¿Vampear?

—¡Vampear!

No es con la hermana mayor Arge, así que no podría saber a quién se refiere, después de todo es una palabra que no recuerdo.

No recuerdo demasiado. Pero siento como si hubiera escuchado esa palabra antes. ¿Cuándo fue?

—Hmm…

—Ah…

—No…

—¡Argento! ¡Argento Vampear!

—¡Ah! ¡Ya!

Finalmente fui capaz de entender sus palabras. Argento Vampear. En otras palabras, la hermana mayor Arge. Ya que la llamo así, no recuerdo su apellido. En primer lugar, los apellidos no son comunes en los vampiros. Ya que normalmente son seres que nacen de la magia y no de sus ancestros. Incluso si lo olvido, no es algo que se pueda evitar.

—Es inútil incluso si tratas de ocultarla.

Sus palabras amenazantes aún me ponen a sudar, y se puede ver que esta hablando enserio. Si no obedezco sus palabras, la batalla será inevitable. Pero ¿Qué hago? ¿Dónde estará Arge ahora? Solo se dé la dirección . Escuche la historia de que iría a la república, también está el vínculo espiritual del contrato de sangre.

Para ser honesto, sería bastante difícil para mi contactarme con ella. Incluso ahora no estoy seguro de poder hacerlo.

Sin embargo, tampoco sería bueno decirle a esta mujer donde se encuentra. No creo que pueda ganarle a Arge, pero no hay forma que le diga la localización de mi benefactor a una persona peligrosa.

Sería molesto si se encontrara con Arge y ya que no hay nada más que decir, eso lo define.

—¡Vamos! ¡trae a Vampear!

—¡Vamos! ¡trae a Vampear!

Vampear esto, Vampear lo otro, que ruidosa.

—Esa persona ya no está aquí, después de todo nunca fue una habitante de este bosque para empezar.

—Entonces… dime donde esta

Bien, tomó la carnada. Traté de reprimir mi risa cuando vi su cara y apunté hacia las afueras del bosque. No es la dirección por la que fue Arge si no una completamente diferente.

Esperé porque volteara hacia esa dirección y lentamente le dije.

—Dijo que iría hacia el Imperio antes de irse.

—¿Por qué ir a ese lugar?

—No se su propósito, parece ser que había algo importante sucediendo ahí.

—Propósito…, ya veo. Supongo que no será fácil encontrarla…

Intenté no responder, ella hace una cara chistosa llena de resentimiento. Es una cara que parece preguntar por Arge hasta el final.

Es la primera vez que hago algo por el estilo, pero esta mujer es un oponente con la cual no tengo que luchar. Es similar a Arge en el sentido de que no le importa el valor de este bosque. En ese caso la engañare para  que vaya a lugares donde no moleste. De acuerdo con la historia de las aves, el imperio es un país desolado. Espero que no muera por allá.

—No mientes…¿cierto?

—Es una persona que es irrelevante para el bosque así que no hay motivo para ocultarla.

—Bien. Entonces me voy.

—Floración —su apariencia está desapareciendo. Es la segunda vez que veo su movimiento, pero aun así no puedo verla a ella. Se había ido antes de que lo notara.

La crisis ha pasado. Juzgué eso y relajé mi cuerpo. Estaba sudando de mala manera, mientras estaba sentado sobre una roca cercana, cada que el viento soplaba sentía frío.

—Supongo que lo estás haciendo bien, Arge.

Con el poder del contrato de sangre, sabemos la condición del otro. Lo que obtengo de ella es que está sana.

Sin embargo, hablando de ella, quiero ver su cara. Es algo que no se puede evitar. Tengo ese sentimiento, pero es algo que yo mismo negué.

Sus pies son de esa forma…

Incluso ahora apenas puedo moverme con esa maldita mujer frente a mí. Arge es diferente. Ella mostró un nivel completamente diferente, aplastando el orgullo de esa mujer hasta el punto de que quedó resentida. Con gente así de poderosa en los alrededores ¿Qué puede hacer alguien como yo?

Solté un gran suspiro y observé mis manos. Puedo sentir que soy más fuerte después del entrenamiento, pero no es suficiente.

Tengo que volverme cada vez más fuerte y proteger el bosque. Y si es posible, quiero usar mi poder para ayudar a Arge.

—Con eso en mente, entrenare aún más que antes.

Golpeé mi rostro con mis manos. Tengo el poder que Arge me dio, y estoy motivado. Entonces el resto solo depende de que entrene con todo mi esfuerzo.

Estoy seguro de que puedo ser más fuerte.

Una conexión con esa persona aún está dentro de mi cuerpo. Creyendo que algún día volveremos a encontrarnos, levanté mi espalda.

Antes de darme cuenta el sol ya estaba en el punto más alto. Si esa persona lo viera, seguramente tomaría una siesta.

Para mí, es momento de un entrenamiento especial.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *