Aunque fui invocada como un chivo expiatorio, encontré la felicidad

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné

Corregido por Raine

Autor: Takatō Yū

Género: Fantasía, Romance, Vida diaria.

Sinopsis: Un círculo mágico envolvió a una hermosa chica de mi clase, pero esa chica me hizo su chivo expiatorio y fui invocada como una Santa en su lugar.

¿”Oh, Gran Santa, subyugue al Rey Demonio”? ¡Deben estar bromeando!


— ¡Oh, Gran Santa! ¡Por favor, sálvenos!

¿Eh? ¿Qué están diciendo estos tipos?

Miré distraídamente alrededor: había varias personas vistiendo largas sotanas [1] blancas con capuchas rojas en una gran habitación de piedra blanca. También se encontraban varios hombres robustos vestidos como caballeros y algunos  tipos apuestos entre ellos.

En esta habitación llena de gente,al mirar al suelo, vi un gran círculo mágico plateado.

Ah, ¿esta es la tan conocida invocación a otro mundo?

Lo comprendí inmediatamente. Y en el momento en que lo hice, maldije a la mujer que se atrevió a mirarme con tales ojos.

¡Yo no era quien se suponía que fuera invocada! La verdadera persona era una hermosa p*rra de mi**da de mi clase.

Después de clases, cuando esa p*rra de mi**da fue súbitamente rodeada por un círculo mágico, me agarró del brazo a mí, quien se encontraba frente a ella y me tiró al círculo. Acto seguido, escapó mientras se reía de mí tras haberme convertido en su chivo expiatorio.

Gracias a eso, fui invocada.

Realmente quería matar a esa z*rra.

—Oh, Gran Santa. Por favor sálvenos, salve a este mundo.

Los múltiples tipos guapos que estaban frente a mí me miraron con sus hermosas sonrisas. Tengo un cuerpo esbelto y firme, pero no poseo encanto alguno. Sus rostros bellos y radiantes son delicados y están dispuestos simétricamente, pero yo no tengo ningún interés.

Lo más probable es que sean los hombres elegidos para controlar y manipular a la Santa. Si no hubiese sido yo, sino esa p*rra la que hubiera sido convocada, probablemente se enamorarían a primera vista y se desarrollaría una historia tipo harem inverso porque, aunque ella tiene esa personalidad, es casi una belleza.

No obstante, puesto que la que fue convocada es una chica ordinaria que encontrarías en cualquier lugar, tal desarrollo sería imposible. Sus miradas burlonas así lo indican.

— ¿De qué se trata esto? —Por ahora, resistirse sería inútil.

Por el momento, les seguiré la corriente  y escaparé cuando aparezca la oportunidad.

Me llevaron al lugar donde se encontraban el Rey y los peces gordos y allí me explicaron la situación actual: en los últimos años, los monstruos aumentaron su actividad y se extendieron por el reino por culpa  del Rey Demonio o algo así. No sé si eso sea cierto o no, pero no hay duda de que las personas que viven en este reino creen que sí.

Lo investigaré en profundidad más tarde, no es como si esto no tuviera nada que ver conmigo.

♦♦♦

Aún cuando tenía la intención de escapar cuando apareciera la oportunidad, antes de darme cuenta, me habían lanzado a la “Unidad de Subyugación del Rey Demonio”. Como Santa, aparentemente tengo el poder de purificar la tierra profanada por el mal, los monstruos y los demonios. Dijeron que era el poder sagrado.

Simplones.

Me convertí en la más fuerte después de varios meses de entrenamiento intensivo. Mi cuerpo fortalecido se volvió fuerte y ágil, con mi gran poder mágico podía lanzar magia del nivel más alto y de clase mítica.

Eso significa que ya no tendré enemigos, ¿no? Con esto puedo protegerme sola, ¿verdad?

Los miembros de la unidad de subyugación son dos caballeros y dos magos: son todos unos imbéciles.

Los tipos trataron de seducirme al principio, pero como yo no tenía ningún interés y eran realmente molestos, el resultado fue obvio: se convirtieron en perros obedientes después de que los amenacé. No son de mi gusto, es por eso que desde el principio era imposible que me sedujeran.

Fui junto con mis perros obedientes a subyugar al Rey Demonio. En el camino, purifiqué las tierras profanadas por el mal y eliminé a los monstruos y los demonios, llegando sin problemas al castillo del mencionado Rey.

—Gran Santa, hemos llegado al castillo del Rey Demonio. Entremos rápidamente.

Ignoré las palabras de los guapos caballeros quienes me señalaron la entrada del castillo y volé por el cielo. Mi objetivo era la habitación más alta de la fortaleza, no había ninguna necesidad de avanzar por la entrada.

—Me voy. Ustedes pueden ir por su cuenta —Floté alto en el cielo mientras ignoraba las voces que intentaban detenerme.

Cuando entré en el último piso por una ventana, me encontré en una hermosa habitación con un hombre de pie ante un llamativo trono, completamente solo.

Al echar un vistazo al hombre, recibí una conmoción y mi cuerpo se puso rígido: hombros altos y anchos, pecho grueso, cintura firme, piernas largas y gruesas… Este hombre me estaba mirando con su cara varonil finamente cincelada.

Me sentí abrumada por su fuerte presencia. No podía dejar de ver su cabello negro azabache y sus brillantes ojos rojos.

Parece que me he enamorado a primera vista… del Rey Demonio.

—Has llegado al fin.

Estaba paralizada por su encantadora y profunda voz. Sin poder decir nada, sólo lo miré fijamente. Él se aproximó lentamente, luego acercó su rostro al mío y abrió sus labios grandes y fascinantes.

—No me importa si eres la Santa o no. Te amaré eternamente, así que, conviértete en mi Reina. —Encontrando sus apasionados ojos rojos con los míos, dijo las palabras que más deseaba escuchar con una seductora voz grave.

No creo que exista una mujer capaz de resistirse a su seducción.

Asentí lentamente como por instinto. El Rey Demonio sonrió como un niño con su rostro varonil y, al ver esa sonrisa, mi corazón latió fuertemente.

Me di cuenta de que mis mejillas estaban teñidas de rojo. Había caído completamente enamorada de este hombre, caído hasta el profundo y oscuro fondo donde no llegaba la luz.

—Te he estado observando todo este tiempo. Te quería lo más pronto posible. —El Rey Demonio me abrazó después de decir eso.

Parece que me había estado observando con su clarividencia desde el momento en que fui invocada.

Seducida por el Rey Demonio. ¿Y qué? Dado que yo estoy bien con esto, no escucharé las quejas de nadie. ¿La paz mundial? ¿Está eso relacionado conmigo? Es asunto de los humanos de este mundo.

Mi lugar está en los brazos de mi amado Rey Demonio.

♦♦♦

Después de eso, me convertí en la única Reina del Rey Demonio. Al firmar un contrato eterno, parece que viviré tanto como el mismo Rey Demonio.

Y pensar que esta es la vida que me estaría esperando. La disfrutaré mientras estoy siendo adorada y querida por el Rey Demonio.

Me alegro de que me invocaran en lugar de a esa p*rra de mi**da, lo creo desde el fondo de mi corazón. Mi amado y fuerte esposo, de ahora en más, vivamos juntos en eterna felicidad.


[1] La sotana es una vestimenta usada por sacerdotes católicos y consiste en un vestido largo hasta los tobillos, de manga larga y que se suele llevar encima de la ropa ordinaria.

★Volver a One-shots★

One thought on “Aunque fui invocada como un chivo expiatorio, encontré la felicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *