Mi hermana, la heroína – Capítulo 42

Traducido por Sharon

Editado por Tanuki


Una luna redonda flotaba en el cielo.

No era la esfera incompleta que necesitaba de otro día, como esa noche de hace tanto tiempo. Esta era una luna llena digna del escenario central en este cielo sin nubes y lleno de estrellas.

A diferencia del Sol, esta luz plateada y genial tenía algo místico. Es la luz adecuada para iluminar a una genio como yo.

Y allí, Charles y yo nos sentamos uno al lado del otro.

—¿Huh? ¿Entonces el plan de separarte de tu hermana realmente funcionó?

—Por supuesto que lo hizo. Fue un plan hecho por mí, no hay forma de que fuera a fallar.

El único sonido que podía escucharse en este jardín desierto era la música que se escapaba del salón del baile y nuestra conversación. Estábamos sentados en la banca del jardín, extendiendo nuestros pies mientras charlabamos despreocupadamente.

Hay un cierto encanto en charlar en el jardín de noche, diferente de nuestros juegos en la Mansión. Junto con la primera vez hace dos años, el año pasado y anoche, esta es la tercera vez.

Se volvió una tradición para nosotros el encontrarnos y hablar aquí en la noche del Baile.

Dejando de lado la Mansión, este jardín vacío realmente es el único lugar donde puedo hablar con Charles sin reservas. Si lo hubiera conocido en el salón del baile, para empezar, nunca hubiera permitido que mi disfraz de señorita cayera.

Así, es muy probable que ambos nos encontremos aquí el año siguiente; sólo para hablar.

Es un lugar refinado y agradable.

Imaginé el futuro que prácticamente ya está decidido y sonreí levemente.

—Hmm, no esperaba que pudieras hacerlo… Pero si dices que esa Marywa te elogió, entonces realmente debes haberlo hecho… ¿Pero cómo?

—Qué tonta pregunta. No dudes de mí. Trabajé duro para ello, así que deberías elogiarme.

Miré a Charles con reproche. Por el bien de Mishuli y el mío, realicé un plan y lo ejecuté. Marywa ya me elogió. Claramente este es un logro que no deja lugar a dudas y sin embargo está actuando de este modo. Charles no es muy considerado con los demás.

Inflé mis mejillas, molesta.

Nuestra conversación giró en torno al Festival. Le conté cómo entramos en la ciudad disfrazados, mientras que Charles habló de sus deberes públicos. Y mientras hablábamos, el tema naturalmente se movió a ese momento durante el desfile.

—Estoy impresionada que pudieras encontrarme en esa multitud de personas. Ni siquiera sabías que estaría allí, no creo que haya alguien que pueda hacer lo mismo.

—Podría encontrarte no importa dónde estés. Eres Chris, después de todo.

—Ho ho.

Sonreí ante su comprensible explicación.

No hay lógica que la apoye, pero sus honestas palabras hicieron que mi corazón se acelerara. No sé por qué, sin embargo me hace feliz.

Es una felicidad diferente a la que siento con Mishuli, aunque igual de incontrolables.

Me puse de pie, agarré la cabeza de Charles, y le revolví el cabello.

—¡Dices las cosas más agradables, Charles!

—… Mmm.

Lo elogié y palmeé su cabeza en recompensa, aunque él no pareció muy feliz.

Mishuli ama cuando hago esto, pero Charles es diferente. Por el contrario, parece infeliz.

Bueno, él es un chico. Quizás está en la edad donde no le gusta que una chica haga estas cosas.

Aun así, somos buenos amigos. Tales cosas sólo son un tipo de juego, así que no es necesario contenerse. Continué palmeando su cabeza por un tiempo antes de sentarme de nuevo.

Estoy increíblemente emocionada.

—Has crecido bastante, Charles.

—¿A qué te refieres?

—¿Hmm? No es nada.

Me miró con sospecha, pero le rechacé mientras tarareaba una tonada. Mi reserva de felicidad no se acabó todavía, tengo un montón en mi pecho.

—Crecer… Por cierto, Chris, parecías mucho más alta en el festival. ¿Cómo creciste? ¿Era esa tu tercera forma?

—¿Así que crezco cuando cambio a mi tercera forma…?

¿Quién diablos piensa que soy? Pasó de lucir insatisfecho a emocionarse. Sus ojos están brillando con expectación ahora.

Sonreí con amargura ante su lado infantil.

—Desafortunadamente, estás equivocado. Todavía no recibí mi tercera forma.

—¿De verdad?

—De verdad.

—Es así…

Sus hombros se cayeron decepcionados, pero esta tontería sobre las formas es algo que escupí sin pensar. No soy un Señor Demonio, nunca pensé más allá de mi segunda forma.

—Bueno, dejando mis formas a un lado, en realidad estaba sobre los hombros de alguien.

—¿Huh?

Charles parpadeó sorprendido.

—¿Mmm?

¿Por qué luce tan sorprendido sobre algo tan común como subirse a los hombros de alguien para ganar más altura? Por el contrario, su sorpresa me confundió a mí, y giré mi cabeza.

No debe saber el significado de esas palabras. Sería extraño, pero quizás no es imposible considerando el lugar de nacimiento de Charles.

Justo cuando pensaba en explicarle amablemente lo que significaba, comenzó a moverse de nuevo.

—Subirse a los hombros… Ah, ahh… Ya veo. Estabas sobre Mishuli, ¿verdad? ¿O quizás la Señorita Marywa? Lo entiendo entonces…

—Ahaha, ¿qué estás diciendo, Charles?

No pude evitar estallar en carcajadas ante sus adivinanzas.

Bueno, en realidad sí lo hice con Mishuli, pero eso fue después del desfile. Y yo era quien la llevaba. Mishuli terminaría aplastada si subiera sobre ella.

Y no hay forma en que Marywa me permitiera hacerlo.

¿Seguramente sabe estos hechos tan obvios? ¿Por qué preguntaría?

Charles sonreía como si intentara desesperadamente confundir a alguien, así que le corregí.

—Sabes, te dije que vi el desfile con un plebeyo llamado León, que tiene mi misma edad. Como era más conveniente, hice que me llevara en sus hombros.

— ¿Huh?

La sonrisa de Charles se congeló.

♥ ❤ ♥

| Índice |

2 thoughts on “Mi hermana, la heroína – Capítulo 42

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *