Mi hermana, la heroína – Capítulo 51

Traducido por Sharon

Editado por Tanuki


Herí a Surfania y la hice llorar, pero desafortunadamente fue insuficiente para satisfacerme.

Lo sé porque difícilmente cedo ante Marywa cuando soporto su tortura. Es difícil romper el espíritu de uno al inflingirle daño físico. Especialmente con una persona obstinada como Surfania. Ella volverá a ser la misma al día siguiente porque es del tipo que nunca aprende.

Por el otro lado, yo estoy muy enojada.

Nunca estaré satisfecha hasta que la derrote por sus malvadas atrocidades. Su actitud se metió en mis nervios, así que decidí organizar una fiesta.

Para ponerla en marcha lo antes posible, consulté directamente con la hermana Calibrachoa más grande sobre mi plan. Como buena organizadora, ella aceptó mi idea con entusiasmo.

Probablemente quiere hacer algo para su hermana, que se la pasa encerrada. No entiendo por qué Surfania la odia tanto a pesar de que ella está intentando ayudar.

En cualquier caso, la Calibrachoa mayor aceptó mi propuesta de inmediato. Sigo siendo una niña, así que la fiesta no será muy grande. Probablemente será una reunión entre amigos.

Por nuestra edad, es improbable que conversemos con los mayores y los graduados de la Academia Real en la fiesta. Sería vergonzoso si no tuviéramos nada en lo que enfocarnos, así que es de mayor importancia que tengamos algunos temas de conversación en mente. Será conveniente ya que soy una posible estudiante y la hermana mayor ya está inscripta.

Crear nuestra propia red de relaciones seguramente hará la reunión más variada e interesante.

Además, es una fiesta organizada por los Calibrachoa y Noir. Estuve creando mis conexiones desde joven. Hay varias personas asociadas conmigo como la hija del Duque y se siente bien que muchos sepan de mi posición social. No hay duda de que será efectivo con la hermana Calibrachoa mayor presente.

Este plan definitivamente tendrá éxito con la colaboración de las Familias de un Duque y un Marqués.

Es una buena oportunidad para introducir a Mishuli en la diversión, así que pedí que la fiesta se realizará en la Casa Noir. Consolidaremos los detalles prontos, pero el plan general parece sólido.

Sorprendentemente, Padre está de acuerdo tanto con la idea de la fiesta como de la asistencia de Mishuli. Pensé que iba a quejarse, pero estuvo de acuerdo.

—… Supongo que será mejor exponerla un poco ante la sociedad para aclarar su personalidad —murmuró.

No entiendo el verdadero significado detrás de sus palabras, pero es un hecho ahora que conseguí el permiso de Su Excelencia, puedo hacer lo que quiera. Lo que falta ahora es coordinar el programa con los sirvientes para terminar con los arreglos.

Quizás haya bastante trabajo, pero nada es imposible para una genio como yo.

Sólo tengo un objetivo detrás de toda esta planificación.

Ver el rostro confundido y molesto de Surfania cuando sea arrojada a mi fiesta.

Definitivamente disfruto organizarla y socializar con las personas, pero estoy cuidándome de no olvidar mi verdadero objetivo. Quiero ver a la despistada y asocial Surfania perderse en las ondas de la alta sociedad. Serán suficientes para alcanzar sus tobillos, para decirlo de cierta forma, así que podrán sorprenderla con éxito.

—Heh, heh, heh, ¡te lo mostraré…!

—¿Hermana mayor?

—Oh, lo lamento Mishuli. No es nada.

Regresé a mis sentidos después de escuchar a mi estupefacta hermana.

Estoy en el mismo cuarto que ella, quien se está vistiendo.

Es tiempo de buscar ropa adecuada para la fiesta. Tuve tiempo para vestir a Mishuli con un lindo estilo, que es lo que más me emociona de esta fiesta.

Usando un vestido celeste que da una impresión sutil, Mishuli levantó ligeramente el borde de su falda y me miró de reojo.

—Hmm. Me pregunto si me queda bien.

—Eres la más linda en este mundo.

Evalúe adecuadamente su lindura.

El vestido enfatiza su delicadeza, como si fuera un hada. Es un color efímero, pero permite que su cabello dorado brille y sus ojos azules se iluminen, dando una impresión vívida.

No hay ningún vestido que sea adecuado para Mishuli, pero el que tiene puesto es especialmente perfecto. Es tan linda que emite la ilusión de que saldrá volando en cualquier momento.

Mi hermana es, como siempre, la heroína de este mundo.

Mantengo esta declaración a pesar de que intento independizarme de ella. En otras palabras, sería justo decir que es la persona más linda en este mundo, aunque no seamos familia.

—Me pregunto por qué eres tan adorable, Mishuli. Es difícil pensarlo, pero no importa porque eres linda.

—Ehehe. Eso es porque eres la hermana más genial del mundo. ¡No es difícil pensarlo, es natural!

Palmeé su cabeza ante el elogio y ella relajó su expresión por la alegría.

Me decepcioné cuando no le permitieron socializar en esa fiesta hace años, pero la hermana mayor de Calibrachoa y yo somos las organizadoras esta vez. No habrá daño si le permitimos atender.

Aplastaré a cualquiera que se atreva a quejarse contra ella, a diferencia de Padre que le prohibió asistir años atrás.

—¿Pero realmente estará bien? Es la primera vez que te presentarás ante tantas personas, ¿no tienes miedo?

—Estoy bien, hermana mayor.

Esta fiesta también será diferente del Festival de la Fundación de hace dos años. Reunirá a otras personas completamente diferentes comparadas con aquellas en las calles ajetreadas y bulliciosas. Socializar con ese tipo de personas a los nueve años podría ser mucho para soportar.

Pero sus ojos azules no muestran señal de temor.

—Voy a esforzarme. Me esforzaré tanto como tú, hermana. No puedo confiar siempre en ti, tengo que convertirme en un verdadero miembro de la Familia Noir y traerle orgullo a la Casa. ¡Haré que todos me reconozcan como tu hermana!

Mostrando su determinación, Mishuli aprieta su gentil pero fuerte puño.

—¡Daré todo lo que tenga!

—… Ya veo.

Mishuli realmente ha crecido en estos dos años. Ya no es mi pequeña y dulce hermana menor que siempre dependía de mí. Tiene sus propios objetivos a alcanzar y es una dama realmente independiente.

Estoy tan feliz de poder mostrarla con orgullo ante los demás.

Palmeé su cabeza y la bañé con elogios.

—Necesito la ayuda de otros en lugar de la tuya para ganar contra Charles, después de todo.

—¿Hm?

Incliné mi cabeza ante sus palabras inesperadas.

¿Por qué menciona a Charles repentinamente?

—Estoy diciendo que debo aplastarlo desde los flancos… Aunque sea de la Realeza, sólo es el Tercer Príncipe y ni siquiera está en la línea sucesoria… ¡Así que tengo que superarlo…!

—¿Hmm?

No puedo escucharla con claridad porqué terminó su murmullo en susurros.

De cualquier forma Charles no participará. Nunca le di una invitación, así que no hay forma de que venga.

—… ¿Por qué hablamos de Charles de repente?

Mishuli sonrió audazmente en respuesta a mi pregunta honesta.

—Es mi enemigo, ¿sabes? ¡Por eso tengo que ganar!

—… ¿Heh?

Su objetivo es una victoria de tan gran alcance que incluso yo, como una genia, tengo dificultades para comprender lo que dice.

Entonces llegó el día que esperaba.

El día en que celebraré una pequeña fiesta a la joven edad de once años, y la brillante y memorable Mishuli se presentará en el escenario público. El día de mi oportunidad para ofrecer una gran bienvenida a mis invitados como la hija del Duque mientras le muestro mi inteligencia.

—Hey, Chris. ¿Por qué no dejas de esconderte detrás mío?

—¡C-Cállate… !

Yo, el “error” en este mundo, bendecida con el cerebro de un genio, tiemblo de miedo detrás de Surfania.


Nota del Autor:

Agregué una encuesta de personajes al final de la página.

Por favor toquen el link ‘Voto de popularidad de la hermana más linda’ y realicen sus votos.

Ahora mismo, Chris y Mishuli están en una competencia amistosa entre el primer y segundo puesto.

| Índice |

One thought on “Mi hermana, la heroína – Capítulo 51

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *