Rehabilitando al villano – Capítulo 20

Traducido por Maru

Editado por Sakuya

Corregido por Sharon


En el Pabellón de Bienvenida Inmortal había un día de descanso cada semana. En ese día, todos podían elegir descender la montaña, leer los textos antiguos de la biblioteca o incluso ir a la arena de práctica para entrenar. Ling Xia decidió que iría a ver a Yu ZhiJue y Song XiaoHu por la mañana, y planeaba buscar a ese Snow Flamma por la tarde.

Ling Xia partió muy temprano en la mañana, y en el camino, se encontró con unos cuantos discípulos de alto nivel que montaban majestuosamente bestias mágicas. La envidia burbujeaba en su corazón, y decidió que de ahora en adelante, también necesitaba encontrar una adorable mascota propia.

Pronto llegó a la Montaña Deadwood, donde los discípulos de bajo nivel como Ling Xia recibieron una recepción bastante fría. Sin embargo, no le importó mucho y le preguntó muy cortésmente dónde vivía Yu ZhiJue, pero resultó que él no estaba en casa.

Un discípulo masculino miró las ropas azul oscuro de su cuerpo y comentó de una manera un tanto distante:

—El decimoctavo hermano menor y el decimonoveno hermano menor deberían estar en la arena de práctica. Es normal que no regresen por días a la vez, así que es mejor que no esperes.

Yu ZhiJue era el decimoctavo discípulo de Feng ShuMing, y Song XiaoHu el decimonoveno.

Ling Xia se sintió un poco abatido, pero el campo de práctica de la Montaña Deadwood no era un lugar donde un discípulo de bajo nivel como él mismo pudiera entrar libremente. Reflexionó un poco, luego le pidió al otro discípulo que le prestara un pincel y un papel, dibujando una cara sonriente y escribiendo torcidamente: la próxima vez los veré a los dos. Aun cuando se entrenan, necesitan cuidar su salud adecuadamente.

Metió a la fuerza ese trozo de papel en el hueco de la puerta, pero en ese momento un sudoroso Song XiaoHu regresó por casualidad. Sonriendo con su par de hoyuelos, divisó a Ling Xia y gritó enérgicamente:

—¡Hermano Mayor Ling!

Song XiaoHu le contó sobre su progreso mientras gesticulaba con entusiasmo con sus manos, hablando sobre lo que aprendió y cosas por el estilo. Después de eso, tiró de Ling Xia para buscar a Yu ZhiJue. Ling Xia fue arrastrado completamente al ritmo del otro y se sintió sorprendido por dentro. ¡En solo unos pocos días de no haber visto a Song XiaoHu, su fuerza había aumentado tanto!

Llegaron rápidamente a la arena de práctica, y Ling Xia detuvo a Song XiaoHu mientras observaba los terrenos internos, observando con cuidado la figura de Yu ZhiJue, que actualmente estaba concentrado practicando su habilidad con la espada. Aquellos de su edad eran los más adecuados para cultivar el cuerpo y la espada, mientras que la energía elemental y el entrenamiento de la energía psíquica se hacía mejor después de aprender los dos primeros.

Con una voz suave que mostraba cierta preocupación, Song XiaoHu dijo:

—Hace unos días, Ah’Jue se fue durante el periodo que el Maestro había designado para el cultivo, y se negó a decir a dónde. El Maestro lo penalizó con aprender una técnica de espada dentro de los siete días que. Escuché decir a un hermano mayor que le tomó tres meses para comprenderlo en el pasado.

Ling Xia se detuvo y parpadeó; esto fue por su culpa, ¿no es así? Miró atentamente a Yu ZhiJue dentro de la arena, a la obstinada y apretada boca de ese niño, a su mirada concentrada y a la espada de alma en la mano. Cuando Yu ZhiJue seguía los pasos de la técnica de esa espada, siempre se detenía en una cierta posición una y otra vez, claramente teniendo dificultades para ejecutar ese movimiento.

La espada que los cultivadores llevaban en su espalda debe estar hecha de piedras espirituales que adquirieron personalmente. La propia esencia y la sangre propia también debían agregarse cuando la forja estaba en el culmen de la finalización, y solo después de verter la energía psíquica, esa espada reconocería a su dueño. Antes de esto, todos los cultivadores utilizan espadas de madera de alma como sustituto.

Yu ZhiJue cerró sus ojos despacio, repasando los movimientos en su mente. Había memorizado cada paso y forma de esta técnica de espada en su corazón, pero incluso después de practicar innumerables veces, no importa qué, no lograba conectarlos. No pudo evitar sentirse internamente triste, e incluso cuando se lo mostraron anteriormente, Feng ShuMing solo lo hizo una vez…

¿Cómo debería conectar esos dos pasos que parecían imposibles de vincular?

Yu ZhiJue recordó los movimientos de Feng ShuMing, y con un destello de inspiración, vertió elementales de agua en los movimientos que lo habían dejado perplejo. La punta de la espada temblaba, su cuerpo extremadamente duro se curvaba de una manera inconcebible, y transportado por el impulso, elocuentemente dividió la roca sólida frente a él por la mitad con un suave giro de su cuerpo, seguido de un hermoso giro cuando la espada volvió satisfactoriamente a su vaina.

Ling Xia no pudo evitar animar.

—¡Bien!

La mandíbula de Song XiaoHu cayó asombrada, murmurando:

—¡Ah’Jue es impresionante! Hermano Mayor Ling, eso no vale, no he aprendido una sola forma de técnica de espada todavía. ¡También necesito entrenarme apropiadamente!

Al decir esto, él caminó dentro de la arena sin ninguna duda, resuelto a enfocarse únicamente en practicar su esgrima.

Ling Xia se rio entre dientes y negó con la cabeza. Esos dos niños eran tan obstinados y competitivos, verdaderos rivales ordenados por el destino.

Yu ZhiJue debió haber escuchado su voz antes porque se acercó lentamente, pero por la misma razón, su mirada se desvió a los lados. Tal vez debido a que acababa de hacer ejercicio, sus mejillas llevaban un tinte natural sonrojado.

Ling Xia lo miró y sonrió:

—Ah’Jue, tu habilidad con la espada de antes fue muy hermosa.

Yu ZhiJue le lanzó una mirada y luego desvió su pequeño rostro como si no le importara en absoluto, usando un pañuelo blanco para secarse el sudor de la frente. Solo que la base de sus orejas comenzó a ponerse roja mientras afirmaba con cierta urgencia:

—¿Algo tan sencillo como eso? ¡Pan comido!

—¡Por supuesto! ¡Ya sabía que eras el más fuerte! —elogió Ling Xia generosamente.

Feng ShuMing impuso una educación estricta, pero con los niños, también necesitaban recibir muchos cumplidos, y golpearlos con severidad y nada más, podría conducir fácilmente al desarrollo de defectos de personalidad.

Efectivamente, ante su alabanza, Yu ZhiJue se sonrojó cada vez más, y aunque se forzó a no sonreír, era obvio que estaba muy feliz.

Yu ZhiJue se volvió para estudiar atentamente el cuerpo de Ling Xia, su complexión volvió gradualmente a la normalidad, y preguntó:

—¿Han sanado tus heridas? ¿Cómo es que has venido hoy?

—Sí… han sanado. —Ling Xia sintió que esa experiencia humillante probablemente se convertirá en una vergüenza que lo perseguirá el resto de su vida, por lo que rápidamente cambió de tema y bromeó: — ¿No era Ah’Jue el que estaba deseando mi visita? Naturalmente, vine inmediatamente cuando tuve tiempo.

Las mejillas de Yu ZhiJue se sonrojaron al instante de nuevo mientras negaba con algo de incomodidad:

—¿Cuándo he anhelado que vinieras?

Al ver esa torpe reacción de tratar de encubrir una mentira mientras la hacía más obvia, Ling Xia realmente quiso continuar sus burlas, pero temiendo enfadarlo, cambió de tema. Los dos se quedaron parados y conversaron durante bastante tiempo, y solo después de pasado medio día, Ling Xia se fue.

Confiando en su memoria, Ling Xia encontró el lugar donde previamente asó pescado y volvió a encender de nuevo un fuego.

Una bestia mágica de fuego elemental, la composición del Snow Flamma era la de un glotón al que le encantaba comer pescado, y aunque se veía muy lindo, en realidad, era muy peligroso. Debido a que el atributo elemental del Snow Flamma era el mismo que Song XiaoHu, hubo un sentimiento innato de intimidad hacia él. Sin embargo, el resultado de su primer examen mostró que no se detectaron elementales de fuego relativamente puros en el cuerpo de Ling Xi, por lo que era difícil decir si aparecerá de nuevo.

Ling Xia había llevado específicamente algunos condimentos diferentes con él, y después de matar dos peces y limpiarles sus vísceras, los condimentó con varias especias, esforzándose al máximo para asar estos peces de la manera más fragante posible.

La vigilancia de una bestia mágica de nivel 7 era muy alta, y aunque el Snow Flamma no era clasificado dentro de las bestias mágicas que ataque, solo se acercaría a las personas con familiaridad tras confirmar que era seguro. La tensión sutil de los músculos de un extraño, la aceleración de la respiración, e incluso una sola mirada involuntaria, podría hacer que levante la guardia.

Por lo tanto, Ling Xia trató de pensar en pensamientos despreocupados y felices para relajarse, y poco a poco comenzó a tratar esto como una experiencia de campamento, inconscientemente metiéndose un trozo de hierba en la boca y tarareando una canción. Con insinuaciones de gozo, apoyó la barbilla en alto y medio se inclinó en la hierba, todo mientras asaba su pescado.

Poco a poco, la fragancia del pescado emanó hacia el exterior. Ling Xia ciertamente no esperaba tener éxito en atraer al Snow Flamma en su primer intento, por lo que comenzó a comer tranquila y pausadamente mientras volteaba y asaba el otro pescado ante él.

En el momento en que terminó de comer el primer pescado y solo quedaba uno, un destello de movimiento apareció en la parte superior de un árbol. Ling Xia levantó la cabeza con mucha naturaleza, y cuando lo primero que vio fue una cola blanca como la nieve balanceándose de un lado a otro, no pudo evitar soltar una carcajada.

El par de grandes ojos ámbar del Snow Flamma miraba fijamente al pez en su mano, fascinado, mientras sus orejas temblaban a ambos lados de su cabeza. Sus dos patas delanteras blancas como la nieve arañaron sin rumbo la corteza, evidentemente conteniendo sus deseos.

Ling Xia, muy generosamente, levantó el último pez en el aire y ofreció:

—Aquí tienes.

Inmediatamente, un destello blanco apareció ante sus ojos, y la mano de Ling Xia quedó vacía. Levantó la cabeza y vio que en ese momento, la boca del Snow Flamma sujetaba firmemente ese pez. Como una bestia mágica elemental de fuego, no temía al calor, por lo que agarró el pez con dos patas regordetas, y comenzó a comer con gusto, masticando y tragando incluso las espinas. Su cola se movía de un lado a otro, claramente satisfecho al extremo.

Cuando Ling Xia se echó a reír y se puso de pie, el Snow Flamma colocó al instante sus patas delanteras en una postura defensiva. Ling Xia no le prestó atención, yendo solo a la orilla del río y saltando dentro para pescar más. Sabía que el Snow Flamma era muy orgulloso y fastidioso; cuanto más intentara acercarse, más se retiraría, pero cuanto más lo ignorara, se acercaría a ti en su lugar.

Rápidamente atrapó dos peces más, usando un pequeño cuchillo para cortarlos y lavarlos cuidadosamente, y luego sacó todo tipo de paquetes de condimentos, cubriéndolos de uno en uno. Sin embargo, cuando estaba a punto de agregar ceniza espinosa, una pata se extendió y aplastó bruscamente el paquete. Ling Xia fue tomado por sorpresa, por lo que en un abrir y cerrar de ojos, toda la ceniza en polvo se derramó por el suelo.

Ling Xia se quedó boquiabierto ante el Snow Flamma con asombro, y rápidamente reveló un par de diminutos caninos mientras retrocedía hacia atrás, con los ojos ligeramente llenos de fastidio por cometer un error. Ling Xia quedó encantado de inmediato, y después de calmar su expresión y bajar la cabeza, continuó sus acciones previas sin pestañear, abandonando esa especia.

Parece que al Snow Flamma no le gustaba el sabor de la ceniza espinosa…

El Snow Flamma se mantuvo en guardia durante mucho tiempo, pero al ver que Ling Xia no le echó otra mirada, retiró sus garras y se recostó, lamiendo los restos aromáticos de sus patas mientras miraba el pez en la mano de Ling Xia, babeando. Realmente amaba el pescado que se cocinaba, pero su dueño era demasiado perezoso, tenía habilidades culinarias horribles y le prohibía descender la montaña. En los primeros años, bajaba y robaba comida, pero fue castigado sin piedad por ello. Quién sabía cuánto tiempo había pasado desde la última vez que comió algo delicioso…

Ling Xia ensartó ambos peces en una rama de árbol, regresó a la fogata, se agachó y comenzó a girarlos con cuidado para asar el pescado en sus manos.

Un delicioso olor emergió gradualmente. Ese Snow Flamma observaba ansiosamente, girando impaciente en círculos y goteando tanta saliva que lo único que lo separaba de un cachorro eran unos cuantos ladridos hambrientos. Tan pronto como Ling Xia indicó que había terminado de cocinar, el Snow Flamma se precipitó al instante, su boca arrebató con precisión la comida y aterrizó más lejos. En solo unos bocados, se tragó a un pez entero, lo que causó un gran impacto en Ling Xia.

Recordó inmediatamente que no se podía discernir el apetito de una bestia mágica solo por el tamaño de su cuerpo. Si un Snow Flamma quisiera, podría comer muchas veces su peso de una vez sin problemas.

No obstante, cuando terminó de comer el segundo pescado, Ling Xia comenzó a limpiar la fogata con el fin de abandonar la montaña. En este momento, el cielo estaba empezando a oscurecerse y, además, definitivamente no creía que ese Snow Flamma glotón lo aceptara tan fácilmente. Cosas como estas tenían que desarrollarse constantemente paso a paso.

El Snow Flamma lo vio apagando el fuego y rápidamente reveló una expresión de insatisfacción. Escupió la cabeza del pez en su boca hacia un lado, mientras sus pupilas redondas y ambarinas se transformaron abruptamente en peligrosas rendijas.

—Mañana, traeré más comida mañana —prometió Ling Xia, temblando en su corazón y revelando una leve sonrisa. Señalando enfáticamente hacia el fondo de la montaña, continuó: —Mañana te traeré algo diferente.

Las pupilas del Snow Flamma regresaron al momento a su estado anterior, lindo y redondo, obviamente comprensivo. Miró con atención la cara de Ling Xia, y con un saltó ágil sobre un árbol, desapareció con un silbido de su cola.

Cuando Ling Xia volvió, lo primero que hizo fue ir a la cocina a buscar ayuda, habiéndose familiarizado con la gente de aquí. El cocinero principal no era un cultivador ordinario, y como Ling Xia no era como los otros discípulos que siempre actuaban de manera dominante y arrogante, sino que le trataba con cortesía, tuvo una impresión muy favorable de él.

En sus últimos días, para mostrar su consideración y cuidado hacia los nuevos discípulos, los miembros de mayor rango habían entregado el pago de este mes por adelantado. Ling Xia secretamente deslizó algunas monedas de energía al cocinero y susurró:

—Tío, espero poder molestarte para que me traigas un pollo asado cuando vayas a comprar comida.

De manera recta, el cocinero estuvo de acuerdo. ¿Cómo era esa tarea difícil? Los discípulos le pedían con frecuencia que les trajera esto y aquello, y en los muchos años que ha permanecido aquí, ¡aún no había visto a un niño tan educado y considerado!

Al mediodía del día siguiente, el cocinero principal trajo de vuelta uno de los famosos pollos asados de la ciudad para Ling Xia y, a pesar de estar firmemente envuelto en una hoja de loto, su sabroso aroma llenó el aire. Ling Xia lo escondió dentro de su habitación, y después de terminar con su trabajo de la tarde, lo llevó a la montaña.

Llegó al lugar familiar, desenvolvió la hoja de loto y una fragancia deliciosa se extendió rápidamente hacia el exterior.

| Índice |

3 thoughts on “Rehabilitando al villano – Capítulo 20

  1. Yun says:

    Es mentira que no lo tienes abandonado y solo en espera su turno como las otras novelas, es que en otra pagina que descubri que lo andabas traduciendo decia eso ;-;)

    • Maru says:

      ¡Hola! La novela no está para nada abandonada y se actualiza semanalmente cada domingo. Además, ¡en nuestra revista “Kovel Times”puedes encontrar ya el capítulo 21! Seguiremos trayendo la novela regularmente ^^

  2. Lirio Alicia says:

    Ohhhhhhh raiox yo estaba segura q Ah’Jue era lindo pero cada vez lo es más 😍😍😍😍😍😍
    Gracias por la droga 😆😆😆

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *