Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 28: No pierdas el control

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Me llevó mucho tiempo darme cuenta de que había subestimado a mi madre, la reina Seoyeong. Además de ser guapa y haber dado a luz a gemelos con poderes mágicos, la reina Seoyeong era realmente una mujer bastante corriente en este mundo, o esta había sido mi percepción. Hasta ahora me había parecido alguien dócil y frágil. ¡Qué equivocada había estado!

La reina Seoyeong se inclinó ante el rey y dijo:

—No tenía idea de lo que debía dar. Su Majestad es como el sol para mí, y le debo todo a Su Majestad. Su Majestad no quiere nada. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 27: Catorce reinas

Traducido por Saitama

Editado por Nemoné


Catorce reinas y treinta y ocho princesas fueron a la primera reunión familiar de la historia, organizada por el rey. Los cuatro príncipes también estaban presentes y un extraño rumor había comenzado a extenderse entre las princesas unos días antes de la fiesta.

—La princesa Sanghee es la primera mujer que ha sido masculinizada exitosamente, por eso es que los príncipes le dieron un trato especial.

— ¿Recuerdan cuán protectores se volvieron mientras ella crecía? Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 25: Trato privilegiado

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Seoyeong Kang tenía diecisiete años cuando me dio a luz, y ahora tenía veintiséis. Era muy hermosa y nunca adivinarías que es madre. No parecía hacer ejercicio, por lo que debe haber sido bendecida. En este mundo, las mujeres mayores de veinticinco años eran consideradas que estaban para el arrastre[1]. En este mundo, ni el derecho de las mujeres ni su reputación como belleza tenían algún valor. Cuando las mujeres ya no eran jóvenes, se las consideraba completamente inútiles. Esto me enfureció y confundió, cuanto más lo consideraba. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 24: El triunfo de Seoyeong Kang

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


Le di el muñeco a Jinsu. Tal vez me lo estaba imaginando, pero el edificio entero parecía estremecerse. No sabía si era real o no. Entonces, una ventana se rompió por sí misma, lo que me dio una idea.

Después de entregarle la muñeca a Jinsu, caminé hacia la escoria. Abrí mis brazos para invitarlo a abrazarme, pero él simplemente me ignoró fríamente.

¡Ese bastardo! Y con todos los caballeros mirando. Qué embarazoso.

No había esperado que él me abrazara de todos modos. Bajé mis brazos rechazados, pero sonreí de todos modos. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 23: Algo raro acerca de esto

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


¿Qué estaba haciendo él aquí? Me preguntaría sobre eso más tarde, antes debo sacar provecho.

— ¡Papá!

Cada onza de mi ser quería que él me vengara. Estaba realmente aterrorizada, esto no era una exageración.

Me aferré a su pierna. Él me miró con su forma distante. ¿No puedes al menos reunir un poco de indignación? ¡Tu hija casi es víctima de un crimen violento a plena luz del día, en un museo!

Por desgracia, se mantuvo completamente plácido. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 22: Tu padre o tu prometido

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


El segundo destino fue el Museo de los Rollos Antiguos. A diferencia del destino anterior, la plantación de algodón, el director salió a saludarnos personalmente. Por supuesto, no me prestó atención.

—Su Majestad, estamos tremendamente honrados por su visita.

Por lo que había oído, el Director del Museo de Rollos Antiguos tenía una posición social de alto rango. No sabía la edad que tenía, pero eso era porque los hombres generalmente no mostraban muchos signos de envejecimiento después de los treinta. Solo exagero un poco al decir que mantuvieron su apariencia juvenil hasta su muerte.

Por otro lado, había diferencias individuales, por supuesto. Hwanseong, por ejemplo, parecía mucho más joven que los demás, como reflejo de su brillantez mágica. El dueño de la plantación de algodón tenía una apariencia mucho mayor, lo que revelaba cuán terribles eran sus poderes mágicos. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 21: El rugido del León

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


15 de agosto. Medio año antes. 

En la fiesta de cumpleaños del príncipe Hwanseok, todos los miembros de la realeza del reino de Goryeo estaban presentes, por lo que fue bañado con regalos.

El reloj dio las once.

—Hwanseok, ¿puedo quedarme con el robot?

—Sí.

—Hwanseok, ¿puedo quedarme el helicóptero?

—Sí.

— ¿Qué tal el tanque de batalla?

—También puedes tener eso.

Hwanseong estaba muy feliz. A su hermano no le interesaban los juguetes. Más bien, eran tan grandes que apenas podían llamarse juguetes. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 20: Pidiendo perdón

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


Como lo he repetido tantas veces, las mujeres prácticamente no tienen derechos como humanos. Mi propio estatus era ambiguo porque, aunque era una niña, formaba parte de la clase noble. Los hombres usaron un título noble para referirse a mí, y comía tres comidas al día sin tener que hacer trabajo físico duro. Antes de mi excursión, no me había dado cuenta de cuán privilegiada era mi vida.

Seguramente, ¿no son… esclavos? 

De los libros aprendí que había tres clases: nobles, plebeyos y esclavos. La mayoría de los esclavos eran mujeres. Y todos los que trabajaban en la plantación de algodón eran mujeres. Era una escena nacida antes de la Guerra Civil de América, excepto que todos los esclavos eran mujeres, que vivían en condiciones abyectas, y eran de diversos orígenes étnicos.

— ¡Ponte a trabajar! ¡Levántate! Continue reading