Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 23: Algo raro acerca de esto

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


¿Qué estaba haciendo él aquí? Me preguntaría sobre eso más tarde, antes debo sacar provecho.

— ¡Papá!

Cada onza de mi ser quería que él me vengara. Estaba realmente aterrorizada, esto no era una exageración.

Me aferré a su pierna. Él me miró con su forma distante. ¿No puedes al menos reunir un poco de indignación? ¡Tu hija casi es víctima de un crimen violento a plena luz del día, en un museo!

Por desgracia, se mantuvo completamente plácido. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 22: Tu padre o tu prometido

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


El segundo destino fue el Museo de los Rollos Antiguos. A diferencia del destino anterior, la plantación de algodón, el director salió a saludarnos personalmente. Por supuesto, no me prestó atención.

—Su Majestad, estamos tremendamente honrados por su visita.

Por lo que había oído, el Director del Museo de Rollos Antiguos tenía una posición social de alto rango. No sabía la edad que tenía, pero eso era porque los hombres generalmente no mostraban muchos signos de envejecimiento después de los treinta. Solo exagero un poco al decir que mantuvieron su apariencia juvenil hasta su muerte.

Por otro lado, había diferencias individuales, por supuesto. Hwanseong, por ejemplo, parecía mucho más joven que los demás, como reflejo de su brillantez mágica. El dueño de la plantación de algodón tenía una apariencia mucho mayor, lo que revelaba cuán terribles eran sus poderes mágicos. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 21: El rugido del León

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


15 de agosto. Medio año antes. 

En la fiesta de cumpleaños del príncipe Hwanseok, todos los miembros de la realeza del reino de Goryeo estaban presentes, por lo que fue bañado con regalos.

El reloj dio las once.

—Hwanseok, ¿puedo quedarme con el robot?

—Sí.

—Hwanseok, ¿puedo quedarme el helicóptero?

—Sí.

— ¿Qué tal el tanque de batalla?

—También puedes tener eso.

Hwanseong estaba muy feliz. A su hermano no le interesaban los juguetes. Más bien, eran tan grandes que apenas podían llamarse juguetes. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 20: Pidiendo perdón

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


Como lo he repetido tantas veces, las mujeres prácticamente no tienen derechos como humanos. Mi propio estatus era ambiguo porque, aunque era una niña, formaba parte de la clase noble. Los hombres usaron un título noble para referirse a mí, y comía tres comidas al día sin tener que hacer trabajo físico duro. Antes de mi excursión, no me había dado cuenta de cuán privilegiada era mi vida.

Seguramente, ¿no son… esclavos? 

De los libros aprendí que había tres clases: nobles, plebeyos y esclavos. La mayoría de los esclavos eran mujeres. Y todos los que trabajaban en la plantación de algodón eran mujeres. Era una escena nacida antes de la Guerra Civil de América, excepto que todos los esclavos eran mujeres, que vivían en condiciones abyectas, y eran de diversos orígenes étnicos.

— ¡Ponte a trabajar! ¡Levántate! Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 19: Vuelo

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


Jinsu estaba sentado en su escritorio, cuando Gihyeon intentó abrazarlo por detrás como siempre lo hacía. Este se sintió volando, y él no estaba volando a propósito.

Jinsu había lanzado un hechizo, al cual Gihyeon ya estaba bastante acostumbrado.

— ¡Yippee! ¡Estoy volando!

Aterrizó en la cama. Se estaba haciendo bastante bueno en los aterrizajes. Después de aterrizar con la cabeza lo suficiente, finalmente había dominado el aterrizaje adecuado.

— ¿Estás leyendo la carta de tu prometida de nuevo? ¡Sólo miraste la carta que te envié y la tiraste! Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 18: El nivel de ese hijo

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


Unos días antes.

Hwanseok, que había enviado a Hwanseong afuera, admitió: —He bebido veneno.

A lo que el Rey frunció el ceño.

— ¿Veneno, dices?

—Sí, aunque no es suficiente para ser peligroso para un hombre cuyos poderes mágicos han despertado.

Hwanseok era obviamente un prodigio, pero todavía tenía solo doce años, por lo que no había despertado completamente la magia. Los sentidos mágicos se despertaban en cualquier momento entre los diez y los diecisiete años, pero en general, el despertar tenía lugar en algún momento más cercano a los quince años. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 17: ¡Tráelo!

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


No tenía forma de saber lo que había sucedido.  El maldito primogénito, Hwan-Seok, me había pedido que me tapara los oídos y cerrara los ojos, y así lo hice. Sentí algo extraño, y de repente había perdido el sentido. Cuando me recuperé, Suyeong se había ido.

Me dirigí a Hwan-Seong, — ¡Su Majestad!

—No puedo jugar contigo ahora. Sólo dame un minuto. Me duelen los brazos —dijo Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 16: Carta para mi prometido

Traducido por Nameless y Nina

Editado por Nemoné


La decimoséptima princesa, Suyeong, tuvo un shock ese día. Apenas se podía mover.

La asquerosa reputación de Hwan-Seok era bien conocida entre las princesas. Si se atrevían a decir cualquier cosa que no fuera el saludo usual, quizás las abofetearía. Había propinado un puñetazo a la primera princesa, Seah Hwang, y pateado a la séptima princesa, Heeyeong Kang, en mi ceremonia de mayoría de edad. Y aun así, aquí estaba él, tratando amablemente a la trigésimo tercera princesa, Sang-Hee. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 15: Las treinta y cuatro princesas

Traducido por Amaterasu

Editado por Nemoné


El Rey estaba sentado en su trono de oro. Había una larga alfombra roja extendida en el piso, con treinta y tantos eruditos alineados en ambos lados.

Los eruditos hacían una súplica apasionada al Rey. Todos coreando: — ¡A la Princesa se le deberían dar poderes mágicos!

—Se convertiría en una gran heroína.

— ¿No es cierto que estamos en este estado precisamente porque a las mujeres se les niegan los poderes mágicos?

—Si la Princesa es capaz de usar magia, traería una gran fortuna al Reino. Continue reading

Dicen que nací hija de un rey – Capítulo 14: Magia

Traducido por Haru

Editado por Nina y Nemoné


Viajé por los terrenos del palacio en algo llamado Bicicleta Mágica. La Bicicleta Mágica, para describirla en términos de la Tierra, era como una scooter [1] que solía montar cuando era pequeña, aunque era mucho más grande. Era un vehículo que funcionaba con magia, así que naturalmente sólo podía ser utilizada por hombres con habilidad mágica.

— ¿Cómo es Su Majestad capaz de utilizar esto? —pregunté a Hyeongseok.

¡Qué feliz me había sentido entonces! Sí, ser sostenida por mi hermano más mayor me ofrecía un sentimiento de placer sereno. Continue reading