Una generación de militares – Capítulo 31: La ira que crece es reprimida (2)

Traducido por Selena

Editado por Sharon


Su Ling no la obligó a montar con él.

Cabalgando detrás de ella y mirando su esbelta figura caminando, las dudas de su corazón se hicieron más pesadas. No había duda de que era Qing Mo, pero ¿cómo una mujer podía entender el entrenamiento de combate y las artes marciales? También tenía muchas ideas extrañas, algunas pensadas con cuidado, y otros métodos muy útiles. Por otra parte, Qing Ling podía mantener la calma frente a un cuerpo inmóvil. Trataba los cadáveres como ramas de canela, y sus autopsias eran precisas al punto en que incluso Dan Yu Lan la admiraba. En el Palacio, donde las mujeres bellas y con talento abundaban, Qing Feng, la segunda hermana, tampoco era ordinaria para pasar de una dama a Concubina Imperial, una de las cuatro princesas, en menos de un año. Sus medios y estrategias no eran los de una persona ordinaria. Leer más…

Una generación de militares – Capítulo 31: La ira que crece es reprimida (1)

Traducido por Selena

Editado por Sharon


—¡¡¡Yu Shijun!!!

El grito de Gu Yun despertó a la mayoría de los oficiales y hombres que tenían los ojos profundamente cerrados y los pies adormecidos. Mirando hacia su dirección, se encontraron con la figura imponente del General Su observándolos, y el rostro de todos los soldados se transformó en pánico y miedo.

Se levantaron con rapidez del suelo y se pararon rectos. Sintiéndolos moverse, sus compañeros los imitaron y al ver a Su Ling, intentaron saltar para imitarlos, pero una ola de agotamiento los arrasó. Leer más…

Una generación de militares – Capítulo 30: Los misterios de la espada Ling Li (3)

Traducido por Yonile

Editado por Sharon


Los entrenamientos de la madrugada casi paralizaron sus extremidades, el salto de rana en especial fue el más despreciado. Para cuando terminaron, las piernas de todos temblaban tanto que no podían caminar. Gu Yun no prolongó su sufrimiento, y obedeciendo el horario, les permitió ir a desayunar.

El entrenamiento comenzaba antes del desayuno. Por eso, después de una semana con tal menú riguroso, no solo sus extremidades eran blandas, sino que tampoco podían comer ni beber por cansancio. GuYun desayunó con ellos, pero aunque los vio comer poco, no dijo nada y continuó mirándolos comer tres bollos al vapor y un plato de avena. Leer más…

Una generación de militares – Capítulo 30: Los misterios de la espada Ling Li (2)

Traducido por Yonile

Editado por Sharon


Los pequeños eunucos salieron felices del Salón de las Flores, Gu Yun también estaba de muy buen humor. Se acercó a Su Ling, y se sentó.

—¿Puedo ir a verla al palacio? —La última vez que la vio fue en el banquete de Zhou Qing y el Primer Ministro Lou, pero las dos tuvieron muy poco tiempo para hablar. Gu Yun recordó su mirada de determinación, pero la terquedad por su hombre la asustó y la preocupó. Aunque no eran verdaderas hermanas, no podía evitar preocuparse por ese tipo de mujer. Leer más…

Una generación de militares – Capítulo 29: La fuerza de élite (3)

Traducido pro Yonile

Editado por Sharon


Los dos permanecieron en silencio durante todo el camino de regreso. Pronto, llegaron a la Mansión donde el médico estaba esperando.

—Xia Guan le saluda, General Su.

Su Ling pasó a su lado sin responder para llevar a Qing Mo a su cuarto. Al llegar, la colocó en la cama y la tapó con una fina sábana. Solo entonces se dirigió al médico. Leer más…

Una generación de militares – Capítulo 29: La fuerza de élite (2)

Traducido por Yonile

Editado por Sharon


¿Saltar al pozo de barro? ¿Qué es esta prueba? 

Aunque tuvieran sentimientos lúgubres, el deber del soldado era obedecer órdenes. No importaba qué insatisfacción tuvieran en sus corazones, debían saltar. Entonces, sin dudarlo, el grupo de hombres grandes y altos, uno tras otro, saltaron al barro.

Acababan de hacer ejercicio sudando y de repente se sumergieron en el barro frío. Esto redujo al instante los poros de su piel y mucha gente se estremeció. Todos los sacos de arena quedaron empapados, por lo que su peso se volvió el doble. Al estar sumergidos, cada vez que el viento nocturno soplaba, sus cuerpos temblaban, lo que sumado al barro todavía pegado a ellos, les produjo una sensación pegajosa sumamente incómoda. Leer más…

Una generación de militares – Capítulo 29: La fuerza de élite (1)

Traducido por Yonile

Editado por Sharon


Sin explicar por qué estuvieron expuestos al sol durante toda la tarde, sin palabras para apaciguar su tormento, sin una pizca de disculpa por ello, Gu Yun levantó ligeramente la mano señalando las cosas extrañas que se encontraban al lado del campo de entrenamiento, y dijo:

—Ahora, dividanse en grupos de cincuenta. Delante de ustedes hay un pozo profundo, una red espinosa, un puente de un solo tronco y un muro alto de obstáculos. Deben saltar al pozo, salir y pasar por debajo de la red espinosa, arrastrarte hacia adelante, cruzando el puente de un solo tronco. Los que caigan tendrán que volver a empezar. En cuanto a la pared, no necesito decir mucho, simplemente trepen. Detrás hay diez arcos y diez flechas. Su objetivo no es el ojo de buey, sino una pluma que cuelga frente a él. Aquellos que puedan dispararle a la pluma podrán quedarse. Leer más…