Burikko – Capítulo 73: ¿Recuperándose? – Q de Corazones (2)

Traducido por Maru

Editado por Ayanami


Esto…podría ser diferente al final de la revolución.

En el Final de la Revolución del juego, al menos, no se mencionaba una ciudad como esta.

O tal vez, simplemente no se mencionó en la historia, pero realmente terminó en este estado.

El Final de la Revolución del juego fue así:

El K de Tréboles y la protagonista lograron juntarse…

Después de eso, la nación Garnet quiso usar su magia y apuntó hacia ella, pero de alguna manera lograron evitarlo. Tres años después, comenzaron la revolución y la monarquía se derrumbó.

Sorprendentemente, al final, se reveló que el líder era el K de Tréboles.

La revolución tuvo éxito, de modo que el rey y Royce-sama fueron ejecutados.

Frente a la guillotina, la heroína y el K de Tréboles se miraron en trance, esa escena supuso el final del escenario del juego, por lo que no se sabía qué sucedió después de la revolución.

—No permitiré que Royce-sama sea ejecutado.

Estaba de costado en mi pluma, mientras desde lo alto de los cielos pasaba sobre la caótica ciudad.

Había una llama saliendo de la plaza. Alrededor, había un grupo de hombres alzando la voz que parecían extremistas rebeldes.

No podía escuchar lo que decían, pero es probable que fuese una crítica hacia la monarquía o algo así.

Todos los rebeldes llevaban ropa negra y pañuelos verdes alrededor del cuello.

—Es peor de lo que pensé, eh…

Probablemente, estaban peleando con la fuerza de seguridad pública…alrededor de la ciudad, había vívidas cicatrices de lo ocurrido.

—Ahora bien, es hora de trabajar, hora de trabajar.

Mi trabajo consistía en ayudar, indirectamente, a los soldados que conducían a los rebeldes fuera de la ciudad, así como ayudar a los soldados que estaban retomando la otra ciudad de las manos de los mismos extremistas rebeldes.

Este fue mi compromiso con Royce-sama y Achille.

No estaba parada en la línea del frente, pero si los soldados estuviesen en peligro, les echaría una mano…qué posición tan complicada.

Algunos magos rojos vinieron a esta ciudad. Deberían estar realizando su trabajo ayudando a los soldados en otros lugares.

Achille fue a verificar el patrimonio del vizconde, así que nos encontraríamos más tarde. Gracias a los grandes esfuerzos de los soldados del vizconde, parecía que el fuego se mantuvo a pequeña escala.

Los soldados del castillo cargaron en la plaza.

Me preocupaban Achille, que se fue al otro lado, y Royce-sama, que se quedó en el castillo.

Hice que los dos llevaran los nuevos tatuajes que completé.

Usando los tintes de las flores que saqué del invernadero de la academia, tatué sus brazos con un diseño a escala. El efecto era protegerlos de las artes prohibidas hasta dos veces.

Honestamente, quería hacer algo más típico de los Hearts~♥, como imágenes de corazones o rosas, pero…carezco del coraje para dibujar ese tipo de diseños en el cuerpo de un hombre.

Entonces, fui con un diseño simple. A primera vista, incluso podría confundirse con un brazalete.

Por supuesto, también lo tenía en mi brazo.

No podían protegernos por completo de las artes prohibidas, pero creo que es suficiente para protegernos, de algún modo, de los ataques sorpresa.

Los soldados del castillo acorralaron a los rebeldes. Los soldados estaban atrapando a los hombres dispersos.

—Qué extraño.

Un cierto grupo de extremistas rebeldes se agruparon y corrieron en una misma dirección. Y quienes los perseguían, eran soldados.

A pesar de que sería más fácil perder a sus perseguidores si se separan, no mostraban signos de hacerlo, lo cual es extraño. Casi parece como si llevaran a los soldados a alguna parte.

Se acercaron a un callejón estrecho y, en el momento en que los soldados formaron una línea, los rebeldes les tendieron una emboscada desde un lado.

Algunos salieron por las ventanas de las casas, otros, de las calles laterales y todos juntos atacaron a los soldados.

La línea de soldados cayó en desorden.

—Mmnmmm…las cosas se ven mal ¿no? A este ritmo… 

Por si acaso, era mejor hacer algo pronto, ¿verdad? Achille me dijo que no hiciera ningún movimiento hasta el último momento.

Desde los cielos, apunté en dirección de los extremistas rebeldes.

—Mmmm…me pregunto si la magia del sueño y la del viento serían adecuadas…si uso demasiada magia, Achille me regañará de nuevo por malgastar mí poder mágico.

Usé la magia del viento para llevar la magia del sueño a los extremistas rebeldes.

Los movimientos de los rebeldes que atacaban vigorosamente a los soldados se volvieron lentos, uno por uno, se derrumbaron.

—Oh, vaya. Algunos de nuestros soldados aliados también se durmieron…ajustar esto es difícil.

Bueno, lo que sea. Con esto, los soldados deberían poder regresar.

Los soldados, que una vez más, tomaron la delantera comenzaron a arrestar a los extremistas rebeldes.

♦ ♦ ♦

— ¡Camille!

Alguien llamó detrás de mí y, cuando me di la vuelta, descubrí que Achille estaba flotando en una pluma como yo.

Parece que antes de que me diera cuenta, regresó de la villa del vizconde.

—A-Achille. Bienvenido de vuelta. ¿Tu villa está bien?

—Está bien. Padre y Desirée se están ocupando del resto.

No mencionó el nombre de Dominique…a pesar de que es el primer hijo y que es el próximo jefe. 

Tenía la sensación de que era mejor no profundizar demasiado, así que decidí no mencionarlo y solo sonreí.

—Ya veo.

—Parece que los soldados del castillo tienen la ventaja aquí, ¿eh? Me pregunto si expulsar a todos los extremistas rebeldes de la ciudad es solo cuestión de tiempo.

—Mmmm…fue molesto, así que tuve que…ah, quiero decir, no importa.

Achille me miraba como si quisiera decir algo, pero al final solo suspiró.

Uf, parece que esta vez no tenía ganas de reprenderme.

—Camille, vamos a la ciudad donde está su sede. Otro grupo de soldados ya se dirige hacia allá.

Asentí con la cabeza a Achille, y giré mi pluma en dirección a esa ciudad.

Esta ciudad, probablemente, estaría bien.

—Entiendo.

La ciudad que servía como base de los extremistas rebeldes está cerca.

Volamos a través de los cielos hacia ella.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *