Decidí crear muñecas – Capítulo 25

Traducido por Gatonegro

Editado por Ayanami


Otro intermedio, este es el progreso secreto de la conspiración de un sumo sacerdote desde hace dos años y la maniobra secreta del sabio.

Un personaje que fue mencionado brevemente en el capítulo 12 parte 1, su ascenso y caída.

♦ ♦ ♦

Hace 2 años.

En la ciudad comercial de Spiril, el Sumo Sacerdote Rofen de la Iglesia Rokisona, vio el infierno de este mundo.

¿Quién es esta “princesa muñeca”? Esto no es algo simple como la magia, es prácticamente el trabajo de un dios malvado.

Todo estaba “claro” para sus ojos.

Las muñecas de peluche que decoraban el “The Borrowed Water Stage Inn” están poseídas por espíritus caídos.

Los seres que fueron privados de su forma original y que, una vez, esclavizaron a los humanos resucitaron con sus oscuras intenciones dentro de esos cuerpos.

Dejando de lado a Altirea Wisp, esencialmente, está reviviendo los horrores de los tiempos antiguos.

Hasta ahora, Rofen no podía ser considerado un individuo adecuado para el puesto de Sumo Sacerdote. El usar medios ilegales para mantener su posición y agotar toda la riqueza que heredó de sus padres para disfrutar del vino y la comida, le dieron como resultado final una cara flácida y un cuerpo de cerdo. ‘Incluso los antiguos dioses son mucho más ascéticos en comparación con Rofen’, además de esta frase se dijeron otro tipo de palabras maliciosas a sus espaldas.

Pero, cuando se enfrentó a la crisis que podría rebobinar la historia, el más mínimo rastro de sacerdocio restante en él ardió como un fénix.

Seguramente, se debe a este momento, por el que una persona fea como yo recibió ese calvario.

Cuando la fiesta acabe, debe regresar de inmediato al Gran Palacio de Culto en la capital imperial. No hay tiempo para luchar contra las facciones y enfrentar esta amenaza. Un compromiso era necesario…pero entonces, el Conde Errante hizo su aparición.

Rofen se sintió aliviado, pero también un poco decepcionado al recordarlo. También estaba familiarizado con el lado oscuro del Imperio y sabía cómo era el conde.

Por supuesto que esto sucedería, sería extraño si una persona con un poder tan único como Altirea Wisp no fuera el objetivo del conde. De ese modo, será encurtida en hielo y se preservará la paz del Imperio y el mundo humano. Es tal como lo escuché, pero el conde debería haber evitado atacar en un área pública. ¿Tiene la intención de hacer una escena con tanta gente?

Por lo general, el conde no se mueve a menos que tenga la intención de quitarle la vida a alguien.

—Es una venganza para cuando la princesa regrese —El significado era desconocido, pero seguía las reglas de ese demente.

Sus acciones no fueron sin precedentes, pero… ¿qué pasa con esta mala premonición?

La nariz de Rofen comenzó a temblar. Debido a su intuición logró mantener su posición hasta ahora. Y, esta vez, sus agudos sentidos tampoco estaban equivocados.

—Aunque mi cuerpo ha caído en la magia del inframundo, ¿puedo tener el honor de servirte una vez más?

El conde estaba arrodillado ante Altirea Wisp.

Rofen comenzó a calcular. Altirea Wisp, las muñecas y el Conde Errante. Además, si el actual Duque Wisp y el Duque Rozerem también se convierten en enemigos, ¿hay alguna posibilidad de ganar?

No, probablemente, debería rendirme, ¿todo el Imperio sería suficiente? Entonces, también el inframundo, por ello, podría ser necesario involucrar a los países más allá de los mares. También, podría tener que usar un hechizo que abra la puerta de otro mundo

Desde ese día, Rofen comenzó su plan para derrocar al demonio conocido como Altirea Wisp. Voló por todo el mundo e incluso consideró necesario visitar directamente la sede del sindicato del crimen…y así pasaron dos años.

Rofen miró hacia atrás, a todo lo que sucedió y pensó.

El Dios todopoderoso también debe estar apoyándome, de lo contrario no habría conocido al Sabio.

Parecía como si fuera guiado por el destino mismo.

En su viaje, Rofen se encontró con una persona de las leyendas.

Desde el lejano pasado, uno de los dos héroes que mataron a los viejos dioses tiránicos.

Un sabio inmortal que, supuestamente, sigue velando por la paz del mundo humano…sin su ayuda, la “Asociación de los Diez Supremos” no se habría establecido.

Formados tanto en el bien como en el mal, ni puros ni contaminados, son diez organizaciones que unieron fuerzas para proteger este mundo. Además, según las palabras del sabio, la familia real Malgaroide incluso dio su sello secreto de aprobación.

—Sumo Sacerdote, se llevará a cabo siete días antes del festival fundador. Con los sacrificios “el malvado espíritu de los ríos y montañas” se manifestará y aniquilará a Altirea Wisp. Con esto, serás aclamado como un héroe.

—Pero señor Sabio, ¿es realmente posible convocar al rey de todos los espíritus malignos?

—No te preocupes, Sumo Sacerdote, mi ritual es perfecto ¿O dudas de mí?

Bajo la mirada penetrante, Rofen no pudo evitar postrarse.

— ¡Claro que no! ¡Será tal como dice!

♦ ♦ ♦

Cuando las personas rinden su destino a los demás, ya no pueden considerarse humanos.

El sabio cree en esto.

El hombre llamado Rofen también es humano.

Se había movido por su propia voluntad y había tratado de confrontar a Altirea Wisp. Si hubiera mantenido su voluntad, el sabio podría haber prestado sus poderes.

Pero Rofen se había separado de su propia iniciativa.

Al principio, solo consultaría con el sabio sobre uno o dos asuntos. Eso era aceptable. Todos, a veces, tienen dudas e inquietudes sobre sus propias decisiones.

Pero, finalmente, Rofen comenzó a evitar tomar sus propias decisiones. Sin las palabras del sabio se volvió incapaz de moverse por su cuenta.

El hombre ya no es humano, todo lo que se podía ver es una encarnación de bestia.

Así, el sabio decidió abandonarlo.

— ¡Claro que no! ¡Será tal como dice!

No tenía ojos para el cerdo que se arrastraba por el suelo y, de esa manera, el sabio abandonó el lugar donde se llevaba a cabo el ritual.

En el sótano de la sede de la asociación alquimista. Una facción llamada “la facción Ezizola” estaba participando en la coalición, en secreto, se le ofreció un lugar.

El sabio murmuró para sí mismo, mientras caminaba en silencio por el oscuro corredor.

—La aprobación de la familia real Malgaroide, ¿no sería bueno si algo así fuese realmente cierto?

Si uno realmente lo piensa, serían capaces de decir que el sabio está mintiendo, esto por una ligera contradicción…pero ya era demasiado tarde.

—Ah, no, espera, hablando de aprobación.

El reino había decidido tomar una actitud pasiva hacia el Duke Wisp y la muñeca que se hace llamar Kajero. Inicialmente, parece que, debido a preocupaciones por el futuro del país, hubo un hombre que envió asesinos tras ella, pero ahora, está “fingiendo no ver nada”.

— ¿La Asociación de los Diez Supremos? ¿Cuántos participarán realmente en eso? Probablemente, ni siquiera la mitad. Casi me olvido, ¿manifestar “al malvado espíritu de los ríos y montañas”?

—Ese espíritu ya ha obtenido un cuerpo con el nombre de Kajero. Me pregunto qué pasará si lo convocó de nuevo. Además, fue solo un ritual improvisado, probablemente, sólo producirá resultados inesperados. Fufu, qué divertido, ahh, tan divertido.

Los labios del sabio se contraen, mientras continúa hablando consigo mismo.

Finalmente, se echa a reír.

| Índice |

One thought on “Decidí crear muñecas – Capítulo 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *