Diario de Observación – Capítulo 14.1: Bertia 17 años (4)

Traducido por Yousei

Editado por Raine


La voz de alguien podía oírse a la distancia.

Junto con la sensación de sentir que tiraban de mi conciencia después de haber sido sumergida en la profundidad del mar, sentí alivio porque al menos podía salir de ese desagradable mundo al fin.

Mi conciencia, que aún se sentía un poco débil, debería volver a su usual estado despejado en cuanto me despertara.

La pereza que sentía no era tan diferente a la sensación que tenía al despertarme en las mañanas.

Mi campo de visión gradualmente se volvió más brillante, y los sonidos y las voces de mi alrededor comenzaron a volverse más nítidas poco a poco.

—¡…! ¡¡…teza!!

Estoy seguro de que los preocupé.

Necesitaba disculparme tan pronto como recuperara mi conciencia, entonces, después de descansar un poco, necesitaba controlar la situación y…

—¡¡Su Alteza!! ¡¡Por favor despierta rápido!!

—¡¡No hay tiempo para descansar!! ¡¡Bertia-sama está…!!

—¡¡Despierte, y por favor controle la situación lo antes posible!! Sino…

—¡¡Levántese!! ¡¡Detenga a Bertia!!

… Está extremadamente activo, eh.

¿Acaso no pueden entender que perdí la conciencia y colapsé?

Muéstrenme un poco de preocupación o lástima…

—S-si no despierta pronto, Bertia-sama… ¡su prometida se rapará la cabeza!

… Espera un segundo.

¡¿Qué clase de situación puede empujar a Bertia a raparse?!

—¡¡Su Alteza!!

La gente a mi alrededor que sacudía mi cuerpo para que me despertara, gritó de alegría cuando abrí los ojos por sus impactantes declaraciones. Sin embargo, no era porque estaban aliviados de que hubiera despertado, sentí que sus aclamaciones se asemejan más a las que hace la gente cuando aparece su salvador.

—¿Podrían repetirme… qué pasó con Bertia, esta vez?

Originalmente, deseaba despertar lentamente tras perder mi conciencia por recibir el ataque de ese espíritu de la luz, pero sentí que había oído algo que no podía ignorar, por lo que no pude hacer realidad mi deseo.

No podía evitarlo. Lentamente sacudí mi cabeza que aún estaba adolorida por despertarme de una forma tan repentina e inmediatamente miré a mi alrededor con el fin de confirmar la situación.

La señorita Joanna estaba arrodillada en la cama donde yo había estado durmiendo, al mismo tiempo que me sostenía de la nuca y me sacudía.

La señorita Silica golpeaba suavemente mis mejillas con un rostro pálido fantasmal.

Zeno estaba sentado detrás de la cama mientras sostenía mi torso y golpeaba mi espalda.

El marqués Nochesse estaba intentando lanzarme el agua de un tazón… espera, cualquiera que sean las circunstancias, no puedes hacerme eso. Soy el príncipe heredero, correcto, ¿marqués?

Bueno, lo que los otros estaban intentando hacer también se sentía un poco… inapropiado, creo. Especialmente Zeno.

Estabas golpeándome a propósito porque ya sabías que estaba despierto, ¿cierto?

También escuché claramente que dijiste “Por mis rencores diarios…” en voz baja, ¿sabes? ¿Aún me guardas rencor porque de forma errónea le di tus bocadillos a Bertia? Para la próxima vez, cuando quiera darle dulces a Bertia, también voy a comprar otra porción para ti, ¿por lo que podrías dejar de chasquearme la lengua? Ah, naturalmente, estaré regañándote todo el tiempo que estés comiendo los bocadillos. Espéralo con ansias, ¿bien?

—¡¡S-su Alteza!! ¡¡Por favor detenga a Bertia, rápido!!

Cuando estaba enviándole una sonrisa silenciosa a Zeno, el marqués Nochesse, en algún punto, había regresado el tazón a donde estaba antes de que me diera cuenta y apuntó a la lejanía, donde mis guardias y mis candidatos a ayudante estaban intentando calmar a Bertia frenéticamente mientras la sujetaban.

—¡¡Por favor déjenme ir!! ¡¡Debo convertirme en una monja!! ¡¡Sino, Cecil-sama será…!! ¡Tijeras! ¡¡Si no hay ninguna, entonces una daga servirá!! ¡¡Si tampoco hay ninguna, entonces por favor présteme esa espada que lleva en su cintuuuuuura!! —mientras grandes lágrimas caían de sus ojos, Bertia seguía forcejeando sin preocuparse de las apariencias.

Era una forma frenética que causaría angustia en los que la miraran, pero… lo que dijo era aún más inquietante. ¿Por qué diablos las cosas tenían que ponerse así? En primer lugar, ¿qué es una “monja”?

—Ella ha intentado cortar su cabello mientras grita cosas incomprensibles como “¡¡Me volveré una monja, así que por favor salven a su Alteza!!” o “¡¡Me afeitaré la cabeza en este lugar!!” desde hace algún tiempo.

—Incluso cuando nos cambiamos de la sala de espera, ella fervientemente apeló a esa mujer llamada Heronia mientras lloraba, diciendo “Si puedes salvar a Cecil-sama, me iré a un monasterio o a cualquier otro lugar”, “Por favor, Cecil-sama…”. Después de que la arrastramos lejos de esa mujer llamada Heronia y la trajimos aquí junto a Su Alteza y usted aún no se despertaba, ella enloqueció y comenzó a divagar cosas como “¡¿Qué debo hacer?! Incluso puedo ir a un monasterio, ¡¿no está bien?!” y “¡¡Estoy dispuesta a afeitar mi cabeza y entrar en el sacerdocio!!”…

La señorita Joanna y la señorita Silica rápidamente me soltaron y se comportaron como si nada hubiera pasado, mientras me apuraban con sus expresiones incómodas al igual que cualquier desconcertada dama noble común. No es como si no pensara nada de ello, pero… en la situación en la que estábamos, no parecía ser posible que me refiriera al tema.

—¡¿Whoa?! ¡¡Esp-!! ¡¡Bertia-sama, por favor no blanda una espada por su cuenta!! ¡¡Es peligroso!!

—¡¡Por favor entréguemela inmediatamente!! ¡¡La voy a usar para rapar mi cabeza!! ¡¡No la usaré para nada peligroso!!

—¡¡Una espada no es algo que se use para cortar cabello!! ¡¡Pero más importante, por favor no se rape!!

—¡¡Como si no lo fuera a hacer!! ¡¡Si no recibo mi ruina, Cecil-sama definitivamente no se levantará!! ¡¡El destino… no, la heroína no lo permitirá!!

—¡¡Le estoy diciendo que está bien!! ¡¡Su Alteza no es alguien que podría ser asesinado aunque lo intentara!! ¡Es por eso, que debe calmaaaarse!

—¡Su Alteza! ¡Por favor deje de estar distraído y deténgala de inmediato! De otro modo, el peinado de Bertia para la ceremonia de boda será algo terrible, ¡¿sabe?!

Dandome cuenta de que ya había despertado, Carlos y Nert,  quienes estaban intentado detener a Bertia junto con los guardias, continuaron haciendo groseros comentarios mientras desesperadamente me pedían ayuda.

… Sentí que el tratamiento que recibía de la gente a mi alrededor se estaba volviendo más y más cruel a medida que los años pasaban, ¿o era solo mi imaginación?

En primer lugar, todos me estaban empujándome demasiado, ¿no creen?

Al menos, comprendan que soy un ser humano normal, no soy inmortal, ¿correcto? Esta bien tenerme un poco más de compasión, ¿comprenden?

Bard se puso entre Bertia y el guardia, interfiriendo con los esfuerzos de Bertia, quien intentaba quitarle la espada al guardia.

Estaba seguro de que Kulgan y Sean que no estaban presentes estaban manejando las cosas en el lugar de la fiesta de algún modo. Porque tampoco estaba la figura de mi padre, no había duda de que les estaba echando una mano.

Todos parecían estar en problemas, ¿pero era absolutamente necesario para mí lidiar con todo esto ahora? Para mí, era interesante observarlos, y me gustaría descansar un poco mientras los miraba, pero…

—¡¡SU ALTEZA!! —Todos excepto Bertia se dieron cuenta de que había recobrado la conciencia y me llamaron.

Por supuesto, el mensaje que podía leerse en sus ojos no era de “preocupación” o “alivio”, era una solicitud de rescate, como “¡¡Haz algo acerca de esto!!”

Esas eran miradas mezcladas con la recriminación de que debía tomar sus puestos de inmediato ahora que estaba despierto.

Sé que están todos desesperados, pero… creo que estaría bien que estuvieran un poco más preocupados por mí, ¿saben?

Bueno, está bien supongo, puesto que Bertia se preocupa de mí a su modo.

—…Comprendo. No hay otra opción, ¿cierto? —mostré una sonrisa torcida y lentamente bajé mis piernas de la cama, mientras revisaba la sensación de mi cuerpo.

Bueno, en este estado, ella de seguro no se dará cuenta de mí incluso si intento llamarla, por lo que probablemente tendré que acercarme para atraer su atención.

Afortunadamente, el lugar donde me golpeé cuando había caído inconsciente estaba sólo un poco adolorido, por lo que no tenía ninguna dificultad particular para moverme.

—Tia, calmate. Estoy bien.

—¡¡Cecil-sama está…!! ¡¡Debo apresurarme y recibir mi ruina!!

—No, ya es imposible, ¿bien?

—¡¡Dios, Buddha, heroína-samaaaaa!! ¡¡No me importa lo que me vaya a suceder, por eso, de algún modo salva a Cecil-sama y a este país!!

—No, nada va a cambiar incluso si se lo pides a ella, ¿bien? Además, ya me puse bien sin su ayuda, ¿no es así?

—¡¡Aaah, puedo oír una alucinación auditiva de la voz de Cecil-sama!! ¡¿Podría ser este el rumoreado “sueño lúcido”?!

—…No sé qué quieres decir. Además, no es una alucinación auditiva, ¿bien? En cualquier caso, ¿no te calmarías un poco?

—Cecil-sama, ¡¿qué se supone que deba hacer?!

—…Por ahora, tranquilicemonos un poco, ¿bien? —Tomé las manos de Bertia ya que parecía que no escuchaba mis palabras, y así evitar que focejeara más, y examiné su tonta expresión llena de lágrimas.

Su mirada que no estaba enfocada en nada lentamente se volvió hacia mí y, finalmente, nuestros ojos se encontraron.

—Ah…¿Cecil-sama?

—¿Buenos días, mi linda Tia? Estoy completamente despierto ahora, por lo que todo está bien.

Cuando le sonreí deliberadamente y usé un tono dulce de voz, el rostro de Bertia estuvo deformado por un momento, e incluso más lágrimas comenzaron a fluir.

—¡¡Cecil-sama!! Estoy feliz. ¡Tan feliiiiiiiiiiz!

El cuerpo completo de Bertia chocó contra el mío en un abrazo, y yo la abracé de vuelta, acariciando su espalda gentilmente para consolarla.

—Parece que te he preocupado bastante. Sólo tomé una pequeña siesta, ya estoy bien.

—¡¡Aah, Dios, Buddha, heroína-sama, gracias!! No me he afeitado la cabeza, pero… Aah, seguramente es un pago diferido, ¡¿no?! ¡¡Comprendo!! Entraré apropiadamente al sacerdocio y trabajaré duro para Buddha…

—No, no tienes que hacer eso, ¿creo? Aunque no se que cosa es “Buddha”, se te permitirá ofrecer tus oraciones en la iglesia del palacio real todas las mañanas, pero aún tendrás tus deberes como princesa heredera, ¿correcto? No puedes entrar a un monasterio, ¿entiendes?

—¡¿Eh?! ¡¡Pero soy la villana!! Si no obtengo mi ruina, entonces la felicidad de Cecil-sama y este país serán…

—La ruina ya se completó, ¿no es así? Todo ha terminado, ¿cierto? El futuro donde yo estaba atado a la “heroína” jamás llegará. Y para mí… estoy al tanto de que me es imposible estar con alguien más aparte de tí.

—¿Eh? ¿Eh? P-pero… pero, um, ¿eh? ¿Yo? Pero, entonces, ¿qué hay acerca del desarrollo que vendrá después de esto…?

—…¿Hay algo que te preocupe todavía?

—¡¿…?! Um… Eso…

Con los ojos abiertos, apareció rubor en las mejillas de Bertia debido a mis palabras, y ella comenzó a ponerse nerviosa.

A juzgar por su reacción, rápidamente entendí que había algo más sobre lo que tenía que escuchar. Sin embargo, ella no parecía lista para decirme la continuación de sus palabras.


Kiara
El equipo en ingles dividió este capitulo en 5 partes, nosotras lo hemos dividido en tres partes. Disculpen los inconvenientes que esto les pueda causar.

| Índice |

5 thoughts on “Diario de Observación – Capítulo 14.1: Bertia 17 años (4)

  1. Isrla says:

    Jajajaja…..!!!!😂😂😂
    Buena forma de despertarse y encontrar a tu prometida haciendo una locura
    Gracias por traducir 💗💗💗💗

  2. Cherryland says:

    Ohhh Bertia siempre saliendo con sus cosas, pobre Cecil ni despertar de su sueño forzoso puede, ya quiero saber que le dira Bertia ahora, gracias por la traducción

  3. Khrystal MeL says:

    Jeje despertar y que todos te traten así jaja y además tener que detener a tu prometida de raparse la cabeza, que locura jeje. Creo que la mayoría hubiera pensado en el cliché de que abriría los ojos y veria a Bertia con lágrimas y lloran y llamando por Cecil, aunque esta otra forma no estuvo mal fue muy de Bertia jeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *